Escrito por Tendenzias

Los síntomas del anisakis

Muchos habréis oído hablar de la enfermedad del anisakis, pero aún así en realidad es una completa desconocida. Muchos creen que es una enfermedad exótica o que es típica de otros países, pero lo cierto es que el anisakis puede darse en cualquier lugar. Para estar precavidos, en Demedicina te mostramos los síntomas del anisakis.

sintomas anisakis

Índice del artículo

Puedes guiarte por este índice para saber los contenidos que vas a encontrar en este artículo:

  • ¿Qué es el anisakis?
  • Síntomas del anisakis
  • ¿Cómo se contagia el anisakis?
  • Cómo tratar el anisakis
  • Vídeo sobre el anisakis

¿Qué es el anisakis?

El anisakis es un parásito marino que se aloja en el sistema digestivo de diversos animales, provocando a sus hospedadores diversos tipos de daños a medida que crecen y se desarrollan. El anisakis puede alojarse primero en un animal pequeño y, a medida que sus huéspedes son devorados por otros animales mayores y son digeridos, el anisakis pasa de un huésped a otro hasta llegar a habitar un mamífero marino. Los seres humanos tienen un sistema digestivo muy similar al de los mamíferos marinos por lo que si ingerimos un animal que escondía en su interior el parásito anisakis, es muy probable que este pase a alojarse en nuestro tracto digestivo, provocándonos daños de diversa consideración.

A o largo del siguiente artículo vamos a ir viendo cuáles son algunos de los síntomas más comunes entre los pacientes de anisakis y cómo pueden ser tratados dichos síntomas. Además, os damos una serie de consejos para evitar comer productos que podrían provocarnos una infección por anisakis.

Síntomas del anisakis

Anisakis pescado ¿Qué ocurre si uno se contagia de anisakis? La aparición de anisakis en el tracto digestivo de una persona puede provocar muchos problemas de salud. Los primeros síntomas se suelen presentar entre 24 y 48 horas después del consumo del pescado infectado y suelen traducirse en dolor abdominal, vómitos y náuseas. Dentro del cuerpo humano, los anisakis se suelen ser situar en el estómago o en la parte superior del intestino delgado, pero en ocasiones pueden alojarse en otras partes de la cavidad abdominal, produciendo diversos daños. De hecho, cuando los anisakis se sitúan en el tubo digestivo, se han dado casos de que la persona afectada ha expulsado larvas de anisakis a través de su boca cuando tosía o tenía vómitos.

En todo caso, aunque el dolor, las náuseas y los vómitos son síntomas generales que casi siempre están presentes cuando hay una infección de anisakis, dichos síntomas pueden estar acompañados de otros dependiendo del lugar del tracto digestivo donde se establezca el parásito. Por ejemplo, si se sitúa en la parte baja del intestino, puede provocar síntomas parecidos a los de la enfermedad de Crohn, es decir, inflamación y sospechas de obstrucción intestinal. En todo caso, esta infección puede ser confundida fácilmente con otros problemas de salud muy comunes, como una apendicitis, por lo que es muy importante que se haga saber al médico responsable de la atención médica si se ha consumido pescado crudo o poco cocinado en las últimas horas. De esta forma, se podrá comprobar desde el principio si un paciente tiene anisakis o no y empezar el tratamiento a la mayor brevedad.

Además de estos problemas, también hay que tener en cuenta que los anisakis liberan una toxina que puede provocar graves reacciones alérgicas, llegando a haber casos en los que se producen choques anafilácticos que requieren de una inmediata intervención médica. Otro de los síntomas más graves que puede causar el anisakis es la peritonitis o la rotura delas paredes del intestino.

Lo más recomendable es tratar de erradicar el anisakis cuando acaba de entrar en el intestino. Sus síntomas comienzan a sentirse antes de las 24 horas de que las larvas del gusano hayan entrado en el organismo. En caso de que el anisakis ya lleve tiempo dentro del organismo y se haya “camuflado” bajo la mucosa del intestino será mucho más difícil de localizar y erradicar, teniendo que recurrir a una operación quirúrgica para eliminarlo.

sintomas anisakis También hay que tener en cuenta que el anisakis puede ser más peligroso en determinados casos, por ejemplo en el de las mujeres embarazadas. El anisakis no va a afectar directamente al feto, pero sí puede afectar mucho a los hábitos alimenticios y a la salud de la madre, lo cual sí repercute en el desarrollo y la salud del feto, así que en casos como este hay que extremar las precauciones.

Ya hemos visto en qué consiste el anisakis y cuáles son sus principales efectos y riesgos para la salud. Pero, ¿cóo se contagia el anisakis?

¿Cómo se contagia el anisakis?

Como muchos ya saben, el anisakis es el nombre que tiene una larva de gusano que se encuentra en algunos pescados y mariscos. Por tanto, anisakis no es el nombre de la patología, sino del gusano que la causa.

El anisakis puede introducirse en nuestro sistema principalmente cuando consumimos pescado que no está bien cocinado o que se come crudo. Los pescados que no están bien cocinados aún pueden mantener la larva en su interior, lo que se transmite a la persona que se consume y el parásito continúa su desarrollo en su interior. Se considera generalmente que la inmensa mayoría de la merluza y el bonito que se consume contiene anisakis, pero que su adecuada cocción y preparación acaba con el parásito antes de su introducción en el cuerpo humano. Sin embargo, una inadecuada preparación de este tipo de pescados puede llevar al contagio del parásito.

Pescado crudo En todo caso, es mucho más probable que una persona se convierta en portador del anisakis consumiendo pescado crudo, pues su método de conservación no acaba con los parásitos que hay en su interior. Ejemplos de este tipo de pescado pueden ser, por ejemplo, los boquerones en vinagre, las anchoas, el pulpo y los calamares, entre otras posibilidades. Japón es el país que más casos de contagio por anisakis registra por año, dado que su cocina se basa mucho en la utilización de pescado crudo, como en es el caso del conocido sushi. Sin embargo, cualquier zona del mundo en la que se consuma una gran cantidad de pescado o marisco crudo o con muy poca cocción presenta unos altos niveles de contagio de este parásito.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Por lo tanto, lo más recomendable es comer el pescado cocinado o cocer los mariscos o ponerlos a la plancha antes de consumirlos, ya que el calor mata a las larvas del anisakis. Otro consejo importante para evitar contraer el anisakis es retirar las vísceras de los pescados potencialmente peligrosos antes de consumirlos.

En el próximo epígrafe vamos a ver cuáles son las formas más habituales de tratar una infección por anisakis.

Cómo tratar el anisakis

Una vez que los profesionales médicos han detectado la presencia de anisakis en el organismo, la invasión generalmente se empieza a tratar a través de medicación. En primer lugar, se administran medicamentos para tratar los síntomas y, después, también remedios dedicados a proteger el intestino y el estómago del ataque de los parásitos. Si existe algún tipo de reacción alérgica, se suelen administrar corticoides o antihistamínicos para que no vaya a más.

Si el paciente tiene suerte, la infección parasitaria puede desaparecer por sí sola y únicamente es necesario controlar sus síntomas. Pero este no es siempre el caso, por lo que se tiene que proceder a la extracción de los parásitos. Para ello, generalmente se realiza una gastroscopia o una endoscopia digestiva alta. Esta es una prueba en la que se introduce un tubo flexible por la boca del paciente y permite a los médicos obtener imágenes claras del tracto digestivo, el estómago y el intestino, pero también puede servir para acabar con cuerpos extraños, como son los anisakis. Sin embargo, si se ha producido un daño extensivo, los médicos pueden decidir recurrir a la cirugía para extraer los parásitos y acabar con el daño que hayan podido crear, pero esto solo ocurre en los casos más extremos. Generalmente, una vez desaparecido el parásito, el paciente no sufre ninguna secuela y puede seguir con su vida con una absoluta normalidad.

Esperamos que toda esta información te haya servido de ayuda y ya sepas algo más acerca de la enfermedad del anisakis. Para terminar, os dejamos con un vídeo y unos enlaces que os podrían resultar interesantes para complementar la información del artículo.

Vídeos sobre el anisakis

Puedes conocer más detalles sobre el anisakis en el siguiente vídeo:

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

Te puede interesar

En Demedicina tenemos muchos otros artículos que te pueden resultar muy interesantes si quieres saber más acerca de los síntomas de determinadas patologías:

Y si te ha gustado el artículo, no dudes en compartirlo con tus amigos en Facebook, Twitter y Google +.

Demedicina.com

Newsletter