Escrito por

Ginecomastia: que es, causas, síntomas y tratamientos

La ginecomastia es una patología en la que las glándulas mamarias masculinas crecen más de lo normal. Por suerte tiene tratamiento o cura de modo que os hablamos a continuación a continuación al detalle de la Ginecomastia: que es, causas, síntomas y tratamientos.

Que es la ginecomastia

El término ginecomastia hace referencia a cuando se produce el desarrollo anormal del tamaño de las mamas en los hombres. La consiguiente hinchazón de la glandula, hace que esta tenga apariencia femenina.

Este símil crea en la mayoría de los casos importantes repercusiones psicológicas. En general, la difícil convivencia con esta patología se traduce en trastornos de la esfera social y sexual. El problema es tan grande para los hombres que en los últimos años se ha informado de un aumento de peticiones de cirugía para practicar una reducción mamaria en casos de ginecomastia.

Clasificación de la ginecomastia

Según su origen, la ginecomastia se clasifica como:

  • Ginecomastia puberal: es un proceso fisiológico que ocurre en la pubertad (12-17 años) cuando la producción intensa de hormonas causa un desarrollo excesivo de las glándulas mamarias. Este fenómeno generalmente retrocede en un par de años.
  • Ginecomastia congénita: la causa principal es el equilibrio hormonal alterado que puede tener una connotación familiar (herencia).
  • Ginecomastia inducida: en estos casos las causas se encuentran en la ingesta de ciertos medicamentos capaces de comprometer la función hormonal natural.

Dependiendo de los rasgos distintivos, la ginecomastia se puede clasificar en:

  • Ginecomastia vera: el aumento en el volumen de los senos es causado por el aumento del componente glandular.
  • Ginecomastia falsa (o pseudo-ginecomastia): el aumento en el volumen de los senos es causado por el aumento de tejido adiposo en el área mamaria.
  • Ginecomastia mixta: el aumento en el volumen mamario es causado por la interacción de los dos factores descritos anteriormente.

Síntomas de la ginecomastia

La ginecomastia puede ser unilateral o bilateral, inicialmente manifestada con una mayor sensibilidad y con la aparición de protuberancias dolorosas debajo del área del pezón.

En un segundo momento de la patología se puede llegar a producir una hinchazón adicional asociada con la deposición de tejido adiposo y el aumento del tejido glandular.

Causas de la ginecomastia

Las causas que conducen a la aparición de la ginecomastia son numerosas, incluidas las principales de tipo genético, hormonal, farmacológico y aquellas que dependen de otras enfermedades.

Veamos las principales causas de la ginecomastia a continuación:

Medicamentos

Los medicamentos como los esteroides anabólicos, los medicamentos utilizados para tratar el VIH, los medicamentos antiandrogénicos o los antidepresivos son solo algunos ejemplos de medicamentos que pueden promover la aparición del trastorno.

Enfermedades

Del mismo modo, las condiciones patológicas como el hipogonadismo o algunos tipos de cáncer pueden causar desequilibrios hormonales que conducen al desarrollo de la ginecomastia.

A la luz de lo que se ha dicho hasta ahora, está claro que la causa principal de la aparición de esta condición se encuentra en la alteración del equilibrio hormonal. En particular, se crea un desequilibrio en el metabolismo de la testosterona y el estrógeno a favor de este último. El aumento de estrógeno y / o sensibilidad del cuerpo hacia ellos puede ocurrir por

  • Exceso de testosterona: ocurre naturalmente en la pubertad (ginecomastia puberal) o “artificialmente” después del uso de esteroides anabólicos. El cuerpo trata de protegerse del exceso de andrógenos convirtiendo una cuota en estrógenos, generalmente hormonas femeninas, responsables, entre otras cosas, del desarrollo de los senos.
  • Estrógeno en exceso: ocurre naturalmente (predisposición genética) o debido a sustancias promotoras, como drogas, pesticidas y otros contaminantes.

Tratamiento de la ginecomastia

Hoy la ginecomastia es un fenómeno bastante extendido, especialmente si también consideramos la llamada “ginecomastia falsa”. El aumento significativo de los casos encontrados en la última década presupone que en el futuro habrá una mayor difusión del problema (especialmente en los países industrializados) pero también podemos señalar que existe un tratamiento, el cuál puede variar en función de las causas y el tipo de ginecomastia que se padecen.

Diagnóstico de la ginecomastia

El diagnóstico se realiza por simple palpación; En cualquier caso, con una ecografía de la mama, el médico podrá resolver cualquier duda sobre el origen falso de la hinchazón mamaria (ginecomastia falsa).

loadInifniteAdd(44636);

El tratamiento de la ginecomastia puede variar dependiendo de varios factores, como el desencadenante, el tipo de ginecomastia que ha afectado al paciente (verdadero, falso, mixto) y el grado de gravedad con que se produce el trastorno.

Afortunadamente, en el caso de la ginecomastia puberal, en muchas situaciones no es necesario ningún tratamiento, ya que el trastorno tiende a remitir espontáneamente.

En los otros casos de ginecomastia, sin embargo, puede ser necesario intervenir con terapias farmacológicas y / o intervenciones quirúrgicas.

Naturalmente, en el caso de que la ginecomastia sea provocada por patologías básicas, el tratamiento primario deberá estar dirigido a la enfermedad desencadenante.

Tratamiento farmacológico

Desafortunadamente, las terapias farmacológicas actualmente disponibles para el tratamiento de la ginecomastia no dependiente de otras enfermedades son pocas.

El principal tratamiento farmacológico de la ginecomastia, de hecho, proporciona la administración exclusiva de fármacos con actividad antiestrogénica, como el tamoxifeno y el anastrozol.

loadInifniteAdd(44637);

Tratamiento quirúrgico

En el caso de la “verdadera ginecomastia”, la regresión de la enfermedad puede ocurrir solo en la pubertad, después de este período las posibilidades de regresión espontánea son muy reducidas. Este tipo de patología requiere cirugía.

Por el contrario, si la ginecomastia se debe a la grasa localizada y la relajación muscular, las posibilidades de recuperación son mayores. La cirugía no siempre es necesaria, ya que la enfermedad simplemente puede tratarse con un programa de alimentos destinado a reducir la grasa corporal y la tonificación muscular.

Las estrategias de cirugía se diversifican según la naturaleza del problema.

Si para el exceso de tejido adiposo generalmente es suficiente realizar una liposucción “simple” bajo anestesia local, para el exceso de tejido glandular es necesario realizar la extirpación quirúrgica de la glándula mamaria.

En este último caso, la intervención dura alrededor de una hora y se lleva a cabo en un hospital de día. Se realiza una pequeña incisión en la mitad inferior de la areola para permitir la extracción del tejido glandular. Después de unos días, el paciente puede reanudar sus actividades diarias normales.

Artículo de interés:

loadInifniteAdd(50325);