Condromalacia Rotuliana: Qué es, causas, síntomas y tratamiento

Según nos hacemos mayores, nuestros huesos y articulaciones comienzan a desgastarse, ya lo huesos no se portan igual y comenzamos a tener problemas para caminar, nos duelen las articulaciones y se nos hace cualquier paseo por corto que sea, todo un mundo. Esta afección tiene un nombre, Condromalacia. Si se produce en la articulación de […]
Demedicina.com

Según nos hacemos mayores, nuestros huesos y articulaciones comienzan a desgastarse, ya lo huesos no se portan igual y comenzamos a tener problemas para caminar, nos duelen las articulaciones y se nos hace cualquier paseo por corto que sea, todo un mundo. Esta afección tiene un nombre, Condromalacia. Si se produce en la articulación de la rótula, entonces estaremos hablando de Condromalacia Rotuliana. Saber más sobre esta afección que condiciona la vida de muchos mayores es lo que vamos a intentar resolver en este artículo donde hablaremos de la Condromalacia Rotuliana: Qué es, causas, síntomas y tratamiento.

Qué es la Condromalacia Rotuliana

Los huesos de las articulaciones rozan unos contra otros, en estado normal este roce no se hace hueso contra hueso, sino que existe un cartílago en la articulación, llamado cartílago articular, que es una especie de tejido formado por condrocitos y que forma una especie de capa dura, brillante y de color blanco que recubre toda la zona del hueso que roza en las articulaciones. Este tejido se alimenta a través del oxígeno y los nutrientes que por medio de ósmosis es capaz de absorber.

Podemos decir que es una especie de almohadilla que evita el roce entre los huesos de las articulaciones. El desgaste de este cartílago es lo que conocemos como Condromalacia, cuando éste desgaste se produce en la rótula o rodilla, es cuando pasará a llamarse Condromalacia Rotuliana.

Pero, ¿en qué consiste esta patología? Su «víctima» es el cartílago interpuesto entre la rótula y el fémur. El cartílago es un tejido con propiedades elásticas que cubre las superficies de las articulaciones y las protege de tensiones debido a la carga repetida. Además, tal y como hemos señalado, evita la fricción entre los diversos huesos que forman la articulación; en este caso, entre la parte posterior de la rótula y la parte distal del hueso femoral.

Sin embargo, debe saber que no todas las condropatías rotulianas son iguales. De hecho, es posible clasificarlos en 4 grados diferentes:

Grados de la Condromalacia Rotuliana

  • Grado 1:  El dolor es leve el cartílago no está lesionado aunque si puede haberse reblandecido, se presenta el dolor cuando se adquiere alguna posición determinada, ejercicio o incluso los cambios de clima.
  • Grado 2:  El dolor es bastante más intenso que en el grado 1, se trata de una pequeña fibrilación o lesión en el cartílago que se podrá observar a través de una resonancia magnética. En este caso es posible que se produzcan pequeñas lesiones.
  • Grado 3: Ya se han producido fisuras y lesiones que han llegado hasta las capas más internas del cartílago, suele producirse inflamación y el dolor es muy intenso. Se pueden producir lesiones más profundas.
  • Grado 4: Pérdida total del cartílago que recubre la articulación, el dolor es insoportable e incapacitante, el dolor se siente en cualquier posición y la rodilla se encuentra inflamada. Notamos una gran inestabilidad en la articulación, posibles fallos en la rodilla al apoyar el peso. De hecho, este grado que el más grave, está caracterizado por un daño real al cartílago.

Causas de la Condromalacia Rotuliana

Como hemos visto la erosión o incluso el reblandecimiento del tejido que protege a los huesos es lo que provoca la condromalacia, cuando se produce en la rodilla se la conoce con los nombres de hiper-prsión rotuliana externa o condromalacia rotuliana. Para encontrar unas causas que puedan provocar la condromalacia, el principal responsable es la edad, sin duda.

Aunque también se encuentran casos en población joven, no es lo más habitual aunque si que hay que decir que los síntomas, dentro de la población joven, son mucho mas agresivos que en la población de mayor edad. Cuando se trata de población jóven las causas se deberán, obviamente, a factores distintos de la edad y estos pueden ser:

  • Factores genéticos.
  • Factores adquiridos.

Causas de la Condromalacia Rotuliana – Factores Genéticos

Existen una serie de factores ortopédicos de carácter hereditario que pueden provocar el desplazamiento de la rótula hacia el exterior de la rodilla provocando una condromalacia rotuliana.

También puede deberse a algún tipo de pliegue en el tejido que forma el cartílago, lo que provoca un desplazamiento de la rótula durante el movimiento al caminar o flexionar las rodillas.

Causas de la Condromalacia Rotuliana – Factores Adquiridos

Se trata de una descompensación muscular, provocada o bien por un exceso de ejercicio físico o bien por todo lo contrario, demasiado sedentarismo. Pero en la mayoría de los casos se debe a una disfunción que provoca una mayor tensión en los músculos en el que se incluye el vasto externo que termina por debilitar el músculo.

Otro motivo muy común puede venir provocada por una mala alineación de los pies, no tan sólo de la parte de la rodilla, sino de los propios pies, como son los pies supinados, donde el pié apoya principalmente por los bordes externos, esto provoca una tensión extra de los músculos y tendones y por consiguiente un debilitamiento de los cartílagos que envuelven la rótula.

Síntomas de la Condropatía o Desgaste de Cartílago Rotuliano

El tamaño de la lesión del cartílago muchas veces no tienen nada que ver con el dolor que se sufre, ya que a menudo una pequeña lesión puede causar un dolor insoportable o al contrario.  Los principales síntomas son:

  • Dolor de rodilla
  • Ruido en la articulación de la rodilla
  • Hinchazón de las rodillas
  • Limitación de movimientos

El dolor producido por la Condropatía se experimenta cuando realizamos algunos movimientos concretos, movimiento como la  flexión o semiflexión de las articulaciones, cuando nos ponemos en cuclillas o cuando forzamos las articulaciones de las rodillas al bajar cuestas o escaleras. También se siente dolor cuando después de estar mucho tiempo sentado, intentamos ponernos de pie.

Diagnóstico de la condromalacia

Para diagnosticar condromalacia deberemos someter al aparato extensor de la rodilla a un exhaustivo examen tanto de tipo clínico como radiológico o por imagen. 

Con el examen clínico, el facultativo podrá palpar algún tipo de alteración ósea o funcional. Donde se examinará el valguismo del miembro o una extrarrotación tibial, más conocida como estrabismo rotuliano.

Se valorará el ángulo Q, ya que al sufrir condromalacia éste aparecerá con un tamaño mayor, siendo más evidente entre las mujeres que entre los hombres. Palpar el tono muscular sobre todo en busca de anomalías en la forma de insercción.

La exploración clínica es la base para el diagnóstico de una Condromalacia Rotuliana, donde el signo del cepillo es claramente positivo. Sin embargo también se necesitará unos estudios complementarios por imagen mediante rayos X o resonancia magnética, donde a menudo se pueden detectar úlceras condrales dentro del propio cartílago rotuliano.

Qué hacer en caso de condropatía rotuliana

Condromalacia rotuliana

Si te preguntas cómo resolver la condropatía rotuliana, necesita saber dos cosas:

1. La condropatía rotuliana se cura.
2. Las opciones son esencialmente dos: tratamiento quirúrgico y tratamiento de recuperación.

El especialista evaluará su situación con una visita clínica y algunas pruebas instrumentales (que generalmente son resonancia magnética y radiografía), sobre la base de las cuales aconsejará de una u otra manera.

La cirugía

La intervención para la condropatía rotuliana está reservada para los casos más graves, generalmente para el daño postraumático o en cualquier caso donde haya daños que no se puedan resolver, excepto con una reconstrucción. La operación a menudo se realiza con técnicas artroscópicas, por lo que estamos en el campo de la llamada cirugía mínimamente invasiva.

Una de las opciones es el trasplante de cartílago autólogo:

  • fragmentos de cartílago se toman por artroscopia del paciente;
  • estos fragmentos se cultivan en laboratorios especializados;
  • en pocas semanas se reproducen pequeñas esferas de cartílago;
  • las esferas siempre se renombrarán por la vía artroscópica.

Por qué se produce el desgaste del cartílago o condromalacia

Como ya hemos comentado, es una lesión donde es el cartílago que se encuentra en la superficie de la rótula, el que resulta afectado. Esta lesión se produce en la parte posterior del hueso de la rótula, en la mayoría de las ocasiones. Se trata de un proceso normal y degenerativo producto del propio envejecimiento aunque también puede responder a una reacción que tenga el cartílago ante una fuerza extraña y anormal.

Que el cartílago se desgaste puede deberse a causas provocadas por desalineaciones, estas causas se denominan mecánicas. También el deterioro del cartílago rotuliano se puede deber a un traumatismo o fractura en la rótula o bien por causas de una contusión condral, muy común entre los deportistas.

Otras causas puede ser inflamatorias, postinmovilización de la articulación o bien por sobreesfuerzo. Luego atribuir una sóla causa a esta dolencia es un gran error, sin embargo existe una serie de factores como son el sobreuso de la rodilla puede provocar un desgaste precipitado o prematuro, provocando que el hueso de la rótula roce contra el extremo del fémur al realizar movimientos con la rodilla.

Factores de riesgo

Hay factores de riesgo muy frecuentes al inicio de esta patología que es bueno enumerar:

  • Laxitud ligamentosa: generalmente esta afección con una elasticidad excesiva de los ligamentos, es un factor genético, principalmente debido al sexo femenino. Puedes evaluar fácilmente esta condición predisponente evaluando la articularidad de los dedos de la mano o el codo. Claramente, si los ligamentos de las alas de la rótula (los ligamentos que se colocan lateralmente) no tienen una buena tensión, puede producirse fácilmente un desequilibrio en la alineación de la rótula y, por lo tanto, la aparición de condropatía femoral rotuliana.
  • Presencia de pies planos: esta condición está vinculada a una rotación interna de la rodilla que se coloca gradualmente para «extraer» la bóveda plantar. Esta condición facilita el desplazamiento de la rótula y la aparición de roces.
  • Lesiones previas en la rodilla, como un esguince o dislocación de la rótula, que provocan la ruptura de uno de los ligamentos del ala.
  • Actividades sedentarias
    Poca masa muscular, especialmente en el cuádriceps en mujeres
  • Artritis de rodilla
  • Actividades deportivas competitivas que provocan una tensión excesiva en la articulación de la rodilla.

Tratamiento para la Condromalacia Rotuliana

Lo primero que necesitaremos es un diagnóstico correcto que descarte cualquier otro tipo de problema o bien que tenga un origen genético y por lo tanto solo corregible a través de cirugía. En un primer diagnóstico y mientras la lesión sea leve, unos estiramientos y vendajes pueden ayudar a mejorar los síntomas, aún así existen distintos tratamientos en función del grado de dolencia.

Tratamiento quirúrgico de la Condromalacia Rotuliana: Existen problemas o bien del orden genético o bien por el estado de la rótula, en el que la única solución es la cirugía. Esta se puede realizarse incidiendo sobre el hueso de la tibia para cambiar la distribución del tendón rotuliano, o bien si es necesario, se cortará el alerón rotuliano externo, que fija el tejido y evita que éste se descompense.

Rehabilitación de la lesión de cartílago tras una cirugía: Tras una cirugía, se deberá practicar una rehabilitación que constará de una serie de ejercicios que tendrán como finalidad fortalecer los cuádriceps, por lo que se practicará una movilización activa aislada, el uso de bicicleta estática pero sin resistencia alguna, también se trabajará el dolor y se tratará la hinchazón en caso de que esta existiera.

Por otro lado uno de los ejercicios más recomendados serán los ejercicios de fisioterapia en piscina, gracias a la resistencia del agua, conseguiremos fortalecer todos los músculos que rodean las rótulas.

Rehabilitación de la condromalacia después de la cirugía

Cuando sufrimos una operación de artroscopia para reparación de menisco y/o cartílago y siempre que no se haya realizado ninguna microfractura, se deberán realizar una serie de ejercicios consistente en la extensión de la rodilla con el fin de poder mejorar la funcionalidad.

La primera semana

Se deberán realizar ejercicios de flexión y extensión de rodilla, estas extensiones y flexiones se repetiran 10 veces de 3 series y 2 veces al día. Si notamos que la pierna se inflama deberemos parar y dejar descansar la articulación durante 1 día, para intentarlo de nuevo tras un día sin realizar ejercicios. Pasados 8 días el movimiento de la rodilla habrá mejorado y podrás extender la rodilla totalmente.

Dentro de la primera semana, también deberemos realizar ejercicios para fortalecer los músculos que sujetan los huesos de la pierna y más concretamente la rótula. Estos ejercicios se tratan de repeticiones y en este caso el ejercicio te ayudará a fortalecer los músculos para que puedas subir y bajar las escaleras sin problemas. Estos ejercicios los repetiremos 10 veces en 3 series y los realizaremos dos veces al día. Al igual que en el caso anterior, en caso de inflamación, descansar un día y volver a intentarlo al día siguiente.

Existen ejercicios que podemos realizar con pelota, con goma o bien directamente en el gimnasio, son ejercicios que fortalecerán un grupo de músculos como son los abductores y aductores. Estos ejercicios se realizarán en la primera semana donde se realizarán 10 repeticiones, estas serán realizadas 2 veces al día.

La segunda semana

En la segunda semana volveremos a repetir los ejercicios anteriores pero aumentando las repeticiones, esta vez realizaremos 15 repeticiones de 2 series, dos veces a la semana.

Cura de la condromalacia rotuliana: remedios naturales, medicamentos y fisioterapia

Cuando experimenta dolor en la rodilla anterior, el error más frecuente y más dañino es no pretender nada e intentar enmascararlo con calmantes. Digamos que hay una regla de oro de que cuando aparezca el primer dolor, tendrá que intentar descansar la rodilla y probar medicamentos antiinflamatorios durante aproximadamente una semana. Sin embargo, si la molestia no muestra signos de disminución, será recomendable que un profesional la evalúe con mayor precisión.

Remedios naturales

Los remedios naturales o los remedios caseros a menudo son muy efectivos y pueden reducir el dolor de rodilla cuando nos enfrentamos a una condropatía de grado 1.

Entre los remedios más fáciles de aplicar están:

  • Aplicación de hielo : es recomendable usar la bolsa de hielo clásica, que contiene cubitos … Se recomienda colocarla en la rodilla al menos 3 veces al día durante al menos 10 minutos, sin exceder los 20 minutos
  • Aplicación de árnica o crema antiinflamatoria : la árnica es un remedio natural muy efectivo y casi libre de contraindicaciones. Es aconsejable aplicar una nuez de producto en toda la rodilla, y eventualmente en la noche agrega un poco de papel film transparente para facilitar la absorción. Si es posible, y bajo supervisión médica, también se puede aplicar una crema antiinflamatoria, pero sin exceder algunos días de tratamiento.
  • Mantén la rodilla en reposo si la molestia ha aparecido repentinamente, pero si los síntomas no mejoran, será útil cambiar a un tratamiento dirigido más específico

Rodillera

Especialmente en los hombres, a quienes les gusta jugar fútbol, ​​o en una fase intermedia, será posible elegir usar una rodillera, lo que ayudará a la colocación correcta de la rótula de forma pasiva, para reducir la carga en la cara frontal del fémur. Puedo recomendar esta solución en una etapa temprana, pero no debe ser una solución definitiva, porque el objetivo final debe ser recuperar una contracción muscular correcta y restaurar un movimiento centrado correcto de la rótula.

Cómo usar la rodillera

Usar este aparato ortopédico es muy simple. Deberás insertar la pierna en la parte superior de neopreno, teniendo cuidado de colocar la rótula en el centro del orificio. Solo entonces, con la rodilla extendida regular y apretar el soporte lateral, teniendo cuidado de no apretar demasiado. Será importante usar el aparato ortopédico durante la actividad física, o durante algunas horas al día, no siempre, y no arriesgarse a perder más masa muscular.

Fisioterapia para la condromalacia rotuliana

Si se trata correctamente esta afección se puede curar. La experiencia del fisioterapeuta y la bondad de la progresión terapéutica marcarán la diferencia en el éxito o no de la terapia.

Basado en la hipotonía de la musculatura del cuádriceps, el protocolo siempre comenzará desde una evaluación inicial, usando pruebas musculares, y posiblemente  pruebas isocinéticas para dar una etapa precisa a la patología y evaluar la progresión terapéutica junto con la mejora del dolor.

Ahora está claro que es impensable poder trabajar más en un sector que en otros, para lo cual se propondrán ejercicios de fortalecimiento global. En cambio, intentaremos ayudar a reeducar la contracción a través de la reeducación propioceptiva, o una serie de ejercicios destinados a restablecer la conexión entre el cerebro y la rodilla.

Claramente, el área estará muy inflamada, por lo que será necesario utilizar una terapia instrumental como láser de alta potencia u ondas de choque, que serán muy importantes.

Tiempo de recuperación para la condromalacia rotuliana

Una de las preguntas más frecuentes es comprender cuánto tiempo se tarda en sanar de un dolor de rodilla. La respuesta no es fácil, pero de forma general podemos señalar que en casos simples, es decir, grados 1 y 2, puede llevar algunas sesiones y aproximadamente 1 mes de abstención de actividades deportivas.

En casos complejos, sin embargo, puede requerir más de 2 meses de terapia. En el grado 4, probablemente si la lesión del cartílago es muy evidente y profunda, se necesitará la cirugía por lo qeu el periodo de recuperación se puede alargar a más de tres meses.

Conclusiones

Esta patología, si se trata adecuadamente, y sobre todo siguiendo las pautas correctas, se puede resolver de manera efectiva, pero es claramente importante que la siga personal adecuadamente capacitado y que posea láseres de alta potencia o maquinaria de alto rendimiento.

También te puede interesar:

En demedicina queremos que estés a la última en los avances médicos y científicos sobre afecciones que a todos nos interesan y sin duda, la Condromalacia Rotuliana, es una de ella, pero seguro que hay otros muchos temas que también os pueden interesar, dolencias relacionadas con huesos, tendones o simplemente cualquier tipo de dolencia de cualquier otro tipo, motivo por el que hemos seleccionado unos enlaces de nuestra página, para que sigas con nosotros aprendiendo sobre distintos temas siempre relacionados con la salud.

También te puede interesar