Escrito por Tendenzias

Sinusitis – Qué es, causas, síntomas, prevención y tratamiento

Mucha gente cree que forma parte de los efectos secundarios de un fuerte resfriado o una alergia. Pero la sinusitis es una infección muy molesta que, si no se cuida a tiempo, puede llegar a hacerse crónica. Por ello en este artículo te comentamos todo lo que debes saber acerca de esta afección.

Qué es la sinusitis

La sinusitis es una infección de carácter bastante molesto que se produce a causa de la inflamación de los denominados senos paranasales. Estos senos son espacios que hay entre los huesos de la nariz y faciales, por los cuáles pasa el aire para una correcta respiración. Asimismo, son los encargados de provocar la secreción de mucosa.

En determinadas ocasiones, ya sea a causa de una infección previa o debido a alguna otra causa, esto senos pueden inflamarse, impidiendo el correcto paso del aire, bloqueando la secreción de mucosa y provocando dolor en la nariz y en zonas adyacentes, como pueden ser los pómulos, el entrecejo, etc.

Normalmente la sinusitis aparece primero en forma de resfriado, o incluso puede darse sin un resfriado o infección previa. En cierto tiempo este resfriado muta a una infección bacteriana, que es la que provoca la sinusitis. Además, sus síntomas pueden ser agravados por otros factores, por ejemplo si la persona vive en un clima muy seco que favorece la sequedad de la mucosa, o si se fuma o bebe alcohol durante la infección.

Dependiendo de la gravedad de la infección y del tiempo que dure, podemos hablar de sinusitis aguda, que puede llegar a durar hasta 4 semanas, subaguda, que dura entre 3-4 y 8-10 semanas, o crónica, que puede llegar a durar meses o incluso años. También se puede hablar de sinusitis recurrente cuando la persona sufre este tipo de infecciones cada cierto tiempo.

Sinusitis maxilar

La sinusitis maxilar es la que afecta a los senos paranasales cuando estos se infectan. Una dolencia que puede tener su origen en varios elementos. Desde un virus, a una bacteria, pasando por un hongo, aunque también puede ser derivada de alguna alergia. Es decir, la sinusitis maxilar puede ser infeccionsa o no.

Y es que uno de los casos más comunes de no infección, es tener obstruidos los orificios de los senos paranasales. Los motivos de esta obstrucción pueden venir de una desviación del tabique nasal, de una sinusitis maxilar crónica, de una desviación en la dentadura o incluso por algún elemento que se haya colado en el interior de la nariz.

En este caso, la sinusitis maxilar aguda es más sencilla de diagnosticar, pues es dolorosa y suele venir acompañada de cuadros de fiebre. Su tratamiento se puede prolongar hasta las 6 semanas. Y el dolor puede derivarse a otras zonas de la cara, como los carrillos o la zona interior superior de la boca.

Cuando la sinusitis viene propiciada por la alergia, es más parecida a un resfriado. Estornudos, conjuntivitis y rinorrea son los síntomas más habituales. A pesar de ello, lo habitual es hacer una exploración, no sólo a nivel clínico, sino también a nivel radiológico. La radiografía nos dirá si la capa mucosa está inflamada o si hay alguna anomalía anatómica que la provoque. Para no fallar, lo más habitual es que el especialista sanitario use la tomografía computarizada. Es la herramienta más fiable en este aspecto.

Causas de la sinusitis

Las factores que usan la aparición de la sinusitis están asociados normalmente al exceso de mucosidad unido al taponamiento de los senos paranasales. Esto provoca que se produzca una acumulación de mucosa y que no se permita la entrada y salida de aire, dificultando la respiración y causando dolor.

Las causas que originan la sinusitis pueden ser una alergia o un resfriado, la desviación del tabique nasal, que los vellos intrasanasales no son capaces de eliminar mucosa correctamente, o incluso al exposición prolongada a climas secos.

También hay otras afecciones que puede provocar sinusitis, como el VIH o aquellas que afectan al sistema inmunitario. También hay ciertas actividades que pueden facilitar la aparición de sinusitis, sobre todo la que expone nuestro cuerpo a presiones o alturas, caso del montañismo o el buceo.

Síntomas de la sinusitis

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Los síntomas de la sinusitis pueden llegar a ser bastante molestos, dependiendo de la gravedad. El síntoma más habitual es el dolor en las zonas donde se acumula la mucosa y el aire en los senos paranasales. Estas zonas son principalmente tres, y se sitúan encima del tabique nasal (alrededor de las cejas), en los laterales de la nariz y en los pómulos.

Además del dolor en dichas zonas, la sinusitis trae aparejados otra serie de síntomas, como la dificultad para respirar por la nariz, la sensación de congestión, la imposibilidad de expulsar la mucosa, fuertes dolores de cabeza, cansancio, irritabilidad y mal humor, debilidad y otros síntomas que pueden llegar a dificultad el normal ejercicio de las actividades cotidianas.

La sinusitis también va acompañada de la sensación de mucosa acumulada, por lo que muchas personas tratan de sonarse continuamente para expulsarla. Sin embargo, en la fase media de la infección, esto no suele ser posible, y en muchas ocasiones lo que se consigue es introducir más aire en los conductos, el cual también queda atrapado en los senos paranasales inflamados, provocando más sensación de dolor.

Cómo prevenir la sinusitis

La sinusitis es una infección que se suele dar en personas que son propensas a las alergias o a los resfriados. Por tanto, es muy importante atajar estos a tiempo y, sobre todo, cuidarlos bien para evitar que se reproduzcan o se conviertan en algo peor.

También se muy importante seguir una correcta alimentación e hidratarse adecuadamente. Hay que mantener el cuerpo en unos niveles adecuados de humedad, bebiendo el suficiente agua al día y evitando las bebidas alcohólicas.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

Por otra parte, hay que evitar fumar y los ambientes donde hay humo de tabaco, ya que son muy perjudiciales en estos casos.

Por otro lado, hay que evitar que las congestiones nasales duren más de lo recomendable, ya que la mucosa podría secarse y acumularse, lo cual podría provocar una obstrucción que derivara en sinusitis.

También hay quien afirma que existen otros remedios que vienen muy bien contra la sinusitis, como la administración de agua con sal. De hecho, nadar en agua de mar es una de las mejores maneras (y más naturales) de prevenir la sinusitis.

Tratamiento de la sinusitis

La sinusitis es una infección que en muchos casos desaparece por sí misma, cuando los senos paranasales vuelven a su estado normal y la mucosa se puede eliminar mejor. En algunos casos de sinusitis crónica se recomienda el uso de antibióticos para tratar la infección, sobre todo en caso de sinusitis aguda.

En caso de que la sinusitis haya sido producida por algún hongo, se debe seguir una tratamiento específico para este tipo de infecciones.

También es frecuente el uso de aerosoles u otros sistemas para hacer vahos calientes, con el fin de dilatar los senos paranasales y facilitar la expulsión de mucosa.

loadInifniteAdd(infinite_adv_3);

En algunos casos, sobre todo en los de sinusitis crónica o recurrente, se puede valorar realizar una operación para ensanchar las cavidades nasales o para drenar la mucosa que hubiera acumulada, y que podría estar provocando continuas infecciones.

Del mismo modo, hay otra serie de recomendaciones que podemos seguir por nosotros mismos, como dejar el tabaco o beber abundante agua para combatir la sequedad de la mucosa. Con esto esperamos que puedas superar un problema que se tiene muy poco en cuenta, pero que puede ser muy molesto para el que lo sufre.

Antibiótico para la sinusitis

Los antibióticos para la sinusitis deben atacar a los patógenos bacterianos más habituales. Ahora, esta antibiótico para la sinusitis varía según el grado de fuerza que tengan dichas bacterias, y éste estará sujeto a la zona en la que se encuentre el paciente.

Así, los antibióticos para la sinusitis más habituales y usados en primera instancia son la amoxicilna, claritromicia y la azitromicina. Si la sinusitis no remite, el siguiente paso es la cefuroxima, el levofloxacino y derivados.

En el caso de pacientes con sinusitis por una infección dental, el antibiótico para sinusitis será específico para bacterias anaerobias, pues son las más habituales. En este caso, el tratamiento se prolongará durante 15 días y en los casos más complicados, es posible que algún antibiótico tenga que administrarse por vía intravenosa.

Por último, si la sinusitis es grave, es posible que el paciente daba pasar por quirófano, por lo que los antibióticos no habrían dado el resultado esperado.

loadInifniteAdd(infinite_adv_4);

Sinusitis operación

En 3 de cada 4 casos, la sinusitis se cura por sí sola. La operación para la sinusitis se da cuando ésta es crónica y no ha funcionado ninguna alternativa previa. Y es que, antes de pasar por quirófano, se recurre a tratamiento naturales, medicamentos o, incluso, corticoides. Si la sinusitis persiste, la opción que queda es la operación.

En este caso, la operación de sinusitis se afronta con el objetivo de drenar los senos para resetear los conductos y que estos vayan hacia las fosas nasales, recolocando el tabique nasal y retirando los pólipos de la zona que producían la dolencia.

Te puede interesar:

Demedicina.com

Newsletter