Escrito por

Propiedades medicinales del harpagofito

El harpagofito es una de las plantas medicinales más conocidas por su importante efecto antiinflamatorio, por lo que se utiliza para multitud de dolencias. A su vez, tiene otros efectos beneficiosos que os detallamos a lo largo del artículo y que os pueden resultar muy interesantes.
Harpagofito

¿Qué es el harpagofito?

El harpagofito es conocido por múltiples nombres: Harpagophytum procumbens, garra, uña del diablo o raíz de Windhoek. Se trata de un tipo de arbusto que crece en el desierto de Madagascar y está altamente protegido en Botswana, República de Sudáfrica y Namibia. Tiene unas con flores violetas o rosáceas con unas cápsulas en forma de garra que le dan el nombre, a su vez, cuenta con unas alargadas raíces que se utilizan, desde tiempos inmemoriales, en la medicina natural.

Los estudios realizados con el harpagofito han mostrado que contiene cincuenta compuestos orgánicos, entre los que destacan los irioides y el harpagósido, que favorecen la disminución del dolor. Esto ha supuesto que se considere al harpagofito como el mejor antiinflamatorio natural.

Principales usos del harpagofito

El poder anti-inflamatorio del harpagofito es uno de los principales beneficios que ha hecho que esta planta sea tan conocida y utilizada en la medicina.

Además de anti-inflamatorio también se utiliza para mitigar dolores recurrentes o crónicos en zonas de espalda o cuello. Así como también está considerada como una planta para combatir tensiones musculares debidas a una mala postura corporal o, combinándola con otras plantas, se le da un uso para aliviar migrañas nerviosas o cefaleas tensionales.

Otra de sus propiedades que resultan muy interesantes es su efecto diurético. Limpia y depura el organismo, por lo que resulta importante para la eliminación del exceso de ácido úrico y evitar problemas de riñón.

En casos de inapetencia, también se ha comprobado que las raíces de esta planta estimulan el apetito.

Las dolencias para las que puede utilizarse, según los estudios realizados en el marco de la medicina natural, serían: artrosis, arterioesclerosis, artralgia, reuma, osteoartritis, lumbalgia, gota, debilidad muscular, problemas de riñón, estreñimiento, antipirético, entre otros. El tratamiento para algunas de estas dolencias tiene que estar combinado con otras plantas naturales para potenciar sus eficacia.

Cómo tomar el harpagofito

El harpagofito se puede consumir de diferentes formas y, por tanto, también se vende en diferentes formatos: en infusión, en extracto líquido o seco.

Nuestra recomendación es que antes de tomar cualquier medicamento, con independencia de que sea de la medicina natural o tradicional, es fundamental consultar con un especialista para comprobar si es un medicamento recomendado para una persona concreta y conocer cuál sería la mejor forma de tomarlo en ese caso. En internet podréis ver que hay recomendaciones generales de dosis y formas de aplicación, pero hay que tener en cuenta la edad y la dolencia para poder conocer la mejor pauta.

A su vez, será importante consultar si se puede consumir esta planta medicinal a la vez que otros medicamentos que ya estén pautados.

Contraindicaciones del harpagofito

Ciertamente, tal y como se comenta habitualmente en diferentes ámbitos de la salud, la medicina natural suele tener muchas menos contraindicaciones y efectos secundarios que otras sustancias. Dicho esto, también es importante tener en cuenta que no todo el mundo ni en cualquier situación puede consumir harpagofito.

Esta planta medicinal está desaconsejada para embarazadas o mujeres en periodo de lactancia; niños menores de seis años; personas alcohólicas o con un consumo elevado de alcohol; tampoco está recomendado para aquellas personas que padecen úlceras gastrointestinales, hipertensión arterial, glaucoma, patologías cardíacas, hepáticas y renales y diabetes.

A su vez, es importante tener en cuenta que no se recomienda su consumo a largo plazo sino en periodos breves.

Otra de las plantas medicinales que os recomendamos seguir investigando es la cúrcuma.