BLACK FRIDAY de Amazon, no te pierdas sus ofertas, te dejamos un enlace con las mejores rebajas
Escrito por

¡Cuidado! Efectos secundarios de la Leche de Magnesia

¡Cuidado! Los efectos secundarios de la Lecha de Magnesia son tremendos pero, ¿qué es la Leche de Magnesia? Se trata de un producto cuyo uso más habitual es el de paliar los efectos del estreñimiento. Sí, por eso hay que tener cuidado con los efectos secundarios de la Leche de Magnesia. Se trata de un laxante que se vende sin receta, accesible para todos los clientes, y disponible tanto en jarabe como en pastillas.

Además, al ser uno de los laxantes más baratos del mercado, así como de una eficacia probada, ha cogido gran relevancia entre los aquejados de dicha dolencia. A ellos precisamente va dirigido este mensaje. ¡Cuidado! Los efectos secundarios de la Leche de Magnesia. Por cierto, también va de maravilla para otro tipo de achaques. Te detallamos todas las propiedades de la Leche de Magnesia a continuación.

¡Cuidado! Efectos secundarios de la Leche de Magnesia

Los efectos secundarios de la Leche de Magnesia pasan por saber su composición. La fórmula de la Leche de Magnesia es hidróxido de magnesio, aunque el nombre con el que se vende se ha hecho más popular, es más asequible y ofrece más confianza. No obstante, si alguien quiere analizar químicamente este producto, que sepa que su fórmula es Mg(Oh)2

¿Qué es la Leche de Magnesia?

¿Qué es la Leche de Magnesia? La realidad es que no es leche pero lo parece. Al ser de tono blancuzco y tener que combinarse con agua, la mezcla sí da aspecto lechoso pero más espesa. Obviamente, mucha gente aquejada de estreñimiento, se plantea cambiar su vaso de leche de vaca por un vaso de Leche de Magnesia. ¿Es aconsejable? Para nada.

Responder a qué es la Leche de Magnesia, responde a la pregunta anterior. Entre otros elementos, está compuesta por cloro, agua, hiproclito de calcio e hidróxido de carbono. Y sí, esta fórmula casi mágica tiene muchas ventajas para el cuerpo humano, no sólo por dentro, también por fuera. Y es que es una de las bases de la lucha contra el acné juvenil.

Pero no es leche. Y por tanto, no podemos consumirla como tal. Es más, a pesar de que la Leche de Magnesia no requiera de receta médica, se aconseja que nuestro doctor esté al tanto de su consumo. Así, no sólo controlará las dosis, sino que aconsejará la medida a tomar. Sobre todo, si es de estreñimiento, no sea que el paciente acabe completamente al revés, con gastrointeritis.

Efectos secundarios de la Leche de Magnesia

Los efectos secundarios de la Leche de Magnesia suelen venir por una mala administración. Ya sea por tomarla cuando no se debe, ya sea por abusar de su consumo, los efectos secundarios de la Leche de Magnesia pueden presentarse de varias formas. Antes de exponer los efectos secundarios de la Leche de Magnesia, es bueno saber la dosis recomendada. Y es que el techo máximo de consumo marcado por las autoridades sanitarias es de 350 mg/día.

Obviamente, es un límite muy elevado, casi inalcanzable, para que haya margen. Si alguien llega a superarlo, los efectos secundarios de la Leche de Magnesia empiezan a manifestarse. Y suelen hacerlo en forma de dolor de tripa o gastrointeritis.

Efectos Gastrointestinales

Los efectos gastrointestinales suelen ser los que más rápido aparecen. Es lógico, teniendo en cuenta su efecto laxante, que afecten a la zona que pretendemos curar. Lo curioso es que efecto gastrointestinal secundario de la Leche de Magnesia sea justo el opuesto: la diarrea. No es lo más indicado, pero al menos ayuda a corregir el estreñimiento.

Vómitos, náuseas y dolores de estómago prolongados pueden ser los siguientes en aparecer. Obviamente, aparejado a ellos, llegará la bajada de peso y una notable pérdida de apetito.

Efectos Cardiovasculares

Los efectos cardiovasculares son más delicados. Por ello, a la hora de autoadministrarse la Leche de Magnesia, debemos ser conscientes de lo que tomamos. Y es que una ingesta indebida de este medicamento, puede bajar la tensión de forma alarmante. Hipotensión peligrosa en poco tiempo.

Esta dolencia viene dada por el incremento inesperado de magnesio en la sangre, que hace que el torrente sanguíneo fluya menos y desemboque en arritmias. Un efecto secundario cardiovascular peligroso que puede derivar, incluso, en un infarto.

Otros síntomas adicionales

Otros síntomas adicionales que conlleva la incorrecta ingesta de Leche de Magnesia, pueden ser igual o más peligrosos que gastrointestinales y cardiovasculares. Una intoxicación de magnesio puede tener consecuencias catastróficas para el cuerpo humano. Así, otros síntomas adicionales que se pueden presentar son:

  • Problemas respiratorios
  • Confusión y aturdimiento
  • Sueño y cansancio
  • Coma o muerte (caso que la intoxicación sea elevada)

Daño renal

El daño renal también es una consecuencia de la mala administración de la Leche de Magnesia. Al final, el magnesio de más que va con la sangre, pasa por los riñones. Estos, acostumbrados a una cantidad limitada, se ven sobrepasados y deben trabajar más de lo normal, por lo que terminan saturados y dañados. En ocasiones, de forma permanente.

En el peor de los casos, si los riñones ya están dañados de antes, hay muchas opciones de que no sean capaces de eliminar el magnesio. Por tanto, almacenarían un elemento tóxico para ellos, causando estragos en la zona y, sobre todo, devolviendo la sangre contaminada al resto del cuerpo. Una debacle sanguínea.

Efectos secundarios de la Leche de Magnesia – Cómo actuar

La gran pregunta sobre los efectos secundarios de la Leche de Magnesia es cómo actuar. Tan sencillo como evitar agredir a nuestro cuerpo, sólo tenemos uno. Para empezar, evitando tomar la Leche de Magnesia para adelgazar.

Para saber cómo actuar ante los efectos secundarios de la Leche de Magnesia, debemos conocer los síntomas a tener en cuenta. Y saber que, directamente, debemos acudir al centro sanitario u hospitalario más cercano. Y rápido. Cuanto más demoremos, más graves serán los efectos secundarios.

Así, los efectos secundarios de la Leche de Magnesio a tener en cuenta son:

  • Problemas para respirar
  • Diarrea/Gastrointeritis
  • Estreñimiento
  • Vómitos/Náuseas
  • Taquicardias
  • Entumecimiento
  • Sangrado anal
  • Reacción alérgica, granos o ronchas
  • Sueño, cansancio y debilidad muscular

También te puede interesar:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos