Escrito por

Síndrome del túnel carpiano: Ejercicios y tratamiento

Las manos para los seres humanos, no son sólo apéndices sino que son nuestras herramientas naturales. Provistas de unos mecanismos de gran precisión que nos permite fundamentalmente vivir por nosotros mismos. Pero esta misma maquinaria, recibe mucho trabajo de manera constante y a veces no puede más y termina por lesionarse. Hoy hemos dedicado nuestro artículo a una de las lesiones más habituales y que da título a éste, el síndrome del túnel carpiano: ejercicios y tratamiento, como prevenir o que síntomas son los que presenta.

Sindrome del tunel carpiano dolor de mano

Utilizamos las manos constantemente a lo largo de todo el día. Las utilizamos para trabajar, para comer, para vestirnos y limpiarnos, para recoger la casa, para coger a nuestros hijos e incluso para saludar a alguien. ¿Cómo no van a lesionarse?.

Los últimos estudios, que datan del 2010, recogieron que entre el 15 y el 20% de la población trabajadora termina sufriendo el síndrome del túnel carpiano. Pero, ¿sabemos qué es? En Demedicina.com te lo contamos todo.

Qué es el síndrome del túnel carpiano

Esta dolencia es una neuropatía que afecta al nervio mediano que se sitúa dentro del túnel carpiano de la muñeca. Es decir, ese túnel es el canal por el que pasan los nervios de la muñeca. Está colindante a los huesos del carpo y al ligamento transverso.

Sindrome del tunel carpiano teclado

En torno al túnel carpiano o túnel del carpo pasan parte de los músculos de la mano y de los dedos. Músculos y tendones que son los que facilitan que la mano se pueda flexionar. Algunos de estos músculos y tendones se conectan directamente con los huesos del carpo. Por eso, cuando hay una dolencia del túnel carpiano la mano duele más al flexionarse.

El nervio mediano, que es el que está directamente relacionado con esta dolencia, es el que une los músculos de la mano y del pulgar con el túnel. Por él circulan los principales vasos sanguíneos de la mano. Cuando este se pinza o se comprime en exceso es cuando puede comenzar el síndrome del túnel carpiano.

Sindrome del tunel carpiano fondo blanco

Al comprimirse o pinzarse ocupa más espacio dentro del túnel carpiano, estrechando este canal y provocando el dolor típico de esta dolencia. Esta es una de las causas más comunes del dolor de muñeca, y suele aparecer más en mujeres que en hombres. De hecho, es una lesión muy típica de la menopausia. Tanto en hombres como en mujeres suele aparecer entre los 50 y los 65 años, y en muchas ocasiones aparece de manera bilateral.

Sindrome del tunel carpiano punto de dolor

Algunos de los síntomas propios del síndrome del túnel carpiano son:

  • Mover con torpeza la mano y que cueste agarrar cosas.
  • Entumecimiento u hormigueo en el dedo pulgar, en la palma de la mano o en los dos dedos siguiente al pulgar.
  • Dolor que va desde la mano hasta el codo.
  • Dificultad en la motricidad fina.
  • Agarre débil o mucha dificultad a la hora de cargar con pesos.
  • Debilidad en las extremidades superiores.

Si la lesión es muy fuerte y se prolonga mucho en el tiempo puede atrofiarse el músculo por debajo del pulgar.

Cómo prevenir el síndrome del túnel carpiano

Como ya hemos visto se trata de una dolencia donde la presión excesiva sobre el nervio mediano, provoca que tanto entumecimiento, como debilidad o sensación de acolchamiento tanto la mano como los dedos. Como ya hemos comentado, el nervio mediano es el que dota tanto de sensibilidad como de movimiento a gran parte de la mano.

Cuando  hablamos del nervio mediano hablamos del nervio que es capaz de dar movimiento a la palma de la mano, al dedo índice, pulgar, medio y anular. El túnel carpiano es la zona de la muñeca por donde el nervio entra en la mano, normalmente y llamándose túnel podemos deducir que es un espacio estrecho, por lo que cualquier inflamación en un espacio tan reducido puede provocar un pinzamiento y por tanto dolor, hormigueo y debilidad.

Es posible que el problema sea de nacimiento, algunas personas nacen con el túnel carpiano más estrecho de lo habitual. Aunque lo más habitual es que la inflamación se produzca por la repetición continua del mismo movimiento, tanto de la mano como de la muñeca.

La utilización de maquinaria vibratoria, como son los martillos neumáticos, sierras mecánicas, etc., también puede desencadenar en un problema de síndrome del túnel carpiano.

Siempre se le ha dicho que escribir a máquina o utilizar mucho el ordenador, el ratón, etc, puede ser motivo mas que suficiente para causar el síndrome de túnel carpiano. Otras actividades como la práctica de ciertos deportes o tocar instrumentos musicales también se les ha considerado responsable de este síndrome.

loadInifniteAdd(44636);

Sin embargo no es del todo cierto, si es verdad que todas las anteriores actividades pueden provocar otro tipo de lesiones como pueden ser inflamación de los tendones o incluso de las bolsas o bursas de la mano, todo esto puede llegar a estrechar el túnel carpiano y provocar los síntomas, aunque no se trata de esta afección.

Normalmente esta dolencia suele incidir mas en la población que oscila en el arco de entre 30 y 60 años, siendo mucho más común entre las mujeres que entre la población masculina. Sin embargo, existen factores que pueden desencadenar dicho síndrome, éstos son:

  • Ingesta habitual de alcohol
  • Rotura de los huesos de la muñeca
  • Artritis de muñeca
  • Infección
  • Sobrepeso
  • Acumulación de líquidos
  • Artritis de tipo reumatoide

Síntomas del síndrome del túnel carpiano

Si atendemos a los síntomas más característicos estos serán:

  • Dificultad para asir objetos
  • Hormigueo y entumecimiento tanto en el pulgar como en los 2 ó 3 dedos contiguos de la mano
  • Hormigueo y entumecimiento en la palma de la mano
  • Dolor con irradiación hasta el codo
  • Dolor en la muñeca o mano
  • Problemas de coordinación en movimientos que necesitan precisión
  • Atrofia de los músculos que discurren por debajo del pulgar
  • No poder coger peso debido a la debilidad en las manos

Pruebas y exámenes médicos para detectar el síndrome del túnel carpiano

No existen unas pruebas específicas para poder detectar esta afección, sino que se basa en una serie de información que el paciente relata al médico, el tipo de dolor, dónde se produce, etc., además de una serie de estudios y pruebas electrofisiológicas.

Sindrome del tunel carpiano portatil

Existen una serie de síntomas que son comunes en todas las personas que padecen el síndrome del túnel carpiano. Entre estos síntomas se encuentra la debilidad en los músculos de la muñeca o el entumecimiento del nervio mediano.

Si sólo el paciente sufre dolor pero no sufre entumecimiento en la zona, seguramente no estemos tratando un caso de síndrome de túnel carpiano. En este sentido las pruebas de electrodiagnóstico, serán las que verdaderamente verificarán si existe un problema en el nervio mediano. Si a través del electrodiagnóstico, el facultativo no encuentra nada anormal, prácticamente podemos asegurar que no tenemos ninguna lesión o no padecemos el síndrome de túnel carpiano.

loadInifniteAdd(44637);

Por otro lado se realizará un examen clínico y este si que será definitivo y exacto. No obstante existen una serie de maniobras que nosotros mismo podemos realizar en casa para saber si tenemos esta dolorosa dolencia. Estas son:

Maniobra de Phalen

Realizar la llamada Maniobra de Phalen: Se trata de flexionar las muñecas de manera suave y hasta donde podamos, para después mantener esta posición durante 60 segundos. Si pasados ese minuto, no tenemos ningún síntoma de entumecimiento, posiblemente no suframos el síndrome del túnel carpiano.

Signo de Tinel

Realizar el Signo de Tinel: Es una forma de saber el estado de los nervios de la mano, si estos están dañados o irritados. Se trata de realizar pequeños golpes sobre la zona donde se encuentra el retináculo flexor, de esta forma, provocaremos una sensación de hormigueo o pinchazos a todo lo largo del nervio.

Tratamientos para el síndrome del túnel carpiano

Son diferentes tratamientos para el síndrome del túnel carpiano los que se han probado hasta ahora. En base a lo avanzada que esté la lesión y a la forma de vida del paciente, en cuanto a sedentarismo o actividad, se decidirá si es necesario utilizar un tratamiento más fuerte o más débil.

Lo habitual es comenzar utilizando una férula o una venda rígida para sujetar la mano mientras se duerme. También puedes utilizarla en los ratos de descanso en casa. Esto facilitara que la zona se relaje y a la vez esté firme y recuperándose. En casos de dolor agudo es probable que la férula deba utilizarse durante el día, al menos al principio.
Sindrome del tunel carpiano grafica

Para no acrecentar la lesión es necesario evitar aprisionar las muñecas. No se debe dormir sobre ellas, ni apoyarse o sobrecargarlas de peso o de esfuerzo. Y lo ideal es cuidarlas aplicando frío y calor de manera alternativa en el área afectada y dolorida.

loadInifniteAdd(50325);

Cuando estos tratamientos no son suficientes para mejorar el síndrome del túnel carpiano, se puede recurrir a los antiinflamatorios no esteroides como el ibuprofeno. Y en casos más avanzados serán necesarias las infiltraciones de corticosteroides, inyectadas directamente en el túnel carpiano. Estas soluciones no son definitivas pero sí alivian los síntomas durante un tiempo.

Sindrome del tunel carpiano munequera

Debe ser un médico quien decida qué pasos hay que dar y cuándo es el momento de recurrir a alguno de esoos tratamientos que hemos comentado. También será un médico quien decida que es el momento de recurrir a una cirugía si no se ha podido solucionar de ninguna otra manera.

Sindrome del tunel carpiano operacion Las cirugías para aliviar el síndrome del túnel carpiano se centran en liberar el túnel para que no siga teniendo tanta tensión dentro. Para ello se corta el ligamento que presiona el nervio y se afloja toda la sobrecarga de la zona. Es una cirugía muy efectiva siempre y cuando no haya pasado demasiado tiempo desde que comenzó la lesión. Por eso es importante acudir al médico lo antes posible. Así podrás empezar a probar los diferentes tratamientos y descartarlos en cuando se vea que no funcionan. Esperar demasiado puede dejarnos sin posibles soluciones.

Sindrome del tunel carpiano masaje

Ejercicios para el síndrome del túnel carpiano

Esta dolencia es cada vez más popular por la postura que deben soportar las muñecas al trabajar con un ordenador. Para evitarlo hay teclados ergonómicos y se pueden realizar algunas mejoras en el día a día. Por ejemplo, no cargar con las bolsas de la compra y sustituirlas por un carrito. O se puede evitar el exceso de trabajo de las manos dedicándoles un ratito de descanso cada día.

Sindrome del tunel carpiano raton ordenador

Si esto no es suficiente y finalmente acaba surgiendo el síndrome del túnel carpiano es bueno realizarse masajes en los músculos del antebrazo, para aliviar la presión hacia la muñeca. O realizar ejercicios para el síndrome del túnel carpiano que serán de mucho alivio. Ejercicios como rotaciones de muñeca hacia el interior y hacia el exterior, flexiones que estiren bien la mano, o ejercicios con cada uno de los dedos.

Masaje de la muñeca: Se trata de flexibilizar el ligamento transverso del carpo así como fortalecer la musculatura tanto del antebrazo como de la mano. Esta maniobra la podemos realizar de tres maneras diferentes.

loadInifniteAdd(64314);

La primera forma de masajear el músculo, será apoyando el brazo afectado con la palma de la mano hacia arriba. Con el dedo pulgar iremos localizando los tendones y músculos desde la zona interior del codo hasta la muñeca. Con movimiento circulares iremos realizando masajes sobre las zonas donde notemos tensión.

De la misma manera, realizaremos un masaje en las zonas tensionadas, pero esta vez utilizando todos los dedos, dando pequeños masajes e intentando no ser demasiados bruscos cuando notéis una zona tensionada.

La tercera manera de realizar el masaje en esta zona determinada del brazo y quizás una de las más efectivas, sea ayudarnos del otro antebrazo. Para este ejercicio será recomendable utilizar algún tipo de crema o aceite, para que la piel pueda resbalar perfectamente.

Después y con la ayuda del otro brazo, lo pasaremos sobre el antebrazo dañado, realizando la función de rodillo. De esta forma calentaremos los músculos y los convertiremos en más flexibles y mucho menos rígidos.

También te puede interesar:

Sin duda esta es una de las afecciones más comunes y de las que cada vez oímos hablar mas, pero si lo que quieres es leer más sobre dolencias de la mano y de los brazos en estos artículos, ¡te interesan!:

loadInifniteAdd(64315);

Demedicina.com

Newsletter