Sintomas de estres

El estrés es algo que sufren muchas personas, pero lo cierto es que pocas son diagnosticadas, de modo que es importante saber a qué corresponde exactamente y también cómo se puede llegar a manifestar. Veamos a continuación cuáles son los síntomas de estrés. Dormir demasiado ... o muy poco: ambos son signos que indican un […]
Demedicina.com

El estrés es algo que sufren muchas personas, pero lo cierto es que pocas son diagnosticadas, de modo que es importante saber a qué corresponde exactamente y también cómo se puede llegar a manifestar. Veamos a continuación cuáles son los síntomas de estrés.

Dormir demasiado … o muy poco: ambos son signos que indican un desequilibrio , ¿lo sabías? Las situaciones prolongadas de estrés, pero también las emociones fuertes, pueden influir en el metabolismo al impactar negativamente los valores de sangre, corazón y pulmones, presión arterial y consumo de oxígeno, de modo que si sientes que estás estresado, será bueno conocer primero la causa, ver qué síntomas tienes y después poder aplicar el tratamiento adecuado.

Qué es el estrés

Sintomas de estres

Desde tiempos prehistóricos, el estrés nos ha salvado la vida, ya que ha permitido tomar decisiones importantes en poco tiempo , actuar y hacerlo rápidamente: la capacidad de adaptación ha sido fundamental para la supervivencia.

Pero en la actualidad sin embargo, los peligros contra los que luchamos no tienen que ver con los animales feroces o la falta de alimentos, pero son otras las amenazas que hacen o que provocan que tengamos estrés, que no deja de ser un nivel de ansiedad y preocupación que parece crecer a lo largo de nuestra vida.  De este modo podemos sufrir cuando estudiamos, también cuando buscamos trabajo, cuando ya trabajamos pero tenemos miedo a perder el empleo o cuando tenemos cualquier incertidumbre que se acaba reflejando en el plano mental e inunda nuestro sistema neuronal y psicológico con miedo.

Cuando atravesamos un período difícil, debemos cuidarnos mejor, por eso la dieta, junto con la actividad física y las buenas relaciones , pueden promover el bienestar y conducir a un cambio importante en la calidad de vida y también a que se reduzcan los niveles de estrés, que en la mayoría de los casos son difíciles de medir, aunque para ello, es importante ver qué síntomas tenemos.

Entonces, ¿cuáles son las señales de alarma a las que hay que prestar atención para comprender cuándo tenemos estrés y cuándo además este se puede llegar a convertir en un peligro para la salud?

Síntomas del estrés

Sintomas de sufrir estres

Cómo hemos mencionado, varios son los síntomas con los que se manifiesta el estrés variando muchas veces, en función de la causa que lo haya generado.

Desequilibrios del sueño

Uno de los síntomas del estrés más claro, es experimentar desequilibrios del sueño ya que la ansiedad que se suele tener afecta al sueño y no solo en lo que respecta al insomnio. El déficit de sueño crónico afecta principalmente al grupo de edad entre 35 y 54 años: más de 12 millones de españoles informan episodios de insomnio y dificultad para dormir bien. Aproximadamente la mitad dice que se despiertan en medio de la noche y se quejan de los problemas de concentración causados ​​por el despertador de la mañana y la incapacidad para conciliar el sueño.

Pero darse la vuelta en la cama sin poder conciliar el sueño no es el único problema. Aunque se habla más sobre el insomnio, hay una tendencia opuesta, igualmente preocupante. Dormir demasiado puede comunicar una incomodidad a nivel psíquico: el sueño, de hecho, tiene una conexión profunda con el inconsciente y habla de nuestra calidad de vida real en un nivel profundo.

Aumento de la frecuencia cardíaca

Una punzada en el corazón y falta de aliento : la ansiedad con frecuencia parece estar relacionada con la taquicardia .

Durante los períodos de estrés intenso, de hecho, la actividad de las glándulas suprarrenales cambia , lo que afecta la frecuencia cardíaca. Debido a la producción excesiva de adrenalina y noradrenalina, aumentan la presión arterial y la viscosidad: los depósitos de colesterol se acumulan en las arterias, aumenta el riesgo de hipertensión, isquemia, ataque cardíaco y aterosclerosis.

Especialmente cuando los problemas continúan, las consecuencias pueden ser realmente dramáticas, porque nuestro cuerpo no está hecho para soportar por mucho tiempo lo que debería ser una reacción momentánea y limitada en el tiempo.

Tensión muscular y dolor de cabeza

La sensación de un peso sobre los hombros, un nudo en la garganta, la contracción del vientre: todos son trastornos psicosomáticos que se derivan del estrés. Lo que nuestro cuerpo comunica puede ayudar a aclarar el período por el que estamos pasando y nos ayuda a transformar un síntoma en un mensaje que es importante escuchar.

Los dolores de cabeza y los dolores de cuello están profundamente conectados a situaciones percibidas como estresantes y hablan de una carga de responsabilidad que podemos llegar a sentir cada vez más insostenibles. La rigidez muscular puede afectar los mareos, el dolor de espalda y las contracturas; Estos trastornos socavan el bienestar porque quitan la energía y afectan a la concentración, aumentando el cansancio, la ansiedad y el sufrimiento.

Los estudios actuales destacan el papel de las emociones para el bienestar psicofísico : el cuerpo y la mente forman un complejo único, es por eso que la verdadera transformación comienza cuando aprendemos a considerarnos un todo inseparable.

Dolencias gastrointestinales

Los problemas de gastritis, dolor de estómago, náuseas o falta de apetito no solo hablan de nuestra relación con la comida, sino con la vida misma.

¿Hay algo que no puedas digerir? Comienza a pensar escuchando lo que sientes como un mensaje real de tu inconsciente: la sabiduría corporal es un conocimiento ancestral, que se basa en un instinto antiguo.

Envejecimiento prematuro y dermatitis

Todavía hay muchos misterios sobre el cerebro humano, pero lo que sabemos es que el estrés prolongado afecta el proceso de envejecimiento como un veneno capaz de acelerar el proceso en cada parte del cuerpo … incluyendo el corazón y las arterias.

La epidermis es uno de los órganos más delicados y fáciles de atacar, porque representa nuestra barrera externa, el límite entre nosotros y los demás. Cuando sentimos que esta protección se desvanece, nos sentimos vulnerables: todo nos toca y nos lastima.

Psoriasis, dermatitis , herpes, eczema, verrugas: la piel reacciona y grita nuestra hipersensibilidad, de modo que es otra señal de alarma de que el estrés está haciendo mella en ti.

Si tienes alguno de estos síntomas o sientes realmente un agobio o ansiedad constante será bueno acudir al médico para que te puedan diagnosticar y darte el tratamiento adecuado para poder acabar con esta sensación.

Artículo de interés:

4.20 / 5
4.20 - 54 Votos

También te puede interesar

Un Comentario en “Sintomas de estres”

  1. Patricia dice:

    Muy buen articulo del estres, me ayudo mucho.