Escrito por Tendenzias

19 remedios naturales para dejar de fumar

Fumar es uno de los hábitos más usuales de las sociedades de nuestros días. También, es sabido por la mayoría que fumar es altamente perjudicial para la salud. Esto lo venimos escuchando desde la primaria, luego en secundaria y además nuestros padres lo decían reiteradas veces. Sin embargo, aunque sepamos eso, no cambia el hecho de que existen quienes no quieren dejar de fumar. Para aquello que desean hacerlo, recomendamos el uso de productos naturales, como el jengibre, ginseng, manzanas, menta, lobelia, avena, valeriana y pimienta cayena. También existen otras herramientas de uso natural, tal es el caso de la hipnosis y la acupuntura.

Los 19 remedios naturales para dejar de fumar

¿Eres de esas personas que le cuesta enormemente dejar de fumar y no encuentran el remedio ideal? Te diremos, en primer lugar, dejar de hacerlo es cuestión de voluntad. En segundo lugar, hay muchos métodos, cualquiera sea que elijas te ayudarán a dejarlo. Así que, con fuerza de voluntad y una buena elección podrás alcanzar tu meta. Al mismo tiempo, estarás cuidando de tu salud a corto, medio y largo plazo. Por todo lo mencionando anteriormente, hemos hecho la mejor elección de 19 remedios naturales para librarse de este mortal vicio…

Terapia de hipnosis para combatir el mal hábito

Esta disciplina del campo de la psique, es bastante efectiva cuando lo que necesitas es dejar de fumar. El procedimiento consiste en la de inmersión en el subconsciente del individuo por parte del especialista, logrando la sugestión. Es decir que, a través del subconsciente el individuo comienza a aborrecer el tabaco de forma natural. Esto se trata de un proceso psíquico de estímulo y respuestas. La hipno-terapia debe aplicarse una vez por semana, durante dos meses y los resultados serán óptimos.

Las raíces de jengibre

El jengibre es una solución que trae consigo diversos beneficios. Cuando se consume, a través de una infusión o simplemente se mastica, ataca directamente la ansiedad. Es decir, elimina la abstinencia y desintoxica el cuerpo, dejándolo libre de nicotina. En otras palabras, es la solución práctica para dejar de fumar. Además de eso, el jengibre puede eliminar cualquier síntoma de gripe y sirve para combatir la neumonía y problemas pulmonares.

El ginseng

Esta es una de las medicinas naturales más efectivas para dejar de fumar. Está comprobado científicamente que las propiedades curativas del ginseng son altamente positivas. Por esta razón, los médicos recomiendan el consumo de esta planta medicinal. No sólo contribuye con los problemas del tabaquismo, sino que ayuda en forma general al organismo. El ginseng contiene un elemento llamado dopamina. Dicho neuro-transmisor se obtiene a través de su liberación y para su uso esta debe ser inhibida. Además, causa el mismo bienestar que genera la nicotina.

La acupuntura: Una opción ideal para dejar de fumar

La abstinencia es una de las cosas que el paciente debe controlar para dejar de fumar. Una de las maneras de controlarla es a través de la acupuntura. Método o remedio de la medicina natural china. Cuando se usa la acupuntura se estaría estimulando directamente al hígado y desde luego los nervios. De esta manera, se puede contrarrestar la ansiedad y abstinencia.

Las manzanas

La población fumadora, normalmente tiende a tener cierto rechazo por la manzana. Esto se debe a que, las manzanas contienen un ácido que repele la nicotina. Es decir, dicho ácido cuando se encuentra con la sustancia de la nicotina, genera una reacción química. Esta reacción hace que el paciente comience a sentir rechazo por el tabaco. Por esta razón, se debe consumir entre 5 y 8 manzanas diarias durante 5 días. Este tratamiento permitirá que el cuerpo rechace cualquier tipo de cigarrillo. Por lo tanto, si realmente deseas dejar de fumar, este remedio es infalible para lograrlo.

La menta para mascar es un método alternativo

Es muy conocido este método. Incluso la mayoría de los médicos lo recomiendan. Es una forma alterna de acabar con el estrés post-traumático y la abstinencia que queda después de dejar de fumar. Hay especialistas que, no sólo la recomiendan como método alterno. También, la recetan como alternativa adicional, para dejar el tabaco. Es preferible masticar directamente la planta, sin embargo, también es válido el uso de caramelos o preparados con menta. Gracias a su acción calmante y refrescante inhibe la ansiedad por el tabaco.

La valeriana

La valeriana es un remedio para controlar la ansiedad. Sin embargo, es sabido que no todos los pacientes reaccionan de igual manera al consumo de esta planta. Es recomendada para combatir el nocivo vicio. Si eres tolerante a este remedio natural, entonces, deberás consumir 5 o 6 gramos de las raíces de esta planta diariamente. Al cabo de un mes, habrías eliminado cualquier síntoma de ansiedad o abstinencia. Este remedio es muy efectivo para dejar de fumar. Si no lo has incluido entre tus posibles soluciones, es momento de que lo hagas.

La lobelia y su efectividad en las adicciones

Si hay una planta altamente efectiva para ganarle al síndrome de abstinencia por el cigarrillo, esa es la lobelia. El contenido de sus propiedades curativas son las ideales para dejar de fumar y controlar la ansiedad. Se recomienda, consumir la lobelia de forma constante para que haya un efecto positivo garantizado. Los profesionales de la medicina natural, indican que debe ingerirse a través de infusiones. Sólo de esta manera, sus propiedades podrán trabajar sobre el organismo, haciendo repeler la nicotina. No pierdes nada con intentarlo, haz algo por tu salud.

La avena

Este cereal, aparte de ser nutritivo para el organismo, puede ayudarte de forma efectiva en tu lucha contra el tabaquismo. Contiene nutrientes y propiedades que, cuando se ingiere, el organismo genera un rechazo hacia la nicotina. Su consumo debe ser dos veces por día y durante unos 30 o 40 días aproximadamente.

La pimienta de cayena

Si hay algo que sea altamente efectivo para dejar de fumar, es precisamente la pimienta cayena. Es uno de los remedios menos conocidos por ese público que desea dejar el tabaco. Esta, al igual que el jengibre, otorga al organismo un doble beneficio. La forma de consumo es través de té o infusiones.

Para dejar de fumar, lo que más necesitas aparte de estos diez remedios es una total convicción, decisión y respeto por tu salud. Si aplicas alguno de estos remedios naturales, estarás libre de ese perjudicial hábito.

Chicles

Bueno, vale que los chicles no son del todo naturales. O sí. Lo cierto es que en los últimos tiempos, se han puesto de moda las gomas de mascar naturales, con aditivos y vitaminas que ayudan a dejar de fumar. Nada parecido a los que contienen nicotina, ni mucho menos. Eso sí, su precio es algo más elevado que la media, y es que un chicle te puede llegar a costar un euro.

Por tal motivo, la alternativa son los chicles habituales, que encontramos en cualquier tienda por 5 céntimos. Son muy sencillos de encontrar y van a suponer la opción más económica para dejar el mal hábito de fumar. El motivo no es otro que los azúcares con los que se hace el chicle, que son un sustituto tremendo de la nicotina y el alquitrán.

Además, mientras estás mascando y tienes la boca entretenida, la sensación de necesidad del cigarro disminuye. Por tal motivo, muchos fumadores, sobre todo los que no llevan demasiado tiempo con el vicio, acaban por intentarlo. A pesar de no haber una cantidad específica establecida, desde DeMedicina recomendamos que no sean más de 5 chicles al día. El motivo es que mascar durante demasiado tiempo, puede provocar dolor en la mandíbula y de cabeza.

Zumo de frutas

Ya hemos recomendado el zumo de manzana pero no es la única fruta que sustituye de manera eficaz al tabaco. Los cítricos son perfectos para abandonar el tabaco para siempre. Y es que sus propiedades, son ideales para que la nicotina no genera adicción. Lo más recomendable es tomar, como mucho, 500 mililitros al día. Es decir, dos vasos.

Té de hierbas

Es posible que a base de té de hierbas, necesites cuatro litros diarios para dejar de fumar. No pasa nada. Tan sólo irás al baño con más asiduidad, pero es un remedio que no alterará tu peso y que funciona a las mil maravillas.

Pon un litro de agua a hervir y añádele 10 clavos, 10 gramos de jengibre y una cucharada de tomillo. Déjalo hervir durante 10 minutos y cuélalo. Cada vez que tengas ganas de fumar, dale un trago. Si tienes que hacer una garrafa de 25 litros, no tengas problema. No serás la primera persona que lo hace. Además, te hará efecto detox, limpiando por completo tu interior.

Regaliz

Al más puro estilo agro, se trata de coger la raíz del regaliz y chuparla hasta dejarlo seco. En este caso, al tener forma de cigarro, no sólo mantiene la boca ocupada, sino que ayuda a paliar el mono. Eso sí, tiene que gustarte, porque a la mitad de los que lo prueban, les da un poco de asquete.

El regaliz o paloduz tiene un sabor especial, y la propiedad de dejarte la boca como un estropajo. Eso sí, es genial para que no te acuerdes del tabaco en todo el día. Ahora, puede que no se haya visto a nadie, en un municipio de más de 5.000 habitantes, con un regaliz en la boca desde 1993. En tus manos lo dejamos. Merece la pena la marginación social por tu salud. No es una pregunta, es una afirmación.Por suerte, tienes la versión gominolas.

Auriculoterapia

Ya hemos contado la acupuntura como opción natural para dejar de fumar. No obstante, en este caso, nos centramos en la auriculoterapia, la que se hace, de forma exclusiva, en la oreja. Y es que en torno a ella, hay terminaciones nerviosas que pueden ser tratadas mediante punciones concretas. Sobre todo, cuando nos viene la ansiedad y la necesidad de tener un cigarro en la boca o en la mano.

También se pueden tocar zonas que van directamente a los pulmones, los órganos que más sufren los efectos del tabaco y su toxicidad. Tan sencillo como ponerse en manos de un experto, no es barato, y contemplar los resultados en poco más de una semana. No es que vayas a dejarlo en siete días, pero sí notarás que tu dependencia del tabaco se reduce de forma drástica.

Fruta

Ojo, no hablamos de zumos de fruta. Ni de esencias de frutas. Hablamos de fruta al uso. En cantidades industriales. Hablamos de comer una pieza cada vez que tengas ganas de fumar. Hablamos de aprovechar tu paso hacia la salud, para complementarlo con una limpieza de tu aparato digestivo que derivará en una mejora completa de tu cuerpo.

Dejar de fumar adiccion psicologica fruta

Aviso, puede que haya días que te comas hasta 10 piezas de fruta. No pasa nada. Siempre que no sean sandías o melones. Sólo piensa que es fruta, que no engorda, que es sana y que la alternativa supondría seguir pudriendo tu cuerpo por dentro. Y por fuera.

Infusión ancestral

Coge un bol y echa hipérico, gordolobo, regaliz y escutelaria. Pon una cucharada en un vaso y hiérvelo durante 10 minutos. Si te tomas una de estas infusiones tres veces al día (desayuno, comida y cena), notarás como la ansiedad y las ganas de tabaco, van remitiendo poco a poco.

Pipas de girasol

Vamos, lo que vienen a ser la pipas de toda la vida. Las del fútbol. Las de salirse al fresco. Las Tijuana. Pues bien, son un sustitutivo tremendo para el tabaco. No lo dudes. Si te apetece fumar, a por pipas. Lleva siempre una o dos bolsas contigo. Lleva también un cepillo de diente de viaje, pues se quedan entre los dientes y hacen muy feo.

Aromaterapia

Según te despiertes, llena la bañera de agua tibia tirando a fresca. Vierte en ella 5 gotas de aceite de sándalo y bergamota y sumérgete en ella durante 15 minutos. Este método de aromaterapia te ayudará a dejar de fumar, dándote energía y relajando la zona de tu cerebro que te dice que quiere fumar. Está científicamente probado que funciona, pero debe ser nada más levantarte, pues es el momento en que más necesitas un cigarro.

También te puede interesar:

Demedicina.com

Newsletter