Escrito por

Estreñimiento en niños y bebes

El estreñimiento es un problema bastante habitual, no sólo en adultos, también en niños y bebés. Os contamos cómo detectar si vuestro hijo tiene dificultades para defecar y qué medidas tomar para ayudarlo.

El estreñimiento es una afección relacionada con el sistema digestivo que implica una disminución o interrupción en la cantidad de defecaciones de una persona. Generalmente el parámetro más aceptado es de menos de tres deposiciones a la semana para ser considerado como tal.

image

A veces también se refiere con el término de estreñimiento el hacer heces muy duras o difíciles de evacuar. También es habitual sentir dolor o no conseguir la deposición tras más de 10 minutos de pujar.

Causas del Estreñimiento

El estreñimiento puede originarse debido a diferentes factores:

  • Dieta baja en fibra
  • Insuficiente consumo de agua
  • Falta de actividad física
  • Retener las ganas de defecar
  • Estrés
  • Viajes o cambios de ambiente
  • Embarazo

Otras causas se vinculan a ciertos problemas de salud. Entre ellos:

  • Cáncer de colon
  • Enfermedades intestinales (por ejemplo, síndrome del intestino irritable)
  • Hipotiroidismo
  • Trastornos y enfermedades neurológicas
  • Trastornos de salud mental
  • Uso de ciertos medicamentos

El estreñimiento en los niños

Siempre es importante estar atenta a cómo son las defecaciones de los bebés y de los niños pequeños, y de enseñar a los más grandes –que ya van al baño en forma independiente- a avisar si notan que tienen estreñimiento o –por el contrario- diarrea.

Ante algunas de las siguientes situaciones llame al médico inmediatamente:

  • estreñimiento súbito con cólicos abdominales, acompañada por incapacidad para evacuar tanto las heces como los gases.
  • dolor abdominal agudo e intenso.
  • sangre en la defecación
  • alterna alternando con diarrea
  • las deposiciones tienen forma delgadas y alargadas (similares a la forma de un lápiz)
  • dolor en el recto
  • si el bebé no ha defecado en 3 días, y está muy irritable o si presenta vomitos (excepto los bebés que son amamantados exclusivamente).
  • si el bebé tiene menos de 60 días y está constipado.
  • si el niño se contiene buscando resistirse al entrenamiento para el control de esfínteres
    Como evitar el estreñimiento

Una de las claves para evitar el estreñimiento es que tanto los niños como los adultos consuman suficiente fibra en la dieta. Las mejores fuentes de fibra son las verduras, las frutas frescas, las frutas secas, el salvado, el trigo integral y la harina de avena.

image

      La ingesta de

fibra

    debe complementarse con el consumo de mucho líquido, lo que ayudará a evacuar las heces. El ejercicio regular también influye positivamente, ayudando a equilibrar el tránsito intestinal.

En los casos en que son los bebés los que están con estreñimiento se debe adaptar esto al tipo de dieta que tengan incorporada al momento:

  • Si son bebés de más de 2 meses: se puede intentar darle jugo de fruta (uva, cereza, pera, manzana o ciruela). Se recomiendan unos 60 a 100 g de dos veces al día.
  • Si son bebés de más de 4 meses y ya consumen alimentos sólidos, se le pueden preparar alimentos que contengan productos con un alto contenido en fibra (arvejas, legumbres, ciruelas secas, peras, ciruelas frescas, duraznos espinacas) también dos veces al día.

Recuerde algo muy importante: NUNCA suministre laxantes ni enemas a bebés o pequeños sin consultarle primero al médico.

Lee más sobre este tema en los siguientes artículos:

loadInifniteAdd(44636);

Fuente:

Medlineplus

Imágenes:

roens en flcikr

medlineplus

loadInifniteAdd(44637);

Video

BebeNovalac en youtube