BLACK FRIDAY de Amazon, no te pierdas sus ofertas, te dejamos un enlace con las mejores rebajas
Escrito por

Hilos tensores para eliminar la flacidez de la cara, cuello, brazos, abdomen y glúteos

Uno de los tratamientos de belleza que más auge ha tenido en los últimos tiempos ha sido el de los hilos tensores que podemos aplicar sobre prácticamente cualquier zona del cuerpo que notemos caída o flacida y cuyo resultado os puede parecer realmente sorprendente e incluso milagroso. A continuación, os hablamos de los Hilos tensores para eliminar la flacidez de la cara, cuello, brazos, abdomen y glúteos.

Qué son los hilos tensores y para qué sirven

Los hilos tensores son un nuevo tratamiento anti-envejecimiento , no sólo para la cara y el cuello sino también para el cuerpo que consiste en la elevación suave con alambres PDO ( de polidioxanona) que es mínimamente invasivo y ofrece resultados naturales

El método también es llamado por el acrónimo de sus siglas en inglés, E.T.N., Embedding Therapy Needle, que consiste en colocar agujas en la piel, y a partir de estas unos hilos tensores que promueven un efecto de elevación suave y revitalizante. Su origen de uso estético nos llega desde China.

Qué es la polidioxanona

La polidioxanona es un hilo de origen sintético, utilizado para la sutura del tejido subcutáneo y las estructuras profundas. Se caracteriza por una reabsorción lenta (aproximadamente de 180 días), de larga duración y especialmente por una colonización bacteriana reducida.

Los hilos de polidioxanona son dispositivos médicos utilizados desde hace algún tiempo, de manera efectiva, tanto en cirugía general como en cirugía cardiovascular, para conseguir un efecto estimulante sobre la proliferación de colágeno y dar apoyo al tejido. Son hilos de auto-anclaje que se utilizan, entre otras cosas, para definir los contornos de la cara y por lo tanto también se usan para crear un efecto lifting sin necesidad de operar así como para tratar otras áreas del cuerpo,

Cómo es el procedimiento de los hilos tensores

El procedimiento consiste en que se aplican mediante una aguja-cánula que es muy fina y que se introduce través del tejido celular subcutáneo de modo que cuando se retira, una hebra queda tensada sin que se necesite otro anclaje.

Con cada hilo insertado se provoca una fibrosis progresiva dentro del tejido celular subcutáneo, lo que facilita su anclaje a la piel y que pueda actuar tensando la zona para eliminar o de alguna manera, acabar con la flacidez.

El posicionamiento de los hilos ,montados en agujas muy pequeñas y delgadas, en la dermis facilitan el reposicionamiento parcial de la flacidez de la piel.

Cómo son las agujas que se usan

Es apropiado utilizar agujas que, en comparación con la aguja tradicional correspondiente, tienen el mismo diámetro exterior pero un mayor diámetro interior así porque, de modo que el paciente a tratar sufra menos complicaciones.

Beneficios de los hilos tensores

De este modo y aunque os parezca una técnica complicada lo cierto es que la de los hilos tensores, también llamados hilos “mágicos”, es  una terapia menos invasiva y menos costosa que una lifting quirúrgico (pero no sustituye el último).

Además requiere un menor tiempo de aplicación, en comparación con una cirugía, por lo que se considera una buena terapia o tratamiento para aquellas personas que no deseen pasar por un quirofano, ni deseen ser dormidas para este tipo de tratamientos.

Por otro lado cabe añadir que la acción de los hilos tensores no es de elevación inmediata, pero su resultado a la larga se nota, y muchos creen que es una grandísimos alternativa.

Otros beneficios de los hilos tensores serían:

  • Menos exigente que la cirugía
  • Menos estresante para el paciente
  • Bien tolerados
  • No se necesita anestesia
  • No requieren hospitalización
  • Están libres de efectos secundarios
  • Dan una buena tensión del tejido

Hilos Tensores para el rostro

Por otro lado podemos señalar por partes qué beneficios tienen los hilos tensores y en el caso del rostro, tenemos que decir que es donde más se utilizan.

Entre los beneficios para esta zona estarían sobre todo que además de eliminar la flacidez de la piel, nos permiten poder quitar también arrugas y evitar que aparezcan más de modo que durante años podemos lucir un rostro espectacular.

Hilos Tensores para el cuello

En la zona del cuello, los hilos tensores eliminar cualquier arruga presente. Además, son capaces de mejorar la sensación de cuello colgante o de papada.

Normalmente la zona del cuello se hace junto a la del rostro, de modo que el resultado sea el de  un rejuvenecimiento completo, y se compruebe como se ha estilizado toda la zona por encima de los hombros.

Hilos Tensores para los brazos

En el caso de los brazos, es donde se nota quizás más si el resultado es o no óptimo, dado que a medida que vamos cumpliendo años, es en esa zona donde se nota una mayor flacidez, incluso sin estar gordos.

En los brazos, los hilos tensores se aplican para redensificar de modo que provoque un retraso en la caída del tejido y hace que la piel se vea más firme y permanezca más tiempo estática.

Hilos Tensores para el glúteo

También los hilos tensores se pueden aplicar en la zona de los glúteos, y son realmente efectivos, aunque sí en nuestro caso, tenemos la piel demasiado caída, es probable que nos recomienden otro tratamiento conocido como gluteoplastia que ya requiere cirugía.

De todos modos, si al consultar con un médico nos recomiendo el tratamiento de hilos tensores, lograremos, que nuestros glúteos se ven más firmes y elevados.

Para hacer dicha modificación en nuestro cuerpo vamos a necesitar una micro incisión de 2 milímetros.

Cuánto dura el efecto de los hilos tensores

La tratamiento de los hilos tensores se ha convertido en muy popular dado que además de ser efectivo y no necesitar cirugía, podemos decir que sus resultados son bastante duraderos.

De hecho muchas personas suelen alabar el que los efectos parecen durar meses e incluso algunos años.

Es más, hay que explicar que después de que hayan pasado de 6 a 8 meses, desde el tratamiento de hilos tensores, estos son absorbidos del todo por la acción hidrolítica, algo que es completamente natural e inofensivo, pero la bio-estimulación y el efecto de elevación duradera se mantendrán todavía porque los hilos han generado una estimulación significativa de endógeno cuyos beneficios serán visibles mucho más tiempo.

Por ello, durante al menos dos o tres años e incluso más, vamos a poder poder beneficiarnos de este tratamiento no sólo para tratar el envejecimiento de la piel, sino también para pacientes con pequeñas cicatrices de acné, ya que el tejido suave se estira atenuando así las cicatrices.

Efectos secundarios de los hilos tensores

Aunque todo parezca “mágico” en torno a los hilos tensores, tenemos que decir que estos pueden tener algún que otro efecto secundario.

Por lo pronto podemos decir que tras aplicar las agujas, con los hilos, los pacientes pueden tener moratones o seromas (acumulación de sangre bajo la piel), pero en unos días desaparecen.

Otros efectos secundarios pueden ser:

  • Hinchazón en la zona tratada
  • Entumecimiento de la zona que ha sido tratada
  • Infección, aunque es poco probable

Además, cuando se utilizan hilos de púas, el extremo del hilo puede salirse aunque el médico lo puede reparar. También los pacientes que requieren de un tratamiento extenso, pueden notar cierto fruncimiento de la piel, algo que se arregla cuando el médico suelta algún hilo.

Por otro lado puede que el médico recomiende una dieta blanda durante una semana tras el tratamiento, y aunque no es habitual que se suelte un hilo, este provoca cierta asimetría en el resultado, que debe ser corregido por el médico de inmediato.

Contraindicaciones de los hilos tensores

En cuanto a las contraindicaciones ya hemos mencionado los efectos secundarios más comunes, aunque puede darse también el caso que algún paciente, sobre todo en los hilos tensores del rostro, note los hilos de modo que se marca una línea indicadora (a veces azul) así que el médico deberá sustituir esos hilos por otros.

Cuándo hemos de evitar los hilos tensores

A no ser que el médico no lo recomiende, todos podemos someternos a este tratamiento, aunque si se trata de un paciente que sea propenso a padecer cicatrices queloides (enrojecidas o abultadas) o has tenido problemas con la cicatrización de las heridas, es posible que el cirujano te alerte de que quizás tus cicatrices se vayan a ver abultada.

Precio de los hilos tensores por zonas

Los precios de los hilos tensores pueden variar no solo en función de la zona a tratar, sino también a partir del  número de hilos que se utilicen. De este modo, la zona del rostro y cuello, donde se utilizan menos hilos, será más económica que la de los glúteos por ejemplo.

Precio de los hilos tensores en el rostro

Los hilos tensores en el rostro nos pueden costar a partir de los 150 o 200 euros para un rejuvenicimiento básico de 6 hilos tensores, o de 500 o 600 euros para uno más completo.

Si nos hacemos un rejuvenecimiento facial íntegro (que suelen durar tres sesiones) el precio puede llegar a los 1.500 euros.

Precio de los hilos tensores en el cuello

La zona del cuello es algo más económica rondando entre los 300-400 euros.

Precio de los hilos tensores en los brazos

Igual que la del cuello, la zona de los brazos nos puede costar entre unos 300 o 400 euros.

Precio de los hilos tensores en el abdomen

La zona del abdomen suele necesitar de al menos unos 8 hilos tensores y su precio rondaría los 400-500 euros.

Precio de los hilos tensores en el glúteo

También eso mismo, 350-500 euros, es lo que nos costaría la zona de los glúteos.

Hilos tensores: Antes y después

Podemos ver el resultado de unos hilos tensores, seis en total, sobre la zona del cuello y tras un tratamiento de tres meses.

*Información extraída de vogue.es

Artículo de interés:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos