Escrito por Tendenzias

Metatarsalgia: Qué es, Causas, tratamiento y prevención

Hoy en día es habitual que muchas personas sufran dolor de pies en algún momento de su vida. Al fin y al cabo últimamente llevamos una vida muy ajetreada. No paramos de correr de un lado a otro, siempre con prisas y a contrareloj. Nuestros pies son los que soportan la carga de todo el cuerpo y rara vez encuentran un momento de descanso. 

Metatarsalgia estiramiento

Al final, con tanto trajín es bastante normal que los pies sufran lesiones o dolores. Una de las lesiones que puedes estar sufriendo es la metatarsalgia. ¿No sabes lo que es? No te preocupes, en Demedicina.com te contamos todo sobre la metatarsalgia: qué es, causas, tratamiento y prevención.

Qué es la metatarsalgia

Lo primero que hay que saber es qué son los metatarsos. Estos son el grupo de cinco huesos metatarsianos que van desde la cara media del pie hasta el final de los dedos. La metatarsalgia es la afección dolorosa de ese conjunto de huesos. 

Metatarsalgia dolor agudo

La metatarsalgia aparece como un dolor en la parte anterior del pie y en la planta. Suele ocurrir cuando caminas o cuando pasas demasiado tiempo de pie. Esta dolencia se relaciona habitualmente con otros problemas del pie, como callos en los metatarsos o en la planta del pie. También se relaciona con deformidades de los dedos como los dedos en garra o los dedos martillo, incluso a los juanetes.

Este dolor afecta más a las mujeres debido al tipo de zapatos que utilizan. Los tacones y las puntas demasiado apretadas pueden ir deformando los metatarsos y acabar produciendo metatarsalgia. Además, este tipo de calzado también puede ser la causa de callos y otras dificultades del pie. Si este tipo de lesión no desaparece, o vuelve a aparecer cada poco tiempo es probable que esté relacionado con la metatarsalgia.

Metatarsalgia masaje a dos manos

Causas de la metatarsalgia

Hemos nombrado los zapatos de tacón como una de las causas de la metatarsalgia, pero no es la única. La causa principal es una mala pisada. Esto ocurre muy a menudo y puede provocar una sobrecarga de la zona metatarsial que acabe forzándola y produciendo una lesión.

Metatarsalgia caminando

Para entender cómo se produce una mala pisada primero hay que comprender cómo funcionan las pisadas. Estas están compuestas de dos fases: la fase en el suelo y la fase de balanceo. Esta última se subdivide en otras tres fases:

  • La fase rocker 1: Cuando el talón se apoya en el suelo pero es el único punto del pie que está afianzado.
  • Fase rocker 2: En este momento todo el pie está por completo apoyado en el suelo adaptándo su forma al terreno para dar estabilidad y seguridad al cuerpo.
  • Rocket 3: El pie comienza a separarse del suelo y sólo está apoyada la zona metatarsial. El talón y la parte media del pie ya está separada del suelo.
Metatarsalgia foco de dolor

Es en esta última fase, la rocket 3, en la que es más fácil provocarse una lesión y acabar sufriendo una dolencia metatarsial o metatarsalgia. Si se pisa mal sobre un terreno irregular, en esta fase se sobrecargan los metatarsos y se lesionan.

Aunque es la principal causa de este tipo de dolor hay otros motivos que puedan provocar la metatarsalgia:

Metatarsalgia rediografia
  • Sobrecarga en los metatarsos por otras lesiones previas tales como juanetes, dedos de martillo, etc.
  • Un neuroma de Morton, es decir, una lesión del nervio de los metatarsianos. Puede sufrir infecciones o inflamaciones que hacen que el nervio acabe mucho más ancho de lo habitual presionando los huesos.
  • Fractura de estrés de un metatarsiano, por exceso de uso.
  • Otra causa es la rotura de la placa plantar.
  • Cuando el pie es demasiado cavo se puede sobrecargar la zona metatarsial.

Y, por supuesto, los tacones altos o los zapatos demasiado estrechos también pueden acabar provocando este tipo de dolor. Es necesario analizar cada caso para encontrar la causa y poder frenarla. 

Síntomas de la metatarsalgia

Los síntomas variarán dependiendo del grado de afectación que se tenga, siendo el principal el dolor intenso y agudo en la zona de la almohadilla plantar.  Esta zona es la conocida como cabeza de los metatarsos, a partir de aquí comienzan los dedos.

El dolor se produce cuando se presiona dicha almohadilla, algo que ocurre siempre que estemos de pie o caminando. El dolor se hace más pronunciado cuando intentamos mover los dedos tanto hacia delante como hacia atrás, sintiendo mayor dolor sobre el cuarto dedo.

Como hemos visto el dolor es el principal síntoma que nos indica que hay un problema en los metatarsos, pero este se puede manifestar de distintas maneras y estas son:

  • Dolor continuo e intenso en la almohadilla del pie, en la misma planta del pie, justo detrás de donde aparecen los dedos.
  • El dolor se hace mas fuerte cuando el paciente se pone de pie, intenta correr o simplemente camina, sobre todo si lo hace sin calzado sobre una superficie dura. Cuando el paciente deja el pie en reposo, el dolor cesa.
  • El dolor puede convertirse en punzante, acompañado de otros síntomas como puede ser sensación de hormigueo, entumecimiento, acolchamiento o incluso hormigueo en los dedos. En otras ocasiones nos puede provocar la sensación de tener una piedra dentro del zapato.

Diagnóstico de la metatarsalgia

Para poder obtener un diagnóstico correcto, el facultativo deberá realizar una serie de exámenes detallados donde se incluirá el historial del paciente, así como un informe donde se haga constar todos los síntomas que el paciente describe.

Una vez que se ha mantenido la conversación y se tiene el historial médico, se procederá a realizar una serie de pruebas instrumentales, como:

Se procederá a realizar radiografías para conocer el estado de la anatomía del pie del paciente así como su biomecánica.

Neuroma de Morton

Cuando hay sospecha de la existencia de un Neuroma de Morton, que es la inflamación o fibrosis de de los nervios que discurren entre los huesos metatarsos y que son los que dan la sensibilidad y la motricidad a nuestro pie. Si el médico sospecha de estas inflamaciones, además realizará una ecografía, ya que con la radiografía los tejidos blandos no se ven.

También se someterá al baropodómetro, que será el que mida la distribución de la carga del peso en la planta del pie. Con todos estos datos, el facultativo podrá realizar un diagnóstico correcto y exacto de la lesión y por lo tanto podrá poner tratamiento para corregirlo y así, aliviar los dolores que el paciente pueda sufrir.

Atlas Electromedicina

Pero aunque el nombre baropodómetro, parece sonar algo raro, no es mas que una plataforma con sensores, que registra las zonas y puntos de presión, esos datos se pasan a un ordenador que será el que de la imagen final de los puntos de presión.

Tratamiento para la metatarsalgia

La metatarsalgia puede requerir diferentes tipos de tratamiento. Dependerá de la gravedad del caso y de cómo esté el pie. En cualquier caso vamos a empezar con los tratamientos más comunes que suelen ayudar en casos leves o moderados. Más adelante veremos el tratamiento para la metatarsalgia aguda.

Metatarsalgia corredor

Para casos leves estos tratamientos son los mejores:

  • Es bueno aplicar frío en la zona dolorida para rebajar la inflamación y aliviar el dolor.
  • Por supuesto, el reposo es una de las mejores soluciones ya que deja de presionar la zona y permite que esta se reponga.
  • Una vez que el reposo empiece a hacer mella se podrá pasar a hacer ejercicio, pero en mucha menos intensidad de lo habitual. Hay que ir aumentando poco a poco.
  • Evitar el calzado incómodo. Es mejor utilizar zapatos anatómidos y ergonómicos con suela flexible y que se adapten bien a la silueta del pie de cada uno.
  • Empezar a utilizar plantillas personalizadas que alivien os puntos de estrés y sobrecarga.
Metatarsalgia corredora

Si el dolor sigue estando presente y no termina de curarse la lesión, puede ser recomendable tomar antiinflamatorios. Esto es mejor consultarlo con un especialista y no automedicarse sin control.

En los casos en los que la metatarsalgia es más fuerte puede que sea necesario realizar infiltraciones de corticoides o la inmovilización con escayola. En estos casos será el médico quien decida qué sistema utilizar y hasta cuándo. Seguir sus recomendaciones siempre es lo más adecuado.

Metatarsalgia masaje

Si la metatarsalgia es muy fuerte lo siguiente será el tratamiento quirúrgico que consiste en una osteotomía. A este extremo sólo se recurre cuando no ha funcionado ninguna de las acciones anteriores. Esta cirugía se realiza con el fin de disminuir la carga de los metatarsianos.

La esteotomía consiste en acortar el metatarsiano afectado para mejorar la presión final. Este sistema no es grave pero si es difícil de recuperarse, por lo que es mejor intentar otros sistemas como las infiltraciones primero. 

Metatarsalgia tratamiento quirúrgico

No podemos hablar de una sola técnica quirúrgica para tratar una afección como la Metatarsalgia. La ciencia y las nuevas tecnologías han hecho que los tratamientos quirúrgicos sean ahora mucho mas rápidos en su recuperación y mucho menos invasivos.

Hoy en día se recomienda la utilización de la Osteotomía de Weil. Una técnica que consiste en realizar un corte en el metatarso, para de esta forma conseguir descender la cabeza del metatarso al provocar una elevación en este.

Existen dos formas de realizar esta operación de forma abierta o percutánea, cada una tiene sus beneficios y sus aspectos no técnicas descritas ha demostrado buenos resultados finales para el tratamiento de la metatarsalgia.

Mediante esta técnica como hemos comentado se realizará un corte en el hueso, con esto conseguimos tanto elevar como retrasar los huesos metatarsianos, principales responsables del dolor. Muchas veces la metatarsalgia viene ligada a otros tipos de afecciones como pueden ser los juanetes, en esta misma operación se puede corregir también estos problemas, ya que de no hacerlo la metatarsalgia podrá volver a aparecer.

Para realizar la cirugía:

  • No se necesita ingreso hospitalario
  • El paciente podrá caminar el mismo día de la operación con un zapato especial postoperatorio
  • Los dedos comenzarán a moverse a los 2 ó 3 días
  • Sólo se tendrá que llevar el zapato postoperatorio 3 semanas.

En el plazo aproximado de un mes, el paciente caminaba correctamente, sin dolor y sin necesidad de utilizar plantillas. Tras la cirugía en algunas ocasiones, puede aparecer una hinchazón o incluso un gran hematoma, este edema puede durar mucho en el tiempo incluso un par de meses, por lo que se recomienda masajear la zona para ayudar a la disolución del mismo.

Cómo prevenir la metatarsalgia

Lo mejor para prevenir la metatarsalgia es estirar bien los pies antes de realizar una práctica deportiva. Especialmente si nos referimos a una práctica de alto impacto.

Metatarsalgia en la piscina

Además, hay que utilizar calzado cómodo y con amortiguación. Y dedicar tiempo a relajar los pies. Incluso masajearlos siempre que sea posible. Acudir al podólogo con cierta frecuencia es bueno para mantener la salud de los pies.

Factores de Riesgo

Existen una serie de factores que pueden aumentar el riesgo de padecer o sufrir metatarsalgia, aunque tenemos que decir que cualquier persona puede ser susceptible de padecerla, sin embargo, mayor precaución tendrán.

Las personas que realizan deportes que incluyan alto impacto sobre los huesos metatarsianos. Esto tiene que ver con las prácticas de deportes como el atletismo, todo lo que tenga que ver con saltos y carreras.

También son más frecuentes estas lesiones entre las mujeres que entre los hombres. No es un problema de sexo, sino de calzado, ya que el zapato de tacón alto y punta estrecha, no es lo más beneficioso para los huesos metatarsianos ya que además de estarles sometiendo constantemente a una presión extra, la estrechez del zapato impide que éstos tenga base suficiente para realizar su función.

El sobrepeso también es un factor de riesgo importante, pero tampoco podemos olvidar de problemas propios del pie como son los dedos de martillo, los callos en la almohadilla del pie, tener artritis inflamatoria o reumatoide e incluso padecer de gota.

También te puede interesar:

En Demedicina esperamos que este artículo dedicado a la metatarsalgia, una dolencia más extendida de lo que creemos, te haya servido para aclarar posibles dudas y aprender sobre la importancia de este conjunto de huesos. Pero si quieres aprende más sobre otras posibles lesiones y enfermedades del pie y de la pierna, te invitamos a que pinches en los siguientes enlaces.

Demedicina.com

Newsletter