Escrito por

La operación de aumento de pecho

La operación de aumento de senos o mamoplastia, es una intervención cada vez más popular, especialmente en algunos países como en Brasil, los Estados Unidos y España. Hace unos meses, la noticia acerca de los problemas a que dan lugar los implantes mamarios fabricados por la empresa francesa PIP han motivado la desconfianza de las mujeres hacia este tipo de operación. En Demedicina te contamos lo que debes saber si estás pensando someterte a una intervención de este tipo.

¿En qué consiste la operación de aumento de los senos?

Durante esta intervención quirúrgica, se realiza a la paciente una pequeña incisión, por la que se introducirá el implante mamario.

La incisión puede hacerse en tres sitios:

  • alrededor de la areola
  • bajo la axila
  • bajo el pliegue del pecho

Para la operación, se administra a la paciente anestesia general o bien local, depende del criterio del médico.

¿Qué molestias puedo tener tras la mamoplastia?

La recuperación es rápida; normalmente a la paciente podrá volver a su casa al día siguiente de la operación, aunque debe estar algún tiempo de reposo para que la incisión vaya cicatrizando y se pueda proceder a la retirada de los puntos,  y después de algún tiempo, la cicatriz restante será poco visible. Pueden aparecer molestias e hinchazón los primeros días, pero irán desapareciendo con el tiempo.

Durante la recuperación, el médico recetará una serie de medicamentos para favorecer la aceptación del implante en el cuerpo; también deberá llevar un sujetador especial.

No se recomienda tomar el sol en los meses inmediatos a la operación, ya que la cicatriz no será más visible de esta forma.

Algunos riesgos tras la operación

Tras la operación, el médico realizará un seguimiento, ya que a veces es necesario cambiar las prótesis transcurridos 10 o 20 años. En la actualidad, las prótesis que se utilizan son de gran calidad, y puede ser que duren toda la vida, aunque es necesario un seguimiento a modo de prevención.

  • En caso de un accidente o un fuerte golpe, el implante mamario puede romperse, y si esto ocurre es necesario que se retire y sustituya rápidamente.
  • También puede ocurrir que el tejido mamario que aloja al implante se endurezca y contraiga, haciendo que el seno esté más duro de lo normal.

Más cosas que debes saber acerca del aumento de pecho

  • La prótesis mamaria no interfiere en caso de lactancia, por lo que se puede dar de mamar a u bebé normalmente
  • Tampoco influye en caso de tener que realizarse una mamografía

¿Qué son las prótesis PIP?

Estas prótesis de silicona, las comercializaba la empresa francesa Poly Implant Prothèse, y se comercializaron en muchos países debido a su bajo precio. Sin embargo, entre sus componentes, se encuentran sustancias que pueden ser peligrosas para el organismo en caso de rotura de la prótesis. Por eso se recomienda su extracción a todas las mujeres que las llevan.

 Antes de operarte…

Plantéate por qué quieres hacerlo. El aumento de pecho no te cambiará la vida, no acabará con tus complejos,  ni tampoco hará que seas más feliz. Acéptate tal y como eres y aprende a valorar tus cualidades.

Si decides operarte, infórmate bien acerca de qué tipo de implante van a ponerte, su calidad, la casa que lo comercializa, etc, y desconfía de las gangas. Tu salud es importante.

Demedicina.com

Newsletter