Escrito por Tendenzias

Mioma – qué es, tipos, causas, síntomas y tratamiento

A lo largo de este artículo vamos a explicar qué es un mioma, cuales son los tipos de mioma existentes, las causas relacionadas con la aparición de miomas, los síntomas que nos alertan de la existencia de un mioma y el tratamiento para hacerlos desaparecer.

Qué es un mioma

Un mioma es un tumor benigno formado por células musculares, es decir, un tumor no canceroso. Por tanto, se trata de un crecimiento excesivo de células musculares, que, pese a no ser maligno, debe de ser controlado, ya que su excesivo crecimiento puede dificultar ciertos aspectos de la vida cotidiana.

Tipos de miomas

Existen diferentes tipos de miomas que se suelen clasificar según el tipo de tejido muscular que predomine en el tumor. Sin embargo, en la práctica se suelen usar de forma intercambiable, casi como si fueran sinónimos:

  • Leiomioma: se trata de un tumor benigno en el tejido muscular liso.
  • Liomiofibroma: se trata de un tumor benigno en el tejido muscular liso (leiomioma), pero con gran participación fibrosa.
  • Rabdomioma o mioma estriado: se trata de un tipo de mioma poco común, es un tumor benigno del tejido muscular estriado. En los niños suele darse en los músculos cardíacos y tiene un carácter hamartomatosos (más parecido a una malformación que a un tumor), mientras que en los adultos suele localizarse casi exclusivamente en el busto de la persona, sobre todo, cabeza y cuello.

En cuanto a su localización en el cuerpo humano, el tipo de mioma más frecuente y extendido es el mioma uterino, que afecta a casi el 70% de las mujeres en algún punto de su vida. Son poco frecuentes entre las mujeres menores de 20 años: una de cada cuatro mujeres puede tener miomas durante sus años de fertilidad y aproximadamente la mitad de las mujeres mayores de 50 años tiene miomas. Además, es más frecuente la aparición de miomas uterinos en mujeres subsaharianas que en mujeres caucásicas.

El mioma uterino es un tumor benigno y no canceroso (solo un 0,5% de los miomas se convierten en tumores malignos o sarcomas en las mujeres) que se desarrolla en el tejido muscular del útero, matriz o miometrio de la mujer. Su nombre médico es “leiomioma uterino”.

Dentro de los miomas uterinos, existen diferentes tipos dependiendo de su localización exacta.

  • Miomas submucosos: se desarrollan en el endometrio (mucosa que recubre el interior del útero) y hacen relieve en la cavidad uterina.
  • Miomas intramurales: se desarrollan en el miometrio, el músculo del útero, que se encuentra bajo el endometrio. Este tipo de mioma no altera otras capas del útero.
  • Subserosos: se desarrollan fuera del miometrio, hacia el exterior uterino, alterando los paracolpos.

Causas de un mioma

Se cree que las principales causante de miomas uterinos son las hormonas femeninas, los estrógenos, ya que es muy poco frecuente que las mujeres desarrollen miomas antes de la primera menstruación o después de la menopausia. Se desarrollan principalmente durante la edad fértil de la mujer dada la alta producción de estrógenos.

Las situaciones en las que existen desequilibrios hormonales son propicias para la aparición de miomas.

La obesidad puede ser también una causa, ya que el exceso de grasa en las mujeres propicia elevados niveles de estrógenos, y por ende, la aparición de miomas.

Se cree que el componente genético también influye en la propensión a desarrollar miomas uterinos.

Síntomas de un mioma

Cabe decir que aproximadamente el 30% de las mujeres que padecen miomas uterinos no sufre ningún tipo de síntoma. El resto de las mujeres que padecen miomas uterinos pueden sentir los siguientes síntomas:

  • Hemorragias: es el síntoma más frecuente, y se caracteriza por unas menstruaciones más abundantes y prolongadas, con aparición de coágulos en muchas ocasiones. Las pérdidas de sangre entre menstruaciones no son frecuentes salvo en los miomas submucosos, o en los casos en los que existan otras alteraciones en el endometrio. En el caso de las hemorragias hay que controlar los niveles de hierro en sangre, ya que pueden provocar anemia.
  • Dolor: este síntoma se da en el 30% de los casos de miomas uterinos. Puede ser más o menos intenso y persistente dependiendo del tipo de mioma (su localización dentro de la zona del útero), la cantidad de miomas y su tamaño. También se puede sentir una sensación de pesadez, sobre todo cuando la mujer pasa mucho tiempo de pie.
  • Fenómemos de compresión: tanto el número como el tamaño de los miomas pueden provocar los llamados fenómenos de compresión. Cuando los miomas presionan los órganos que rodean el útero (recto, vejiga, ureter, intestino, trompas de falopio…) puede darse estreñimiento, incontinencia urinaria, dificultad para quedarse embarazada, entre otras cosas.

Tratamiento de un mioma

El tratamiento dependerá de la situación de cada mujer: tamaño de los miomas, si sufre dolores y hemorragias o si tiene intención de quedarse embarazada, entre otros.

En caso de que el número y dimensión de los miomas sea reducido y estén periódicamente controlados por el ginecólogo, los tratamientos con anticonceptivos, antinflamatorios y otros fármacos mantienen el nivel de estrógenos estable y ayudan a reducir el tamaño de los miomas.

Cuando los miomas son muy grandes o su crecimiento está descontrolado, cuando la sintomatología es muy aguda, la mujer desea quedarse embarazada y existen riesgos para el bebé y otras situaciones del estilo, los médicos suelen recomendar la cirujía. Por lo general se operan y extirpan los miomas, aunque en los casos más agudos o cuando los deseos de maternidad de la mujer ya están cumplidos se puede dar la extirpación total del útero.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

También te puede interesar:

Demedicina.com

Newsletter