Escrito por Tendenzias

Neumonía: qué es, síntomas y tratamiento

La pulmonía, también conocida como neumonía, es una de las enfermedades infecciosas más graves del sistema respiratorio. Hoy queremos contaros todo sobre la neumonía: qué es, síntomas y tratamiento. A partir de ahora dejarán de ser tabú todas las preguntas relativas a qué es una neumonía, los síntomas de una neumonía y el tratamiento para una neumonía, porque hoy tenemos la solución para todas ellas.

Neumonia que es sintomas y tratamiento pulmonia

Qué es una neumonía

Los pilares del conocimiento se fundan por los principios más básicos, por lo que retrocedamos un poco y veamos qué es una neumonía. Pues bien, la neumonía, también conocida como pulmonía, es una enfermedad que se produce en el sistema respiratorio de nuestro organismo y afecta a los alveolos de nuestros pulmones inflamándolos.

Que es una neumonia inflamacion

Los casos de neumonía pueden ser leves, que incluso pueda tratarlos un médico de cabecera, o incluso más graves que puedan llegar a ser mortales. Por esta razón, es muy importante acudir a un especialista en el momento en el que nos encontremos mal y percibamos los síntomas que vamos a detallar en el siguiente apartado. Como veis, es muy importante que se detecte a tiempo.

Que es una neumonia sida

El colectivo más sensible a contraer esta enfermedad son los pacientes con sida y los pacientes con fibrosis quística. El primer colectivo se debe al hongo pneumocystis; mientras que el segundo es provocado por la acumulación de fluidos en la zona pulmonar.

Que es una neumonia contagiosa por tos

Hemos de destacar también que la enfermedad de la neumonía es muy contagiosa, debido a que los microorganismos que provocan esta enfermedad se propagan rápidamente por el aire a través de, por ejemplo, un tosido o un estornudo. Si no se cura bien esta enfermedad, puede dejar secuelas en el organismo y volverse más propenso a contraer nuevamente la enfermedad de la neumonía. Las personas que también pueden padecer la neumonía más fácilmente son aquellas que tengan una gripe, asma o cualquier otra enfermedad relativa al sistema respiratorio.

Que es una neumonia bacteriana

La neumonía puede subdividirse a su vez en distintos tipos, como puede ser la neumonía bacteriana (la más común), la neumonía extrahospitalaria (que, como su nombre indica, se contrae fuera del hospital), la neumonía intrahospitalaria (producida entre 2-3 días tras permanecer en el hospital) y la neumonía por aspiración.

Síntomas de una neumonía

Ahora que conocemos lo que es, pasamos a ver qué síntomas de una neumonía son los más comunes. Al tratarse de una infección en nuestro organismo, lo más probable es que tengamos episodios de fiebre alta y de sudoración. Asimismo, al verse afectado el sistema respiratorio, se producen problemas en el mismo, como tos con mucosidad y, en los casos más extremos, que tenga sangre.

Sintomas de una neumonia fiebre y sudoracion

Por otro lado, la sudoración excesiva y la fiebre provocarán que nuestro organismo reaccione con escalofríos y temblores, aunque la temperatura de nuestro cuerpo sea elevada. No obstante, lo mejor es permanecer en reposo y beber muchos líquidos para que el cuerpo recupere lo antes posible las defensas.

Sintomas de una neumonia escalofrios y temblores

Asimismo, los dolores que notaremos en nuestro cuerpo serán en la zona del pecho, que cuando tosamos, se intensificará el dolor; y en la cabeza, producida por la fiebre.

Y por último, al disponer de pocas defensas, empezaremos a notar cómo los músculos y los huesos no funcionan correctamente y notemos una sensación de fatiga y confusión.

Sintomas de una neumonia examen fisico

El diagnóstico de la neumonía es bastante sencillo y con una serie de pruebas, el médico puede detectar el grado de gravedad de la enfermedad y así determinar el tratamiento. Si presencias dificultades a nivel respiratorio y, además, tienes un poco de fiebre, lo más seguro es que tengas neumonía. Para que el médico se asegure por completo, procederá con un examen físico con el estetoscopio y escuchará las respiraciones. En caso de que lo necesite, podrá ordenar una radiografía del tórax, para comprobar el cultivo del esputo, y un análisis de sangre, con el objetivo de determinar el número de glóbulos blancos (en caso de que los niveles sean elevados, se confirmará que el cuerpo tiene una infección bacteriana)

Tratamiento para una neumonía

La mayoría de los casos no necesitan ingresar en un hospital para conseguir un tratamiento para una neumonía. Las infecciones bacterianas del cuerpo humano se resuelven con antibióticos, tomar líquidos de manera frecuente y reposo. No obstante, aquellos pacientes que presenten dificultades respiratorias, que tengan otros problemas médicos o incluso los ancianos suelen quedar ingresados y precisen de un tratamiento más especializado y avanzado para cada situación con el objetivo de llevar un control más exhaustivo.

Tratamiento para una neumonia taparse la boca y nariz

¿Cuál es la diferencia entre un antibiótico y otro? En realidad, la elección por parte del médico entre un antibiótico y otro se debe a la naturaleza de la neumonía, es decir, en el microorganismo que afecta a nuestro sistema inmunológico. No obstante, en los casos más leves no llega a determinarse el origen de la infección y solo el 50% de los pacientes conoce exactamente la identificación de la bacteria. Uno de los antibióticos más utilizados para paliar esta enfermedad, sobre todo en Reino Unido, es la amoxicilina. Sin embargo, este medicamento pertenece a la familia de las penicilinas, por lo que los pacientes alérgicos deben extremar las precauciones y comprobar en todo momento los ingredientes de cada medicamento.

La duración del tratamiento para la neumonía varía entre los siete y los diez días, pero hay casos leves que pueden llegar a terminar con esta enfermedad en unos tres días.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Tratamiento para una neumonia antibioticos

Causas de la neumonía

La acción de un agente infeccioso es una de las principales causas de la neumonía. El germen infeccioso ataca al pulmón por distintas vías. En primer lugar, al inspirarlo por la nariz o la faringe (es decir, aquellas bacterias que se almacenan en esas zonas), en segundo lugar mediante la inhalación que llega directamente a los pulmones y, por último, mediante la sangre.

Causas de la neumonia neumococo
La bacteria involucrada habitualmente en los episodios de neumonía es el neumococo, conocido científicamente como streptococcus pneumoniae. Otras bacterias que intervienen también en la aparición de la neumonía son la legionella y el mycoplasma. Ahora bien, entre los virus más habituales que intervienen en la neumonía encontramos que el de la gripe se lleva la palma.

Causas de la neumonia por problemas respiratorios

También existen una serie de causas externas que pueden hacer que aparezca la neumonía con mayores probrbilidades. Por ejemplo, el hecho de fumar hace que la persona sea más propensa a enfermedades respiratorias y, por lo tanto, se contagie más fácilmente de estas bacterias que producen neumonía.

Neumonía contagio

La neumonía como tal no es contagiosa, dado que el término hace referencia a la infección pulmonar; no obstante, los virus, las bacterias y los hongos que la producen sí pueden contagiar a otros pacientes. La gran mayoría de los episodios de neumonía vienen derivados por el contagio de los virus que causan la neumonía, entre los más comunes el adenovirus, el virus de la gripe, el virus paragripal, el rinovirus, etc.

Neumonia contagio por el virus de la gripe
La enfermedad de la neumonía empieza con los signos de infección respiratoria en la zona fundamentalmente de la nariz y la faringe. La aparición de la neumonía comienza hasta 3 días después de lo que se cree que es un resfriado o un simple dolor de garganta. El momento en el que estos episodios de infección respiratoria pasa a los pulmones, entonces hablamos de neumonía. Los pulmones comienzan a experimentar que en las zonas de aire se acumulan tanto líquidos como glóbulos blancos como desechos lo que impide la correcta circulación del aire entre las vías respiratorias y los pulmones y, como resultado, los pulmones empiezan a experimentar problemas de funcionamiento.

Neumonia contagio infeccion en los pulmones

Diagnóstico de la neumonía

Aunque lo hayamos mencionado en breves líneas anteriormente, el diagnóstico de la neumonía se localiza en el momento en el que ese resfriado pasa de la garganta a los pulmones y, como resultado, dificulta su correcto funcionamiento. En función de cada paciente, la neumonía se presentará de una forma o de otra, aunque generalmente el paciente sufre episodios de fiebre, tos, congestión nasal, escalofríos, respiración interrumpida y dificultosa, vómitos, dolores abdominales y de pecho durante el tosido o ante cualquier esfuerzo, debilitamiento muscular, así como apetito reducido y, ante casos extremos, podemos ver cómo los labios y las uñas tornan en un color grisáceo.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

Diagnostico de la neumonia fiebre
Si la neumonía se localiza en la zona baja de los pulmones, es muy probable que el paciente experimente episodios de fiebre y dolor abdominal acompañado con vómitos. Al no afectar a las vías respiratorias, el paciente no presentará ningún problema desde el punto de vista respiratorio. Por otro lado, si la neumonía se produce por el contagio de una bacteria, los síntomas aparecerán muy rápido y de manera muy elevada. En cambio, si la neumonía se produce por un virus, los signos de neumonía surgirán de manera gradual y menos graves, aunque sí que incidirán en la silibancia.

Diagnostico de la neumonia vomitos

Cuánto dura una neumonía

Es importante llevar a cabo el tratamiento para la neumonía para intentar reducir en la medida de lo posible el periodo de duración de la neumonía. En líneas generales, ¿cuánto dura una neumonía? Para saberlo, veamos el proceso por el que pasamos si padecemos la neumonía.

Cuanto dura una neumonía por gripe
Al inicio de la neumonía, en función del agente infeccioso que esté atacando nuestro organismo, los signos serán más repentinos y elevados o bien se presentarán de manera gradual. Si el origen de la neumonía proviene del virus de la gripe, entonces los síntomas aparecerán en un periodo de 18 a 72 horas. No obstante, si proviene de un virus sincital de las vías respiratorias, entonces a los 4 o 6 días aparecerán los síntomas.

Si seguimos el tratamiento así como las recomendaciones proporcionadas por el médico, la neumonía de origen bacteriano no debería superar las 2 semanas. De hecho, ha habido casos de pacientes que se han curado en una semana. No obstante, las neumonías atípicas suelen tardar hasta 6 semanas en eliminarse por completo de nuestro organismo. Y si esto te parece mucho, has de saber que las neumonías de origen vírico tardan aún más tiempo en que el paciente vuelva a la normalidad.

Cuanto dura una neumonía de origen virico
Lo mejor para evitar este tipo de situaciones es que sigas las medidas de prevención proporcionadas por los especialistas o si conoces algún caso de neumonía en tu círculo de familiares o amistades cercanas, que mantengas en la medida de lo posible la distancia con estas personas, dado que con un solo estornudo o tosido puedes haber contraído el germen que ha propiciado la situación de la neumonía a la otra persona.

Cómo prevenir una neumonía

Existen unas medidas de prevención de la neumonía que recomiendan seguir en la medida de lo posible. Por ejemplo, hay algunas vacunas que ayudan a prevenir la neumonía. De hecho, algunos niños suelen recibir la dosis a partir de los 2 meses. Asimismo, existen una serie de vacunas que ayudan a combatir los neumococos, dado que estas bacterias suelen ser las que producen la neumonía. Ahora que ya sabes algunas de las vacunas sobre cómo prevenir una neumonía, consulta con tu médico para que te indique tu situación para evitar la aparición de la neumonía en tu organismo.

loadInifniteAdd(infinite_adv_3);

Como prevenir una neumonia vacunas
Entre otra de las vacunas que más se utilizan para prevenir la neumonía, encontramos la vacuna de la gripe, muy utilizada en la actualidad. Esta vacuna se suministra a niños sanos de entre 6 y 19 meses, pero fundamentalmente a aquellos que sufran alguna enfermedad crónica de tipo asma, entre otras.

Como prevenir una neumonia vacuna de la gripe en ninos

Si ves que en tu círculo cercano de amigos o familia, hay algún caso leve de neumonía, sigue las siguientes recomendaciones y así se reducirán las probabilidades de que la contraigas: lávate las manos de manera habitual, utiliza pañuelos desechables y tápate la boca y la nariz cuando vayas a estornudar o toser.

En caso de que quieras conocer otras enfermedades, qué son, cuáles son los síntomas y el tratamiento más eficaz para acabar con la enfermedad o incluso quieras saber más sobre el antibiótico que ayuda a acabar con la neumonía, no dudes en visitar las siguientes entradas:

Demedicina.com

Newsletter