Escrito por

¿Qué es la proteína C reactiva?

Es posible que no hayas escuchado hablar sobre la proteína C reactiva, o que no le hayas prestado atención, pero es una de esas proteínas de la que es conveniente saber. Os contamos qué es la proteína C reactiva y cuáles son sus funciones en el organismo.

¿Qué es la proteína C reactiva?

Proteina c reactiva

Esta proteína fue descubierta en el año 1930 pero, en un principio, se consideraba que su presencia en el flujo sanguíneo tenía que ver con una respuesta al virus neumococo o con carcinomas. No fue hasta más tarde que se pudo demostrar que la proteína C reactiva está íntimamente ligada a la función hepática.

La proteína C reactiva puede que os resulte más conocida por las siglas PCR. Pues bien, esta proteína es producida por el hígado y, cuando en las analíticas aparece un nivel elevado de la misma, es un claro síntoma de que hay inflamación en el cuerpo.

Por tanto, a mayor inflamación en el cuerpo, mayor es el índice de proteína C reactiva. Ésta es la razón de que también esté englobada dentro de las proteínas “reaccionantes de fase aguda” que aumentan como respuesta a las citocinas que producen los glóbulos blancos cuando hay una inflamación.

¿Qué función tiene la proteína C reactiva?

La razón por la que es importante conocer la proteína C reactiva es que, tal y como hemos mencionado anteriormente, ésta aparece cuando en el organismo se ha producido una infección o una inflamación. La relación directa entre ambas cuestiones no deja lugar a dudas.

Por otra parte, también es fundamental conocer que -según los estudios realizados- hay una clara relación entre la diabetes, la hipertensión y el daño cardiovascular con la PCR. Es decir, las personas que tienen un índice alto de proteína C reactiva tiene mayor probabilidad de desarrollar alguna de las afecciones mencionadas.

La aparición de la PCR también está relacionada con enfermedades autoinmunes, como la artritis reumatoidea, por lo que también se suele solicitar la medición de esta proteína para descartar este tipo de enfermedades.

¿Cómo se puede medir la proteína C reactiva?

A través de una analítica de sangre se puede realizar la medición de la proteína C reactiva, la cual permite detectar la inflamación en el organismo con fiabilidad y rapidez.

El tipo de analítica a realizar es a través de la vena, lo que en medicina se denomina como venopunción. El médico os explicará todos los requisitos pero, generalmente, este tipo de analítica no requiere de ninguna preparación. Eso sí, como en cualquier caso, es fundamental poder avisar con antelación al médico de cualquier medicamento que se haya estado ingiriendo con anterioridad para que se pueda realizar una correcta interpretación de la analítica o posponerla si fuese necesario.

En el caso de que se tenga que realizar esta prueba a los lactantes, es posible que se pudiese realizar la extracción a través de una pequeña punción en el talón.

Para los demás, los pasos en los que se realiza la analítica son los de siempre:

  1. Se limpia la superficie donde se va a pinchar con una gasa humedecida en antiséptico.
  2. Se coloca una goma elástica en la parte superior del brazo para que la vena se hinche.
  3. Se realiza el pinchazo y la extracción de la sangre.
  4. Se quita la goma, la aguja y se tapa el pinchazo con una gasa o algodón, presionando unos minutos y listo.

Otros artículos que os pueden parecer interesantes son: