Escrito por Tendenzias

La esquizofrenia: qué es, síntomas y tipos

Demencia precoz, este era el diagnóstico que se les daba a los pacientes en el siglo XIX, la mayoría de ellos gente joven, que sufrían desórdenes cerebrales en distintos aspectos, desórdenes tanto en el pensamiento como en las emociones, pacientes cuya percepción de la realidad distinta, personas que no sentía empatía ante diversas situaciones. Más tarde, esta denominación cambió por un término que ahora todos conocemos Esquizofrenia. Conozcamos más afondo esta enfermedad que es la esquizofrenia: qué es, síntomas y tipos, qué tratamientos existen y que resultados se obtienen. Conocer la enfermedad es aprender a convivir con ella, por lo que empecemos lo antes posible.

Qué es la Esquizofrenia

La esquizofrenia es un trastorno psiquiátrico grave y crónico, clasificado dentro del grupo de trastornos psicóticos. Una persona afectada de Esquizofrenia puede presentar conductas raras o anómalas para el resto de la sociedad, llegando a tener una pérdida total de contacto de la realidad, creando su propio mundo paralelo o su propia realidad, donde a menudo experimentan alucinaciones como voces que les hablan y visiones monstruosas y fantasmales, que sólo el enfermo es capaz de sentir y ver.

Qué causa o provoca la Esquizofrenia es todavía un misterio para los científicos, pero parece haber un alto grado de responsabilidad genéticas, además de circunstanciales que crean un sentimiento de vulnerabilidad en la persona afectada y por tanto una predisposición a ser activado, si se producen las circunstancias favorables para ello.

La esquizofrenia como acabamos de ver, no tiene por qué presentarse de forma gradual, sino que puede haber un hecho o un factor que desencadene dicha enfermedad, presentándose súbitamente. Aunque también debemos decir que una persona esquizofrénica alternará periodos alterados o de crisis con periodos más estables donde los síntomas remiten totalmente.

Causas de la esquizofrenia

La esquizofrenia es una enfermedad mental que se puede manifestar en diferente grado y en diferente forma. Existen diversas causas asociadas a la aparición de la esquizofrenia, algunas de las más comunes serían las siguientes.

En primer lugar habría que citar la propia genética. La esquizofrenia se puede presentar por alteraciones familiares en el ADN, lo que explica que el número de personas esquizofrénicas cuyos padres lo eran también, es mucho mayor.

Por otra parte, la esquizofrenia también puede aparecer por la alteración, por diversas causas, de las funciones cerebrales, por ejemplo a través del abuso de drogas o sustancias tóxicas, sobre todo las drogas duras como la cocaína u otras sustancias como los ácidos.

Por otro lado, aunque no hay consenso médico acerca del tema, hay quien afirma que hay otro tipo de factores sociales o familiares que también pueden influir en la aparición de esquizofrenia. Por ejemplo, una persona que haya estado sometida a un gran estrés durante un largo período de tiempo. También se puede incluir aquí a aquellas personas que han sufrido algún trauma muy importante y que les pueden haber dejado secuelas mentales (pérdidas trágicas de familiares, casos de violación, etc). De cualquier manera, habría que estudiar cada caso en concreto antes de poder emitir un veredicto y decidir un tratamiento.

Por otro lado, cabe decir que la esquizofrenia es una enfermedad que en muchos casos puede ser controlada en cierto modo, siempre y cuando el paciente tome la medicación prescrita por el médico o psiquiatra. En caso contrario, las recaídas son frecuentes.

Una de las preguntas que mucha gente se hace es: ¿la persona esquizofrénica sabe que lo es? ¿Es consciente de que, de alguna manera, sus facultades mentales están trastornadas? Conozcamos más sobre la esquizofrenia en los siguientes puntos.

Síntomas de Esquizofrenia

Los síntomas de la esquizofrenia pueden ser muy variados aunque no podemos hablar de un síntoma específico de la enfermedad sino que comparten distintos síntomas con otro tipos de enfermedades mentales. Como ocurre en la mayoría de la enfermedades mentales, no existen síntomas exteriores, sino que es el propio paciente quien los experimenta, son síntomas subjetivos, por lo que no se pueden comprobar.

Existen síntomas como el Delirio, donde el enfermo percibe ideas erróneas a la realidad, llegando a estar convencido de que su percepción equivocada, es la realidad. Los típicos estereotipos que hemos visto en un montón de películas, como pensar que todo el mundo está en contra del enfermo, o la percepción de que le persiguen.

Otro síntoma son las Alucinaciones, con ellas el paciente es capaz de percibir a través de los sentidos situaciones que no existen. Estas alucinaciones pueden ser auditiva o visuales, como pueden ser ver caras que miran desde la pared, sentirse invadido por insectos, oir voces que hablan mal de él o que incluso llegan a insultarle o a obligarle a hacer cosas.

Con síntomas como los anteriormente descritos, el paciente llega a un estado de alteración, donde el lenguaje se atropella, hasta llegar a hacerse incomprensible, la fluidez también se ve alterada llagando por tanto a sufrir Alteraciones en el Pensamiento.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Otro síntoma que puede sufrir un paciente diagnosticado de esquizofrenia es la sensación de autotransformación, donde a menudo el paciente siente que su cuerpo no es su cuerpo, sino que se está transformado, alterando la percepción sobre sí mismo.

En estados mas graves o avanzados, los sentimientos de afecto comienzan a desaparecer así como la empatía. El Deterioro de las Emociones pude llegar a llevar al paciente a la ausencia total de sentimientos. Esto se traduce físicamente en caras inexpresivas que muestran total frialdad ante los sentimientos de los demás, no muestran dolor, ni pena, ni alegría.

Con todos estos síntomas, los pacientes terminan encerrándose en sí mismo y formando su propio mundo aislado del exterior. En todo caso, no todos los enfermos de esquizofrenia son iguales, veamos algunos de los tipos más frecuentes.

Tipos de Esquizofrenia

A lo largo de la Historia, siempre ha existido un concepto llamado Locura, que quizás la mayoría de las veces englobaban distintas enfermedades bajo un mismo título, pero no existen registros de una descripción mas o menos sintomática de esquizofrenia. Los primeros datos que tenemos de una descripción de una enfermedad psicótica data del año 2000 a.C., en Egipto, en el antiguo Papiro de Ebers y más concretamente en el Libro de los Corazones, en el se hace una descripción sintomática de un brote psicótico.

Papiro de Ebers

Más tarde en Grecia y en Roma, podemos quizás deducir de ciertos escritos clásicos comportamientos un tanto extraños o raros que pudieran encajar con enfermedades metales, por lo que se cree que en la sociedad Griega y Romana se conocía la existencia de trastornos psíquicos y eran capaces de plasmarlos en su literatura, nunca se trataron como enfermedades mentales.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

La literatura árabe también refleja comportamientos raros, extraños e incluso agresivos que pudieran encajar en distintas enfermedades psíquicas. Sin embargo no es hasta 1797, cuando la literatura médica realiza un informe detallado sobre el caso de James Tilly, donde se hace una descripción psiquiátrica, donde el término de Demencia Precoz, comienza a ser utilizado.

El caso de James Tilly

En un principio la esquizofrenia fue clasificada como simple, paranoide, catatónica o heberfrénica. Hoy en día se reconocen 5 por parte del Manual Diagnóstico y Estadístico de los trastornos mentales, en inglés (DSM) y 7 por parte de la CIE, Clasificación Internacional de Enfermedades, éstas son:

  • Paranoide : Sentimientos de ser perseguido, alucinaciones pero con lenguaje organizado y afectividad
  • Desorganizado o Hebefrénico: Poca afectividad o nula y comportamiento desorganizado
  • Catatónico: Rigidez y parálisis, alteraciones importantes psicomotoras
  • Indiferenciado: Con síntomas psicóticos pero sin llegar a ninguno de los tipos anteriores.
  • Residual: Los síntomas son de baja intensidad, estados en los que el paciente se encuentra entre brotes. Síntomas positivos

La CIE, añade además:

  • Depresión post-esquizofrénica:  Efectos tras sufrir un brote esquizofrénico, poca importancia, baja estima sin llegar a casos graves de depresión.
  • Esquizofrenia simple: Pobreza afectiva, apatía, no manifiesta ninguno de los anteriores síntomas, fundamentalmente muestra síntomas negativos.

Tratamientos para la Esquizofrenia

El diagnóstico de la Esquizofrenia sólo puede ser emitido por un profesional de la salud mental ya sea un psicólogo o un psiquiatra. Por medio de una serie de estudios clínicos donde se tendrá en cuenta los síntomas y el tiempo que lleva el paciente sufriendo estos síntomas para poder realizar un informe que junto con distintas pruebas de laboratorio o complementarias pertinentes para descartar otras posibles enfermedades mentales o bien para descartar la utilización de sustancias psicotrópicas o tóxicas.

El paciente mantendrá una conversación con el facultativo donde será de vital importancia que el paciente explique lo que siente, cuales son sus reacciones, que ocurre después del brote, etc. Con todos estos elementos, como son los informes médicos, analíticas y exámenes complementarios, el facultativo realizará un diagnóstico.

loadInifniteAdd(infinite_adv_3);

Para el tratamiento de la esquizofrenia, la medicación es de vital importancia, se han demostrado que son eficaces tanto para su prevención, atenuación de síntomas en momentos de crisis y para mejorar en periodos entre crisis.

Los antipsicóticos son la base del tratamiento para la esquizofrenia, son los encargados de reducir la sintomatología y además prevenir recaídas.

Otro tipo de medicamentos, los llamados coadyuvantes, podrán ser recetados como medicación complementaria para estabilizar los altibajos de ánimo. Dentro de los antipsicóticos podemos encontrar:

  • Antipsicóticos convencionales como el haloperidol, sulpiride, clotiapina, etc.
  • Antipsicóticos atípicos o de segunda generación como son la clozapina, olanzapina, la quetiapina, aripiprazol, etc.

Todos ellos con una alta efectividad en las dosis adecuadas que el médico prescribirá para cada caso en particular.

Test esquizofrenia

La esquizofrenia es una enfermedad mental que necesita de una diagnosis muy completa, ya que no es fácil en algunos casos saber si la persona presenta esquizofrenia o en qué grado.

En cualquier caso, muchas veces se recurren a test de esquizofrenia para saber, al menos tener una primera idea, de la situación mental de la persona. Estos test sirven para dirimir desde un principio si la persona presenta síntomas de otros problemas,como estrés o depresión, o si realmente puede tratarse de un caso de esquizofrenia.

loadInifniteAdd(infinite_adv_4);

Normalmente los estos test constan de alrededor de 18 o 20 preguntas en las que se le cuestiona a la persona acerca de su vida diaria, de sus actitudes en el trabajo, o de su situación mental. Normalmente las preguntas tienen diferentes opciones, que suelen ser 5, que suelen ir desde “Nunca” hasta “Siempre”, o de 0 a 5.

Estos test evidentemente no los puede realizar uno mismo, ya que ha de ser un equipo psiquiátrico cualificado el que analice los resultados y dicte un veredicto, que siempre será momentáneo a la espera de tratar al paciente más en profundidad.

También te puede interesar:

Sin duda las enfermedades de la cabeza nos tienen preocupados a todos, el estrés, el tipo de vida que llevamos, pueden hacer que nuestra forma de reaccionar cada vez sea menos paciente y más alterada, no por ellos significará que sufrimos una enfermedad mental, pero si que nos hace pensar el porqué cada vez se producen más casos, ¿no tendrán una relación?. Mientras los científicos siguen investigando, nosotros en Demedicina, seguiremos atentos a los últimos avances que se produzcan.

No obstante hemos querido seleccionar unos enlaces de nuestra página para que sigas informándote sobre estos apasionantes temas de salud mental.

Demedicina.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos