Escrito por Tendenzias

Qué es la Electrólisis Percutánea Intratisular o EPI

Los avances científicos de las últimas décadas nos están abriendo nuevas vías de investigación, campos que hasta ahora se había explorado poco, como es el de la prevención y otros, en los que el desarrollo tecnológico ha permitido modificar antiguas técnicas o métodos de tratamiento, mucho más agresivos, por otros mucho más innovadores en las que ciencia y tecnología se unen en un tandem mucho más efectivo y eficaz. Este es el caso de una nueva técnica de fisioterapia EPI, y al que hemos dedicado este artículo Qué es la Electrólisis Percutánea Intratisular o EPI, para qué sirve, o cómo funciona. 

Qué es la Electrólisis Percutánea Intratisular o EPI

Se trata de una técnica de reciente creación ya que fue desarrollada a finales de los años 90 por el fisioterapeuta y doctor José Manuel Sánchez. Tras realizar numerosos estudios sobre el comportamiento del tejido conectivo, llegó a la conclusión de que aplicando campos eléctricos con corriente continua, los tejidos degradados o degenerados del tendón se eliminaba a la vez que se estimulaba la regeneración e incluso reparación del tejido del tendón.

Con estos datos, el doctor José Manuel Sánchez, desarrolló una nueva técnica muy innovadora que permite el flujo continuo de electrones capaces de conseguir la licuefacción o disolución del tejido que se encuentra en malas condiciones o dañado, como es el caso de las tendinopatías en fibrosis musculares.

Una de las características que tienen los tendones es que cuando se encuentran dañados o lesionados, los mecanismo para facilitar la curación fracasan irremediablemente, por lo que es muy difíciles su reparación, por lo que esta nueva técnica EPI es muy importante.

Electrólisis Percutánea Intratisular, no solo será capaz de inducir a la activación molecular encargada de la fagocitosis del tejido dañado o afectado, sino que además, propicia una respuesta fisiológica de regeneración y reparación de los tejidos dañados.

La EPIElectrólisis Percutánea Intratisular, podríamos resumirla como una técnica utilizada en fisioterapia prácticamente no invasiva en la que por medio de la aplicación de una corriente continua y mediante una aguja fina, de acupuntura, provoca un proceso de inflamación de la zona que favorecerá la fagocitación y a la vez, la reparación del tejido, siempre blando, dañado ya sea los tendones, ligamentos o músculos entre otros.

Para qué sirve la Electrólisis Percutánea Intratisular o EPI

Con la técnica de Electrólisis Percutánea Intratisular, se potencia una reacción llamada quimiotaxis, que es el movimiento de los microorganismos o las células por la influencia de una corriente eléctrica, de esta forma se propicia la respuesta inflamatoria que será necesaria para iniciar el proceso de regeneración.

Esta técnica está logrando grandes avances en campos como la medicina deportiva, ya que las lesiones en los tendones y tejidos blandos son una constante dentro de las lesiones y uno de los problemas o retos con los que se encuentra de cara a la total curación de los tejidos. Si a todo esto le añadimos que además la recuperación es mucho más rápida, tendremos que concluir que la EPI, es la opción del presente y sin duda del futuro.

Las tendinopatías, son un claro ejemplo de lesión en tejido blando muy difícil de tratar y en muchas ocasiones, la lesión que puede retirar a un deportista de élite.

Es por esto que se haya puesto tan de moda esta técnica, ya que la mayoría de los pacientes con este tipo de lesiones, se encuentran dentro del campo del deporte, sobre todo del deporte de élite. Dentro de las lesiones que se pueden tratar gracias a la técnica EPI, en tejidos blandos son las siguientes:

  • Pubalgia u Osteopatía de Pubis: La pubalgia o la inflamación de los músculos que se insertan en la zona del pubis. Esta lesión es común entre los jugadores de futbol debido al desequilibrio que se produce a la hora de chutar el balón entre los músculos aductores y los abdominales.
  • Tendinitis del supraespinoso o tendinopatía del hombro. Esta lesión consiste en la inflamación del tendón del músculo supraespinoso, lo que provoca un fuerte dolor que puede llevar a la pérdida de la movilidad en la articulación.
  • Rotura de Menisco. Se produce por un golpe y consiste en la rotura o fragmentación de la estructura del menisco, una dolencia que provoca un dolor fuerte e intenso.
  • Condromalacia rotuliana. La condromalacia rotuliana o condromalacia patelar, es una lesión degenerativa del cartílago que recubre la rótula.
  • Esguince de muñeca. Otra lesión muy común y que es el resultado de un estiramiento excesivo o desagarro de los ligamentos encargados de sostener la articulación de la muñeca.
  • Epicondilitis lateral y codo de tenista. Esta lesión es muy común entre los deportistas dedicados especialmente al tenis, la sobrecarga en el músculo en la parte donde se unen los músculos extensores del brazo con el hueso epicódeo, provoca la inflamación y por lo tanto dolor. Pero hemos de decir que es una lesión muy habitual entre las amas de casa, realizar la compra cargando con bolsas pesadas o tirando del carro de la compra.
  • Bursitis de hombro. La bursitis de hombro o bursitis subacromial, inflamación de la bursa subacromial.
  • Tendinopatía calcificante de hombro. La tendinitis calcificante es producto de la acumulación de calcio en el interior del tendón provocando la inflamación del mismo.
  • Tendón rotuliano
  • Tendón Aquiles
  • Fascia plantar
  • Lesiones musculares
  • Lesiones de ligamentos

Cómo funciona la Electrólisis Percutánea Intratisular o EPI

No se puede decir que es una técnica indolora ya que la zona a tratar, obviamente está dolorida y por lo tanto mucho más sensible al dolor. Las sesiones duran realmente poco y en todo momento se realiza de forma controla, por medio de una aguja fina de las utilizadas en acupuntura, se aplica corriente continua, la sensación es un poco desagradable aunque perfectamente tolerable.

Para llevar a cabo este técnica, habrá que seguir una serie de pasos como son:

  1. Identificación de la lesión por medio de palpación y ecografía.
  2. Seleccionar los parámetros adecuados para cada caso y paciente
  3. Aplicación de la técnica siempre debidamente guiada por una ecografía.

Los tratamientos suelen variar de entre 3 a 5 sesiones según cada caso y las necesidades de éstos. Sin embargo no hay que olvidar que es una técnica más y por lo tanto deberá haber un razonamiento y una valoración para ver las necesidad de utilizar esta técnica u otra que quizás pueda adecuarse mejor a nuestra lesión.

Tampoco es una técnica excluyente, por lo que tampoco tendría sentido aplicar esta técnica en solitario, sino que siempre será una técnica mas que hay que tener en cuenta.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Beneficios de la electrolisis percutánea intratisular

La electrolisis percutánea intratisular, consigue como ya hemos visto, en que el tejido dañado o degenerado pueda ser destruido, afectando sólo y exclusivamente a los tejidos dañados.

Con este tratamiento las células sanas y normales no se verán afectadas, ya que éstas aguantan mejor la corriente que pasa por ellas. El como lo consigue es elevando el PH de la célula, provocando de esta forma su destrucción. Pero existen otros beneficios y estos son:

  • Tratamiento localizado. Esta técnica se realiza con la ayuda de una ecografía, para de esta manera aplicar la corriente directamente sobre el tejido alterado.
  • A la vez que destruye el tejido que se encuentra en malas condiciones, se activa un mecanismo de generación de tejido colágeno para reparar los daños producidos.
  • La modificación que se produce en la estructura son inmediatas, por lo que se necesitarán muy pocas sesiones para su reparación.
  • Frente a los tratamientos tradicionales como son los tratamientos con láser, fisioterapia, ultrasonido, etc. o farmacológicos, la efectividad de la electrolisis percutánea intratisular es mucho mayor.
  • El porcentaje en recaídas es muy bajo.

Este tratamiento está especialmente indicado para:

  • Tendinopatía del Aquiles
  • Tendinopatia rotuliana
  • Tendinitis pata de ganso
  • Tendinitis tensor fascia lata, cintilla iliotibial o rodilla del corredor
  • Epicondilitis epicondilalgias, codo de tenista
  • Epitrocleitis codo de golfista
  • Tendinitis del supraespinoso, infraespinoso, subescapular (manquito rotador)
  • Tendinitis del biceps braquial
  • Pubalgias, tendinitis adductores
  • Tendinitis isquiotibiales
  • Fascitis fasciosis plantar
  • Síndromes facetarios
  • Bursitis de cadera
  • Bursitis de codo, codo del estudiante
  • Bursitis de hombro
  • Bursitis de rodilla
  • Bursisits del aquiles
  • Esguinces de tobillo, rodilla, cadera, mano, codo, muñeca
  • Lumbalgias, ciáticas, cervicalgias, dorsalgias
  • Periostitis tibial
  • Fibrosis quirúrgicas

Cómo se desarrolló la técnica de la electrolisis percutánea intratisular

La Electrólisis Percutánea Intratisular o EPI, es una técnica perteneciente al grupo de la fisioterapia, de origen español, ya que es una técnica creada y desarrollada por el Dr. José Manuel Sánchez Ibañez, un catalán que entendió la necesidad de crear una técnica que permitiera la curación mas rápida de los tejidos blandos.

Este fue el principal motivo que impulsó al doctor Sánchez Ibañez a investigar sobre esta técnica y a seguir desarrollando nuevos modelos mejorados, gracias a la inversión en tecnología y desarrollo que se está haciendo para lograr los resultados que se están obteniendo.

Es una herramienta utilizada sobre todo en fisioterapia deportiva, neuromusculoesquelética, en la fisioterapia ortopédica y traumatológica, en fisioterapia con fines obstétricos o en campos como la uroginecología.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

Se trata en aplicar un flujo directo de corriente con una intensidad controlada y diseñada específicamente para este fin, esta corriente se aplicará directamente sobre la zona afectada, gracias a la ayuda de un ecógrafo que en todo momento nos mostrará las imágenes para poder detectar los tejidos dañados.

Este flujo de corriente eléctrica provoca una desionización molecular no termal. La respuesta de la célula es la de regenerar los tejidos dañados blandos. Gracias a la técnica EPI, los mecanismo moleculares involucrados en destruir el tejido dañado se activa, así como las células que tienen la misión de recomponer este tejidos.

La técnica de la electrolisis percutánea intratisular, utiliza un tipo de corriente denominada galvánica, ésta genera una electrólisis en la región donde se aplique. El resultado es una respuesta inflmatoria, algo necesario si queremos una rápida reparación de los tejidos perjudicados, además de activar los mecanismos analgésicos y vasculares.

No existen contraindicaciones en cuanto al número de sesiones a las que nos podemos someter. Según la patología y el grado de ésta, el paciente necesitará mas o menos sesiones.

Efectos de la electrolisis percutánea intratisular

Para la utilización de esta técnica se necesitará una aguja roma y maleable, para que pueda llegar hasta el tejido dañado, de esta manera nos aseguramos de atacar este tejido.

El grado de efectividad de esta técnica es la mas alta ya que se trata de un 80 %- 85%, siempre que esta técnica se utilice de manera adecuada, por personal técnico cualificado.

loadInifniteAdd(infinite_adv_3);

Saber el número de sesiones que se van a necesitar, es precipitado, todo girará en función de los resultados que se vayan obteniendo, en la mayoría de los casos, 4 sesiones pueden ser suficientes.

En los últimos años los avances que se han producido en este campo, han sido realmente importantes, mayor conocimiento sobre las distintas patologías y sobre todo en el campo de las tendinopatías. Este nuevo método sólo viene a confirmar como se ha estado tratando las tendinitis en general con un concepto erróneo.

Ahora conocemos mucho más de cada patología y con los nuevos estudios, podemos asegurar que en la mayor parte de las tendinitis no existe inflamación.

Cuando se produce una lesión en los tendones, hasta las dos o tres semanas no se observarán células inflamadas, lo que nos hace llegar a la conclusión, de que no existe procesos inflamatorios.

Ya en los años 90 se había descubierto los beneficios de atravesar la piel con una aguja, aplicando una corriente microgalvánica, a unos determinados pulsos. Los resultados sorprendieron, se produjo como respuesta una inflamación en la zona tratada, cuyo objetivo fue reparar los tejidos dañados, quedando los tejidos sanos, intactos.

También te puede interesar:

loadInifniteAdd(infinite_adv_4);

En Demedicina nos mantenemos atentos a las últimas técnicas y tecnologías que los avances científicos nos presentan. Conocer todas estas novedades, que tenemos a nuestro alcance, nos ayudará a comprender mejor la evolución de ciertas afecciones. Aunque simplemente sea una guía informativa, si ha servido para aclarar ciertas dudas, habremos conseguido nuestro objetivo. No obstante hemos destacado unos enlaces de nuestra página.

Demedicina.com

Newsletter