Escrito por Tendenzias

Liposucción sin cirugía para quitar grasa sin pasar por quirófano

La liposucción es uno de los tratamientos estéticos a los que más mujeres se someten. Es un tratamiento a través del cuál podemos eliminar gran parte de la grasa acumulada en determinadas zonas del cuerpo y aunque muchas personas creen que se trata un tratamiento de cirugía,  lo cierto es que también podemos someternos a una liposucción sin cirugía y que te vamos a explicar a continuación, al detalle.

la-liposuccion-sin-cirugia

Qué es la Liposucción

liposuccion

La liposucción permite que personas con problemas de grasa acumulada en zonas como el abdomen, muslos o gluteos, puedan encontrar una solución. Con la edad, los excesos y una vida sedentaria es fácil que aparezca grasa corporal que si bien antes ni tan siquiera se trataba, desde hace años ya se puede eliminar gracias a tratamientos como el de la liposucción.En la actualidad la liposucción es la operación de cirugía estética más demandada por los españoles, con una media de 20.000 intervenciones al año según datos de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (Secpre). Hace casi 40 años que la liposucción se practica y su éxito ha sido tal que se  ha podido desarrollar de modo que en la actualdiad no hace falta pasar por un quirófano para conseguir eliminar la grasa eliminada. De hecho existe la que se conoce como lipouscción sin cirugía.Normalmente veréis en televisión, o por alguien que se haya sometido a una “lipo”, que lo más normal es pasar por el quirófano, pero lo cierto es que dependiendo del caso y de la cantidad de grasa acumulada podemos decir que habrá algunos en los que no será necesario.

Liposucción sin cirugía

liposuccion-sin-cirugia-tratamiento

La liposuccion sin cirugía se basa principalmente en el uso de técnicas como lo son el láser o el ultrasonido. Para poder aplicar una liposucción en la que no sea necesario intervenir quirúrgicamente hará  falta colocar una pequeña anestesia en la zona a tratar, que penetra las capas de la piel.Posteriormente las ondas de ultrasonido se aplican sobre la zona afectada de manera que las células de grasa adiposa desaparezcan sin dañar  en ningún momento los tejidos. En el caso del láser, en vez de ser una onda de ultrasonido es una onda láser.

Además, tenemos otros tratamientos como son:

Inyecciones para reducir grasa con Aqualix

De estas inyecciones se dicen que son el tratamiento o remedio “milagro” para acabar con la grasa sin la necesidad de tener que pasar por quirófano.

Las inyecciones para reducir grasa con Aqualix cuentan con el llamado desoxicolato de sodio que actúa como una especie (y para entenderlo fácilmente) de detergente para acabar con la grasa, en este caso, la almacenada en nuestro cuerpo.

El desoxicolato de sodio es un ácido que está presente en la bilis humana capaz de emulsionar la grasa que acumulemos por nuestra dieta, pero es mucho más efectivo cuando se inyecta directamente sobre el tejido adiposo ya que licua la grasa que tengamos, de modo que los  lípidos se acaban eliminando de manera natural a través del sistema linfático.

A través de la inyección recibimos este ácido y notamos como la zona comienza a arder, aunque enseguida desaparece esa sensación pero sí puede provocar una hinchazón que tarda entre 2 y 3 días en desaparecer.

Estas inyecciones además no son baratas ya que cada sesión nos puede costar unos 450 euros, con un mínimo de tres recomendada, con un intervalo de tres semanas entre cada una de ellas.

Es un tratamiento efectivo pero claro,aunque estas inyecciones parecen un milagro lo cierto es que son más recomendables cuando la grasa a eliminar se localiza en zonas pequeñas, ya sea por ejemplo una rodilla o quizás una parte del brazo. Para zonas más grandes podéis haceros un lipobarrido.

Lipobarrido

Esta otra técnica es todavía más completa que la anterior no solo porque la podemos aplicar sobre grandes zonas de la piel en las que deseamos acabar con la grasa sino que además podremos tonificar y reafirmar la piel.

El lipobarrido consiste en un barrido celular intradérmico que se aplica en sesiones que tienen una duración de unos 45 minutos. Con una sesión (aunque se necesitaremos varias) ya se nota una reducción de la celulitis, sumando además que la flacidez se atenúa y mejora la musculatura.

El tratamiento de lipobarrido consiste en una energía que se aplica de manera directa sobre la zona donde se acumula la grasa, de modo que es capaz de eliminarla a través de  arrastrarla por el sistema linfático y eliminarlo principalmente por la orina.

El sistema aplica además una serie de estímulos que nos permiten nueva producción de colágeno con lo que la piel no se ve tan flácida y por otro lado, realiza una contracción isométrica del músculo, que lo que hace es tonificar la musculatura.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

En cuanto a las zonas a tratar, las más efectivas son muslos, abdomen y brazos y el precio por sesión ronda los 200 euros, siendo necesarias al menos una sola sesión para notar ya los resultados.

Drenaje Linfático

Para los que deseen eliminar la grasa de su cuerpo sin la necesidad de cirugía, pero además sin que se tengan que someter a inyecciones o un lipobarrido, siempre tenemos el conocido como drenaje linfático o drenaje linfático manual.

Un tratamiento que consiste en un masaje que funciona de una manera muy rítmica y delicado que favorece el flujo de la linfa hacia  todos los tejidos del cuerpo, ayudando así a purificar, descongestionar y, en caso de edema (o una acumulación de líquido) reducir el dolor y la hinchazón . A través del drenaje linfático los tejidos pueden deshacerse del exceso de agua, de las bacterias y los virus, toxinas, desechos metabólicos, y como no, de la grasa.

Esta no es una técnica dolorosa, sino que en realidad es muy agradable y relajante sin tener que aplicar tampoco ni aceites ni cremas.

Es evidentemente el tratamiento más económico, unos 30 euros por sesión, aunque necesitaremos de al menos seis o siete sesiones para comenzar a ver resultados.

¿Funciona la liposucción sin cirugía?

La liposucción sin cirugía es ya un hecho gracias a las distintas alternativas que tenemos al respecto y que ya hemos señalado pero ¿funciona realmente?.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

Es evidente que una liposucción, en el que a través de una cirugía con canulas se elimina toda la grasa, es el tratamiento más eficaz para acabar con los tejidos adiposos de nuestro cuerpo, pero claro la recuperación luego es algo lenta e incluso dolorosa, de modo que si deseas ahorrarte ese proceso post-operatorio es evidente que te va a funcionar.

En cuanto a resultados, pues quizás con el lipobarrido será cuando veamos resultados más claros, aunque puede que pienses que acabarás con la piel completamente lisa y en realidad compruebes que al cabo de los meses, de nuevo se nota la grasa acumulada.

Entonces ¿no es efectiva una liposucción sin cirugía? Sí que lo es aunque siempre y cuando la zona a tratar no sea demasiado extensa y además si somos capaces de sumar el tratamiento al que nos hayamos sometido, la practica de deporte y como no una buena alimentación.

Vídeo de la liposucción sin cirugía

Opiniones de la Liposucción sin cirugía

Si “buceamos” en internet encontraremos muchas opiniones de gente que se han sometido a un tratamiento de liposucción sin cirugía.

Muchos comentan como tras someterse a la primera sesión ya son capaces de notar que han perdido entre 2 y 4 centímetro de grasa.

loadInifniteAdd(infinite_adv_3);

Por otro lado, recomiendan como mejor opción la de la cavitación, sometiéndonos a un mínimo de diez sesiones (unos 85 euros cada una), para notar resultados eficientes. De todos modos es necesario completar el tratamiento con deporte y una buena dieta.

Además tenemos que tener en cuenta también estos otros factores:

  • Nuestro aspecto va a mejorar a medio plazo y nunca al instante
  • Hemos de ser constantes con las sesiones y los complementos que se apliquen para acabar con la grasa
  • Debes informarte bien de en qué consiste y cómo es cada tratamiento.
  • Además tienes que pensar en que necesitarás varias sesiones, sea cuál sea el tratamiento, y eso conlleva un gasto económico.

Debido a que tienen cierto coste, generalmente requieren una inversión importante y hay que meditar si la decisión es correcta. Elegir una clínica de estética de confianza es fundamental para que el tratamiento que nos propongan sea de calidad y cumpla con nuestras expectativas.

“Este tratamiento puede funcionar, pero no si tienes una gran cantidad de grasa en la zona. Puede ayudar si se restringes las calorías y hacesejercicio después del tratamiento. Se supone que afloja el contenido de las células de grasa, para ayudar a disolverlas mejor, pero no derrite las células de grasa, o eliminar las células de grasa” cuenta uno de los testimonios que hemos encontrado.

Demedicina.com

Newsletter