Escrito por

Mejores consejos para curar heridas infectadas

Existen muchos tipos de heridas y éstas pueden infectarse si no reciben el tratamiento adecuado. Os informamos de los mejores consejos para curar heridas infectadas.

herida-infectada-como-curarla

Imagen: napkinspain.es

¿Cómo detectar una herida infectada?

Todos nos hemos encontrado alguna vez ante una herida infectada, ya sea nuestra o de una persona de nuestro entorno. Un pequeño corte en la piel, un rasguño que no ha recibido la atención adecuada… Las heridas se infectan cuando han estado expuestas a agentes contaminantes y la piel se irrita, se nota un dolor un poco más agudo de lo que antes se sentía.

Concretamente, la infección podemos detectarla a través de estos signos:

  • La zona de la herida suele tener mayor temperatura a la del resto del cuerpo, que suele estar entre 35 y 36.9ºC. Simplemente, al tocar la herida con suavidad, uno puede sentir a través del tacto que la herida tiene una temperatura superior.
  • Pueden comenzar a aparecer secreciones de color verde amarillento que indican claramente que la herida está infectada. Esto se puede comprobar tanto con la herida al aire como al mirar si el apósito está manchado.
  • Se produce una hinchazón en los bordes de la herida, la cual suele estar acompañada de enrojecimiento de la piel.
  • Puede llegar a sentirse un dolor punzante y agudo cuando se van a realizar las curas de la herida.

Finalmente, cuando una herida tiene mal aspecto es que algo no está yendo como debería.

Por el contrario, una herida que está curándose bien va a tener un color sonrosado suave y una temperatura como el resto del cuerpo. Un punto importante y que se puede notar con facilidad es que la herida no produce dolor si se toca suavemente en la cercanía ni está inflamada.

A continuación, os mostramos los pasos que tenéis que seguir para curar una herida o quemadura infectada:

Limpieza: 1º paso para curar heridas infectadas

Si hay algo en lo que todo el mundo está de acuerdo es que, para mantener la salud de una herida y ayudarla a que cicatrice de la manera adecuada, es fundamental que ésta se lave.

En el primer momento, cuando uno se ha hecho una herida, automáticamente se suele poner bajo el grifo para retirar cualquier posible suciedad y retirar la sangre para poder los daños.

Ahora bien, aquí los consejos van variando en función de los profesionales con los que habléis. Unos recomiendan lavar la herida con agua y jabón para que se mantenga bien limpia, otros recomiendan que se utilice una gasa con un antiséptico ó también se puede lavar con suero fisiológico y jabón neutro.

Importantísimo, nunca utilices el algodón para limpiar ni secar las heridas ya que deja restos de fibra sobre ella. Siempre es mejor tener un paquete de gasas estériles en casa para poder atender las pequeñas heridas.

Antisépticos

Una vez que la herida está perfectamente limpia y secada con una gasa estéril, será el momento de aplicar un antiséptico que ayude a curar y proteger la herida de los agentes externos que pueden empeorar la infección.

Puedes aplicar povidona yodada, clorhexidina… En cualquier farmacia vas a encontrar un antiséptico que puedas aplicar sobre la herida y comprar sin necesidad de receta médica.

como-curar-heridas

Imagen: guiainfantil

loadInifniteAdd(44636);

Cubrir la herida

El siguiente paso es cubrir la herida para evitar que se exponga a más agentes contaminantes.

Para ello, con las manos bien lavadas, se coloca sobre la herida un apósito o vendaje estéril que la cubra y que no nos resulte excesivamente molesto.

Importante, en el caso de que la herida tenga pus o ampollas no se toca, se hace la limpieza y se tapa. En el caso de que se viera que la cosa pinta muy mal, no dudes en acudir a tu médico.

No te automediques

Si la herida infectada no era lo suficientemente llamativa como para acudir rápidamente al médico y has estado limpiándola, echándole antiséptico y tapándola pero ves que no está mejorando, es el momento de ir al médico.

Un error que se suele cometer con frecuencia cada vez que tenemos algún tipo de dolencia, es abrir el armario del botiquín y ver qué me puedo tomar. Nunca es la mejor opción pues podemos estar consumiendo un medicamento que no nos beneficia o que no es el ideal para nuestra situación.

Antes de tomar cualquier tipo de medicamento tienes que consultarlo con tu médico.

loadInifniteAdd(44637);

Demedicina.com

Newsletter