Escrito por Tendenzias

Paroxetina: Qué es y Efectos secundarios

La depresión es una de las grandes epidemias del siglo XXI. Por desgracia, un gran porcentaje de la población padece depresión. Nuestro ritmo de vida y los altos niveles de exigencia que nos imponen y nos auto imponemos, contribuyen a alterar nuestras emociones y nuestros estados de ánimo. Sin embargo, la depresión no es algo puramente emocional, sino que obedece a unas causas físiológicas. Hay medicamentos como la paroxetina que ayudan a pacientes depresivos.

Si quieres saber más sobre la depresión, aquí te dejamos este enlace:

Paroxetina: Qué es y Efectos secundarios

Cuanto se trata de la depresión lo importante no son las causas sino los síntomas y es preciso devolver a la persona depresiva la calidad de vida que esta se merece. La paroxetina es uno de los antidepresivos más utilizados para el tratamiento de la depresión.

A continuación, vamos a explicar qué es la paroxetina, cómo hay que tomarla y cuáles son sus efectos secundarios.

Qué es Paroxetina

La paroxetina es un antidepresivo común que se encarga de que los niveles de serotonina sean los adecuados. Y es que hay estudios que evidencian que existe una clara relación entre los niveles bajos de serotonina y la depresión. La paroxetina trabajaría facilitando neurotransmisión de serotonina.

A diferencia de otros agentes antidepresivos, la paroxetina no acarrea alteraciones psicomotoras ni tampoco aumenta el efecto depresor que tiene el etanol. Es un medicamento usado también en niños pues se elimina con mucha facilidad y rapidez del organismo.

Además, la paroxetina se absorbe bien por nuestro sistema digestivo, se metaboliza bien y no altera los valores de la sangre.

La paroxetina está indicada como tratamiento para personas que sufren depresión y puede utilizarse como tratamiento prolongado de un año o más, evitando así las recaídas y brotes.

Además de para la depresión, la paroxetina también se puede utilizar para la ansiedad, los trastornos obsesivos compulsivos e incluso, en ocasiones, es recetada por los médicos para aliviar los dolores de cabeza.  

Las personas que padecen de fobia social y lo pasan mal experimentando crisis de angustia por algún trauma, también pueden encontrar alivio de sus síntomas tomando paroxetina. Como en los casos anteriores, siempre la paroxetina tendrá que ser consumida bajo prescripción médica y bajo control de tu médico de confianza.

Para qué sirve la Paroxetina

La paroxetina se utiliza para diferentes trastornos. Aquí te nombramos algunos de ellos:

  • Angustia: cuando la persona se siente angustiada por otros trastornos como la agorafobia, se puede recetar esta sustancia.
  • TOC: lo que conocemos como trastorno obsesivo compulsivo, es decir, cuando la persona se ve obligada a realizar cierto comportamiento o acción de manera obsesiva sin ejercer control sobre sí mismo.
  • Trastorno social: cuando las personas no pueden tratar con otras personas y evitan el contacto humano, suelen recurrir también a esta sustancia.
  • Estrés post-traumático: cuando las personas han sufrido una experiencia traumática siempre necesitan un tiempo de adaptación para volver a su vida normal y esta sustancia puede ayudarles con la sensación de nerviosismo.
  • Ansiedad: cuando la ansiedad empieza a producirse en un paciente durante mucho tiempo también se suele recetar este tipo de medicamento para reducir los síntomas de ansiedad. Aunque siempre hay que tener mucho cuidado y diferenciar cuándo tenemos ansiedad y cuándo es un infarto, para acudir al médico lo antes posible.

La ansiedad o cualquier enfermedad que nos produce nerviosismo o afecta a nuestro sistema nervioso es importante frenarla lo antes posible porque puede degenerar en otras enfermedades bulimia relacionada con la ansiedad por la comida.

Aquí os dejamos otros remedios que existen para la ansiedad y los nervios, y de los que os podemos dar algo de información:

Cómo tomar Paroxetina

La paroxetina es de uso oral. Viene en forma de tableta o en suspensión líquida. Dependiendo del formato se tomará de una u otra forma, aunque en último término siempre será el médico el que nos indique cómo tomar paroxetina. Por lo general, las tabletas o la paroxetina en suspensión líquida suelen tomarse una vez al día. Lo mismo sucede con las tabletas de liberación controlada. La paroxetina en cápsulas suele tomarse una vez al día, normalmente antes de dormir.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Es recomendable tomar la paroxetina junto con algo de comer para evitar así que produzca molestias estomacales. Y es importante establecer una rutina y tomar el medicamento siempre a la misma hora. En cualquier caso, ajústate exactamente a la cantidad que te indique tu médico y sigue sus recomendaciones al pie de la letra.

Si estás tomando paroxetina en suspensión líquida, acuérdate de agitar bien el frasco para que los principios activos se mezclen bien y consumas lo que necesites, pues corres el riesgo si no lo haces de que estos queden en el fondo del frasco. Si lo que tomas son tabletas, trágalas enteras, sin partirlas ni tampoco masticarlas.

Igual de importante que saber cómo tomar la paroxetina es saber cómo tienes que dejarla. El tratamiento con paroxetina no se puede suspender de manera repentina. En este caso, al suspenderse el tratamiento es posible sentir náuseas, insomnio, nerviosismo, irritabilidad, dolores de cabeza, hormigueo, confusión y otros síntomas propios de la abstinencia.

Quizás te interese leer:

Por otro lado, tienes que saber que los efectos de la paroxetina no son inmediatos y es necesario que necesite un periodo de adaptación antes de comenzar a notar mejoría. Además, tienes que ser consciente de que la paroxetina no cura la depresión por sí sola, sino que solamente ayuda a reducir los síntomas.

Efectos secundarios de la Paroxetina

La paroxetina tiene una larga lista de efectos secundarios. Entre ellos se encuentran los mareos, el dolor de cabeza, las náuseas, la debilidad, molestias digestivas, dolores de encías, boca seca, sensibilidad a la luz, bultos en la garganta, estreñimiento, variaciones en la menstruación, inflamación en las articulaciones, sudoración o dolores musculares entre muchos otros.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

Otros efectos secundarios de la paroxetina son especialmente graves y requieren de acudir a urgencias, como son por ejemplo:

  • Visión borrosa
  • Sangrados
  • Erecciones dolorosas permanentes
  • Debilidad
  • Sarpullidos
  • Picazones fuertes
  • Dolores
  • Malestar general
  • Fiebre

Hay otros efectos secundarios igualmente graves, pero son tantos que no podemos nombrarlos todos. En general, si estás tomando paroxetina y te encuentras mal, acude al médico cuanto antes, especialmente si tienes confusión, visión borrosa, sangrados o te cuesta mantenerte en pie.

Si tienes un niño pequeño bajo tratamiento con paroxetina, el pequeño puede experimentar, como un efecto secundario de la paroxetina, problemas en su crecimiento, por lo que será necesario que, en este aspecto, sea controlado por el médico. También puede disminuido su apetito y pierda peso.

Por otro lado, hay que saber que la paroxetina puede interactuar con otros medicamentos y otras sustancias, también aunque se trate de remedios naturales. En este sentido, hay que prestar especial atención al consumo de hierbas como la hierba de San Juan, y a suplementos nutricionales como el triptófano.

Si estás embarazada o tienes previsto quedarte embarazada, consulta a tu médico antes de tomar paroxetina, porque esta puede causar defectos cardíacos en el feto si se consume en el primer trimestre de gestación, o problemas al recién nacido si lo tomas durante los últimos meses antes del parto.

También deberán extremar las precauciones aquellas personas que hayan sufrido problemas digestivos graves, de hígado, renales o glaucoma. En este sentido, incluso sería buena idea someterse a una revisión de la vista antes de iniciar un tratamiento con paroxetina.

loadInifniteAdd(infinite_adv_3);

Finalmente, hay que tener mucho cuidado con las dosis de paroxetina y, en caso de olvido de una dosis, no querer compensar la toma ingiriendo dos dosis seguidas pues podría ser peligroso.

Dosis de la paroxetina

Huelga decir que la dosis de la paroxetina la tiene que prescribir un especialista. Es más, sin su firma, es un medicamento que no se vende al público. Por tal motivo, es más conveniente seguir la dosis de la paroxetina impuesta por el doctor, que las que podamos recomendar nosotros. Al fin y al cabo, nosotros hacemos una media ponderada, mientras que el doctor aplica lo conveniente a cada paciente con depresión.

De hecho, es habitual que el doctor mande medio comprimidos para complementar, pues es una medicación muy fuerte. En tal caso, si conviene tener claras las medidas y equivalencias en la dosis de la paroxetina.

Paroxetina blanco
  • 10 mg – 0,5 pastilla
  • 20 mg – 1 pastilla
  • 30 mg – 1,5 pastillas
  • 40 mg – 2 pastillas
  • 50 mg – 2,5 pastillas
  • 60 mg – 3 pastillas

Así las cosas, para un paciente con depresión, lo habitual es que tome una pastilla y, como mucho, 2’5 pastillas. No es lo normal llegar a tal extremo. Sí lo es, sin embargo, en el caso del trastorno obsesivo-compulsivo. En tal caso, la dosis arranca con una pastilla, que pasará a dos cuando empiece a tolerar la paroxetina. 3 pastillas sería el límite al que no podríamos llegar.

No obstante, reiteramos que será el médico quien marque la pauta y quien haga el seguimiento a los resultados. Y es que una de las ventajas de la paroxetina sea tan fuerte, es que actúa muy rápido. Así, en unos 15 díaslos efectos se notarían en un 80%. Si no es el caso, será el sanitario quien decida si aumentar dosis o mantenerla.

Paroxetina hate

Prospecto de la paroxetina

¿Quieres ver el prospecto de la paroxetina? Pincha aquí para ver el Prospecto original de la paroxetina, promovido por el Ministerio de Sanidad.

loadInifniteAdd(infinite_adv_4);

Dieta que seguir cuando se toma paroxetina

La importancia de la dieta que seguir cuando se toma paroxetina, radica en que es un medicamento muy fuerte, y debemos tener el cuerpo preparado para recibirlo. Por ello, antes que la dieta, es importante saber que el ejercicio es obligatorio. Y no hablamos de algo extremo, ni mucho menos. Basta con salir a caminar, un día sí, un día no, entre 30 y 45 minutos. Quemarás calorías y liberarás endorfinas, lo que aumentará tu buen rollo.

Paroxetina depresion

En lo que respecta a los alimentos, nada nuevo bajo el sol. Lo natural es lo más recomendable. Frutas y verduras, sobre todo. No obstante, las semillas de chía son especialmente recomendables, porque te ayudan a limpiar el organismo que, en tu caso, está lleno de paroxetina. Pasa lo mismo con el agua con limón.

Por cierto, las pastillas de paroxitina, por muy grandes que sean, no se mastican. Se tragan directamente. Por tal motivo, es mejor tomarlas por la mañana, junto al desayuno, para que el cuerpo las vaya asimilando durante el día. En movimiento. Y no en la cama, que es todo más complicado. Obviamente, el alcohol está prohibido de forma tajante.

Demedicina.com

Newsletter