Escrito por

El Oscillococcinum, otra arma de la homeopatía contra la gripe

La homeopatía sigue ganando adeptos, especialmente en invierno, cuando la gripe afecta a un amplio porcentaje de la población. Precisamente contra dicha infección vírica, inmune a los antibióticos, los Laboratorio Boiron crearon el Oscillococcinum. Este medicamento homeopático se utiliza desde hace ya algunos años tanto para ayudar a prevenir los procesos gripales como para suavizar sus síntomas.

El_Oscillococcinum_Contra_la Gripe

El Oscillococcinum, como el resto del arsenal de la homeopatía, contribuye a restablecer la salud potenciando los recursos propios del organismo. Se diferencia así de los medicamentos tradicionales, que se limitan a paliar los síntomas gripales (como los dolores musculares o la fiebre) o a dificultar el desarrollo de las bacterias que complican la gripe. No obstante, gracias a la ausencia de  interacciones de los medicamentos homeopáticos con otros fármacos, pueden combinarse ambos tratamientos, siempre atendiendo a indicaciones médicas. Esa compatibilidad del Oscillococcinum es una de las razones por las que cada vez son más los profesionales que lo aconsejan. No obstante, no está de más señalar que este medicamento contiene pequeñas cantidades de lactosa y sacarosa, por lo que las personas con intolerancia a dichos azúcares deberían consultar a su médico antes de tomarlo.

Oscillococcinum antes y durante la gripe

Oscillococcinum-antes-y-durante-la-gripe

El otro motivo de que recomienden Oscillococcinum es su eficacia para reducir la frecuencia e intensidad de las patologías típicamente invernales (catarros, gripe, bronquitis) si se usa de forma periódica. Esta práctica es especialmente recomendable en el caso de pacientes sensibles, como embarazadas y niños. El Oscillococcinum puede contribuir incluso a prevenir el contagio si durante el periodo de exposición gripal se toma una dosis por semana, hasta que el calor de la primavera mata los virus en el entorno.

Pero si los primeros síntomas de gripe ya están haciendo de las suyas, una dosis del medicamento homeopático de Boiron tomada dos o tres veces cada seis horas podrá reducir su intensidad. Y si la infección o el cuadro gripal ya está en su fase aguda, una dosis por la mañana y otra por la noche durante dos o tres días ayudará a acelerar la recuperación.

Para facilitar la toma de la dosis correcta, una cuestión fundamental para la eficacia de todo tratamiento, Oscillococcinum se presenta en envases unidosis que deben vaciarse bajo la lengua, donde habrá que mantener el contenido hasta su disolución. Y como cada caso es diferente y requiere una posología concreta, hay cajas de 6 o de 30 unidades, de modo que no se desperdicia medicamento. Un medicamento con el que la homeopatía planta cara a la gripe.