Escrito por

Fibrosis y quistes en los senos: Síntomas, Tratamiento y Riesgo de Cáncer

Los senos son una de las zonas más sensibles en el cuerpo humano que además debemos controlar con cuidado con el fin de comprobar si hemos desarrollado algún tipo de quiste o bulto que puede llevar a un diagnóstico de sufrir alguna enfermedad.

Aunque en la mayoría de casos notar un bultito en el seno no significa tener nada grave, lo cierto que la detección a tiempo puede llevar a que si sufrimos de la conocida como fibrosis o fibrosis quística tengamos opción a someternos a un tratamiento para curarnos. Además muchas son las personas que creen de la relación entre la fibrosis o el tener un quiste en el seno con el cáncer de mama de modo que lo analizamos todo en este post dedicado a Fibrosis y quistes en los senos: Síntomas, Tratamiento y Riesgo de Cáncer.

¿Qué es la Fibrosis?

Muchos de los bultos que se localizan los senos resultan ser causados ​​por fibrosis y / o quistes, que pueden ser no cancerosos (benignos) en el tejido mamario y que le ocurren a  muchas mujeres en algún momento de sus vidas. Estos cambios a veces se llaman cambios fibroquísticos y solían llamarse enfermedad fibroquística.

La fibrosis y / o quistes son más comunes en mujeres en edad fértil, pero pueden afectar a mujeres de cualquier edad. Se pueden encontrar en diferentes partes del seno y en ambos senos al mismo tiempo.

La fibrosis se refiere a una gran cantidad de tejido fibroso, el mismo tejido del que están hechos los ligamentos y el tejido cicatricial. Las áreas de fibrosis se sienten elásticas, firmes o duras al tacto de modo que la primera reacción tras palpar este tejido es que tenemos un quiste o incluso podemos creer que padecemos un cáncer de mama. Antes de alertarnos debemos saber además que son los quistes.

¿Qué son los Quistes?

Un bulto redondo y móvil, que también puede ser sensible al tacto, sugiere un quiste. Los quistes son sacos redondos u ovalados llenos de líquido dentro de los senos. Se encuentran con mayor frecuencia en mujeres de 40 años, pero pueden ocurrir en mujeres de cualquier edad. Los cambios hormonales mensuales a menudo causan que los quistes crezcan y se vuelvan dolorosos y, a veces, más notables justo antes del período menstrual.

Los quistes comienzan cuando el líquido comienza a acumularse dentro de las glándulas mamarias. Los microquistes (pequeños quistes microscópicos) son demasiado pequeños para sentirlos y solo se encuentran cuando se examinan los tejidos con un microscopio. Si el líquido continúa acumulándose , se pueden formar macroquistes (quistes grandes). Estos se pueden sentir fácilmente y pueden ser tan grandes como 2 o 3 centímetros de ancho.

¿Cuál es el Diagnóstico?

Con mucha frecuencia, los cambios fibroquísticos se diagnostican en función de los síntomas, como protuberancias mamarias, hinchazón y o sensibilidad o dolor así como otros que vamos a ver más adelante.

Estos síntomas tienden a empeorar justo antes de que comience el período menstrual y pueden cambiar a medida que avanza por las diferentes etapas del ciclo menstrual. Los senos pueden sentir bultos y, a veces, puede notar una secreción clara o ligeramente nublada del pezón.

Algunas veces, uno de los bultos puede sentirse más firmes o tener otras características que pueden causar preocupación ya que podemos pensar que es cáncer. Cuando esto sucede, se puede realizar una ecografía para ver si el tumor es sólido o si está lleno de líquido (lo que se conoce como quiste simple ). Si la ecografía muestra que la masa es sólida o si el quiste tiene componentes líquidos y sólidos (un quiste complejo ),  puede ser necesaria una biopsia para asegurarse de que no sea cáncer.

Síntomas de la Fibrosis

Cuando se padece fibrosis se pueden padecer los siguientes síntomas:

-hinchazón;

-sensibilidad;

-dolor;

loadInifniteAdd(44636);

-un engrosamiento del tejido;

-bultos en uno o ambos senos.

Además, es posible que se tenga más hinchazón o bultos en un seno que en el otro. Como ya he mencionado, los síntomas probablemente empeorarán justo antes del período debido a cambios hormonales, pero es posible que tengas síntomas durante todo el mes.

Los bultos en los senos fibroquísticos tienden a fluctuar en tamaño durante todo el mes y generalmente son móviles. Pero a veces, si hay mucho tejido fibroso, los bultos pueden estar más fijos en un solo lugar. También puedes experimentar dolor bajo sus brazos. Algunas mujeres tienen una secreción verde o café oscuro en  sus pezones. Consulta a tu médico de inmediato si sale líquido claro, rojo o con sangre de tu pezón, ya que esto puede ser un signo de cáncer de mama.

Cómo la fibrosis y los quistes están relacionados con el cáncer de mama

El hecho de padecer fibrosis o detectar un quiste simple no significa que aumente el riesgo de desarrollar más adelante cáncer de mama. Pero eso sí, los quistes complejos son más preocupantes, ya que existe una pequeña posibilidad de que puedan contener cáncer o ponerlo en riesgo de cáncer más adelante, según lo que se encuentre en el momento de la biopsia.

Por ello es importante que acudamos al médico en cuanto notemos un bulto o quiste, ya sea grande o pequeño para que se pueda diagnosticar si es fibrosis o un quiste que quizás sea benigno o no.

loadInifniteAdd(44637);

Cuál es el tratamiento fibrosis y quistes en los senos

Por lo general el tratamiento de la fibrosis y quistes en los senos consiste en eliminar el líquido que se acumula y forma el quiste pero puede que el médico decida no eliminarlo si en realidad no molesta.

De todos modos, lo que suele hacerse es un drenaje colocando una aguja fina y hueca en el quiste, lo que podría hacerse además para confirmar el diagnóstico. La extracción del líquido puede reducir la presión y el dolor durante un tiempo. Si se elimina, el líquido podría volver más tarde, pero los quistes también pueden desaparecer con el tiempo. Para los quistes que continúan reapareciendo y causan síntomas, la cirugía para eliminarlos podría ser una opción.

La mayoría de las mujeres con cambios fibroquísticos y sin síntomas molestos no necesitan tratamiento, pero pueden que sigan un tratamiento de observación con el fin de averiguar si el quiste crece o si da síntomas. Si tienes una leve molestia debido a la fibrosis, algunas soluciones pueden ser no llevar sujetadores muy apretados, aplicar algo de calor en la zona y tomar también analgésicos.

Algunas mujeres informan que sus síntomas mamarios mejoran si evitan la cafeína y otros estimulantes que se encuentran en el café, el té, el chocolate y muchos refrescos. Los estudios no han encontrado que estos estimulantes causen estos síntomas, pero muchas mujeres creen que es recomendable evitar estos alimentos y bebidas durante un par de meses.

Debido a que la inflamación de las mamas hacia el final del ciclo menstrual es dolorosa para algunas mujeres, algunos médicos recomiendan analgésicos como acetaminofeno o ibuprofeno u otros medicamentos. Se ha sugerido que algunos tipos de suplementos herbales o vitamínicos podrían aliviar los síntomas, pero hasta ahora ninguno ha demostrado ser útil y algunos pueden tener efectos secundarios si se toman en grandes dosis. Algunos médicos recetan hormonas, como anticonceptivos orales (píldoras anticonceptivas), o andrógenos. Pero estos generalmente solo se administran a mujeres con síntomas graves porque también pueden tener  efectos secundarios graves.

Artículo de interés:

loadInifniteAdd(50325);