BLACK FRIDAY de Amazon, no te pierdas sus ofertas, te dejamos un enlace con las mejores rebajas
Escrito por

Escarlatina: síntomas, casusas y tratamiento

La Escarlatina es una enfermedad que se caracteriza sobre todo por tener una fiebre alta y la aparición de manchas rojas de modo que debe ser tratada para evitar complicaciones. Os hablamos a continuación de la Escarlatina: Síntomas, causas y tratamiento.

Qué es la escarlatina

Escarlatina que es

La escarlatina, también conocida como fiebre escarlata, es una infección que puede desarrollarse en personas que tienen faringitis estreptocócica. Se caracteriza por una erupción de color rojo brillante en el cuerpo, por lo general acompañada de fiebre alta y dolor de garganta. La misma bacteria que causa la faringitis estreptocócica también causa la fiebre escarlata.

La escarlatina es una enfermedad que afecta principalmente a niños de entre 5 y 15 años de edad. Solía ​​ser una enfermedad común y grave de la infancia en el siglo XIIX y XIX, pero es rara hoy en día aunque todavía se dan casos.

Los tratamientos con antibióticos han reducido la gravedad de los síntomas y la prevalencia de la enfermedad. Los investigadores no están seguros de por qué los casos de escarlatina han disminuido mientras que los casos de faringitis estreptocócica siguen siendo comunes, aunque todavía encontramos casos de niños a los que se les diagnostica escarlatina de modo que tenemos que ir a las causas, síntomas y cómo se debe tratar.

Causas de la escarlatina

Como ya he mencionado, la escarlatina es causada por el mismo tipo de bacteria que causa la faringitis estreptocócica, las bacterias Streptococcus del grupo A, que son bacterias que pueden vivir en su boca y pasajes nasales.

En la escarlatina, las bacterias liberan una toxina que produce la erupción y la lengua roja.

Contagio de la escarlatina

La infección se extiende de persona a persona a través de gotitas expulsadas cuando una persona infectada tose o estornuda. Esto significa que una persona adulta y en especial los niños, pueden contraer la fiebre escarlata o escarlatina si toca algo que tiene gotas de una persona infectada y luego se toca su propia boca, nariz o ojos. También podemos contagiarnos con escarlatina si bebemos del mismo vaso o comemos del mismo plato que una persona infectada. La fiebre escarlata también puede pasar por contacto con la piel.

El período de incubación – el tiempo entre la exposición y la enfermedad – suele ser de dos a cuatro días.

Síntomas de la escarlatina

La erupción es el signo más común de la escarlatina en adultos y niños. Por lo general se ve como una quemadura de sol y se siente como papel de lija. La erupción de color escarlata es lo que hace que reciba el nombre de escarlatina.

La erupción normalmente comienza en el pecho y el estómago y luego se extiende al resto del cuerpo. Los pliegues de la piel alrededor de las axilas, los codos y las rodillas también pueden llegar a volverse de un rojo más profundo que la erupción circundante. La erupción suele durar entre 2 y 7 días. Después de que haya disminuido, la piel afectada se pelará, al igual que la piel en las puntas de los dedos de las manos y los pies.

Otros síntomas comunes de la fiebre escarlata incluyen:

  • Líneas rojas o rayas alrededor de las axilas, codos y rodillas
  • Cara sonrojada
  • Lengua de fresa , o una lengua blanca con puntos rojos en la superficie
  • Rojo, dolor de garganta con parches blancos y amarillos
  • Fiebre por encima de 101 ° F (38.3 ° C)
  • Síntomas similares a los de un resfriado
  • Dolores de cabeza
  • Amígdalas hinchadas
  • Náuseas y vómitos
  • Glándulas hinchadas en la parte posterior del cuello
  • Piel pálida alrededor de los labios

Complicaciones de la escarlatina

En la mayoría de los casos, la erupción y otros síntomas de la fiebre escarlatina desaparecerán en dos semanas. Sin embargo, sin tratar, la escarlatina puede causar complicaciones graves. Estos pueden incluir:

  • Fiebre reumática
  • Enfermedad del riñón
  • Infecciones del oído
  • Infecciones de la piel
  • Abscesos en la garganta
  • Neumonía
  • Artritis

Estas complicaciones por lo general se pueden evitar si la fiebre escarlata se trata con prontitud con la medicación adecuada.

Tratamiento de la escarlatina

Para poder curar la escarlatina debemos acudir cuanto antes al médico, el cuál realiza primero un examen físico para detectar los signos de que realmente padeces, o tu hijo, escarlatina. Durante el examen, el médico comprobará el estado de la lengua, la garganta y las amígdalas. También buscarán ganglios linfáticos agrandados y examinará la apariencia y textura de la erupción.

Si el médico sospecha hay escarlatina, se recoger una muestra de las células en la garganta para un análisis. Esto se llama un hisopo de garganta. La muestra será enviada a un laboratorio para determinar si el Streptococcus del grupo A está presente.

La escarlatina generalmente se trata con antibióticos. Los antibióticos matan las bacterias y ayudan al sistema inmune del cuerpo a luchar contra las bacterias que causan la infección. También se puede recomendar la administración de medicamentos de venta libre, como la aspirina (Bayer) o el ibuprofeno para la fiebre.

El médico también podría recetar medicamentos para aliviar el dolor de garganta. Otros remedios incluyen comer helado, helado o sopa caliente. Hacer gárgaras con agua salada y usar un humidificador de aire frío también puede disminuir la gravedad y el dolor de un dolor de garganta. También es importante beber mucha agua para evitar la deshidratación .

Actualmente no hay vacuna para la escarlatina, aunque muchas vacunas potenciales están en desarrollo clínico. Ver Calendario de vacunas infantiles de España 2018

Prevención de la escarlatina

Practicar una buena higiene es la mejor manera de prevenir la escarlatina. Algunos consejos de prevención a seguir incluyen:

  • Lavarse las manos antes de las comidas y después de usar el baño.
  • Cúbrirse la boca y la nariz al estornudar o toser.
  • No compartir utensilios y vasos con otros, especialmente en grupos.

Remedios caseros para tratar la escarlatina

La escarlatina necesita ser tratada con antibióticos. Sin embargo, hay cosas que podemos hacer para ayudar a aliviar los síntomas y molestias, como por ejemplo:

  • Bebe tés calientes o sopas a base de caldo para ayudar a calmar la garganta.
  • Prueba alimentos blandos o una dieta líquida si comer es doloroso.
  • Toma ibuprofeno para aliviar el dolor de garganta.
  • Corta las uñas para evitar rascarse de picazón.
  • Usa crema anti-picazón o medicamento para aliviar la picazón.
  • Debes mantenerte hidratado con agua para humedecer la garganta y evitar la deshidratación.
  • Chupa pastillas para la garganta .
  • Mantente alejado de irritantes en el aire, como el humo.
  • Prueba con hacer gargaras con agua salada para aliviar el dolor de garganta.
  • Humedece el aire para detener la irritación de la garganta del aire seco.

*Información extraída de cdc.gov

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos