Escrito por

Jet lag: qué es, síntomas, causas y cómo solucionarlo

Cuándo viajamos mucho y sobre todo, cuando atravesamos varios meridianos, podemos notarnos diferentes, como si tuviéramos un cansancio acumulado durante días, ya sea en pleno viaje o al llegar a nuestro destino. Si sufres o has sufrido algo parecido a esto, lo mas seguro es que hayas tenido Jet Lag. Vamos a explicarte todo lo necesario para comprender este hecho:

¿Qué es el Jet Lag?

El Jet lag, también reconocido por otros nombres como síndrome transoceánico o síndrome de los husos horarios, se trata de un trastorno producido dentro de nuestro reloj biológico por el hecho de recorrer muchos kilómetros en muy poco tiempo. Esto quiere decir que nuestro cuerpo, de manera mas exacta nuestro ritmo biológico, tarda en adaptarse al ritmo de vida que se lleva en ese lugar y es que nuestro cuerpo puede soportar ciclos de 24 horas y si atravesamos el planeta, según la dirección en que lo hagamos, sumaremos o restaremos horas a nuestro reloj interno, así que cuantos mas husos horarios se atraviesen peores serán los síntomas.

¿Cuáles son los síntomas?

Cuándo sufrimos Jet lag lo sabemos porque podemos tener varios síntomas o tal vez solo uno, por norma general, cuánto mas tiempo estemos viajando y atravesando husos horarios mas sufriremos los síntomas.

  • Podemos sufrir varios trastornos relacionados con el sueño, como despertarnos muy pronto, no poder dormir de forma continuada o simplemente, insomnio.
  • El primer síntoma esta relacionado con este, y es que si no descansamos no podremos recuperarnos y tendremos una fatiga acumulada.
  • Nuestro cuerpo se encontrará en mal estado y eso nos lleva a que nuestro estómago se sienta mal, hasta el punto de sufrir estreñimiento o gastroenteritis.
  •  La fatiga y los problemas de estomago pueden provocarnos que nos cueste realizar nuestras tareas habituales al mismo ritmo que solemos hacerlas.
  • El hecho de que tengamos todos los síntomas anteriores puede significar que terminemos con muy mal humor, algo que repercutirá no solo en nosotros, también en los que están en nuestro alrededor.

¿Cuáles son las causas?

El Jet Lag tiene varias razones por las que nos afecta y aunque no a todos se nos produce con la misma intensidad, si que tiene un origen común.

Alteración del reloj interno

El Jet lag se produce en el momento en el que atravesamos varios husos horarios, lo cual provoca un desajuste en nuestro ciclo del sueño hasta que pueda habituarse al nuevo ritmo de vida. Si, por ejemplo, viajas a un país cercano es posible que en un par de horas estés habituado, sin embargo, si haces un viaje que atraviese el mar, necesitas algunos días para recuperarte.

El sol

La luz que nos aporta el sol es muy importante para nuestro reloj interno y esto es debido a que la luz natural regulara algunas de las hormonas de nuestro cuerpo que permiten a nuestro cuerpo estabilizarse y poder habituarse al nuevo ritmo del país al que llegamos.

Presión atmosférica

Las presiones sufridas al viajar por el aire nos afectan al cuerpo sin importar cuantos husos horarios atravesamos. Además, hay un hecho que se produce en los vuelos y es la deshidratación, la cual puede agravar nuestro síndrome de los husos horarios.

Soluciones para el Jet Lag

Para combatir al Jet Lag, tenemos varias posibilidades, desde algunos que son naturales hasta otros creados por la ciencia.

Melatonina

El organismo reacciona ante la melatonina como si estuviésemos en la oscuridad, es decir, como un efecto totalmente contrario a la luz. Si decides tomarla, debes saber en que momentos hacerlo. Si viajas a un lugar en el que debes de atrasar la hora, se recomienda tomarla por la noche, sin embargo, si en tu viaje tienes que adelantar el reloj lo que tienes que hacer es tomarla a primera hora de la mañana. La dosis que se recomienda es de 1 gramo, porque el objetivo es provocar que el cuerpo quiera dormir por si solo, no dormirnos mediante la toma de la melatonina, además no la tomes con bebidas alcohólicas porque reduce sus beneficios.

Cafeína

Para contrarrestar los problemas relacionados con el sueño puedes tomar bebidas que incluyan cafeína, como el café, aunque hazlo de forma controlada para evitar que el cuerpo se acostumbre y que la cafeína deje de hacernos efecto.

Fototerapia

El tratamiento con fototerapia, es decir ponernos frente a una lampara que simule luz tanto de forma artificial como natural, para regular el tiempo que debemos recibir luz. Este método es muy recomendable sobre todo para las personas que trabajan en sitios cerrados y que en el momento de viajar, recibe mas luz de lo que está acostumbrado.

Medicinas

Otra de las opciones es recurrir a mediacementos. Las medicinas que se usan para el Jet lag reciben el sobrenombre de “pastillas para dormir”, muy usadas sobre todo las primeras noches de llegar a una nueva franja horaria. Sin embargo, este tipo de medicamentos solo es recomendable cuando la persona no ha obtenido beneficios del resto de opciones.

Otras posibles soluciones

Si has probado todas las opciones y no te funcionan o simplemente prefieres otras, aquí te damos algunas mas:

  • Dieta: las personas que comen de forma sana tienen menos problemas para conciliar el sueño, de todas formas si quieres asegurarte, toma mas carbohidratos en la comida anterior de dormir, te ayudará a tener un sueño mas profundo.
  • Ejercicio: el ejercicio es clave para aliviar el jet lag. Lo mas recomendable es no hacer deporte el día antes de viajar, para evitar estar demasiado cansados, pero una vez que has llegado a tu destino, la actividad física te ayudará a conciliar el sueño.
  • Descanso: intenta irte de viaje con un sueño completo y logrando dormir de 7 a 8 horas cada día.
  • Costumbres: tienes que estar bien hidratado, tanto antes como durante y después del viaje, para evitar el Jet lag. Si vas a viajar de noche, aprovecha el viaje para dormir y que no te afecte una vez que hayas llegado a tu sitio.