Escrito por Tendenzias

Mieloma Múltiple: Síntomas, Causas y Tratamiento

El cáncer es una de las enfermedades con más variedades. Los tumores pueden desarrollarse en cualquier parte del cuerpo, incluyendo el interior de los huesos. Este es el caso del mieloma múltiple, un tipo de cáncer del que ahora vemos sus características.

¿Qué es el mieloma múltiple?

El mieloma múltiple es un tipo de cáncer que aparece cuando las células plasmáticas del cuerpo se vuelven cancerosas y se produce un crecimiento descontrolado de estas.

Por explicarlo un poco mejor, el sistema inmunológico del cuerpo sirve para que nuestro organismo pueda combatir las diferentes infecciones. Dentro del sistema inmunológico los linfocitos son el elementos esencial. Estos linfocitos contienen distintos tipos de células que son las que se encargan de combatir las enfermedades.

Dentro de los linfocitos podemos encontrar diferentes tipos. Las llamadas células B son un tipo de linfocitos que son las células encargadas de crear los anticuerpos para el organismo, y se encuentran presentes sobre todo en la médula ósea. Por su parte, las células T suelen estar presentes en los ganglios linfáticos, en el propio torrente sanguíneo, etc.

Cuando una célula B tiene que combatir una enfermedad o infección, se convierte en una célula plasmática. Estas células, como decimos, se encuentran principalmente en la médula ósea, que es un líquido que se encuentra en el interior de los huesos, y producen las inmunoglobulinas, que son básicas para el sistema inmunológico.

Cuando estas células plasmáticas se vuelven cancerosas y comienzan a multiplicarse de forma descontrolada, se produce lo que se denomina plasmacitoma. Cuando un paciente presenta plasmacitoma en diferentes huesos, se dice que padece mieloma múltiple. En algunas ocasiones, también existen la posibilidad de que el tumor no se desarrolle en el hueso, sino en otra parte del cuerpo, como en algunos tejidos.

Se trata de una enfermedad de la que se dan unos 1.500 casos al año en España, lo que supone aproximadamente un 1% de los cánceres que se producen en España y un 10% de los cánceres de la sangre.

Ahora bien. ¿Hasta qué punto es grave este tipo de cáncer? ¿Qué tipo de síntomas lleva asociados?

Síntomas del mieloma múltiple

El mieloma múltiple es un tipo de cáncer que puede tener una serie de síntomas específicos que vemos a continuación.

En primer lugar, la proliferación de células plasmáticas cancerígenas puede desplazar la producción de otro tipo de células sanguíneas, por lo que se puede provocar una disminución en los recuentos sanguíneos.

Por un lado, se puede provocar la reducción del número de glóbulos rojos en la sangre, lo que puede provocar anemia, una afección que se caracteriza principalmente por síntomas como la debilidad, los mareos, la palidez o el cansancio general. Asimismo, la reducción del volumen de glóbulos blancos también puede dar lugar a otros problemas, como la incapacidad para combatir infecciones. Por su parte, los recuentos bajos de plaquetas provocan que el cuerpo tenga problemas para curar o cicatrizar heridas y que la piel sea más sensible a los golpes y moretones.

Por otra parte, el mieloma múltiple provoca que se produzca una aceleración en el ritmo de disolución de los huesos. Nuestros huesos están continuamente renovándose. Las células óseas se dividen en osteoblastos, que se encargan de la creación de nuevas capas óseas, y osteoclastos, cuya función es disolver las capas óseas antiguas. El mieloma múltiple contiene sustancias que indican a los osteoclastos que aceleren el proceso, por lo que las consecuencias son negativas para la estructura ósea. El mieloma múltiple provoca que los huesos sean más débiles y propensos a las fracturas. Asimismo, es síntomas de dolores óseos y otros problemas como la osteoporosis. De hecho, los dolores óseos es uno de los síntomas más comunes de la enfermedad, y afectan a 3 de cada 4 pacientes.

Por otro lado, el mieloma múltiple también afecta al nivel de calcio en la sangre. Un aumento desmedido de estos niveles puede provocar diversos síntomas, por ejemplo necesidad de beber y de orinar constantemente, mareos, sensación de cansancio, confusión, pérdida del apetito, dolor estomacal y signos de estreñimiento severo, etc. En los casos en los que los niveles de calcio en sangre es muy elevado el paciente podría llegar a entrar en coma.

Otra de las principales consecuencias de mieloma múltiple es que impide que las células plasmáticas combatan otro tipo de infecciones, por lo que nuestro sistema inmunológico no funcionará igual y estaremos más expuestos a otras infecciones (y a todos sus síntomas).

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Causas del mieloma múltiple

Los científicos todavía no han encontrado una causa o causas que justifiquen la aparición del mieloma múltiple, aunque sí se ha avanzado en lo referente a su estudio y comprensión. La enfermedad se suele deber a una mutación en el ADN.

Del mismo modo, tampoco se han encontrado factores de riesgo significativos para la aparición del mieloma múltiple. Sí que hay ciertos estudios que reflejan que determinados grupos de población pueden tener más tendencia a desarrollar esta enfermedad, como las personas de mayor edad o que padezcan de obesidad. De hecho, la mayor parte de las personas que sufren estar enfermedad tienen más de 65 años. Tan solo poco más del 15% de los pacientes que lo sufren tienen menos de 40 años.

Otros sostienen que la exposición a la radiación o el tener antecedentes en la familia con este problema también aumenta las posibilidades de padecerlo.

Tratamiento del mieloma múltiple

El tratamiento del mieloma múltiple depende del desarrollo de la enfermedad o el lugar donde se desarrolle. Lo más habitual es tratar el mieloma múltiple con radioterapia. En otros casos en los que el tumor no se encuentra en la médula ósea sino en los tejidos, también se puede recurrir a la cirugía. En casos en los que el mieloma múltiple ya se encuentre más desarrollado es probable que se recomienda la aplicación de un tratamiento de quimioterapia. También se puede recomendar el trasplante de células madre, que consiste en tratar al paciente con radiación y quimioterapia para matar a las células cancerígenas, y luego introducirle células sanas.

Enlaces de interés:

Demedicina.com

Newsletter