BLACK FRIDAY de Amazon, no te pierdas sus ofertas, te dejamos un enlace con las mejores rebajas
Escrito por

Helicobacter Pylori (bacteria en el estómago): Causas, síntomas y tratamiento

Un pequeño organismo que se aloja en nuestro interior, es capaz de crear la mayoría de las infecciones que tenemos de estómago, de digestión… Hablamos del Helicobacter Pylori, una bacteria que puede vivir en nuestro estómago y duodeno y se convierte en crónica en muchos seres humanos.

No es que sean letales, pero sí que pueden causar daños desde el interior de nuestro cuerpo y si no las detectamos a tiempo, podríamos confundirlo con otro tipo de afecciones y no llegar a erradicar nunca el problema de raíz. Para poder confirmar que la tenemos, trataremos de conocer los síntomas del Helicobacter Pylori, para saber a qué nos vamos a enfrentar.

Qué es el Helicobacter Pylori

Descubierta en 1983, esta bacteria se encarga de infectar la mucosa del estómago y del duodeno, llegando a provocar, desde sencillas infecciones, a unas más graves y hasta daños físicos como las úlceras o tumores.

los-sintomas-del-helicobacter-pylori-bacteria

Es mucho más común este tipo de bacterias en países que están en pleno desarrollo y la mayoría de la población sana, suele presentar esta bacteria. Hasta un 60% de la población sana. Por lo que esta bacteria está a la orden del día. Da igual que te rodees de médicos, por muy sanos que estén, como no tiene síntomas muy llamativos, nadie sospecha de ello.

Esta bacteria, por desgracia, se puede adquirir de una manera muy sencilla y sobre todo en la infancia, en donde los pequeños están llevándose todo a la boca y compartiendo a diestro y siniestro. A través del agua, los alimentos o el contacto boca a boca, cosa que los niños hacen continuamente y que, los mayores, a veces, hacemos sin darnos cuenta, la bacteria se traspasa y se aloja en el cuerpo de manera fija.

Cómo se transmite la bacteria del Helicobacter Pylori

Aún no se conoce con exactitud cómo se transmite esta bacteria pero se cree que puede ser a través de la saliva, del contacto oral a través del agua o incluso a través de alimentos que fueron contaminados. Pero como te decimos, no se conoce con exactitud por lo que lo único que pueden recomendar los médicos para evitarla es lavarse bien las manos antes de comer y evitar compartir vasos y cubiertos con otras personas.

Síntomas del Helicobacter Pylori

En el momento en que se adquiera la Helicobacter Pylori, los sujetos no presentarán síntomas, ya que dependiendo de lo que se coma, aparecerá una reacción u otra. Se convertirá en un cuadro clínico cuando las reacciones se repitan. Entonces serán síntomas de que la bacteria está alojada allí.

los-sintomas-del-helicobacter-pylori-tumores
  • Irritación en el estómago, en donde notarás una especie de quemazón en el interior. Puedes confundirlo con una mala digestión, pero lo reconocerás cuando aparece sin tener que haber comido nada.
  • Acidez estomacal, como cuando se te repite un alimento o se vuelve muy pesado
  • Náuseas
  • Sensación de lleno, cuando se comido muy poco
  • Hinchazón abdominal
  • Úlceras digestivas
  • Úlceras duodenales
  • Úlceras gástricas
  • Tumores
  • Linfomas gástricos
  • Cáncer

Que no presente síntomas al principio, no significa que no vaya a hacer daño o que no acabe desencadenándose en el peor de sus caras. Tampoco quiere decir, que todos acaben en cáncer, porque todo depende de la alimentación, el cuerpo en el que se aloja y el sistema inmunológico al que se enfrenta. Podría estar toda su vida con esa bacteria y solamente ocasionarle náuseas.

Diagnóstico del Helicobacter Pylori

Para confirmarlo, por si acaso, se emplean unos métodos para descubrir la instalación de la bacteria en el estómago a través de diferentes técnicas.

Test del aliento

Consiste en una serie de pruebas, como las de aliento, en donde analizan el aliento del paciente, tras haber ingerido una sustancia llamada “urea” que ha sido previamente marcada con un isótopo no radiactivo. Si se tiene la bacteria en el estómago, el aliento transforma la urea en CO2 y amoniaco. Este CO2 marcado, pasa a la sangre y elimina por los pulmones, siendo entonces, detectado por el aire que se espira.

los-sintomas-del-helicobacter-pylori-pruebas

Endoscopia gástrica

Método algo invasivo en donde se internan directamente en el interior de tu estómago para poder tomar las muestras necesarias. La endoscopia gástrica es esta forma, se tiene acceso a la mucosa de manera efectiva y exacta para poder diagnosticar la infección el patrón de la gastritis.

Gastroscopia

helicobacter-pylori-diagnostico-endoscopia

Aquí, se introduce un tubo delgado con una cámara, a través de la boca del paciente. Esta cámara llega al estómago y a través de la cámara, se podrá observar las paredes del estómago y cómo se encuentra para poder diagnosticar partiendo del nivel de las irritaciones en el revestimiento interno del estómago. Desde allí, tomará muestras.

Análisis de las heces

De esta manera, aunque se tarde más, se consigue una muestra de la presencia de antígenos del Helicobacter Pylori en los residuos.

Análisis de sangre

Es un añadido a la hora de comprobar si hay o no una bacteria en nuestro interior, ya que al hacer el recuento de glóbulos rojos, se puede manifestar o no, ya esté presente o no la bacteria, una posible anemia.

Tratamiento para el Helicobacter Pylori

Para tratar esta bacteria lo mejor es atacar de manera directa, en primer lugar, a la acidez estomacal y las incomodidades que conlleva. Partiendo de allí, se trata de trabajar sobre el revestimiento del estómago para eliminar la bacteria y curar los estragos que ha producido. Podrá contarse con ayuda farmacológica:

  • Antiácidos: ayuda a aliviar los síntomas
  • Bloqueadores de histamina 2: que ayudan a bloquear la producción de ácido del estómago mientras está la bacteria

Si lo que quieres es aliviar la acidez y promover la curación a través de tratamientos naturales, porque no es lo tuyo estar a base de medicamentos, puedes optar por el consumo de estos siguientes alimentos, que sin duda ayudarán a mejorar la acidez del estómago y permitirán su curación.

  • Aceite esencial de hierbaluisa: con propiedades carminativas y digestivas, la bacteria no soporta los componentes de este aceite, por lo que es muy fácil de eliminar de manera natural.
  • Propóleo: es un antibiótico y un bactericida natural muy potente. Refuerza las defensas y combate las bacterias que se encuentran, especialmente para tratar las infecciones y problemas como la gastritis.
  • Jengibre: es perfecto para calmar la acidez estomacal, las náuseas y las dolencias estomacales. Es un bactericida natural, por lo que es capaz de eliminar la bacteria.
  • Cúrcuma: esta especia es capaz de calmar los dolores de la zona abdominal, las náuseas y estimula la producción de jugos gástricos, de manera que protege el revestimiento del estómago para que la bacteria no haga daño.
  • Brócoli: se ha comprobado que el consumo frecuente de esta verdura gracias a sus fitonutrientes, la bacteria queda erradicada, además de ayudarnos a prevenir el cáncer de estómago.

Dieta para el Helicobacter Pylori

Según el Centro médico Julia Farre, los alimentos que no se recomiendan tomar durante la dieta del Helicobacter, son lo siguientes:

Y al tratarse de una bacteria que afecta al estómago y que produce gastritis, lo mejor es llevar una dieta blanda, como la que propone el mismo centro en esta fotografía:

Prevención del Helicobacter Pylori

Como bien sabemos, la bacteria se coge de manera inmediata y se aloja en nuestro estómago todo el tiempo que haga falta, hasta que no la echen. Si no las has pillado o te acabas de deshacer de ella, probablemente no quieras volver a contagiarte, así que tendrás que tomar ciertas medidas para evitar el contagio.

  • Lavarte las manos después de ir al baño
  • Lavarte las manos antes de comer
  • Emplear un gel bactericida, cada vez que has estado con desconocidos o antes de estar con ellos, para protegerte
  • No morderte las uñas, porque aunque no lo creas, es un acto reflejo que hacen muchos sin pensar en las consecuencias de los virus y bacterias que meten en su boca.
  • Cocinar los alimentos adecuadamente, respetando sus fechas de caducidad, su frescura y su conservación.
  • Informarte bien de la alimentación que hay en diferentes países que vas a visitar o comerlos en lugares seguros, porque no es lo mismo comer en un restaurante que en un puesto de la calle. No se pueden comer los alimentos que están al aire libre.
  • Beber agua embotellada o filtrada o con tu propia cañita.

Puede que te haga parecer excéntrico, pero recuerda que es una bacteria que podría hacer demasiado daño. Y es que hay bacterias por todos lados. Imagínate cuántas tendría un billete.

Éstos son los síntomas de la Helicobacter Pylori. Podrás acudir a tu médico de cabecera, para poder detectarla y descubrir por qué tienes siempre náuseas o sientes que la comida se repite o eres propenso a sufrir úlceras. Con el tratamiento adecuado, podrás deshacerte de esa bacteria y estar más tranquilo a la hora de comer.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos