Escrito por

Qué es la bronquiectasias y por qué se produce

Hoy te vamos a contar qué es la bronquiectasias y por qué se produce. Una enfermedad no demasiado conocida pero que afecta a un gran número de personas. Además, con el agravante de no tener curación. Por tal motivo, saber qué es la bronquiectasias y por qué se produce, así como intentar evitar llegar a ella, se torna crucial para los potenciales afectados.

Qué es la bronquiectasias

Lo primero es conocer qué es la bronquiectasias. En este caso, se trata de una enfermedad crónica que afecta a los bronquios. En concreto, los dilata, afectando sobremanera las vías aéreas y perjudicando la respiración habitual. A día de hoy, la bronquiectasias es una enfermedad sin cura, por lo que los sanitarios sólo pueden intentar reducir las complicaciones derivadas de la bronquiectasias en los pacientes, pero no curarles.

Ahondando en qué es la bronquiectasias, decir que es una enfermedad que afecta, sobre todo, a personas mayores. No obstante, la bronquiectasias puede ser congénita, pues se ha demostrado que hay bebés que ya nacen con ella. Eso sí, lo habitual es que la bronquiectasias sea adquirida, normalmente, tras una agresión en forma de infección, al sistema respiratorio. Una infección que afecte a los pulmones, puede derivar en una bronquiectasias crónica.

Por qué se produce la bronquiectasias

Una vez sabemos qué es, es hora de conocer por qué se produce la bronquiectasias. Como ya hemos apuntado en el anterior párrafo, la causa más habitual de la bronquiectasias es una infección de las vías respiratorias y los bronquios. En ocasiones, una mínima inflamación también puede derivar en una bronquiectasias. No obstante, uno de cada tres casos de bronquiectasias se produce por una infección de la zona. Para ser más concretos, la tuberculosis es la más habitual.

Otro motivo por el que se produce la bronquiectasias es si el paciente tiene fibrosis quística o afecciones genéticas de nacimiento que les hagan ser propensos a la bronquiectasias. A este punto hay que sumar, aunque parezca broma, que en ocasiones se introduce un elemento extraño en las vías respiratorias y éste puede derivar en una infección. Al final, por la nariz o por la boca, sobre todo los niños, se pueden meter desde un garbanzo a un papel, pasando por un trozo de esponja.

Por último, algunos síndromes de inmunodeficiencia, incluso otras enfermedades, pueden derivar en una bronquiectasias. Además, el VIH, al afectar directamente al sistema inmune del organismo, potencia todo tipo de infecciones.

Tratamientos para la bronquiectasias

Los tratamientos para la bronquiectasias pasan más por reducir el dolor y las consecuencias de la misma, que por tratar la enfermedad para su curación. Como ya hemos comentado, el organismo afectado de bronquiectasias, tendrá esta dolencia de forma congénita. Por tal motivo, el tratamiento para la bronquiectasias pasa por mantener libres las vías respiratorias, y tratar de evitar obstrucciones y complicaciones.

Los tratamiento para la bronquiectasias vienen dados por los episodios agudos que pueda sufrir el organismo. Con cada infección que se coja el paciente, puede venir una hospitalización para la administración de antibióticos en vena. Y es que cuando el ataque es grave, los tratamientos deben ser mucho más agresivos. No obstante, la relevancia de tener al paciente ingresado, es mantenerle en un entorno controlado, a temperatura ambiente y en una zona aséptica y libre de más virus.

Los tratamiento de la bronquiectasias buscan controlar las infecciones. No obstante, otro elemento relevante a tener controlado son los esputos. Y es que la bronquiectasias provoca que todo el aparato respiratorio se vea afectado por flemas y elementos mucosos que complican la normal respiración. A pesar de no poder curar la enfermedad, sí se pueden paliar las complicaciones de la misma. Para ello, estos son los tratamiento de la bronquiectasias.

  • Medicación – Básicamente, la medicación recomendada para la bronquiectasias es a base de expectorantes. El objetivo de los mismos es que las secreciones mucosas sean lo más líquidas posibles y salgan del sistema respiratorio. Cuanto más densas, más complicaciones generarán. Otros medicamentos que se pueden administrar son broncodilatadores, antibióticos y antiinflamatorios. En concreto, los antibióticos buscan evitar que las bacterias se establezcan en el sistema respiratorio. No es algo habitual pero sucede en algunas ocasiones. A veces vale con tomar los antibióticos mediante un inhalador. En el caso de antibióticos y antiinflamatorios, pueden ser administrados tanto por vía oral, inhalados o, incluso, por vía intravenosa. Todo depende de la gravedad de la situación. Tanto unos como otros, se reservan para casos extremos de infección crónica. Una infección que viene dada por el pseudomonas aeruginosa, el más peligroso de los microorganismos que pueden atacar a un paciente con bronquiectasias
  • Ejercicio – Cada día, los pacientes afectados de bronquiectasias, deben hacer una serie de ejercicios específicos para mejorar su dolencia. En este caso, el objetivo es la expectoración y la eliminación de flemas y mucosa.
  • Cirugía – Es el caso extremo pero una solución algo más duradera. En este caso, pasa por extirpar parte del pulmón. En concreto, la que está afectada y no responde a la medicación. Eso sí, sólo se aplica a los pacientes que tienen la bronquiectasias muy localizada o aquellos que presentan un cuadro de hemoptisis grave. Requiere anestesia total y es una intervención altamente invasiva.
  • Drenaje – A pesar de su nombre, no supone nada de drenar en el sentido quirúrjico. En este caso, mediante fisioterapia respiratoria, el paciente ayuda a mejorar su lenguaje postural y, con él, a eliminar las flemas que se le acumulan en el sistema respiratorio.

Volviendo a los antiinflamatorios, decir que los más usados son los macrolidos. En este caso, su efecto inmunomodulador es muy efectivo para la bronquiectasias. Y es que el amplio espectro de los antiinflamatorios es ideal para una enfermedad con varias ramificaciones.

Por último, entre los tratamientos para la bronquiectasias, hay que cuidar otros aspectos del día a día, además del de la medicación. Y es que una correcta alimentación es fundamental para que los efectos de la bronquiectasias no sean mayores.

También te puede interesar: