Escrito por Tendenzias

Espolón Calcáneo: Causas, síntomas y tratamiento

El espolón calcáneo es uno de los padecimientos más comunes en los pies, aunque no suele causar daños graves a la salud, su presencia provoca dolores que van desde leves a severos y las molestias llegan a ser tales que limitan la movilidad de quien la padece.

Qué es el espolón calcáneo

El espolón calcáneo es una formación ósea en la planta del pie, específicamente debajo del talón, que se forma como un tumor benigno de hueso que en la radiografía se identifica fácilmente por su forma de pico o lanza. Esta formación ósea en sí misma no es dolorosa, lo que genera el dolor y las molestias que se asocian con este padecimiento son generadas en realidad por tejidos blandos que se aplastan por esta formación.

El espolón calcáneo no es una enfermedad sino más bien una respuesta del organismo maltratado, el cuerpo la produce como respuesta a un daño o desgaste de la fascia plantar.

Cuando existen una continua recarga y desgaste generándose miles de micro desgarres en el área del talón del pie, el organismo para regenerarse mejor le agrega al tejido normal nuevo ácido úrico o sales de calcio para reforzarse, que se acumulan y terminan por crear esta formación ósea.

Causas del espolón calcáneo

El espolón calcáneo es un padecimiento común, que se manifiesta en al menos uno de cada cuatro adultos, principalmente adultos mayores. La edad y su correspondiente desgaste natural del cuerpo es uno de los factores más comunes que provocan el daño de la fascia plantar que produce alteraciones físicas tales como el espolón calcáneo.

En los pacientes más jóvenes, una de las causas principales que provoca la aparición de esta formación ósea es el sobrepeso y la obesidad.

El cuerpo se convierte en una carga demasiado pesada para la estructura de soporte del propio organismo, lo que resulta en presión excesiva que produce micro traumas en el área del talón que hacen que el cuerpo busque reforzarla enviando sales de calcio que se acumulan y causan este padecimiento de espolón calcáneo.

De la misma manera, las personas que tienen actividades que los obligan a permanecer de pie una gran cantidad de tiempo son propensas a padecer este problema, al no descansar la postura de su cuerpo adecuadamente y encontrarse su fascia plantar en constante fricción y presión, esto genera igualmente un daño físico aun y cuando su peso sea el adecuado para su estructura de soporte.

Desarrollarse continuamente en actividades deportivas tales como el atletismo de carrera, obstáculos o saltos de altura, puede producir espolón calcáneo.

Esto debido a la constante repetición de movimientos que se suele dar en los entrenamientos, en los que se golpea o presiona violenta y constantemente la fascia plantar con el piso y provoca daños imperceptibles pero acumulativos que terminan en una formación ósea indeseada.

No siempre es posible prevenir el espolón calcáneo, también existen causan estructurales de nacimiento que pueden producir este malestar. Una persona con pie plano, un tendón de Aquiles excesivamente rígido o un arco con una pronunciación extremadamente profunda, son causas de predisposición anatómica para padecer este problema.

Síntomas del espolón calcáneo

El espolón calcáneo es fácil de identificar a través de una simple radiografía lateral del pie que genera molestias. Sin embargo, si por el momento no es posible realizarse este estudio médico, puede anticiparse el padecimiento a través de la identificación de algunos síntomas característicos.

El síntoma más evidente y que es el principal causante de las visitas al médico por este padecimiento, es el dolor. Este dolor no se presenta de forma violenta, sino que aparece paulatinamente y su característica es que el paciente lo percibe como un dolor punzante de pinchazos agudos.

Este dolor generalmente se localiza en la parte baja y media del talón, sin embargo, es posible en los casos más avanzados de fascitis plantar que este dolor se extienda a cualquier parte del pie.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Es un dolor fácilmente ubicable por parte del paciente, quien puede señalarlo puntualmente, y desaparece cuando el pie no está apoyado o en contacto con alguna superficie, pero se presenta al momento de ejercer presión sobre el área afectada. Asimismo una de las características más evidentes del dolor causado por espolón calcáneo es que este es variable.

Generalmente el paciente reporta un dolor más agudo por las mañanas, con las primeras pisadas del día al levantarse después de una noche de reposo, así como después de haber permanecido sentado o reposando los pies por varias horas.

Reactivar el movimiento del pie cuando este se encuentra frío por inactividad genera mucho dolor cuando se padece espolón calcáneo.

Asimismo, las largas jornadas de pie o largos periodos de tiempo realizando una actividad física desgastante para la estructura de soporte del cuerpo ya sea realizando largas caminatas o la utilización de calzado con suela dura, de seguridad o zapatillas con tacón elevado.

También suelen provocar pinchazos agudos de dolor causados por el espolón calcáneo. Cuando se utiliza calzado de suela dura suele aparecer la zona del talón enrojecida o inflamada.

Tratamiento para el espolón calcáneo

Para mitigar el dolor y molestias del espolón calcáneo se pueden realizar diversos ejercicios en casa. Utilizando una toalla, trapo o una liga deportiva, es posible recuperar la movilidad del pie al simplemente colocarla en el área del arco estirando la pierna y jalando los extremos para estirar la fascia plantar ayudando a su elasticidad.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

Asimismo se puede colocar el trapo o toalla en el suelo y cogerla con la punta de los dedos de los pies y el movimiento ayudará a aliviar las molestias.

Otro ejercicio casero posible es simplemente tomar una botella llena de agua y congelarla para posteriormente pasarla por el arco del pie y talón, haciéndola rodar ejerciendo una presión ligera de tipo masaje que relaja y desinflama el área. Es recomendable usar una toalla entre la botella y el pie para evitar quemaduras por el hielo.

De manera más profesional se puede encontrar en el mercado vendas y férulas específicas para el tratamiento del espolón calcáneo y fascitis plantar.

Es importante acudir al médico especialista para tratar este el espolón calcáneo, ya que en muchas ocasiones el único remedio definitivo es realizar una operación médica que elimine la formación ósea que produce las molestias para recuperar la movilidad y funcionalidad del paciente.

Espolón calcáneo tratamiento casero

Seguramente si estás leyendo este artículo es porque sufres o crees sufrir espolón calcáneo. Si es así, conocerás perfectamente tanto las molestias como el dolor que produce, llegando incluso a impedirnos realizar una vida normal.

Algo tan habitual como andar, termina siendo una verdadera tortura, sin contar con el deterioro que nos puede llevar a sufrir, además, una fascitis plantar. Queremos aportar nuestro granito de arena, con consejos útiles o remedios caseros para que esta dolencia, se lo mas llevaderas posible, con unas prácticas nada complicadas.

loadInifniteAdd(infinite_adv_3);

Los espolones como hemos visto durante todo este artículo, se produce en la mayoría de los casos, en la parte trasera o posterior del hueso del talón, una protuberancia en dicho hueso será el responsable del dolor y de la inflamación. Para aliviar este dolor y para desinflamar esta zona, os proponemos:

  • Descansar
  • Utilización de plantillas
  • Frío
  • Masajes
  • Estiramientos

Descansar

Cuando sufrimos un espolón calcáneo, la primera medida que deberíamos emplear es la del descanso. Serás tu mismo quien ante el incisivo dolor, optes por parar y hacer descansar el pie, de esta forma evitaremos que la inflamación progrese.

Evita hacer movimientos bruscos mientras permanezcas en reposo, de esta forma el dolor y la inflamación comenzará a remitir. Según pasen los días y notes que la lesión está remitiendo, podrás realizar algunos ejercicios o estiramientos suaves.

Lo más importante de una lesión de espolón calcáneo es que la lesión quede completamente curada, así tendremos muchas más posibilidades de que no se vuelva a producir esta lesión.

Utilización de plantillas

Las plantillas ortopédicas serán nuestras mejores alidadas mientras se va curando nuestra dolencia. Se trata de una plantilla en la que la zona del talón se ha creado con un material blando y suave para que puedas apoyar perfectamente el talón y que éste no reciba toda la presión de la pisada.

Otras soluciones son unas vendas creadas específicamente para esta dolencia. Estas vendas se colocan de determinadas maneras, en ciertos puntos e irá corrigiendo poco a poco esta lesión. Tanto las plantillas como las vendas las podemos encontrar en las farmacias.

loadInifniteAdd(infinite_adv_4);

Frío

Como es bien sabido, cuando se inflama una articulación, el hielo es siempre el remedio más eficaz para reducir las inflamaciones y también el dolor. El frío es beneficioso, pero también puede ser muy dañino, por eso no está de más introducir el hielo en una bolsa de plástico o de tela, pero jamás podremos en contacto directo el hielo con la piel.

Una opción muy sencilla y que todos tenemos por casa, es utilizar una botella de litro de plástico y llenarla de agua del grifo. Ahora toca congelar la botella en el congelador y cuando ésta se encuentre helada, pasaremos a realizar el siguiente ejercicio.

Colocando una toalla en el suelo, ponemos la botella sobre la toalla y sentados en el suelo haremos rodar la botella, apoyando el lugar donde tenemos el espolón en la botella y mediante rozamiento hacia adelante y hacia atrás, con la botella helada y el transcurso de unos 15 minutos, notarás un gran alivio. Si este ejercicio lo realizamos por la mañana y por la noche, veréis que gran mejoría.

Masajes

La verdad es que ¿a quién no le gusta recibir masajes?. Los masajes son perfectos para todo el cuerpo, lo equilibra y relaja, pero además tiene otras ventajas a nivel psicológico. Pero si este masaje nos lo damos en una zona que además está dolorida, el alivio será impresionante.

Utilizando remedios caseros a modo de aceites. Si realizamos una infusión con lavanda y romero, añadimos sal gruesa marina y vinagre de manzana, empapamos un paño en esta mezcla caliente y lo aplicamos a la zona inflamada y dolorida. Mientras apliquemos la mezcla, realizaremos pequeños masajes con los dedos de manera circular.

Mantenemos el paño en la zona durante unos 15 minutos, para a continuación introducir el pie en agua fría. El contraste del paño caliente y el agua fría conseguirá reactivar la circulación saguínea y por lo tanto la inflamación se reducirá.

loadInifniteAdd(infinite_adv_5);

Estiramientos

En los primeros días y como hemos visto, el reposo es fundamental, reducir la inflamación y el dolor es lo más importante. Una vez que ya ha pasado lo peor y empezamos a notar mejorías, deberemos comenzar a realizar diferentes ejercicios, siempre suaves como son estiramientos. 

Los estiramientos, serán los que nos permitan volver a recuperar la movilidad y por lo tanto mejorar las condiciones del talón. Estiramientos como hemos dicho sencillos, suaves y que todos podemos realizar en casa utilizando muy pocos elementos.

Sentados en una silla, colocamos una toalla en el suelo, ahora intentaremos levantar la toalla del suelo con el pie afectado. Posiblemente al principio no lo consigas, pero poco a poco tu movilidad irá mejorando.

Otros ejercicios pueden ser por ejemplo, cuando nos levantemos por la mañana, podemos coger uno a uno cada dedo del pie y estirar suavemente hacia nosotros. Este ejercicio que no parece tener relación obliga a mover distintos huesos que a su vez podrán ir recuperando su movilidad.

Recomendaciones

En estos casos, la paciencia es fundamental, en la mayoría de las ocasiones podrá pasar medio año hasta que notemos que estamos al 100%. Se trata de una afección muy dolorosa y por tanto también lo es su recuperación. Pero si sigues estas recomendaciones que en ningún caso te van a perjudicar, podrás notar mejorías diarias.

Recuerda, alterna baños fríos y calientes, estira los músculos, huesos y sobre todo una dieta donde incluyas frutas frescas e infusiones, sobre todo de ortiga, que es una planta estupenda para tratar inflamaciones.

loadInifniteAdd(infinite_adv_6);

Espolón calcáneo operación

Una vez que sabemos que es un espolón calcáneo, entenderemos en que consiste la operación o intervención quirúrgica. El principal motivo es la eliminación total del dolor, y esto sólo se consigue si se corta la inserción de la fascia plantar o la de los músculos, para de esta forma reducir la tensión que se ha generado con esta afección.

En algunos casos además de esta operación, también se elimina la protuberacia o lo que es el espolón en sí. Esto no sería necesario si lo que queremos es acabar con el dolor, ya que con liberar la presión en las zonas de inserción, será suficiente, pero los pacientes suelen quedarse más tranquilos cuando ya no lo observan en las radiografías.

La cirugía es el último tratamiento al que se va a recurrir y esto se hará cuando otros tratamientos no hayan dado los resultados esperados, tratamientos como la fisioterapia, plantillas, electroterapia, ondas de choque, antiinflamatorios, etc.

También te puede interesar:

En Demedicina esperamos que este artículo haya sido de tu interés, ta haya solventado distintas dudas y hayas obtenido respuestas a otras. Pero si te interesan todos los temas relacionados con las articulaciones y todo lo que se deriva de ellas, te invitamos a que pinches en nuestros enlaces, verás como son temas que te van a interesar.

Demedicina.com

Newsletter