Escrito por Tendenzias

Diverticulitis: Qué es, causas, síntomas y tratamiento de la diverticulitis

Vamos a hablar a lo largo del presente artículo,  de uno de los trastornos digestivos más importantes, como es la diverticulitis. Explicaremos qué es, cuáles son sus causas, sus síntomas y qué tratamiento tiene.

La diverticulitis

Qué es la diverticulitis

La diverticulitis es la inflamación de los divertículos, fruto de un trastorno digestivo, que se produce como consecuencia de una diverticulosis, que es la formación de bolsas o de pequeñas vejigas, en las paredes del intestino, especialmente, en el colon y el intestino delgado.

Estos divertículos son bolsas o sacos abultados, de un tamaño bastante pequeño, que se convierten en diverticulitis, cuando las bolsas terminan infectadas o inflamadas. El colón, también conocido como intestino grueso, es el lugar en el que más aparece la diverticulitis.

Que es la diverticulitis

Técnicamente, estamos ante herniaciones de porciones de la mucosa, invaginaciones que se producen en el intestino. La diverticulitis supone una obstrucción de la zona, ya que provoca que se engrose por completo, y además reduce la luz del intestino, por lo que suele generar bastantes problemas. Estos problemas se traducen en obstrucciones intestinales y aperturas en la pared del intestino.

Que es la diverticulitis intestino

La diverticulosis, por su parte, supone la existencia de bolsas en el intestino grueso, pero los pacientes, no suelen tener síntoma alguno, por lo que en la mayoría de las ocasiones no llegan a tener consciencia de que padecen esta dolencia. Otro tipo de enfermedad diverticular, relacionada es el sangrado diverticular, que se produce cuando revienta un vaso sanguíneo junto a la bolsa, y puede aparecer sangre en las heces, o bien en el inodoro.

Síntomas de la diverticulitis

La diverticulitis tiene diversos síntomas, que hacen que se manifieste en nuestro cuerpo.  Normalmente, las bolsas inflamadas suelen causar dolor en la zona izquierda del abdomen, cuando se empieza a manifestar esa hinchazón o infección. Ese dolor, en líneas generales, suele ser bastante intenso, y aparece de una manera súbita, si bien también existe la posibilidad de que sea un dolor leve, y vaya empeorando con el paso de los días o de las semanas. Si padecemos diverticulitis, también podemos tener estreñimiento, vómitos, escalofríos, fiebre o diarrea.

Sintomas de la diverticulitis

Los síntomas de la diverticulitis, contrastan con los de la diverticulosis, que como hemos mencionado anteriormente, no suelen manifestarse, si bien, algunos pacientes, experimentan distensión abdominal, diarrea o calambres abdominales.  En el caso del sangrado diverticular, los síntomas se manifiestan, con un sangrado abundante en las heces e incluso con mareo y debilidad, señales estas últimas, que en el caso de aparecer, deberiámos acudir inmediatamente a nuestro médico.

Fatigued businesswoman holding glasses suffering eyestrain in front of a pc screen at office

Cómo afecta la diverticulitis

La diverticulitis, puede llegar a afectar al colon, y en el caso de que se complique la enfermedad, podría llegar a ser letal, aunque no siempre ocurre de ese modo. En general afecta a las personas de mediana edad y a los ancianos.

Como afecta la diverticulitis

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

La diverticulitis está directamente relacionada con la diverticulosis, ya que entre el 10 y el 25 por ciento de las personas que la padecen, experimentarán diverticulitis a lo largo de su vida. El dato, en las personas mayores de 85 años es bastante contundente, ya que implica que entre los hombres y mujeres de edad avanzada, más del 70 por ciento van a tener algún problema de carácter diverticular.

La diverticulitis puede provocar sangrado, desgarros en los divertículos, infección en el colon, desviando las heces hacia el abdomen, infecciones graves… También podemos llegar a tener, bloqueos en el sistema digestivo, o las denominadas fístulas, que son conexiones entre tejidos u órganos en el cuerpo, que habitualmente no llegan a conectarse entre sí.

Como afecta la diverticulitis fistula

También hay que tener en cuenta que la diverticulitis más común, tiene lugar en el lado izquierdo, pues el 95 por ciento de las personas, que la padecen, tienen el problema en este lugar.

 Causas de la diverticulitis

No hay un diagnóstico claro a día de hoy  sobre cuáles son las causas de la diverticulitis, tampoco sobre las causas de la diverticulosis. Una de las teorías más extendidas, relaciona las enfermedades relacionadas con los divertículos con la fibra. Una dieta baja en fibra puede terminar generando estos problemas. Sin embargo, otras teorías, apuntan a que las dietas, que son bastante altas en fibra, es decir, justo lo contrario que el argumento anterior, podría hacer a una persona ser más propensa a experimentar estas enfermedades.

Causas de la diverticulitis

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

Otra de las explicaciones más genéricas a las causas de la diverticulitis, está en los genes. Algo que afecta a una gran cantidad de enfermedades que podemos llegar potencialmente a desarrollar. Nuestro mapa genético, nuestros orígenes pueden hacer que tengamos más o menos papeletas para padecer en un futuro enfermedades de este tipo.
h2 tratamiento de la diverticulitis.

chromosomes 3d illustration

Pero también hay otras causas, que suelen ser, como en otras dolencias, el llevar una vida poco saludable, ya sea mediante obesidad, o mediante un uso abusivo del tabaco, incluso con un consumo elevado de antiinflamatorios no esteroideos.

Tratamiento de la diverticulitis

La diverticulitis se debe tratar, inicialmente, con un reposo absoluto en cama, algo fundamental, tras haber padecido esta enfermedad. La dieta absoluta, recomendada por el médico, también juega un papel importante, así como los analgésicos. Del mismo modo, la medicación intravenosa es crucial, tanto en la hidratación, como a la hora de suministrar analgésicos y antibióticos.

También existe la opción de colocar una sonda nasogástrica, para descomprimir el intestino, si hay signos de obstrucción intestinal.

Si hay una perforación del divertículo, con peritonitis, o se produce una fístula en dirección a un órgano cercano, habrá que recurrir a un tratamiento a través de la cirugía. En esta operación, se reseca la parte del colon afectado, con un drenaje en el absceso. También se incluye una bolsa de colostomía, para hacer las necesidades, de carácter temporal, que en el plazo de varias semanas, o probablemente varios meses, se terminará cerrando, dando por finalizado el tratamiento y la recuperación de esta diverticulitis.

loadInifniteAdd(infinite_adv_3);

Tratamiento de la diverticulitis

En la diverticulosis, se recurriría a la cirugía en raras ocasiones,  y no de forma inmediata. También se aplicaría una dieta rica en fibras vegetales, y se incluiría una progresiva aplicación de fármacos antiespasmódicos.

Diverticulitis dieta

Diverticulitis dieta

Debido a que la causa exacta de la diverticulitis aún no se conoce, no hay una lista de alimentos que se sepa que alivian los síntomas de esta condición pero, si tienes diverticulitis, es posible que desees considerar mantener ciertos alimentos bajo mínimo. Habla con tu médico acerca de si debe sevitar los siguientes alimentos o reducir las cantidades que consumes.

Alimentos altos de FODMAP

Por otro lado, algunas  investigaciones han encontrado que una dieta que limite los alimentos que son altos en FODMAPs(oligosacáridos fermentables, disacáridos, monosacáridos y polioles) puede beneficiar a las personas con síndrome de intestino irritable. Los investigadores han sugerido que las personas con diverticulitis también pueden beneficiarse de esta dieta.

Algunos ejemplos de alimentos ricos en FODMAPs son:

loadInifniteAdd(infinite_adv_4);
  • ciertas frutas, como manzanas, peras y ciruelas
  • alimentos lácteos, como leche, yogur y helado
  • alimentos fermentados, como la chucrut o el kimchi
  • frijoles
  • repollo
  • coles de Bruselas
  • cebolla y ajo

Alimentos ricos en fibra

Los alimentos que son altos en fibra puede ser útiles para las personas con diverticulitis e incluso pueden ayudar a prevenir la condición en el primer lugar. Pero si  estás teniendo dolor u otros síntomas de tu condición, tu médico puede sugerir que limites el consumo de estos alimentos por un tiempo. Esto es porque la fibra añade volumen a las heces y puede aumentar las contracciones de peristaltismo o colon. Evitar los alimentos ricos en fibra puede aliviar los síntomas en algunas personas y darle a tu sistema un descanso temporal.

Los alimentos ricos en fibra que  podrías querer limitar o evitar incluyen:

  • frijoles y legumbres como judías marinas, garbanzos (garbanzo), lentejas y frijoles
  • granos enteros como arroz integral, quinoa, avena, amaranto, espelta y bulgur
  • vegetales
  • frutas

Alimentos dietéticos occidentales

Una dieta occidental estándar que seas alta en grasa y azúcar y baja en fibra puede estar relacionada con una mayor incidencia de diverticulitis. La investigación sugiere que evitar los siguientes alimentos puede ayudar a prevenir la diverticulitis o reducir sus síntomas:

  • carne roja
  • granos refinados
  • lácteos de grasa
  • alimentos fritos

Evitar otros alimentos

loadInifniteAdd(infinite_adv_5);

En el pasado, los médicos recomendaron que las personas con diverticulitis evitaban comer nueces, palomitas de maíz, y la mayoría de las semillas. Esto se debía a que se pensaba que las diminutas partículas de estos alimentos podrían alojarse en las bolsas y provocar una infección.

Sin embargo, más recientemente, la mayoría de los médicos se han alejado de este consejo. La investigación moderna no ha demostrado evidencia que vincule esos alimentos con ediciones diverticulares crecientes.

Algunas investigaciones también han sugerido que el alcohol debe ser evitado por las personas con diverticulitis.

El tratamiento y los enfoques de manejo de la enfermedad para la diverticulitis varían de persona a persona. Sin embargo, es probable que tu médico te sugiera que adoptes ciertos cambios en la dieta para que la condición sea más fácil de tolerar y menos probable que empeore con el tiempo.

Si  estás teniendo un ataque agudo de diverticulitis, tu médico puede sugerir una dieta baja en fibra o una dieta líquida clara para ayudar a aliviar sus síntomas. Pueden recomendar seguir una de estas dietas hasta que te hayasrecuperado de la inflamación y el dolor.

Alimentos bajos en fibra

Los alimentos bajos en fibra que puedes  comer si  tienes síntomas de diverticulitis incluyen:

loadInifniteAdd(infinite_adv_6);
  • arroz blanco, pan blanco o pasta blanca (aunque debes tener cuidado de evitar los alimentos que contienen gluten si son intolerantes)
  • cereales secos
  • frutas procesadas como compota de manzana o melocotones en lata
  • proteínas animales cocidas tales como pescado, aves de corral o huevos
  • aceite de oliva u otros aceites
  • calabaza amarilla, calabacín o calabaza (peladas, semillas eliminadas y cocidas)
  • espinacas cocidas, remolachas, zanahorias o espárragos
  • patatas sin piel
  • jugos de frutas y hortalizas

Dieta líquida clara

Una dieta líquida clara es un enfoque más restrictivo para aliviar los síntomas de la diverticulitis. Su médico puede prescribirlo por un corto período de tiempo. Una dieta líquida clara generalmente consiste en:

  • agua
  • trozos de hielo
  • helado de hielo con puré de frutas congeladas o trozos de fruta finamente picada
  • caldo de sopa o de caldo
  • gelatina
  • té o café sin cremas, sabores o edulcorantes
  • bebidas electrolíticas transparentes

Otras consideraciones dietéticas

Ya sea en una dieta líquida clara o no, es generalmente útil beber por lo menos ocho tazas de líquido diariamente. Esto ayuda a mantenerte hidratado y apoya tu salud gastrointestinal.

Asegúrate de hablar con tu médico antes de realizar cambios dramáticos en la dieta. Después de que la condición mejore, tu médico puede recomendar lentamente la adición de alimentos bajos en fibra de nuevo en su dieta. Una vez que ya no tienes síntomas de diverticulitis, tu médico puede sugerir que reanudar una dieta equilibrada, de más alta fibra.

Diagnóstico de la diverticulitis

Diagnóstico de la diverticulitis

Para el diagnóstico de la diverticulitis, el médico realizará un historial médico y realizará un examen físico con el fin de asegurarse que sufres esta enfermedad. Dependiendo de tus síntomas, puede que te hagan una o más pruebas para descartar otros problemas médicos que podrían estar causando los síntomas. La magnitud de las pruebas dependerá de la gravedad de los síntomas y del tiempo que hayan durado.

Pruebas de rutina

Estas pruebas se pueden hacer en cualquier momento:

  • Recuento sanguíneo completo  que puede mostrar si tienes una infección o si tienes muy pocos glóbulos rojos en la sangre, posiblemente debido al sangrado en el colon .
  • El análisis de orina puede mostrar que tienes una infección del tracto urinario .
  • La radiografía abdominal puede proporcionar pistas sobre la causa del dolor abdominal y otros síntomas.
  • El examen rectal digital busca ternura o una masa en el área pélvica inferior.
  • La prueba de sangre oculta en heces busca sangre en las heces.

Pruebas realizadas según sea necesario

Dependiendo de los síntomas, el médico puede querer hacer una o más de estas pruebas.

loadInifniteAdd(infinite_adv_7);
  • Se puede realizar una tomografía computarizada (TC) si los síntomas sugieren que tienes una bolsa de infección ( absceso ) en el abdomen o que una bolsa (divertículo) ha estallado. La exploración también puede revelar otras posibles causas de los  síntomas.
  • Un enema de bario de rayos X se puede utilizar para mostrar divertículos u otras posibles causas de sus síntomas.
  • La sigmoidoscopia flexible y la colonoscopia se pueden utilizar si el síntoma principal está sangrando del intestino. Estas pruebas también se pueden hacer para buscar manchas estrechas o crecimientos en el intestino y para descartar colitis ulcerosa o cáncer . Sin embargo, la sigmoidoscopia y la colonoscopia no suelen realizarse mientras se está teniendo un ataque de diverticulitis debido al riesgo de que el área de contacto pueda romper el revestimiento del colon (perforación). Si esto sucede, la infección podría derramarse en el peritoneo (el revestimiento de la cavidad abdominal). Y esto causaría una infección más seria.

Factores de riesgo de la diverticulitis

Factores de riesgo de la diverticulitis

La diverticulitis se produce cuando hay dolor de los divertículos, dando por resultado la inflamación o la infección o ambos.

Varios factores pueden aumentar el riesgo de desarrollar diverticulitis:

  • Envejecimiento. La incidencia de diverticulitis aumenta con la edad.
  • Obesidad. Tener un problema serio de sobrepeso aumenta tus  probabilidades de desarrollar diverticulitis. La obesidad mórbida puede aumentar el  riesgo de necesitar tratamientos más invasivos para la diverticulitis.
  • Ser fumador. Las personas que fuman tienen más probabilidades de experimentar diverticulitis que los no fumadores.
  • Falta de ejercicio. El ejercicio vigoroso parece reducir el riesgo de diverticulitis.
  • Dieta alta en grasa animal y baja en fibra, aunque el papel de baja fibra por sí solo no está claro.
  • Ciertos medicamentos. Varios fármacos están asociados con un mayor riesgo de diverticulitis, incluyendo esteroides, opiáceos y antiinflamatorios no esteroideos, como ibuprofeno (Advil, Motrin IB, otros) y naproxeno (Aleve).

Alrededor del 25 por ciento de las personas con diverticulitis aguda desarrollan complicaciones, que pueden incluir:

  • Un absceso, que ocurre cuando el pus recoge en la bolsa.
  • Un bloqueo en el colon o el intestino delgado causado por cicatrices.
  • Un pasaje anormal (fístula) entre las secciones del intestino o el intestino y la vejiga.
  • Peritonitis, que puede ocurrir si la bolsa infectada o inflamada se rompe, derramando contenidos intestinales en su cavidad abdominal. La peritonitis es una emergencia médica y requiere atención inmediata.

También te puede interesar:

Demedicina.com

Newsletter