Escrito por Tendenzias

Llagas en la boca | Causas y tratamientos

Las llagas en la boca son un mal que aparece con cierta frecuencia. Son muchas las personas que sufren a menudo este problema, que aunque no es grave si que puede resultar demasiado molesto. Aún así, no es algo que deba preocupar ya que hay tratamientos y formas de paliar el problema.

Este tipo de problema también se conoce como aftas bucales. Son úlceras o heridas abiertas que aparecen en cualquier parte de la boca, pero especialmente en los labios. También pueden aparecer en la base de las encías, en la parte superior de la boca, en la lengua o en el interior de las mejillas. Son de color blanco o amarillo claro y suelen estar rodeadas de una zona roja y bastante brillante. Esta apariencia es fruto de la infección que representan.

No suelen ser de tamaño muy grande, pero causan molestias desde el primer momento a aquellas personas que las sufren.

  • La aparición de manchas rojas en la boca. Estas suelen ser ya ligeramente dolorosas y pueden llegar a hincharse. Esta zona es la que se convertirá en una úlcera abierta.
  • Zona blanca o amarillenta en el labio, en el lugar en el que se está formando la llaga.

Cuando empiece a sanar el color pasará a ser más grisáceo, y nunca superará un centímetro de tamaño.

No es lo más común, pero hay personas a las que las llagas en la boca les producen fiebre, malestar general o incluso inflamación de los ganglios linfáticos. Ocurren en muy pocas ocasiones, pero si este es el caso te recomendamos acudir a un profesional médico que pueda examinarte y analizar la situación.

Por qué salen llagas en la boca | Causas

Como hemos dicho, no hay que preocuparse por estas llagas. Tienen varias causas, pero ninguna de ellas es grave y dejan que las llagas vuelvan a desaparecer. Una de las causas más comunes es el consumo de ciertos medicamentos. Si las llagas en la boca te aparecen mientras estás tratándote otra enfermedad, consulta el prospecto del medicamento para salir de dudas.

Otra de las causas son las lesiones bucales. Estas se producen después de ir al dentista, por ejemplo, o con una limpieza dental muy agresiva. También puede ocurrir por el roce de la ortodoncia o de otros aparatos o fundas dentales. Ten cuidado a la hora de limpiarte los dientes y no fuerces demasiado, o puedes generarte una lesión buscal que produzca las llagas.

Seguro que la siguiente causa te suena, y es que nos ha pasado a muchos: los mordiscos en la lengua o en la mejilla. A menudo mientras comemos o masticamos chicles nos mordemos, y si esto ocurre con fuerza se pueden producir heridas en la boca. Las mordeduras accidentales son muy molestas. Además, solemos repetir los mordiscos en la misma zona, por lo que debes tener cuidado si quieres cuidar la llaga en la boca y sanarla.

A menudo también surgen por estrés emocional, falta de minerales o de vitaminas. Suele ocurrir por la falta de vitamina B12, hierro o ácido fólico. Esto ocurre en el embarazo, por ello es bueno tomar suplementos y cuidarse mucho la boca durante esos 9 meses. Además, los cambios hormonales también afectan a las llagas en la boca.

Por último, otra causa que puede afectar son las alergias alimenticias. Si te surgen llagas en la boca muy a menudo puede que tengas que hablar con tu médico e investigar qué alimentos o productos pueden estar causándolas.

Cabe destacar que una causa que se está investigando son las herencias genéticas. Y por motivos aún sin determinar se ha observado que las mujeres son más propensas a estas heridas que los hombres.

Tratamientos para las llagas en la boca

En las farmacias puedes encontrar multitud de tratamientos para las llagas en la boca. Hay cremas y parches, pomadas y anibióticos. En cualquier caso, debes consultar con un especialista antes de tomar nada de esto por tu propio pie.

Además, hay tratamientos caseros con los que podrás paliar los síntomas y curar las llagas en la boca en poco tiempo. Son remedios fáciles que podrás hacer con cosas que todos tenemos en casa en mayor o menor medida, por lo que no necesitas realizar ningún desembolso.

Vamos a ver algunos de estos tratamientos caseros a continuación:

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);
  • Seguro que es lo primero que se te ocurre, y efectivamente te ayudará: utiliza colutorio o enjuage bucal cada vez que te laves los dientes. Te ayudará a calmar el dolor y las molestias y controlará la formacion de bacterias en la zona afectada. No abuses de esta técnica porque puede dolerte la zona herida. Los enjuages comerciales son bastante fuertes y es mejor aplicarlos en pequeñas cantidades.
  • Otro remedio que también puede resultar un poco fuerte es el agua oxigenada. Colocada sobre un bastoncillo de algodón y aplicada en la llaga ayudará a curar la zona, pero el dolor será bastante agudo. Lo positivo es que previene la aparición de bacterias.
  • Una de las opciones más baratas es aplicar sal sobre las llagas de la boca. Es una manera muy efectiva de curar, pero debes aplicarla disuelta en agua tibia. Enjuágate la boca con la mezcla y haz hincapié en la llaga, o aplícalo directamente sobre la herida. La herida curará pero causará irritación. Procure dejarlo como plan B y prueba otras cosas antes.
  • El bicarbonato de sodio funcionará igual de bien que la sal, aunque será menos doloroso. En ambas ocasiones debes enjuagarte bien la boca con agua limpia al terminar y asegurarte de no dejar residuos.

Otros remedios caseros bastante efectivos son la aplicación de yogur o de leche de magnesia sobre las llagas de la boca. El ácido que contienen ayudará a controlar la formación de bacterias y eliminará las que ya están presentes. Puedes aplicarlo 3 veces al día limpiando después la zona en profundidad.

Una forma de reducir la inflamación y calmar el dolor puede ser aplicar hielo en la zona. No curará la herida pero sí actuará como sedante.

¿Quieres saber más sobre enfermedades de la boca? Los siguientes artículos te interesan:

Demedicina.com

Newsletter