Escrito por Tendenzias

Tendinitis del supraespinoso: Qué es, causas, ejercicios y tratamiento

En este artículo te vamos a hablar de la Tendinitis del supraespinoso: Qué es, causas, ejercicios y tratamiento. Y es que no son pocas las ocasiones en las que no damos relevancia a un dolor en el hombro, cuando puede ser una lesión grave. Es el caso de la tendinopatía del tendón supraespinoso, una dolorosa afección, ya que el hombro es una zona vital para el día a día. Por tal motivo, queremos mostrarte cómo detectarla y, sobre todo, cómo tratarla.

Tendinitis del supraespinoso

Continuamos así nuestra línea de prevención que ya iniciamos con el Síndrome del túnel carpiano: Ejercicios y tratamiento o con la Metatarsalgia: Qué es, Causas, tratamiento y prevención. Y es que, más fácil que curar, es prevenir las lesiones, conociendo lo más posible sobre ellas.

Qué es la tendinitis del supraespinoso

Antes de entrar a fondo en Tendinitis del supraespinoso: Qué es, causas, ejercicios y tratamiento, lo primero es saber qué es la tendinitis del supraespinoso. Se trata de una de las lesiones más frecuentes, debido a la cantidad de actividad que lleva a cabo la zona del hombro a lo largo del día. Movimientos que implican tanto ejercicio de fuerza como de estabilidad, haciendo más fácil las afecciones que en otras zonas del cuerpo.

Tendinitis del supraespinoso zona afectada

Así, explicar qué es la tendinitis del supraespinoso es hablar de la lesión de hombro más habitual. Afecta al manguito de rotadores o tendón supraespinoso, situado entre la cabeza del húmero y la bóveda coraco-acromial. Cuando ese tendón se desgasta por una mala acción, un trauma o un movimiento brusco, es cuando surge la tendinitis. Lo malo de esta dolencia es que afecta a otros elementos alrededor como la bursa subarcomial, lo que multiplica el dolor de la lesión.

Qué es el síndrome subacromial

El síndrome subacromial es la consecuencia de la compresión de los tejidos que se encuentra en el espacio suacromial, que es el espacio comprendido entre la cabeza que forma el húmero y el arco coracoacromial. Su importancia radica en que en este espacio se encuentran tendones como el del manguito rotador, que es un conjunto de tendones  o el tendón más largo del músculo bíceps, entre otros.

Es uno de los problemas más habituales en las consultas médicas y sobre todo una de las principales causas de baja laboral. No podemos achacar esta dolencia a un sólo factor ya que existen varios, entre ellos:

Causas Vasculares

Todos los tendones tienen el aporte sanguíneo necesario, salvo uno de los tendones, el supraespinoso. La aportación sanguínea a este tendón dependerá del aporte que le haga los vasos óseos. Se trata de una zona donde el aporte sanguíneo es crítico.

Causas Mecánicas

Provocado por el movimiento de abducción de la articulación del hombro. Cuando separamos el brazo de la vertical del cuerpo, creando un movimiento de abducción, se produce un rozamiento del tendón supraespinoso con la cabeza larga del bíceps, esto se debe a que con el movimiento de abducción la cabeza del húmero los aprisiona contra el acromión, que es la parte más alta del omóplato, justo por la parte por donde se articula con la clavícula.

Causas Degenerativas

Cuando el manguito de los rotadores sufren alteraciones que fundamentalmente son debidas a la pérdida de la funcionalidad o pérdida de las cualidades, en definitiva por degeneración. Esta afección se agravará mas con la normal fricción con la parte más alta del omóplato.

Causas Anatómicas

Quizás provocado por una mala fusión en el acromión, si en la fusión de los núcleos de osificación, ésta no se ha producido con normalidad, generando un acromion en dos piezas en lugar de una, esta anormalidad se produce en la infancia.

Con un hueso de estructura anormal, ya sea en dos piezas en lugar de una o bien con una leve curvatura, cualquier anomalía podrá significar una movilidad anormal y por lo tanto el roce de los tendones presentes en el manguito rotador.

Causas Traumatológicas

Claramente provocada por un gran golpe que provoque un traumatismo en la articulación.

Síntomas de la tendinitis del supraespinoso

Los síntomas más claros y los que en la mayoría de los casos nos lleva a la consulta médica es el dolor, este puede ser:

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);
  • Dolor localizado bajo el acromion
  • Dolor cuando realizamos movimientos de abdución, es decir, cuando separamos y elevamos nuestros brazos. El dolor será mayor si el movimiento lo realizamos de forma rápida y abrupta.
  • Nos causa dolor cuando cogemos peso, cuando salimos a comprar y cargamos con el peso de la compra o bien cuando nos apoyamos sobre el lado dañado.

Además de provocar dolor en algunas ocasiones también pueden provocar cierta rigidez. No podemos olvidar que este tipo de afecciones suele provocar modificaciones posturales, como puede ser una forma determinada de dormir, que aunque puede eliminar el dolor provocado por la tendinitis del supraespinoso, pero puede provocar otras lesiones añadidas como puede ser la bursitis o la rotura del suparaespinoso.

Cómo se diagnostica el síndrome del supraespinoso

Tension cervical columna

Normalmente el primer síntoma es el dolor y con él, llegaremos a la consulta médica. En este momento el facultativo procederá de la siguiente manera, con la finalidad de poder aproximar el diagnóstico.

  • Palpación: El facultativo intentará palpar el tendón, para realizar esta maniobra el paciente deberá colocar el brazo hacia atrás, pero pegado al cuerpo. De esta forma se dejará al descubierto la zona de la inserción con la cabeza del húmero. Si existe tendinitis, este movimiento provocará dolor.

También se palparán las distintas articulaciones como pueden ser los tendones que forma el bíceps, el suparaespinoso subescapular, además de palpar parte de acromion. Se observará si se aprecia por medio de la palpación algún tipo de malformación o deformación de la articulación, tanto de la clavícula como de la escápula o de las cápsulas anteriores y/o posteriores del hombro.

  • Pruebas musculares manuales: Observar el comportamiento en la rotación tanto interna como externa, además del comportamiento cuando realizamos un movimiento de abducción.

Se practicará la llamada prueba del aislamiento del supraespinoso, también conocido como prueba de la lata vacía. Si al realizar esta prueba, el paciente siente dolor, casi probablemente estamos ante una tendinitis o una lesión en el tendón suparespinoso. En algunos casos se producen episodios de debilidad, donde el paciente parece quedarse sin fuerzas en las manos y en los brazos.

Qué hacer si el síndrome del supraespinoso pasa a una calcificación

Es una de las causas más comunes del dolor de hombro, sobre todo en personas que se encuentran entre el arco de los 40 y los 50 años. Los motivos por los que se produce la calcificación todavía son desconocidos, aunque los datos que arrojan las estadísticas nos hablan de una mayor incidencia en mujeres que en hombres, siendo mayor la incidencia en el hombro del brazo dominante.

Posiblemente si nos han detectado una calcificación en un hombro, el otro también esté afectado, quizás con menos intensidad, incluso puede que todavía no nos haya dado muestras de dolor.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

La calcificación consiste en el depósito de pequeños cristales de calcio en la articulación del hombro, normalmente localizado en el espesor del tendón o en la bursa subacromial. Los tendones que con mayor frecuencia se ven afectados son por orden de importancia el tendón suparaespinoso, el infraespinoso y el subescapular, éste último en raras ocasiones.

Tension cervical chico

La calcificación suele afectar más a personas que sufren problemas o trastornos endocrinos. No tiene porqué existir calcificaciones en otras partes del cuerpo, ni siquiera en otras articulaciones, salvo los hombros, que en este caso si puede afectar a ambos.

Las calcificaciones tampoco tienen que ver con la actividad que desarrolle el individuo, no se debe a un entrenamiento a alto nivel, ni a un trastorno provocado por motivos laborales, ya que estas calcificaciones se han dado tanto en pacientes con una vida laboral muy activa como en pacientes que no tienen vida laboral.

Causas de la tendinitis del supraespinoso

Las causas de la tendinitis del supraespinoso son muchas y variadas. Desde una mala postura habitual en la zona, hasta elementos biomecánicos. Es decir, que nuestro supraespinoso no haga bien el juego que se supone debe, y acaba desgastándose más de lo debido.

Otro factor habitual que suele ser causa de la tendinitis del supraespinoso es la edad. A medida que cumplimos años, el cuerpo se va desgastando y con él, sus articulaciones. El envejecimiento hace que los tejidos sean cada vez menos flexibles y los tendones más frágiles. En muchos casos, pueden terminar derivando en una artrosis que apunta a bastante dolorosa.

El metabolismo puede ser una importante causa de la tendinitis del supraespinoso. Si no contamos con una circulación de sangre adecuada, la zona puede terminar acumulando elementos tóxicos que inflamen la zona y dificulten su actividad normal. Los motivos que llevan a esta situación varían desde una mala alimentación a la ansiedad o el estrés. Conviene controlarlo cuando notemos algún síntoma.

loadInifniteAdd(infinite_adv_3);
Tendinitis del supraespinoso dolor

Incluso la genética puede influir en la aparición de la tendinitis del supraespinoso. Aquí no hay causa mayor que la herencia recibida.

Con lo que mucha gente no cuenta es con el hecho de que el hombro está muy vinculado a otros músculos de la zona. Como es de esperar, una lesión en una zona adyacente, puede derivar en una tendinitis del supraespinoso. Sin ir más lejos, las cervicales y las dorsales, están intrínsecamente vinculadas. Un trauma en ellas, puede generar una lesión grave en el hombro.

Ejercicios para la tendinitis del supraespinoso

A la hora de hacer ejercicios para la tendinitis del supraespinoso, la oferta es más que amplia. Eso sí, se recomienda que todos ellos sean consultados previamente con un especialista, pues no todas las tendinitis del supraespinoso son similares y de mismo grado.

Así, los ejercicios más recomendados y más sencillos son los de movilidad articular. Ejercicios que pueden dejarnos, durante un corto periodo de tiempo, con una movilidad aún menor que la teníamos al principio. Es algo pasajero. Cuando el ejercicio vaya surtiendo efecto, la zona comenzará una notable mejoría.

Tendinitis del supraespinoso fisioterapia

Es el mismo caso que los ejercicios pendulares, muy recomendados para incrementar el espacio subacromial, que se habrá visto considerablemente reducido por la lesión. El aumento de este espacio, además de reducir el dolor, incrementará el radio de acción de la zona.

Otra opción son los ejercicios de reprogramación. En este caso, buscan recuperar los rotadores externos, los primeros a los que afecta la parálisis de la zona y en los que se ceba la atrofia muscular. Este entrenamiento, además, ayudar a corregir la posición de los músculos de la zona, si se han desplazado con la lesión.

loadInifniteAdd(infinite_adv_4);

Obviamente, no podemos olvidarnos de los clásicos estiramientos. Más dolorosos de lo que mucha gente piensa, pero también más efectivos. En la zona del hombro, los tendones tienden a ir perdiendo movilidad y quedarse atrofiados. Con los estiramientos, no sólo recuperaremos la movilidad, sino que podemos llegar a mejorar su rango original.

Tendinitis del supraespinoso masaje

Por último, tenemos los ejercicios neurodoinámicos. En este caso, buscamos dar una mayor elasticidad a los tendones de la zona para que la lesión sane lo antes posible.

Tratamiento para la tendinitis del supraespinoso

A la hora de afrontar el tratamiento para la tendinitis del supraespinoso, tenemos varias opciones a elegir. El objetivo de este tratamiento para la tendinitis del supraespinoso es trabajar de forma directa en el tendón lesionado, y que vuelva a trabajar con normalidad. También se hará trabajo específico sobre la articulación de la zona, pues seguro se ha visto afectada. Así, las opciones que tenemos en el tratamiento físico son la punción seca, la terapia manual, los estiramientos, el kinesiotaping o la fibrólisis diacutánea.

Tendinitis del supraespinoso cintas

Las más utilizadas son las terapias manuales, que también son las más conocidas. Las aplica directamente el fisioterapeuta y a más de uno le sonarán, pues van del Cyriax, al masaje descontracturante, pasando por la movilización dirigida o la manipulación articular. Muchos de estos tratamientos son dolorosos a corto plazo, pero con el paso del tiempo, la mejoría es palpable.

También te puede interesar:

Demedicina.com

Newsletter