Escrito por

Dedos de martillos: causas, síntomas y como corregirlos

Una de las dolencias de pies más comunes que existen es la de dedos de martillo. Una deformidad que suele darse mucho en mujeres y de la que a continuación, os hablamos con detalle. Veamos a continuación todo sobre los Dedos de martillos: causas, síntomas y como corregirlos.

¿Qué son los dedos de martillo?

El dedo de martillo, en martillo o martillado es una deformidad muy común que afecta al segundo, tercer o cuarto dedo del pie. El nombre deriva de la forma curva que toma el pie.

Dedos martillos causas sintomas como corregirlos

En la práctica, esta deformidad se produce cuando las falanges de los dedos de los pies se curvan hacia arriba en la articulación central.

Al principio, el la dolencia del dedo en martillo es flexible , pero si no se trata inmediatamente, puede requerir cirugía.

Esta deformidad a menudo va acompañada del hallux valgus , una condición en la que el dedo gordo del pie se desvía hacia los otros dedos del pie, llegando, en los casos más graves, a solaparse con el segundo y tercer dedos.

Las causas de los dedos de martillo

Como cualquier deformación, tiene que haber una causa que la provoque. En el caso del dedo en martillo, tenemos que decir que el origen de este problema es porque se produce un desequilibrio en la musculatura que rodea las articulaciones del dedo afectado y que conduce al debilitamiento o ruptura de la cápsula articular.

Dedos martillos causas sintomas

¿Porqué se produce esta ruptura? Entre las causas más comunes del dedo en martillo tenemos que señalar las siguientes:

  • Algunos tipos de zapatos : usar tacones altos o zapatos demasiado apretados, especialmente en la punta, puede forzar los dedos a una posición antinatural; es por este motivo que se sabe que el dedo en martillo ocurre a más mujeres que a hombres.
  • Lesión en el pie ;
  • La longitud de los dedos : si el segundo dedo es más largo que el dedo gordo, es más fácil desarrollar el dedo martillo;
  • Algunas enfermedades como la artritis y la diabetes ;
  • Que se tenga además una predisposición congénita.

Además de lo dich sobre que las mujeres se ven mucho más afectadas por los dedos de martillo que los hombres,además, el riesgo aumenta con el aumento de la edad.

La patología del dedo en martillo se debe entonces y de alguna manera a un desequilibrio de los músculos presentes en el pie, que a menudo como hemos mencionado es causada por un evento traumático, Tenemos que añadir además que la deformidad puede aparecer por sí sola, o a veces se asocia con otras enfermedades como:

  • Pie en garra: es una malformación congénita (muy rara) o adquirida, en la que bóveda de la planta del pie, tiene una forma muy alta acompañada de prominencia dorsal, el pie varo, la forma de los dedos del pie como una garra ( aparecen doblados y deformados) y una reducción de la superficie de soporte.
  • Hallux valgus : es una deformación del hueso del primer dedo del pie , sólo el dedo gordo del pie, que aparece desviado lateralmente hacia los otros dedos del pie y que implica la consiguiente proyección medial del primer hueso metatarsiano;
  • Pie reumático : que se produce cuando la artritis reumatoide afecta el pie y tobillo causando dolor, deformidad, discapacidad y dificultad para caminar.

 Los sí­ntomas de los dedos de martillo

Los síntomas a menudo son muy visibles, porque el dedo se ve como un martillo o una garra. Esto suele darse en los casos que son más extremos del problema.

Otros síntomas son:

  • Dolor en el dedo afectado, especialmente al caminar o usar zapatos;
  • Callosidad en la articulación promedio del dedo afectado;
  • Hinchazón, enrojecimiento o sensación de ardor ;
  • Incapacidad para enderezar el dedo ;
  • En casos severos, también pueden desarrollarse heridas abiertas.
  • Artrosis ;
  • Fascitis planta ;
  • Tendinitis;
  • Dificultad para caminar;
  • Dificultad para usar zapatos normales;
Dedos martillos causas

Cómo corregir los dedos de martillo

Si tienes los síntomas señalados, debes acudir a tu médico de cabecera que puede solicitar una radiografía para comprender la gravedad de la situación.

Si el dedo en martillo se cuida inmediatamente cuando todavía es flexible, hay varias medidas que se pueden tomar para mejorar la situación considerablemente.

  • Ejercicios como levantar una canica con los dedos de los pies ;
  • Usar zapatos con tacones bajos y una parte superior cómoda ;
  • Hacer estiramientos estirando suavemente el dedo varias veces al día;
  • Algunos dispositivos que se pueden comprar en farmacias sin receta pueden ser útiles .

Sin embargo, si el dedo martillado está duro , pregúnta al médico ya que lo más seguro es que se proceda a una operación quirúrgica para corregir la deformidad.

Tratamiento quirúrgico para el dedo en martillo

La intervención quirúrgica tiene como objetivo restaurar el eje correcto del dedo, eliminando así su retracción de la flexión.

Existen varias soluciones quirúrgicas , la mayoría de las cuales obtienen la corrección de la deformidad por el bloqueo en extensión (artrodesis) de la articulación intermedia del dedo, con pérdida parcial de funcionalidad. Este aspecto a menudo no es muy apreciado por el paciente, incluso si desde un punto de vista puramente funcional tiene una relevancia relativa.

Para ello, además, se utilizan medios de síntesis molestos para el bloqueo de la articulación que, durante al menos un mes, crean grandes limitaciones en la autonomía del paciente, la higiene personal y la gestión de sus compromisos diarios.

Técnica percutánea para el dedo en martillo

La técnica percutánea utiliza pequeños cortadores similares a los utilizados en el campo dental, para el modelado y para la sección (corte) de los huesos , que se introducen a través de la piel y en contacto con el hueso, por medio de pequeños agujeros , sin la necesidad de incisiones quirúrgicas. Se deberá, por lo tanto, realizar dos pequeñas fracturas (secciones de hueso) en el nivel de la primera falange y, si es necesario, de la segunda falange, gracias al cual el dedo se vuelve corregible manualmente en extensión sin causar ningún daño articulación intermedia.

La corrección de las secciones (cortes) se controla durante toda la operación a través del uso de un fluoroscopio intra-operatorio. La corrección final está garantizada por una fijación con parches apropiadamente posicionados. Este “vendaje” se eliminará al final de la consolidación.

Prevención

La primera regla, que se aplica a todas las deformidades que afectan los pies, es usar zapatos cómodos con tacones bajos. Mejor si con cordones o velcro.

Artículo de interés:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos