Escrito por

Impotencia Sexual Masculina – Disfunción Eréctil

La disfunción eréctil es muy común, dependiendo de cómo sea definida, ya que aunque no lo parezca existe un alto porcentaje de hombres que la padecen. En Demedicina os hablamos ahora de en qué consiste la disfunción eréctil, a qué se produce, qué tan común es, y cuál es el tratamiento a seguir.

disfuncion-erectil-que-comun-es

Introducción sobre la disfunción eréctil

La potencia y vigorosidad sexual es considerada por los hombres algo muy importante, para qué negarlo, y ha sido así desde las culturas ancestrales. Sin embargo, el género masculino tiene que hacer frente a diversos problema de índole sexual que no solo pueden afectar a su vigorosidad o a su capacidad para tener hijos, sino también a su autoestima o a sus relaciones de pareja.

La disfunción eréctil es uno de los problemas sexuales más comunes entre los hombres, junto con la eyaculación precoz, la falta de libido, las dificultades para eyacular o la esterilidad. Sin embargo, entre todo estos problemas sexuales existen grandes diferencias, desde las causas que las producen hasta las consecuencias que provocan.

¿Cómo se produce la erección del pene?

disfuncion erectil
Para que el pene alcance un estado de erección se necesita que el cuerpo cavernoso se llene de sangre. Este cuerpo cavernosos está formando por una especie de esponjas en forma de cilindro, y cuando se llenan de sangre, el pene e hincha de tal manera que oprime a las venas a impide que la sangre salga del cuerpo cavernoso, hasta que termina el estímulo sexual o se llega al orgasmo.

Sin embargo, para que se produzca la erección no solo es necesario un proceso fisiológico vascular, sino que para que se produzca también se necesita un estímulo neurológico y una interacción psicológica. Este estímulo e interacción vascular, hormonal, neurológica y psicológica es, en conjunto, la que produce la erección. Para que se produzca la erección es imprescindible la participación del sistema nervioso central que libera una sustancia llamada óxido nítrico, la cual es la que facilita la entrada y el mantenimiento de sangre en el cuerpo cavernoso. Cuando los niveles de óxido nítrico desciende, la erección termina.

Ahora, existen casos en los que este proceso no llega a completarse y, por alguna razón, la persona es incapaz de alcanzar una erección. A este problema se le denomina impotencia o disfunción eréctil.

Disfunción Eréctil ¿qué es?

disfuncion-erectil-que-es

La disfunción Eréctil es definida como la “incapacidad perdurable o reiterada para lograr la suficiente rigidez del pene, y mantenerla el tiempo necesario para conseguir una relación sexual satisfactoria“. El término hace referencia a  la capacidad del pene a mantenerse erecto, de modo que nada tiene que ver con el deseo sexual, con la eyaculación o el orgasmo.

A veces puede que un hombre tenga problemas como lo señalado y que le lleven a pensar que sufre de disfunción eréctil aunque clínicamente, para que se considere como tal, debe tratarse de una afección que se prolongue durante un mínimo de tres meses. Por otra parte, para que se considere disfunción eréctil el hombre debe ser incapaz de conseguir una erección en el 75/ de sus tentativas.

Este problema sexual es mucho más corriente de o que se pudiera pensar y comienza a aparecer a medida que aumenta la edad y disminuye la libido. Se calcula que alrededor del 30%-40% de varones mayores de 45 años presenta algún tipo de disfunción eréctil.

En el siguiente punto vemos cuáles son algunas de las causas más frecuentes que provocan la aparición de disfunción eréctil.

Causas de la disfunción eréctil

impotencia sexual
Existen diversas causas generalmente asociadas a la disfunción eréctil y a la impotencia. Seguramente la más frecuente es la edad. Sin embargo, esto solo es una verdad a medias. Es cierto que los casos de disfunción eréctil son más comunes a medida que aumenta la edad. Sin embargo, también es cierto que una persona de mediana edad que no se haya cuidado bien o haya tenido ciertos problema de salud, puede tener mayores problemas de esta índole que una persona mayor sana y saludable.

La disfunción eréctil también es más común entre las personas que sufren diabetes, enfermedades cardiovasculares o problemas de tiroides. La obesidad y la hipertensión también aumentan el grado de riesgo. Asimismo, la mayor parte de las enfermedades crónicas aumentan el riesgo de padecer disfunción eréctil.

loadInifniteAdd(44636);

Los medicamentos, fármacos y tratamientos empleados para tratar diversas enfermedades o problemas de salud también pueden provocar disfunción eréctil, como es el caso de los tratamientos a base de quimioterapia o radioterapia. Como dato, se cree que los fármacos antidepresivos y para combatir la hipertensión los los culpables de alrededor del 25% de casos de disfunción eréctil.

Otro de los factores que pueden facilitar la aparición a medio plazo de disfunción eréctil es el consumo de tabaco y de bebidas alcohólicas.

Por otro lado, existen ocasiones en las que las causas de la disfunción eréctil no son fisiológicas, sino psicológicas. El estrés, los problemas del día a día, la ansiedad por el acto sexual, el bajo estado de ánimo o la depresión pueden ser factores que desencadenen disfunción eréctil e impotencia sexual. Es frecuente que en este tipo de disfunción eréctil se produzca un efecto de retroalimentación: la persona está depresiva y no alcanza la erección, y como no alcanza la erección está depresiva. También es muy frecuente que la persona se obsesione con el problema, maximizando el efecto de dicha retroalimentación.

Dependiendo de las causas que la provocan, pueden existir diferentes clases de disfunción eréctil, como vemos en el siguiente apartado.

¿Qué tipos de disfunción eréctil existen?

Varios son los factores físicos y psicológicos que intervienen en la función eréctil masculina de modo que si alguno de estos factores se alteran (junto con otros) se puede derivar en una disfunción que puede ser de varios tipos:

  • Orgánica: Producida a partir de las lesiones vasculares (lo más frecuente 60-80%), neurológicas (10-20%), hormonales (5-10%) o locales.
  • Psicógena: debido a una disfunción del mecanismo eréctil sin lesiones físicas.
  • Mixta: debida a la combinación de factores orgánicos y psíquicos.

Disfunción Eréctil ¿Qué tan común es?

disfuncion-erectil-porcentaje

loadInifniteAdd(44637);

A partir de lo señalado  podemos deciros que existe entre 15 y 30 millones de hombres que padecen algún tipo de disfunción eréctil en distintos rangos, y que oscilan entre una impotencia completa a un desempeño insatisfactorio.

Es cierto que a medida que se envejece se puede necesitar más estímulo y más tiempo, pero los hombres de edad aún deben ser capaces de conseguir una erección y disfrutar del sexo. De hecho muchos hombres creen que la disfunción eréctil es algo que tiene que ver directamente con la edad cuando no es cierto del todo.

De todos modos es evidente que la incidencia de disfunción eréctil aumenta con la edad, así entre el 15 y el 25 por ciento de los hombres de 65 años, experimentan este problema, que en este caso en particular generalmente tiene una causa física, como un efecto secundario de drogas, enfermedades o lesiones.

Todo lo que daña los nervios o impide el flujo de sangre en el pene puede causar disfunción eréctil y las siguientes son algunas de las causas principales de la disfunción eréctil: diabetes, hipertensión arterial, la aterosclerosis (endurecimiento de las arterias), la cirugía de próstata, desequilibrio hormonal, el alcohol y el abuso de drogas.

Y por supuesto las emociones, que representan un papel fundamental, ya que si existen problemas de relación, se puede sufrir de disfunción eréctil por falta de estimulo o atracción.

Éstas son algunas de otras influencias psicológicas como: ansiedad por un fallo anterior, el estrés cotidiano, la depresión y la sensación de poco atractivo para su pareja.

loadInifniteAdd(50325);

Pero, ¿cuál es el mejor tratamiento para la disfunción eréctil?

Tratamiento para la disfunción eréctil

disfuncion-erectil-tratamiento

Ante cualquier problema de disfunción masculina la consulta médica es fundamental ya que en éstos casos se hace un en examen físico, donde el seguimiento de erecciones que se producen durante el sueño puede ayudar al diagnóstico, debido a que los hombres sanos tienen erecciones involuntarias durante el sueño y si éstas no se producen, es probable que la causa tenga un origen físico, más que psicológico.

Hace un par de décadas se hicieron unos importantes avances en lo referentes al tratamiento de la disfunción eréctil, con los inhibidores de la Fosfodiesterasa Tipo 5. Estos medicamentos, el más conocido es la viagra, ayudan a la persona que sufre disfunción eréctil a mantener una erección. Este tipo de medicamentos no deben ser tomados sin control ni por personas que no tengan problemas de erección, ya que podría llegar a provocarse un coágulo de sangre en el pene u otros problemas de salud. En la actualidad, estos inhibidores son la principal forma de tratar la impotencia la mayor parte de los hombres recurren a ellos. Ofrecen una eficacia de alrededor del 75%.

En pacientes con disfunción eréctil de origen psicológico es fundamental un asesoramiento psicológico para hablar de la disfunción eréctil con él y con su pareja y ayudarles a superar el problema. Si existe una depresión o un problema psicológico acusado puede ser necesario un tratamiento psiquiátrico.

Si la disfunción eréctil hormonal se debe a un déficit de testosterona se puede activar un tratamiento sustitutivo de esta hormona en forma de gel o de inyección.

loadInifniteAdd(64314);

En pacientes jóvenes con disfunción eréctil arterial se puede realizar una microcirugía de revascularización peneana.

Para los pacientes de riesgo vascular (hipertensión, colesterol, tabaco, diabetes) se tienen que corregir este factores para evitar que desarrollen una enfermedad cardiovascular grave (infarto de miocardio, arterioesclerosis, etc…).

Con cada paciente y ante tanto tipo de disfunción se debe plantear el tratamiento más apropiado a su impotencia, empezando inicialmente por los tratamientos más sencillos.

Los tratamientos actuales para la disfunción eréctil orgánica son:

  • Aplicación de Hormonas (testosterona)
  • Fármacos orales (Sildenafilo, Tadalafilo y Vardenafilo)
  • Inyección de un medicamento en el pene
  • Prótesis de pene

Esta es todo la información que necesitas acerca de la disfunción eréctil. Esperamos haberte ayudado y resulto tus dudas. Para terminar, os dejamos con un video y unos enlaces que os podrían resultar interesantes para complementar la información del artículo.

Video sobre la disfunción eréctil

No hay mejor forma de saber lo que es la disfunción eréctil que nos la explique un medicó profesional, como en el siguiente vídeo:

loadInifniteAdd(64315);

Enlaces de interés

En Demedicina tenemos muchos otros artículos que te pueden resultar muy interesantes si quieres saber más cosas acerca de la disfunción eréctil u otros problemas relacionados con la salud sexual:

Y si te ha gustado el artículo, no dudes en compartirlo con tus amigos y contatos en Facebook, Twitter y Google +.