12 Falsos mitos sobre la celulitis

12 Falsos mitos sobre la celulitis. Por muy común que sea la celulitis, existen muchos conceptos erróneos sobre lo que es la celulitis, sus causas, y cómo deshacerte de ella. Por eso, además de saber qué hacer para eliminar la celulitis, vale la pena saber lo que NO hacer. Sé que algunos de estos puntos […]
Demedicina.com

12 Falsos mitos sobre la celulitis. Por muy común que sea la celulitis, existen muchos conceptos erróneos sobre lo que es la celulitis, sus causas, y cómo deshacerte de ella. Por eso, además de saber qué hacer para eliminar la celulitis, vale la pena saber lo que NO hacer.

Sé que algunos de estos puntos te sorprenderán, pero oye, después de todos estos años de lavado de cerebro con falsos consejos sobre cómo deshacerte de tu celulitis por los llamados «expertos», tienes razón en sentirte confundida y sorprendida.

Así que antes de culpar al mundo, programar un tratamiento cosmético o gastar una fortuna en productos anticelulíticos, echa un vistazo a los falsos mitos que se mencionan a continuación.

mitos celulitis

Mito 1: La celulitis no existe, es simplemente grasa

Muchos «expertos» afirman que la celulitis es lo mismo que la grasa acumulada. Sin embargo, esto no es cierto por varias razones.

Lo que la gente llama «grasa» es tejido adiposo subcutáneo, es decir, grasa debajo de la piel, y normalmente no causa que ninguna protuberancia salga de la superficie de la piel.

La celulitis, en cambio, es grasa hipodérmica, es decir, grasa dentro de la propia piel, y se caracteriza por protuberancias antiestéticas pequeñas y grandes, acompañadas de fibrosis (tejido cicatricial), inflamación, glicación, daño oxidativo, laxitud de la piel y retención de agua. La grasa subcutánea normal no es fibrosa, no está inflamada y tiene buena circulación.

Fisiológicamente, la grasa normal y la celulitis son dos cosas diferentes. Y, por supuesto, la celulitis existe. No importa el nombre que le des, está ahí, frente a tus ojos. Es un tejido visible, inflamado, a menudo doloroso, antiestético y endurecido que sobresale de la piel, y nadie puede negar su existencia.

Mito 2: Bajar de peso es lo mejor para eliminar la celulitis

bajar peso celulitis

Como acabo de mencionar, las mujeres delgadas y ejercitadas pueden estar tan plagadas de celulitis como las mujeres con más peso y volumen, por lo que esto es obviamente falso.

La principal causa de la celulitis es el estado del tejido conectivo bajo la piel. Si este tejido conectivo está dañado, las células grasas lo presionarán formando los hoyitos y protuberancias que se ven en la celulitis.

Ninguna dieta puede reducir el porcentaje de grasa corporal a cero, por lo que perder peso no es una solución para eliminar la celulitis.

Mito 3: La celulitis solo afecta a la gente con sobrepeso

El peso no siempre afecta a la celulitis: esto depende, de hecho, de una serie de factores, como la predisposición genética, el metabolismo, los malos hábitos de vida y la insuficiencia venosa (que en última instancia resulta en el estancamiento de líquidos y toxinas , que «mezclarse» con la grasa de la piel normal y el tejido fibroso, forma la celulitis).

Ciertamente es más probable que quienes tienen una silueta suave y poco tonificada muestren más claramente las imperfecciones de la celulitis que quienes entrenan constantemente. Por la misma razón, una pérdida de peso excesiva, no apoyada por ejercicios de tonificación, puede agravar la evidencia de celulitis ya que la piel del cuerpo, sometida a dietas, pierde elasticidad y firmeza.

Mito 4: El ayuno combate la celulitis

Reducir la cantidad de alimento y mejorar su calidad es una excelente estrategia anticelulítica. Pero privarse de las comidas, prácticamente pasar hambre, no combatirá la raíz del problema, al contrario. ¿La razón? El ayuno forzado afecta a los músculos (es decir, los tejidos que no están implicados en la celulitis por constitución) con el resultado de hacerlos cada vez menos tonificados: de esta forma, los músculos pierden una de sus funciones de soporte de la piel. Este último, una vez privado de su soporte, mostrará las imperfecciones típicas de la celulitis.

Además, el ayuno no disuelve las reservas de grasa que se combinan para formar el tejido fibroso de la celulitis. Es mejor optar por una dieta variada , rica en frutas y verduras, cereales integrales y legumbres: todos alimentos desintoxicantes. No se pierda las buenas proteínas y grasas, como las del aceite de oliva, el aguacate y el pescado. Evite el consumo excesivo de sal, prestando atención a los alimentos precocinados y enlatados. Y por supuesto alcohol.

Mito 5: La liposucción puede eliminar la celulitis

La liposucción es un procedimiento médico invasivo que reduce la grasa, pero ¿realmente puede hacer algo por la celulitis? La respuesta corta es no. La liposucción no tiene ningún efecto sobre el tejido conectivo, por lo que no trata la raíz de la celulitis.

De hecho, el procedimiento cosmético podría incluso empeorar la celulitis, al hacer que la distribución de la grasa sea más desigual, haciendo que la apariencia externa sea aún peor.

Mito 6: Los hombres no tienen celulitis

celulitis en hombres

Los hombres, al igual que las mujeres, tienen tejido conectivo y grasa bajo la piel, por lo que la celulitis no depende del género.

Sin embargo, las mujeres desarrollan celulitis con más frecuencia que los hombres, el porcentaje es un 90% en las mujeres y un 10% en los hombres. Esto es debido a la diferencia en la disposición de las hebras del tejido conectivo entre los hombres y las mujeres.

En las mujeres, el tejido conectivo se forma en hebras verticales, mientras que en los hombres, el tejido conectivo se forma en un patrón entrecruzado. Por esta razón, es más probable que las células grasas puedan sobresalir a través de las hebras verticales del tejido conectivo de las mujeres, creando la apariencia de piel de naranja.

Los hombres no tienen este problema ya que el patrón entrecruzado de su tejido conectivo mantiene la grasa apretada.

Mito 7: La celulitis se desarrolla por la falta de ejercicio

Esto es una verdad medias, pues la celulitis se desarrolla por una combinación de factores, como la genética, las hormonas, la edad, el estilo de vida, y uno de ellos es la falta de ejercicio, que técnicamente puede agravar la apariencia de la celulitis.

La ausencia de ejercicio regular significa un tono muscular deficiente, lo que conduce a un tejido conectivo más débil, el caldo de cultivo perfecto para que las células de grasa puedan empujar hacia la capa más superficial de la piel.

Esto no quiere decir que si te pones a correr como una loca vas a hacer desaparecer la celulitis. No todos los ejercicios sirven para ayudar a mejorar el tejido conectivo, y como ya he mencionado antes, hay otros factores que deben abordarse si pretendes eliminar la celulitis.

Mito 8: La celulitis puede afectar negativamente a tu salud

celulitis y salud

En términos generales, la celulitis no afecta en absoluto a la salud, porque es algo que puede ser tratado a través del ejercicio, la alimentación sana y, en algunos casos, los procedimientos médicos.

Sin embargo, si alguien tiene mucha celulitis y no hace estos cambios en su estilo de vida para mejorar el estado de su celulitis, entonces es cuando puede convertirse en un problema.

Los depósitos de grasa pueden, con el tiempo, endurecer las arterias y alterar el equilibrio hormonal natural del cuerpo. Cuando el cuerpo está desequilibrado, la presión arterial, la insulina y el colesterol aumentarán y disminuirán drásticamente, y lo que puede conllevar el riesgo de problemas de salud a corto y largo plazo.

Mito 9: La celulitis es un reflejo de una mala alimentación

Repito, la celulitis se desarrolla por varios factores, y aunque la dieta por sí sola no es necesariamente el factor decisivo de la visibilidad de la celulitis, llevar una dieta saludable ciertamente ayudará a reducir la inflamación que causa la celulitis visible.

La mejor manera de actuar es comer abundantes vegetales y frutas, alimentos con un alto contenido de fibra, proteínas y grasas saludables. Beber mucha agua es también muy importante para reducir la celulitis, porque mantiene la piel hidratada y ayuda a eliminar las toxinas del cuerpo.

Todas estas sugerencias ayudan a que te sientas bien físicamente, así como mentalmente, por lo que conviene incorporarlos a tu estilo de vida independientemente de si tienes celulitis o no.

Mito 10: El cardio es el mejor ejercicio para eliminar la celulitis

ejercicio celulitis

El ejercicio de cardio (correr, bicicleta, bici elíptica, etc.) es una fantástica opción para ayudarte a mantener el peso, lo que puede reducir el volumen de las células grasas. Pero para alisar la piel, el mejor ejercicio es el entrenamiento de fuerza.

Además de ayudarte a perder grasa, el entrenamiento de fuerza aumenta y refuerza el músculo, lo que tonifica el tejido conectivo, ayudándolo a estar en mejor condición para plantarle cara a las células grasas.

Mito 11: Las medias de compresión funcionan para eliminar la celulitis

Sí, usar medias de compresión mientras haces ejercicio puede reducir el movimiento de los muslos a medida que te mueves, pero es sólo un efecto temporal, y es poco probable que veas ningún cambio después de que te desnudes después del ejercicio.

Cualquier prenda que afirme tener resultados anticelulíticos duraderos, es sólo un truco de marketing y no es cierto. De hecho, con algunas prendas ajustadas puede ocurrir lo contrario: las bandas elásticas en la ropa interior, por ejemplo, pueden contribuir a la aparición de la celulitis si cortan la circulación y limitan el flujo sanguíneo.

Mito 12: No hay nada que puedas hacer para eliminar la celulitis

remedios celulitis

Aunque sabemos que la celulitis es difícil de eliminar por completo, no es cierto que no puedas hacer nada por acabar con ella, o por lo menos reducir su apariencia significativamente.

Tu anatomía y genética juegan un papel importante en su lucha, pero el control de la celulitis es, en su mayoría, una cuestión de estilo de vida. El primer paso para eliminar la celulitis es seguir una dieta saludable y hacer ejercicio regularmente, esto ha quedado claro.

Sin embargo, dado que el problema radica en el tejido conectivo, y no necesariamente en la grasa, esto no es una solución completa. Y por eso se debe complementar con otros tratamientos.

El más ampliamente utilizado es la aplicación de cremas anticelulíticas. Sabemos que, a pesar de lo que puedas leer en sus etiquetas, ponerse una crema en la piel no elimina permanentemente la apariencia de la celulitis.

Sin embargo, los estudios han encontrado que los productos que contienen retinoides (etiquetados como retinol) pueden proporcionar algunos efectos temporales al crear una superficie de piel más gruesa que puede ayudar a camuflar las protuberancias.

También existen evidencias de que las cremas con ingredientes estimulantes, como la cafeína, el jengibre y el té verde o negro, también pueden ayudar a mejorar la circulación y romper las acumulaciones de células grasas.

Lo importante es buscar y elegir la mejor crema anticelulitica, la que realmente tiene los ingredientes capaces de conseguir algún efecto.

Te dejamos algunos enlaces sobre el tema que seguro te interesan:

4.60 / 5
4.60 - 5 Votos

También te puede interesar