Escrito por Tendenzias

Cuándo hacer terapia de sueño: en qué consiste

Si sufres de insomnio, lo más es seguro es que consideres diferentes posibilidades para mejorar esta condición. Lo primero, es saber que existen múltiples alternativas que ayudan, tal es el caso de la terapia de sueño. Entonces, te preguntarás ¿en qué consiste la terapia del sueño? Quizá ya estás cansado de pasar tantas horas de la noche despierto y el día siguiente estar descompuesto por el poco tiempo que pudiste dormir. Dependiendo del caso y de tu condición sabrás el momento indicado de ¿cuándo hacer terapia de sueño? El objetivo es conseguir un tratamiento efectivo para tu trastorno. Pues bien, en las siguientes líneas podrás conocer todo acerca de esta dolencia tan común hoy en día. Te brindamos los mejores consejos para hacer terapia de sueño.

¡No pierdas detalle! Con el ritmo de vida que actualmente muchos tenemos en el que parar y tomarse un tiempo pareciera imposible, las preocupaciones y problemas están a la orden del día y, por tanto, resulta difícil no sufrir de insomnio. Diariamente, nos llenamos de cargas que se acumulan y, tarde o temprano, nos afectan. Una de las manifestaciones más frecuentes es el estrés y la ansiedad. Sucede que, la ansiedad está presente en la vida de muchas personas, sin ser consciente de ello.  Por lo tanto, una de las mejores alternativas es la terapia de sueño.

Gracias a estudios científicos, podemos saber cuáles son las mejores formas de inducir el sueño. Más allá de los medicamentos para tal fin, los cuales resultan altamente adictivos y perjudiciales para nuestra salud, la terapia de sueño es una excelente opción. De seguro muchos estarán de acuerdo en que, si no duermes bien, no vives bien. El descanso adecuado trae grandes beneficios, para nuestro rendimiento diario. De otra forma, permaneceremos en un estado poco saludable que impide mantener la concentración y desmejora la condición física.

¿En qué consiste la terapia de sueño?

Bien, una vez que sabes que necesitas descubrir una nueva alternativa para dormir, puedes explorar la terapia de sueño como una posible cura del trastorno. Pero, ¿en qué consiste esta terapia? La terapia de sueño se descubrió tras la ardua tarea de la comunidad científica. Como sabemos, el cerebro es uno de los órganos menos explorados por el hombre. A decir verdad, sabemos muy poco sobre él. La terapia de sueño está dentro del campo de la psiquiatría, neurología y psicología. Muchos son los factores que pueden influir a la hora de presentar trastornos del sueño.

En este sentido, son elementos externos los que pueden provocar estrés o ansiedad en las personas. Por lo tanto, los problemas del sueño son una consecuencia de una situación determinada. Seguramente, has experimentado un fuerte insomnio antes de un evento importante. Quizá tu graduación, casamiento o alguna prueba significativa. Eso podría considerarse normal. El verdadero problema se presenta cuando este trastorno se vuelve habitual y ya no encuentras explicación. Si este es tu caso, podrías empezar a pensar en la terapia de sueño como una opción.

Así pues, la terapia de sueño consiste en una técnica usada para el manejo de sentimientos que pueden causar incomodidad en el paciente. Con esto nos referimos a los traumas, impactos o emociones fuertes, los cuales pueden haber dejado huella en la vida de las personas.

Dentro de este contexto, son muchos los beneficios que tiene la terapia de sueño en el bienestar. Puede ser un canal para liberarte de aquellos sentimientos que te atormentan y que te producen insomnio o hasta malestares físicos. Recuerda que, el organismo somatiza cualquier impacto emocional, trayendo como consecuencia la falta de sueño, la ansiedad y el estrés, entre otros.

Una de las formas más comunes en la realización de terapia de sueño, para tratar los recuerdos, fue descubierta mediante investigaciones científicas. Consiste en la utilización de olores específicos que se relacionen con los escenarios en los que se produjeron los miedos. Claro está, mientras el paciente está en un sueño profundo.

Como verás, se trata de un tratamiento que involucra el área emocional, psicológica, neurológica y psiquiátrica. El fin, es atacar ciertas situaciones del pasado de esas personas que padecen trastornos en el presente. La terapia de sueño, entonces, está indicada en casos de depresiones, miedos, entre otros.

¿Cuándo hacer terapia de sueño?

Si no superas situaciones del pasado que te incomodan en el presente, es posible que necesites terapia de sueño. Aunque no en todos los casos se recuerde la circunstancia que ha causado traumas, sin embargo, aquello que nos impactó ha quedado almacenado en nuestra memoria emocional. Tal es el caso de las sensaciones de miedo. Por ejemplo, hay quienes sufren de un pánico terrible a la hora de ver una piscina. Generalmente, estas personas evitan a toda costa el agua, más allá de la ducha, pero no encuentran explicación para tal cosa.

Justo ahí entra en juego la memoria emocional. Es posible que estas personas hayan sufrido algún episodio traumático que se relacione con el agua. Dentro de este contexto, la terapia de sueño es muy efectiva. Lo mismo ocurre con experiencias como atracos, robos, violaciones, terremotos y demás.

Esto incluye todo aquello que puede causar impacto en la psique. Como ves, son muy variados los factores que influyen a la hora de producir un trauma. Independientemente de que podamos recordarlo o no. De hecho, el impacto suele ser mayor para quienes no son capaces de recordar este tipo de cosas, ya que por más que busquen las razones de sus miedos, no las encuentran. Lo que produce más ansiedad y estrés. Así que la terapia de sueño es excelente en casos como este. Ya  que ante tal problemática, es muy necesario buscar una solución eficaz que permita un desarrollo normal.

Consejos para hacer terapia de sueño

Lo primero que debes tener en cuenta antes de recurrir a la terapia de sueño, es por qué necesitas el tratamiento. Es posible que, para responder a esto requieras la ayuda de un especialista. Por ello, el mejor consejo que podemos darte es que consigas al mejor en el área.

Paralelamente, debes hacer un trabajo reflexivo e interior. Busca cualquier sensación que se produzca en tu organismo sin explicación. Un ejemplo de ello, podría ser el miedo al agua. Así puede que consigas indicios acerca de por qué necesitas terapia de sueño y cuál será el resultado.

Recuerda, cada organismo es distinto. Así que asegúrate de conseguir a un especialista que te asesore. Puede que la terapia de sueño sea la solución a muchos de tus problemas.

También te puede interesar:

Demedicina.com

Newsletter