Escrito por

Ejercicios para la corrección de la hipercifosis dorsal y apertura del tórax

Seguro que de pequeño alguna vez te corrigieron la postura. A menudo oíamos a los mayores decirnos que caminásemos recto y no nos encorvásemos. Por desgracia es algo a lo que no hacemos mucho caso y termina siendo necesario realizar ejercicios para la corrección de la hipercifosis dorsal y apertura del tórax. Es decir, ejercicios para prevenir y corregir las lesiones producidas por esa mala postura.

Hipercifosis dorsal apertura del torax mala postura

Hay muy poca cultura preventiva ante este tipo de lesiones. Y sin embargo son muchos los adultos que sufren dolores en cuello, hombros y torax por no haberle puesto remedio antes. Hoy en Demedicina.com te contamos qué es la corrección de la hipercifosis dorsal y qué es la apertura del tórax, y sobre todo cómo corregir estas dolencias.

Hipercifosis dorsal apertura del torax hombre con dolor

Qué es la corrección de la hipercifosis dorsal

La hipercifosis dorsal es un término que hace referencia al incremento de la concavidad inteior de la columna dorsal. Es decir, de la concavidad que se forma en el pecho al encorvarse. Es una lesión que aparece en cualquier momento de la vida, aunque no suele darse entre los bebés que aún no han cogido malos hábitos posturales.

Hipercifosis dorsal apertura del torax esquema corporal

Se produce normalmente por las malas posturas realizadas durante mucho tiempo. Los malos hábitos o vicios posturales que no se dejan de utilizar terminan produciendo, en algunos casos, la hipercifosis dorsal. Aunque no es este el único motivo que la causa:

  • Enfermedades degenerativas de la columna o las articulaciones superiores.
  • Fracturas.
  • Osteoporosis.
  • Traumatismo grave.
  • Espondilolistesis o desplazamiento de una vértebra. En este caso se desplazaría hacia adelante.
  • Enfermedades endocrinas.
  • Infecciones en las articulaciones superiores.
  • Distrofia muscular.
  • Escoliosis.
  • Polio.
  • Espina bífida.
  • En casos excepcionales puede deberse a un tumor.
Hipercifosis dorsal apertura del torax dolor

La corrección de la hipercifosis dorsal supone, por lo tanto, la corrección de esa concavidad. Se trata de devolver la postura natural a la columna evitando que se siga pronunciando la concavidad interior. La corrección de la hipercifosis dorsal hace referencia a los ejercicios de correccción. Cuando la causa requiere de cirugía u otra intervención invasiva médica, por ejemplo en el caso de los tumores, los ejercicios no serán efectivos.

Qué es la apertura del tórax

La apertura del tórax es una de las consecuencias de la corrección de la hipercifosis dorsal. Con los tratamientos orientados a la apertura del tórax se busca corregir la postura de la espalda. Con la hipercifosis dorsal es habitual que el tórax se termine comprimiendo sobre sí mismo por la falta de espacio y la presión muscular.

Hipercifosis dorsal apertura del torax automasaje

Al corregir la postura y devolver la espalda a su posición natural es necesario trabajar también las posibles lesiones en el tórax. Estas no suelen ser graves pero lo cierto es que si la hipercifosis ha sido prolongada es probable que alla sufrido presión constante demasiado tiempo.

Se trata de devolverle el espacio que es suyo por derecho y dejar que el tórax lo utilice bajo sus necesidades, y no por la presión postural incorrecta.

Hipercifosis dorsal apertura del torax huesos

Causas de la hipercifosis dorsal

Como ya hemos comentado, una mala posición o una postura poco adecuada y prolongada en el tiempo, pueden provocar una hipercifosis dorsal. La musculatura de la espalda o musculatura paravertebral, tiene una función también muy importante ya que si carece de potencia o fuerza, será incapaz de evitar la deformación de la columna.

Existen otras causas que no tienen que ver con la adopción de posturas inadecuadas, sino que la deformación surge como consecuencia de una anomalía durante la gestación, en el momento en el que las vértebras dorsales comienzan a osificarse, una deformidad conocida como Enfermedad de Scheuermann.

Otras causas menos comunes pero que también pueden provocar hipercifosis son las infecciones tuberculosas en la vértebra, o daños producido por la osteoporosis como pueden ser los aplastamientos de vértebras.

Vertebras rotas y Vértebras aplastadas

Como podemos comprobar existen muchos factores que pueden provocar que suframos esta deformidad, pero resumiendo las más importantes, debemos destacar.

  • Bajo tono muscular: Cuando aumentamos el tono muscular de la zona del tórax y abdomen, provocamos por culpa de la alteración de las fuerza, un aumento de la curva de la columna. Los músculos de tórax y abdomen aumentan su fuerza en detrimento de los músculos de la columna vertebral que se vuelve débiles al estar bajos de tono. Por este motivo la columna dorsal tiende a aumentar su curvatura hacia adelante.
  • Hábitos posturales: Nuestra postura cuando nos sentamos frente al ordenador, cuando nos encontramos viendo la televisión, puede no ser la más adecuada para nuestra columna. Nos pasamos muchas horas sentados y no siempre en una postura correcta, tendemos a dejar los hombros caídos y a echarlos hacia adelante. Una posición que también adoptamos cuando estamos bajos de ánimos o deprimidos, una posición de recogimiento en la que podemos permanecer, sin darnos cuenta, muchas horas y muchos días e incluso muchos años.
  • Problemas genéticos: Pueden existir factores genéticos que puedan propiciar la aparición de este tipo de alteraciones que pueden dar lugar a una hipercifosis dorsal, aunque no tiene que ser un factor determinante. No tiene porqué ser un problema hereditario, si un factor a tener en cuenta.
  • Fracturas o lesiones vertebrales: Además de una posible fractura que haya provocado una desviación, también la edad influye. Con la disminución del tejido óseo, las vértebras tenderán a deformarse o incluso a fracturarse, esto provocará una curvatura de la cifosis dorsal.
  • Deformidad en la osificación: Como hemos comentado, existe un mínimo porcentaje de casos en el que la malformación aparece en el momento en el que se comienza la osificación verterbral en el feto. Estas deformidades vertebrales son ampliamente conocidas y descritas en los tratados médicos, como pueden ser vértebras en forma de cuña, más conocida como Enfermedad de Pott, u otras como la Enfermedad de Scheuermann.

Hipercifosis dorsal tratamiento

La hipercifosis es una dolencia que por suerte o desgracia es fácilmente observable. La realización de radiografías servirá para confirmar el diagnóstico y averiguar cuales son las causas que lo han podido provocar y mediante gammagrafía ósea se podrá observar la actividad del hueso.

Gammagrafía

La gammagrafía ósea, comienza inyectando en la sangre una sustancia radioactiva y viendo como ésta se comporta en el hueso, grado de adherencia, etc., el facultativo observará el grado de actividad del hueso y detectar infecciones o tumores que se hayan formado dentro de él, además de descubrir posibles fracturas no siempre visibles en las radiografías.

loadInifniteAdd(44636);

Corregir las malas posturas, realizar un ejercicio adecuado a esta dolencia y siempre supervisado por el médico, pueden ser medidas suficientes para poder corregir la hipercifosis y siempre para poder eliminar el dolor que puede provocar.

tecnica del estilo de espalda

En algunos casos la utilización de corsés, pueden ser necesarios, se trata de casos cuya deformidad es importante o bien pacientes con enfermedad de Scheuermann. La atrofia muscular es el peor enemigo de la hipercifosis y será necesario endurecer los músculos que sujetan la columna para que esta no se deforme más.

Deportes como la Natación, fundamentalmente en la modalidad de espalda, Yoga, Pilates, serán beneficiosas para tratar la hipercifosis, conseguirán mayor elasticidad y firmeza en los músculos.

Pilates y Yoga

Sin embargo existe una serie de prácticas que no están especialmente indicadas para personas que sufren hipercifosis y estos son el ciclismo, motociclismo, o todas aquellas prácticas que requieran que flexionemos el tronco.

Si la utilización de corsés no son suficientes y las sesiones de fisioterapia no tienen los resultados deseados, siempre existirá como última solución la cirugía.

Tabla de ejercicios para corregir la cifosis

Es importante tratar correctamente la cifosis dorsal, ya que como hemos visto puede provocar que el espacio del tórax disminuya, dejando si espacio al diafragma para poder llevar a cabo los movimientos de contracción que facilita la respiración.

loadInifniteAdd(44637);

Con una serie de ejercicios podemos conseguir fortalecer los músculos además de proporcionarles mayor flexibilidad, ya que todo este tipo de lesiones suelen provocar una limitación de movimientos. sobre todo en la cinta escapular, haciéndonos difícil tareas tan cotidianas como peinarnos, o en el caso de las mujeres, abrocharse el sujetador.

Pero no sólo es la columna la que debe necesitar un tratamiento, sino que también fortalecer todos los músculos torácicos y abdominales, con el fin de conseguir un equilibrio ante un exceso de la curva dorsal, lumbar o cervical. No obstante la realización de los siguientes ejercicios, servirá para aliviar el dolor y conseguir tanto la elasticidad como la mas muscular que necesitamos.

Ejercicios de Basculación pélvica: Nos tumbamos en el suelo boca arriba, flexionamos las piernas y las separamos de tal forma que las rodillas queden a la altura de las caderas. Movemos la pelvis y sólo la pelvis hacia atrás y hacia delante.

Ejercicios paravertebrales torácicos:  Nos tumbamos boca abajo y extendemos las piernas a la vez que llevamos los brazos hacia los talones de tal forma que notemos como las escápulas se juntan.

Ejercicios para los Romboides: Seguimos tumbados boca abajo, ahora abrimos las piernas y colocamos los brazos extendidos.

  • Elevar simultáneamente el brazo derecho y la pierna contraria, la izquierda, aguanta 4 segundos.
  • Bajamos suavemente
  • Elevar simultáneamente el brazo izquierdo y la pierna contraria, la derecha, aguanta 4 segundos.
  • Bajamos suavemente
  • Elevamos simultáneamente ambos brazos y ambas piernas, aguanta 4 segundos.
  • Bajamos suavemente

Ejercicios para el Trapecio Medio: Boca abajo, colocamos los brazos con los codos flexionados en un ángulo de 90º. Elevamos los hombros hasta que se junten las escápulas, mientras elevamos los codos.

loadInifniteAdd(50325);

Ejercicios para el Serrato Mayor: Nos colocamos frente a una pared, manteniendo como distancia de ésta la longitud del brazo. Con los pies en paralelo a los hombros y las piernas ligeramente abiertas, dejamos caer el peso  del cuerpo hacia la pared sin mover las piernas. Este ejercicio lo repetiremos un mínimo de 15 veces.

Ejercicios para la corrección de la hipercifosis dorsal

Los mejores ejercicios para la corrección de la hipercifosis dorsal son algunas de las posturas de yoga. Para eso lo mejor es contactar con un profesional que te ayude a practicar este deporte correctamente.

Si esa opción no entra dentro de tus posibilidades puedes realizar diversos ejercicios en tu propia casa. Uno de ellos consiste en ponerte de espaldas a una pared y apoyar toda la espalda. Si llevas mucho tiempo con una mala postura esto te costará un poco, anque no es doloroso. Mantén la postura durante unos segundos y luego eleva y baja el tórax flexionando las rodillas. Procura mantenerte siempre con la espalda recta.

Hipercifosis dorsal apertura del torax runner

Otro ejercicio interesante consiste en subir los hombros. Sentado en una silla y sin apoyar la espalda debes realizar series repetitivas en las que subas y bajes los hombros cada pocos segundos. De esta manera estarás estirando la espalda y llevándola a la postura correcta sin darte cuenta.

Con un palo puedes hacer otro buen ejercicio. Si estás en el gimnasio podrás hacerlo con la barra de las pesas. En casa te sirve el palo de la escoba o cualquier objeto similar, no es necesario que pese. Colócalo a tu espalda y cógelo con las dos manos, con los brazos estirados. Después, flexiona los codos y sube y baja el palo que está paralelo al suelo. Lo estarás rodando por tu espalda, desde las nalgas hasta donde puedas flexionar los brazos.

Hipercifosis dorsal apertura del torax correccion con libros

Esta portura te ayuda a colocar la espalda en su lugar y a corregir la hipercifosis dorsal. También es un buen ejercicio para comenzar a trabajar la apertura del tórax.

loadInifniteAdd(64314);

Ejercicios para la apertura del tórax

Para hacer ejercicios para la apertura del tórax no es necesario ningún isntrumento deportivo. Se pueden hacer en cualquier momento y lugar y son muy sencillos.

Lo más improtante es el arraigo. Es decir, colocar bien los pies en el suelo de manera paralela y a la altura de los hombros. Esto te aportará estabilidad y te ayudará a hacer bien los ejercicios. Una vez que esta postura está bien preparada ya podemos centrarnos en los brazos.

Hipercifosis dorsal apertura del torax radiografias

Hay que extenderlos de manera paralela al suelo, doblando los codos en 90 grados. Los irás moviendo, aún de manera paralela al suelo, desde delante del pecho hasta que los codos queden por detrás de tu espalda. Es importante mantener siempre ese paralelismo con el suelo. De esta manera te aseguras de trabajar la apertura del tórax correctamente.

Hipercifosis dorsal apertura del torax dolor en cuello

Otro ejercicio interesante es, con la misma postura de pies y brazo de la anterior, llevar los codos hacia atrás y mantener esa postura durante unos segundos. Notarás que se esfuerzan los músculos internos del brazo, los que ayudan a abrir bien el pecho. Puedes empezar aguantando la postura 10 segundos y repetirlo en series de 3. Poco a poco podrás aguantar más.

La hipercifosis dorsal puede causar dolor en el cuello entre otros síntomas, sigue leyendo otras causas que pueden causar este tipo de dolor aquí:

Demedicina.com

Newsletter