Escrito por

Síntomas de depresión en adolescentes

La vida es complicada y hay factores que la pueden complicar más. Esto puede llevar al individuo a estados mentales no deseados, que pueden tener consecuencias negativas para la salud. En algunos casos, algunos de estos problemas pueden afectar de forma más aguda a determinados grupos sociales. Este es precisamente el caso de la depresión en adolescentes.

Qué es la depresión en adolescentes

La depresión, más que como una enfermedad, está considerada como un trastorno que afecta al estado de ánimo y la salud de la persona. Las causas para la aparición de la depresión pueden ser muy variadas, y también existen personas que pueden ser más propensas a padecerlas.

La depresión puede sobrevenir de forma repentina, a causa de un duro golpe personal como puede ser el fallecimiento de un familiar directo. Pero también puede ser el resultado de todo un conjunto de factores que van alterando poco a poco el estado de ánimo de la persona. Por ejemplo, podría ser el caso de un alumno que sufre acoso escolar.

Esto nos lleva precisamente a la depresión en adolescentes. Este grupo de edad, por sus características, es uno de los más propensos a sufrir depresiones. Durante nuestra adolescencia tenemos muchas nuevas vivencias, descubrimos nuevas cosas, y muchas cosas nos damos cuenta de que las cosas no son como creíamos de niños.

La depresión adolescente puede, en ocasiones, ser similar a la depresión en adultos. Sin embargo, normalmente cuando aparece en personas con edades entre 12 y 18 años, en muchos casos la depresión tiene detrás un fuerte componente social. El miedo al rechazo, a no encajar en la sociedad o con el resto de compañeros, etc. Y por supuesto, hay otros factores que también contribuyen, como puede ser tener un hogar desestructurado, o la falta de alguna figura de autoridad.

En la adolescencia la depresión tiene que ver en muchos casos con no encontrar el lugar en el mundo, no saber el sitio que se ocupa en la realidad, y sentir que se es inservible o que el futuro es muy negro. O darnos cuenta de que realmente no podemos confiar en las personas que creíamos fiables.

Todo esto se refleja en períodos variables de apatía, en los que el adolescente no muestra interés por nada, ni siquiera por las cosas que antes le interesaban. Suele estar irascible, solitario, sin ganas de ver a nadie y con la cabeza llena de pensamientos pesimistas. Cabe citar que a veces estos períodos pueden ser puntuales, pero en otras ocasiones la depresión puede convertirse en un estado vital, y en el caso de los adolescentes puede tener consecuencias muy negativas para su futuro.

Síntomas de depresión en adolescentes

Es normal que los adolescentes se sientan infelices a menudo, debido a todos los cambios y confusiones que atraviesan en una edad plagada de revuelos hormonales y de todo tipo. Aún así, cuando los períodos de tristeza se extienden por más de dos semanas y el adolescente comienza a experimentar otros síntomas de depresión, puede entonces estar sufriendo de depresión adolescente.

Se estima que la depresión afecta a uno cada 33 niños menores de 12 años y hasta uno cada ocho adolescentes. Si creemos que nuestro hijo sufre depresión, lo primero que hay que hacer es obtener un diagnóstico de la mano de un profesional de la salud calificado.

Hay una serie de síntomas que pueden ayudarnos a detectar, como padres o tutores, cuando un adolescente tiene depresión. Se observan cambios en su actitud y en su estado de ánimo que no suelen pasar desapercibidos.

En el caso de la depresión uno de los síntomas más visibles es una especie de hastío vital, por el cual la persona no muestra interés alguno en ninguna actividad. Incluso se olvida de sus aficiones y deja atrás todo lo que hacía hasta ese momento. Suele estar absorto en sus pensamientos y nada le distrae de ellos.

Otra síntoma de que un chico o chica puede padecer depresión es que suelen llorar con facilidad, aunque suele ser difícil de detectar porque no suelen dejar que le vean. Por otro lado, también es frecuente que puedan fluctuar entre estados de ánimo bajos con otros de irritabilidad. Esto último se suele dar sobre todo cuando alguien intenta prestarles ayuda o sacarles de “su mundo”.

Esto nos lleva al siguiente punto: el aislamiento. La depresión hace que la persona se encierre en sí misma y no quiera aceptar ayuda de nadie. Esto se suele reflejar en un distanciamiento de la familia y amigos.

Por otro lado, la depresión es un trastorno que puede traer aparejados otros trastornos distintos y que pueden ser todavía más graves. Por ejemplo, sobre todo en el caso de las chicas, la depresión puede traer consigo casos de anorexia o bulimia. También es posible que el adolescente muestre desprecio por su propia vida y llegue a autolesionarse.

La depresión podría ser confundida en un principio con otros problemas, como un trastorno de déficit de atención. Por ello, ante cualquier síntoma que podría indicar un trastorno en el estado anímico, lo más recomendable es acudir al médico o al psicólogo.

Causas de la depresión en adolescentes

Sintomas de depresion en adolescentes2

La depresión en adolescentes puede darse por causas muy variadas. Por un lado, puede darse por una causa concreta, algún acontecimiento puntual que suponga un golpe duro para la persona. Algún fracaso sentimental, fallecimiento de un amigo o familiar, etc.

Pero como ya hemos dicho, la depresión en adolescentes suele tener un componente más social y más íntimo a la vez. Normalmente las causas de la depresión a esta edad tienen que ver con cómo nos vemos respecto al mundo y lo que éste espera de nosotros.

De ahí, que la depresión se pueda ir fraguando durante largo tiempo, como una gota que va llenando un vaso. La adolescencia es una etapa de transición y de cambios. Por qué no decirlo, los adolescentes también son crueles y castigan a quien “no encaja”, o a quien “no es popular”. El acoso, el desprecio, la mufa y burla continua, pueden llevar a una negación de la dignidad del individuo y a la depresión.

A veces, los padres o los medios de comunicación cargan con unas expectativas enormes a los adolescentes. Debes estudiar esto o lo otro, ser de esta grupo social o ser un marginado, estar así de delgada… Sin darnos cuenta de que estamos sembrando semillas para que se den este tipo de trastornos.

Diagnostico la depresión en adolescentes – Pruebas y Exámenes

Un diagnóstico de depresión comienza con un examen físico hecho por un médico. Ya que ciertos virus, medicamentos y otras enfermedades pueden causar los síntomas de depresión, nuestro médico de cabecera querrá asegurarse y saber cuándo los síntomas comenzaron, cuánto han durado y qué tan severos son. Entonces nos preguntará si hemos tenido síntomas similares previamente y si hemso recibido tratamiento.

Nuestro historial familiar de depresión y otras enfermedades mentales también es muy importante, al igual que un historial de abuso de drogas o alcohol. Si bien no hay un test de depresión que un experto en salud mental pueda aplicar para diagnosticar síntomas de depresión, existen ciertas características a las cuales prestar atención para entonces determinar el diagnóstico.

En algunos casos el profesional también podría solicitar una prueba de laboratorio, para comprobar si los síntomas se pueden deber a algún otro problema, como por ejemplo alguna afección en la glándula tiroides.

Otra de las formas de diagnosticar la enfermedad es a través de una evaluación psicológica del individuo. En este caso para realizar este examen el médico o psicólogo suele tener en cuenta los preceptos del “Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales”, que es el libro de cabecera que los profesionales de la salud suelen usar para estos casos.

Tratamiento de la depresión en adolescentes

Sintomas de depresion en adolescentes3

Si una causa física de los síntomas se elimina de la lista de causas probables, un médico clínico puede derivarnos a un psicólogo, psiquiatra o psicofarmacólogo para una evaluación psicológica y tratamiento apropiado. Este especialista en salud mental determinará entonces la mejor opción para nuestro tratamiento. El tratamiento puede incluir antidepresivos, psicoterapia o una combinación de ambos.

Normalmente los antidepresivos más utilizados son algunos como Prozac o Lexapro. Generalmente no suele estar contraindicado su uso, pero siempre bajo prescripción médica y un riguroso control.

Por otro lado, hay casos en los que el paciente podría necesitar internamiento hospitalario, sobre todo si no mejora con el tratamiento o si existe riesgo para su propia integridad física.

La terapia electroconvulsiva o TEC es un tratamiento viable para pacientes con síntomas de depresión que no son capaces de tomar antidepresivos por alergias u otro motivo, o bien sufren de depresión extrema.

¿Cuándo debo comenzar a buscar ayuda para síntomas de depresión?

Si los síntomas comienzan a afectar negativamente nuestra vida, como puede ser causar dificultades con relaciones, o problemas en el trabajo o familia, y no encontramos una solución clara a estos problemas, es momento de buscar ayuda. Hablar con un terapeuta o counselor en salud mental o bien un profesional como un psicólogo o psiquiatra puede ayudar a evitar que las cosas empeoren, especialmente si estos síntomas persisten a lo largo del tiempo.

Si nosotros o alguien que conocemos está teniendo sentimientos o pensamientos suicidas, debemos buscar ayuda inmediatamente.

Además, es importante entender que los sentimientos de depresión no implican la enfermedad. Si nos sentimos desanimados por un tiempo, no debemos preocuparnos. Por otro lado, si sentimos que no podemos salir de estos síntomas, es importante buscar ayuda médica.

Artículos relacionados:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos