Escrito por Tendenzias

Dimetane (brompheniramine): Efectos secundarios y advertencias, dosificación y usos

Prospecto Dimetane (brompheniramine) – Incluye la descripción, dosis y usos de Dimetane.

En DeMedicina queremos lo mejor para vuestra salud y buscamos siempre ayudaros y advertiros sobre ciertos medicamentos. En este caso le toca el turno al Dimetane (brompheniramine), un fármaco bastante común y del que vamos a ver sus propiedades y características.

¿Qué es el Dimetane (brompheniramine)?

Al igual que otros medicamentos como Benadryl, Claritin o Actifed, el Dimetane es un fármaco que se utiliza para combatir los síntomas de la alergia. Su principal compuesto es la bronfeniramina, un antihistamínico considerado de la primera generación, y que también se puede combinar con otros compuestos que alivian síntomas de la gripe o resfriados.

Dimetane funciona a la manera del resto de antihistamínicos, esto es, inhibiendo los receptores H1 de histamina. Es decir, la función principal del medicamento es reducir los niveles de histamina que segrega el cuerpo y evitar que se alojen en los receptores. Cuando la histamina se aloja en determinados receptores, causa algunos de los síntomas típicos de la alergia, como pueden ser los estornudos, la picazón nasal, ojos llorosos, excesiva mucosidad, hinchazón de las cavidades nasales, dificultad para respirar, etc.

A continuación vemos más en profundidad algunas advertencias sobre este medicamento y sus posibles efectos secundarios.

Dimetane (brompheniramine): advertencias de uso

El Dimetane (brompheniramine) es un medicamento que cualquier persona puede adquirir sin receta en una farmacia física o en una online. Sin embargo, su uso siempre debe estar controlado y sometido a prescripción médica. Debe ser siempre el médico el que nos diga si debemos tomar este medicamento, y cuál es la dosis adecuada.

Asimismo, una vez que el médico hay recomendado su tratamiento con Dimetane (brompheniramine), éste debe ser seguido escrupulosamente. Muchas veces creemos que no pasa nada si aumentamos algo a dosis, o si seguimos tomando el medicamento por un tiempo. Pero así es precisamente una de las maneras de aumentar las posibilidades de provocar efectos secundarios negativos. Siempre se deben seguir las dosis recomendadas por el facultativo.

Hay ciertos casos en o problemas de salud que pueden ser incompatibles con la toma de este medicamento, por lo que siempre es imprescindible informar al médico sobre nuestro historial, o también sobre si estamos tomando algún otro medicamento que podría reaccionar negativamente con Dimetane.

Algunas de las personas que no deben tomar Dimetane son aquellas que padecen problemas de estreñimiento, obstrucción intestinal o dificultades para orinar. Tampoco aquellas que sufran de problemas del corazón u otras patologías no controlables como asma o glaucoma. Como decimos, estas son solo algunas de las patologías más comunes que impiden la toma de este medicamento, pero puede haber otras. Consulta siempre a tu médico.

Por otra parte, el Dimetane (brompheniramine) es un medicamento especialmente indicado para adultos, y no se le debe NUNCA a niños sin prescripción médica. En general, no se debe dar nunca este medicamento a niños menores de 4 años.

Por otro lado, en relación al período de embarazo, se desconocen los efectos que este medicamento pudiera tener sobre el nonato, así que se desaconseja totalmente su uso durante el embarazo. De la misma manera, existe riesgo de que el antihistamínico pase al bebé a través de la leche materna, así que tampoco se debe usar durante el período de lactancia. Además, es probable que la bronfeniramina retrase la producción de leche.

Dimetane (brompheniramine): efectos secundarios

El Dimetane es un medicamento que es susceptible de causar ciertos efectos secundarios. Tomado de forma adecuada, estos efectos secundarios no deberían pasar, en caso de darse, de cierta sensación de somnolencia, o algo de malestar estomacal. Sin embargo, hay algunos factores que aumentan el riesgo de sufrir efectos secundarios de mayor riesgo:

  • Tomar más dosis de las recomendadas, tanto en cantidad, como en frecuencia o duración en el tiempo.
  • El paciente es alérgico al medicamento.
  • El paciente está tomando otros fármacos que pueden reaccionar negativamente con los antihistamínicos.
  • La persona tiene alguna patología o problema de salud que impide la toma de este medicamento.
  • La persona se ha sometido a una cirugía craneal o nasal recientemente.
  • El paciente no tiene la edad o peso mínimos exigibles para metabolizar adecuadamente el medicamento.

En estos casos, podría darse una reacción negativa que podría provocar otros efectos secundarios. Algunos de ellos son el aumento de la presión arterial, los mareos y náuseas, sensación de ahogo, cambios de ánimo repentinos, mareos e incluso convulsiones. En los más pequeños podría llegar a atacar el sistema nervioso central, pudiendo llegar a causar coma en los casos más extremos.

Dimetane (brompheniramine): dosis recomendadas

Para minimizar la posibilidad de sufrir estos efectos secundarios, siempre hay que tomar la dosis recomendada. Ésta dependerá de la edad, peso o gravedad de la afección de la persona, por lo que siempre es imprescindible ser reconocido antes por un médico.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Como ya hemos dicho, nunca se debe sobrepasar las dosis recomendadas por el médico. El Dimetane es un medicamento pensado para usos puntuales y para aliviar síntomas concretos. En general, las tomas no se suelen extender por más de una semana.

Es importante que a la hora de medir la dosis lo hagamos con a cuchara medidora que viene con el envase. No hay que usar nunca cucharas de cocina normales, ya que el margen de error en la dosis con ellas es muy grande. Muchos lo hacen y es un gran error, sobre todo con niños entre 6 y 11 años.

Por otro lado, si después de 7 días los efectos persisten o incluso han empeorado, hay que avisar inmediatamente al médico. También si notamos que al tomar el medicamento nos provoca algunos efectos no deseados, como los que hemos visto en el epígrafe anterior.

En cualquier caso, se trata de una medicina que, como todas, puede ser más que útil si es tomada de la forma adecuada. Pero si abusamos de ella, podría ser agresiva con el organismo.

Te puede interesar:

Demedicina.com

Newsletter