Escrito por Tendenzias

¿Mejor LASIK o LASEK?

Cientos de miles de personas cada año deciden someterse a una operación láser, para quitar sus dioptrías, que les cambiará la vida. En la actualidad la operación láser ocular es la intervención de tipo electivo (el paciente decide operarse sin estar “enfermo”) que más se realiza en todo el mundo. El número de personas que se operan está creciendo significativamente cada año, conforme la cirugía va consiguiendo cada vez mejores resultados visuales y aumentando su seguridad y precisión.

Si tú estás valorando operarte, lo más probables es que se te planteen dos técnicas distintas: LASIK y LASEK.

El LASIK y el LASEK son tipos de cirugía láser ocular que suponen el 99% de todos los tratamientos con láser corneal. La operación LASIK es de lejos la técnica más popular, realizándose unas 7 veces más que el LASEK. Como curiosidad esta proporción puede variar en diferentes países, por ejemplo en Italia se hacen muchos más LASEKs que LASIKs.

La principal diferencia entre estos dos tipos de cirugía láser ocular radica en la manera en la que el láser accede a las capas interiores de la córnea (el estroma). La cornea (es la capa transparente situada en el exterior del ojo por delante del iris y la pupila) es la estructura ocular en la que se aplicará el láser. El láser no puede aplicarse directamente sobre la superficie corneal. Se necesita retirar una pequeña capa de la córnea antes de poder aplicar el láser sobre ella.

En el LASIK, se corta un flap (colgajo corneal) de manera que se crea una pequeña solapa de córnea que se pone a un lado antes de aplicar el laser. A continuación el cirujano refractivo aplica el láser con la programación adecuada para eliminar sus dioptrías. Posteriormente se vuelve a colocar esta solapa (el flap) en su posición original.

En el LASEK por el contrario no se realiza ningún corte en la córnea, no se crea ningún flap. El cirujano simplemente despega el epitelio (la capa más fina y superficial de la córnea) colocándolo a un lado para aplicar a continuación el láser. Tras el tratamiento láser, el epitelio se coloca en su posición inicial y volverá a adherirse de manera espontánea al cabo de pocos días.

operacionLasik

Veamos cuales son las 5 principales diferencias entre ambas técnicas:

– Resultados visuales: las dos técnicas producen unos resultados visuales excelentes, consiguiéndose una visión de mejor calidad que la que se tenía con gafas o lentillas. Algunos estudios científicos apuntan que los parámetros de calidad visual postoperatoria pueden ser incluso mejores con la técnica LASEK.

– Post Operatorio-Recuperación: El periodo de recuperación para el LASIK es mucho más corto y más cómodo que el del LASEK. Tras el LASIK, la mayor parte de las personas experimentan ligeras incomodidades (por ejemplo: sequedad, irritación…) sólo durante las primeras horas y lo normal es que puedan volver a trabajar y hacer vida normal al día siguiente. Tras la operación LASEK se sienten más molestias y fotofobia (molestias por la luz), la visión no es aceptable hasta que pasan 5-7 días.

-Complicaciones: Hay más riesgos con el LASIK que con el LASEK ya que la mayoría de complicaciones están relacionadas con la creación y adhesión del flap (recordamos que en el LASEK no se crea un flap). Ambas técnicas son extremadamente seguras y las pocas complicaciones que pueden ocurrir son fácilmente solucionables por el cirujano.

– Precio: En la mayoría de las clínicas el precio es muy similar para ambos procedimientos. Uno no se suele decantar por una técnica en función del precio sino siguiendo otros criterios.

– Espesor corneal: Si se tiene la córnea fina es preferible realizar la técnica LASEK ya que requiere menos espesor corneal central.

Como conclusión, la mayoría de los candidatos escogen la técnica LASIK, principalmente por la rápida recuperación y el postoperatorio con menos molestias. Son los pacientes con córneas finas (y los que tienen miedo al corte en la córnea) los que se operan con técnica LASEK. Ambas técnicas permiten lograr unos resultados visuales excelentes.
La única manera de saber que técnica te conviene más es visitar a un cirujano refractivo experto que realice ambas técnicas.

Demedicina.com

Newsletter