Escrito por

Los diferentes tipos de alergias

Si tuviéramos que pensar en los distintos tipos de alergias que podemos encontrar en el mundo, lo cierto es que nos sorprendería la gran cantidad de variedades que existen, pero para poder clasificarlas mejor, podemos agruparlas en tres categorías que a continuación os explicamos con detalle.

Veamos ahora qué es una alergia cuáles son los diferentes tipos de alergias en función de esas categorías así como sus síntomas y tratamientos.

¿Que es una alergia?

Antes de ver qué tipos de alergías, síntomas y tratamientos se dan, tenemos que decir, que una alergia es una hipersensibilidad del organismo hacia sustancias en sí mismas inofensivas, como las proteínas contenidas en el polen. La frecuencia de las alergias en los países industrializados también está vinculada al estilo de vida moderno.

Diferentes tipos alergias

Las sustancias que suelen provocar las alergias no solo tienen que ver con las proteínas de pólenes, sino también con ácaros del polvo, animales, alimentos o drogas, por nombrar los casos más comunes, las cuáles se conocen como alérgenos. Cuando una persona alérgica entra en contacto con el alergeno, por ejemplo al inhalar o tragar, el sistema inmunitario desencadena una reacción defensiva excesiva que induce síntomas alérgicos.

El riesgo de alergias varía según el caso: los niños con padres alérgicos o hermanos tienen un mayor riesgo de desarrollar reacciones alérgicas.

En los últimos años y décadas, las alergias en general han aumentado mucho. Las razones aún no están completamente aclaradas, pero está claro que el aumento tiene lugar en países con un alto nivel de vida y buenas condiciones sanitarias. Sin embargo, esto último podría ser una causa contribuyente de alergias: el sistema inmune está mucho menos estresado por los enemigos naturales (pero también por virus y bacterias no dañinas) y no distingue qué sustancias son peligrosas e inofensivas, reaccionando excesivamente al contacto con proteínas en sí mismo inofensivo.

Las alergías se pueden clasificar en cuatro tipos como ahora veremos:

Alergias respiratorias

Las alergias respiratorias son en la actualidad las más comunes, así como las que más han crecido en los últimos años. Entre los alergenos principales por este tipo de alergias podemos clasificar:

  • polen, heno u otros fragmentos de plantas
  • ácaros del polvo
  • animales (especialmente su pelaje)
  • esporas y mohos.

Las alergias al polen, que se encuentran entre las más extendidas, se caracterizan por una cierta estacionalidad y recurrencia durante el año, determinada por el ciclo de las plantas que producen e introducen los diferentes tipos de polen en el medio ambiente.

Síntomas

Cuando nuestro cuerpo entra en contacto con un alérgeno dañino, desencadena una serie de reacciones para expulsarlo lo más rápido posible. En particular, produce anticuerpos, IgE, que son específicos para cada alergeno individual. Los anticuerpos, a su vez, activan una respuesta inflamatoria, llamada ataque alérgico.

Los síntomas de este fenómeno pueden incluir:

  • congestión y goteo nasal
  • picazón y lagrimeo de los ojos
  • inflamación de las membranas mucosas
  • la tos continúa

Sin embargo, también pueden aparecer síntomas más intensos, como las dificultades respiratorias graves típicas de un ataque de asma, durante las cuales:

  • los músculos de las vías respiratorias se contraen, restringiendo el paso y reduciendo el flujo de aire a los pulmones
  • los tejidos circundantes se inflaman, se hinchan y hacen que el paso del aire sea cada vez más difícil
  • a veces, puede producirse moco, lo que obstruye aún más los bronquios y la tráquea.

Tratamiento

Lo mejor que se puede hacer para prevenir un ataque alérgico es, de hecho, evitar el contacto con el alérgeno dañino, y es esencial saber cómo comportarse en caso de que ocurra una crisis.

Los síntomas se pueden contener tomando medicamentos de venta libre, como:

loadInifniteAdd(44636);
  • descongestionantes
  • antihistamínicos
  • corticosteroides nasales.

En el caso de alergias más graves, cuyos síntomas persisten por períodos de tiempo más largos y con mayores efectos, una solución es someterse a inmunoterapia: estas son inyecciones de alérgeno diluidas a concentraciones crecientes. El objetivo es reeducar nuestro sistema inmunitario para que el cuerpo se acostumbre a la presencia del antígeno y reduzca la respuesta que desencadena la alergia.

Alergias alimenticias

Para la alergia alimentaria se refiere a una respuesta anormal del sistema inmune, provocada por incluso un contacto mínimo con un alérgeno (por ejemplo, proteínas de la leche) contenidos en un alimento normalmente inofensivo y que se caracterizan por picor, erupciones cutáneas y, en casos más graves, una sensación de hambre de aire e incluso shock anafiláctico.

Diferentes tipos alergias alergias alimenticias

Este tipo de alergias, no se deben confundir con la intolerancia a los alimentos, que por el contrario, dan lugar sobre todo malestar y especialmente trastornos digestivos (diarrea, distensión abdominal). Además son menos graves que las alergias y son dependientes de la dosis, es decir, sus manifestaciones son proporcionales a la magnitud de la exposición a sustancia “incriminada”. Un ejemplo es la intolerancia a la lactosa, debido a la falta de lactasa, la enzima necesaria para asimilarla.

Síntomas

Picor e hinchazón de los labios y el paladar, dificultad para respirar: estos son los signos clásicos que ocurren si acabamos de comer algo a lo que somos alérgicos.

Estos síntomas, que se producen durante o poco después de una comida, pueden ir acompañados de muchos otros signos: reacciones de la piel (urticaria, eczema, comezón, etc.), respiratorias ( asma , estornudos y nariz que moquea) o gastrointestinal (dolor de estómago, vómitos , diarrea ) hasta el shock anafiláctico, que requiere atención médica inmediata.

Las alergias alimentarias afectan a alrededor del 4% de los adultos y el 8% de los niños. Los alimentos que con mayor frecuencia provocan reacciones alérgicas en los niños son la leche de vaca, el huevo, el trigo, la soja , los cacahuetes y otras nueces. En la edad adulta, también se agregan frutas, verduras, pescado y crustáceos.

loadInifniteAdd(44637);

Tratamiento

El diagnóstico cierto de alergia a los alimentos es uno de los factores de prevención más seguros. Para saber con certeza cuáles son los alimentos que deben evitarse, habrá que someterse a pruebas de alergia apropiadas (que consisten en las pruebas cutáneas y en la búsqueda de anticuerpos IgE en la sangre), que ponen a salvo a los pacientes, de reacciones alérgicas peligrosas y particularmente intensa.

Sin embargo, como los expertos aconsejan, un diagnóstico correcto, a menudo termina eliminando de la dieta alimentos inocuos e importantes desde el punto de vista nutricional, causando deficiencias potencialmente dañinas para el organismo, especialmente cuando se trata de niños o sujetos en edad de desarrollo. . Por lo tanto, es importante ponerse en contacto con un alergólogo para que realice los controles necesarios y, en el caso de diagnosticar la alergia a un determinado alimento, realiza periódicamente visitas de control para controlar la situación.

Alergias cutáneas

Las alergias cutáneas o alergias de la piel son alergias de contacto. La piel reacciona después del contacto con un elemento alergénico. El resaltado del factor alergénico es imprescindible para el manejo terapéutico de esta condición. Sin embargo, algunos tratamientos pueden reducir los síntomas y aliviar a los enfermos.

Las reacciones alérgicas pueden manifestarse como reacciones en la piel. Distinguir la alergia de otras formas de alergias por lo tanto requiere observación y atención. En principio, el contacto de la piel con un objeto que contiene un alergeno – prenda lavada con ropa nueva, algodón, poliéster, pelo de animal … – causa una reacción unos minutos después del contacto.

Síntomas

La piel se vuelve roja, aparecen rasguños, aparecen granos. Urticaria (erupción e hinchazón asociada) o eccema (enrojecimiento asociado con la aparición de vesículas, descamación y picazón) pueden ocurrir durante las alergias de la piel.

Tratamiento

Para determinar el alérgeno responsable de la alergia de la piel, se deriva al paciente a un alergólogo, un especialista en alergias. Las pruebas cutáneas con diferentes agentes aislarán al responsable de los trastornos. Los antihistamínicos, antiinflamatorios (corticosteroides) en forma de ungüentos limitan los síntomas observados. El aislamiento del patógeno elimina la alergia de la piel.

loadInifniteAdd(50325);

Otras alergias

Ya hemos visto las principales categorías que englobarían a todas las alergias que se conocen, pero lo cierto es que para sorpresa de los investigadores médicos y científicos en los últimos años se han derivado otros tipos de alergias.

Alergia Ocular

Muchas veces cuando hablamos de la alergia al polvo o al polen hablamos de alergia respiratoria, pero lo cierto es que muchas de las alergias estacionales tienen que ver con sufrir de una alergia ocular.

Este tipo de alergia afecta a los ojos, con picazón, rojez, lloros o lagrimeo constante e incluso se puede acabar sufriendo de perdida de visión. El tratamiento médico es imprescindible y entre los medicamentos que se suelen recetar están descongestionantes, antihistamínicos y soluciones oculares.

Alergia Auditiva

Igual de importante es también la alergia auditiva dado que en su caso, no se produce por un alergeno específico que afecte al oído, aunque sí que se dan muchos casos en los que pacientes con dermatitis atópica o rinoconjuntivitis estacional suelen experimentar picazón en el conducto auditivo externo y eccemas.

 El tratamiento a seguir aquí será el que se aplique para tratar la alergia que ha causado malestar auditivo.

Artículo de interés:

loadInifniteAdd(64314);

Demedicina.com

Newsletter