Escrito por Tendenzias

Glóbulos rojos – Qué son, funciones, valores y enfermedades asociadas

Cuando se dice que a alguien le corre sangre por las venas nos referimos a que es una persona de carácter. Porque en la sangre en sí misma, tiene lo mismo que todos. Uno de los principales elementos de nuestra sangre son los glóbulos rojos. Muchos conocemos su nombre y sabemos de su existencia. Pero, ¿qué son realmente y para qué sirven? ¿Qué enfermedades tienen asociadas?

Qué son los glóbulos rojos

Nuestra sangre está compuesta de numerosas células. Las más comunes son los denominados elementos formes. Esto es, los glóbulos rojos, los glóbulos blancos y las plaquetas. Cada uno de ellos tiene una función principal. La de las plaquetas es controlar las hemorragias y mejorar la cicatrización, la de los glóbulos blancos es combatir virus y bacterias.

En el caso de los glóbulos rojos, es otro de los elementos formes de la sangre. De hecho, es el más numeroso. En el caso de lo hombres adultos su número ronda los 5-6 millones, mientras que en el caso de las mujeres son unos 4,5-5 millones.

Se trata de unas células que no tienen núcleo y que se componen únicamente de hemoglobina y globulina. La hemoglobina es la que le otorga su color rojo característico. También se les denomina células rojas, eritrocitos o hematíes.

Al igual que otros tipos de glóbulos, como los neutrófilos (un tipo de glóbulos blancos), los glóbulos rojos son producidos en la médula ósea, mediante un proceso que se denomina eritropoyesis. Una vez pasan de la médula ósea a la sangre, recorren el cuerpo para llegar a los diferentes órganos y tejidos. Su vida media es de unos 4 meses.

Los glóbulos rojos no son todos iguales en tamaño, e incluso lo pueden modificar durante su existencia. POr ejemplo, las personas alcohólicas sufren de macrocitosis, esto es, sus glóbulos rojos son más grandes de lo normal.

Para entender mejor lo que son los glóbulos rojos nos podemos ir incluso a su etimología. En este caso nos encontramos la palabra glóbulo, que viene del latín glóbulus, que viene a significar “esfera” pequeña. Y rojo viene del latín rosso, que significa rojo. De hecho, el color rojo de una de las principales características de estos glóbulos, debido a la elevada presencia de hemoglobina.

Qué función tienen los glóbulos rojos

En el punto anterior hemos citado que los glóbulos rojos se forman en la médula ósea. A partir de ahí pasan al torrente sanguíneo, desde donde alcanzan diferentes tejidos y órganos del cuerpo.

Y es que precisamente la función de los glóbulos rojos es la de transportar oxígeno (y en algunos casos dióxido de carbono en menores cantidades) hacia los órganos y tejidos del cuerpo. Asimismo, recogen el dióxido de carbono para así poder expulsarlo del organismo.

Valores de glóbulos rojos

El recuento de glóbulos rojos sirve para saber la cantidad de oxígeno que llega a los tejidos y órganos de nuestro cuerpo. Unos valores anormales podrían indicar alguna infección, problema de salud, deficiencia alimenticia u otras patologías.

El conteo de glóbulos rojos se realiza mediante un análisis de sangre. No es necesario tomar ninguna precaución especial. Es una prueba simple, que no reviste mayor problema más allá de la molestia del pinchazo o algunos mareos a causa de la extracción de sangre. Menos frecuentes todavía son los hematomas en la zona del pinchazo o las infecciones.

Si atendemos al sexo de la persona, el recuento de glóbulos rojos es normal en los hombres si se encuentra entre 5 y 7 millones. Por su parte, en mujeres se consideran valores normales cuando se encuentran entre 4,4 y 6 millones. Si los valores están por encima o por debajo podrían ser significativos de la existencia de alguna enfermedad.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Por otro lado, también hay otras causas para que el conteo de hematíes sea anormal. Algunas de estas causas pueden ser el consumo de algunos medicamentos o de tabaco. Sin embargo, también hay otra serie de enfermedades que pueden provocar altos o bajos niveles de células rojas.

Enfermedades asociadas a los glóbulos rojos

Ya hemos visto que los glóbulos rojos tienen que estar ente determinados valores. De lo contrario, pueden indicar algún problema de salud. En algunos casos esta se puede explicar debido a bajos niveles de glóbulos rojos, y en otro caso los nivele estarán por encima de los normal.

En caso de que la cifra de glóbulos rojos sea demasiado alta, puede ser indicativo de algunos problemas. En algunas ocasiones puede deberse a alguna deficiencia en la médula ósea que provoca una producción excesiva de glóbulos rojos. También puede ser a consecuencia de cardiopatías congénitas, deficiencias en el aparato respiratorio, tumores renales, hipoxia, deshidratación o, por el consumo de ciertos medicamentos. Como hemos dicho antes, el recuento también suele ser mayor en las personas fumadoras.

Por su parte, también se puede dar el caso de que el recuento de glóbulos rojos sea demasiado bajo. En estos casos también se puede deber a alguna alteración en el funcionamiento de la médula ósea. Por ejemplo, a causa de tratamientos contra un tumor. Los niveles de glóbulos rojos también se pueden deber a causa de a pérdida de sangre por transfusión, sangrado abundante o por algunas enfermedades renales. Otras patologías asociadas a la deficiencia de hematíes son la anemia, la leucemia o la desnutrición. Por otro lado, también las embarazadas tienen menor número de glóbulos rojos en la sangre.

Mucha gente piensa que cuando se va a hacer un análisis de sangre lo que le van a mirar son los glóbulos rojos, por aquellos de que son rojos como la sangre. En un análisis se miran muchas otras cosas, pero sí es cierto que el recuento de glóbulos rojos es uno de los más importantes, ya que el oxígeno es básico para nuestras funciones vitales.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

Por ello, un análisis de sangre a tiempo no cuesta nada hacérselo, y puede ayudarnos a prevenir o a pillar a tiempo algunos problemillas de salud, antes de que pasen a mayores.

También te puede interesar:

Demedicina.com

Newsletter