Escrito por Tendenzias

Colonoscopia: Qué es y por qué se hace

La colonoscopia es un proceso médico muy habitual, al que se tienen que enfrentar numerosas personas. A pesar de ello sigue siendo un proceso por el que muchos sienten verdadero miedo. Por eso hoy vamos a despejarte todas esas dudas que no sabías acerca de la colonoscopia, y te argumentamos por qué es tan importante hacerse un examen de colon llegados a cierta edad, aunque sea una prueba molesta.

que es colonoscopia

¿Qué es una colonoscopia?

Una colonoscopia es una prueba médica cuya función principal es descubrir posibles problemas o infecciones en el el colon (intestino grueso). Esta prueba se realiza mediante el uso de un colonoscopio. Este colonoscopio es un aparato que consiste en un tubo de alrededor de 1,5 metros de largo y 1 centímetro de ancho, que dispone de una microcámara de vídeo en uno de sus extremos.

La prueba consiste en introducir el colonoscopio por vía anal (por la parte de la cámara) con el fin de explorar el intestino grueso de paciente en busca de alguna afección en el colon. Para que la prueba se pueda realizar, el intestino debe estar limpio y libre de materia fecal. Para ello, se toman laxantes durante los dos días previos a la prueba, los cuáles provocan una diarrea aguda que permite limpiar los intestinos de materia fecal. Generalmente, al paciente se le recomienda una dieta líquida las 24 horas previas a la realización de la prueba.

Normalmente, la colonoscopia dura alrededor de 30 a 45 minutos, aunque esta duración puede variar dependiendo de si se necesitan realizar algunas otras pruebas adicionales, por ejemplo biopsias. Al paciente se le administran sedantes para que esté tranquilo durante la realización de la prueba, por lo que es recomendable ir acompañado por si se necesita ayuda tras la prueba. Durante la realización de la colonoscopia es probable que el paciente sienta sensación de tener gases o ganas de defecar, lo cual es normal pues es habitual que el médico introduzca aire por el tubo para relajar el colon y hacer la exploración más fácil.

En cualquier caso, el paciente deberá esperar unas dos horas para que se le baje el efecto del sedante y los médicos comprueben que su estado es correcto. También se recomienda no usar maquinaria pesada o peligrosa ni realizar actividades complejas durante las 12 horas siguientes a la colonoscopia.

como es colonoscopia Una vez se haya realizado la colonoscopia, el médico elaborará un informe que le será comunicado al paciente en unos pocos días, e incluso es probable que se le comunique el resultado de la exploración en el mismo día (sobre todo, si la exploración no ha revelado ningún problema en el colon y el intestino grueso). En función de los resultados de la colonoscopia, el médico podría solicitar la realización de nuevas exploraciones, otro tipo de pruebas, o la administración de algún tratamiento.

¿Por qué se hace una colonoscopia?

Como ya hemos mencionado, la colonoscopia es una prueba destinada a detectar problemas en el colon, por lo que las razones para realizarla siempre están relacionadas con la sospecha de que puedan existir problemas en el intestino grueso. Estos son algunos de los casos en los que el médico podría solicitar realizar una colonoscopia:

  • En caso de que existan sospechas de cáncer de colon, también se puede introducir otros aparatos en el colonoscopia, por ejemplo para realizar una biopsia.
  • Para detectar posibles enfermedades que hayan provocado inflamación del intestino, por ejemplo la enfermedad de Krohn.
  • Para estudiar casos en los que exista un dolor abdominal crónico.
  • Con motivo de pacientes con hemorragias anales y sangre abundante en las heces.
  • En determinados casos de anemia en los que se puede existir un sangrado crónico en el colon
  • Si el paciente muestra síntomas de diarrea crónica.
  • Por último, cabe citar que es una prueba que es recomendable hacerse al llegar a los 50 años de edad, o en el caso de que existan antecedentes familiares de cáncer de colon o problemas intestinales.

Cómo se hace una colonoscopia?

colonoscopia
Como ya hemos señalado, la colonoscopia es una prueba bastante común y muy segura, se podría decir que hasta rutinaria. Las complicaciones vienen más por la vergüenza o la creencia de que es una prueba que es dolorosa y humillante, pero nada más lejos de la realidad.

La colonoscopia se realiza habitualmente en la sala para pacientes ambulatorios de un hospital, o en una sala aparte en la propia consulta del médico e el ambulatorio. El paciente se deberá quitar la ropa y poner una bata especial que facilita la realización de la prueba.

Al paciente se le administra medicamento en vena, de tal forma que está parcialmente sedado durante la prueba. Esto quiere decir que el paciente no va a sufrir ningún dolor, aunque estará consciente e incluso hable. Pero en algunos casos también es frecuente que el paciente se encuentre en estado de semiinconsciencia e incluso que no se acuerde de nada tras la prueba.

Con el paciente correctamente sedado, se procede a la realización de la colonoscopia. El paciente se debe tumbar en la camilla recostado sobre su lado izquierdo, y llevar sus rodillas hacia el pecho, hasta quedarse en una especie de posición fetal. Esta posición se adapta con la intención de que sea más fácil introducir el pequeño tubo. Se introduce el colonoscopio (recordemos, esto no va a provocar dolor en el paciente) en el ano y poco a poco el médico lo ira empujando hasta que su extremo llegue hasta la parte baja del intestino delgado.

Durante esta operación, es probable que el médico introduzca aire en el colonoscopia para lograr tener una mejor visibilidad, o que utilice la función de succión para eliminar orina o heces que pueden entorpecer la operación.
De todas formas, lo tienes mejor explicado en el vídeo que te dejamos al final del artículo.

El médico irá luego sacando poco a poco el colonoscopia del ano, y será precisamente en estos momentos cuando tendrá una mejor visibilidad y cuando se realice el análisis propiamente dicho. Adicionalmente, el médico también puede decidir realizar tomar muestras de tejidos (biopsia) o realizar alguna pequeña intervención, como por ejemplo extirpar pólipos. El médico también puede tomar fotos gracias a la cámara que se encuentra en el extremo del colonoscopio.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Una colonscopia rutinaria es una operación que no se demora demasiado en el tiempo, dura poco más de media hora. Su tiempo de recuperación tampoco es demasiado elevado. Si todo va bien, deberíamos ser capaces de caminar sin problemas en una hora aproximadamente. Eso sí, hay que tener en cuenta que todavía estaremos bajo los efectos del sedante, por lo que no estaremos capacitados para conducir y es importante que alguien nos acompañe para evitar riesgos derivados de nuestro estado de somnolencia.

Por lo demás, prácticamente no nos vamos a enterar de nada y en una media hora todo habrá terminado. Eso sí, aunque es una operación bastante rutinaria, existen ciertos casos aislados en los que puede existir algún riesgo al realizar la prueba. Son, como decimos, casos muy aislados, pero aún así merece la pena señalarlos.

Riesgos de realizar una colonoscopia?

colonoscopia En primer lugar, hay que señalar que la colonoscopia es una prueba muy común y muy segura, que apenas tiene riesgos para el paciente. Además, al contrario de lo que muchos creen, tampoco es una prueba tan molesta, puesto que el paciente está en un constante estado de somnolencia durante el proceso.

Algunas de las complicaciones o efectos secundarios que se pueden producir durante la prueba son el dolor abdominal y la sensación de tener gases. Sin embargo, normalmente no hay por qué preocuparse ya que al retirar el colonoscopia la persona suele expulsar los gases y el dolor abdominal desaparece.

En ocasiones muy aisladas puede existir sangrado en el conducto anal o en el intestino grueso, producido por el roce del colonoscopia, pero esto no es nada frecuente. Si después de realizar una colonoscopia el paciente siente un dolor intenso en el ano, fiebre, vómitos o algún síntoma anormal en la zona abdominal, hay que contactar inmediatamente con el médico.

Por último, cabe citar que una de las principales complicaciones de la colonoscopia no tiene que ver con el dolor o la dificultad del procedimiento, sino con la vergüenza y la poca predisposición de algunos a realizar una prueba de estas características. Sin embargo, es una prueba rutinaria y sencilla en la que estaremos sedados, y es probable que el paciente ni siquiera recuerde la prueba con claridad.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

¿Qué hacer después de una colonoscopia?

La colonoscopia no es una prueba que tenga complicaciones ni que nos vaya a dejar secuelas físicas durante un tiempo. Pronto podremos volver a la normalidad de nuestras vidas sin ningún tipo de problema (más allá de los que pudiéramos tener antes de la realización de la prueba). Sin embargo, existen una serie de recomendaciones para recuperarse mejor de una colonoscopia.

hacer colonoscopia
En primer lugar, es importante beber mucha agua y comer en abundancia y comida saludable. Antes de realizar la colonoscopia hemos tenido que estar tiempo sin ingerir alimentos, y durante la operación, es probable que el médico haya tenido que aspirar líquido y heces. Uno de los síntomas más comunes tras realizar una colonoscopia es la sensación de vacío y la debilidad. Esto es así simplemente porque llevamos tiempo sin comer y también necesitamos reponer líquidos.

En general, se recomienda esperar 24 horas para volver a la vida normal y al ritmo de vida habitual. Hay que tener en cuenta que estaremos sufriendo durante un tiempo los efectos de los calmantes y que, por tanto, no podremos realizar con seguridad muchas tareas habituales, como puede ser conducir o ir a trabajar sin tenemos que levantar cargas pesadas. En definitiva, se trata simplemente de tomar un día de reposo para no tomar riesgos. Si al día siguiente todavía no te encuentras bien o notas algún tipo de dolor o secuela derivado de la operación, ponte en contacto con tu médico.

Posibles resultados de la colonoscopia

La colonoscopia se sele realizar a recomendación del médico de forma preventiva, o como medida ante la existencia de dolores o problemas en el paciente. La prueba de la colonoscopia puede arrojar diferentes resultados.

Por una parte, puede dar resultados normales. En este cso estás de enhorabuena porque durante el examen no se ha hallado ninguna anomalía, por lo que el estado del paciente es óptimo. En este caso el paciente no tendrá que tomar ningún tratamiento y seguirá haciendo su vida como hasta ese momento.

Por otro lado, la colonoscopia puede arrojar resultados anormales. Esto indica que el análisis sí ha encontrado algún problema o afección. Los más habituales son los siguientes:

loadInifniteAdd(infinite_adv_3);
  • Aparición de pólipos en las paredes del colon. Estos pólipos son pequeños revestimientos que el médico puede extirpar durante el mismo proceso de la colonoscopia.
  • Diverticulosis, o lo que es lo mismo, la aparición de pequeñas bolsas anormales en las paredes de los intestinos.
  • Sangrado.
  • Intestinos inflamados, infecciones como colitis ulcerativa.
  • En los casos más graves, la colonoscopia podría sacar a la luz la existencia de un cáncer de colon o de recto.

Dependiendo de los resultados “anormales” que haya detectado el colonoscopia, el médico aplicará un tratamiento u otro. En algunos casos, puede que los resultados no sean excluyentes o que las pruebas obliguen a la realización de otras pruebas, como por ejemplo biopsias.

Como has podido comprobar, la colonoscopia no es una prueba tan terrible, ni mucho menos. De hecho, es una prueba bastante sencilla y rutinaria y, lo que es más importante imprescindible para detectar problemas en el intestino grueso.

Para terminar, os dejamos con un video y unos enlaces que os podrían resultar interesantes para complementar la información del artículo.

Video: cómo se hace una colonoscopia

En este vídeo puedes escuchar, de mano de un profesional médico, cómo se hace una colonoscopia:

Enlaces de interés

loadInifniteAdd(infinite_adv_4);

En Demedicina tenemos muchos otros artículos que te pueden resultar muy interesantes:

Y si te ha gustado el artículo, no dudes en compartirlo con tus amigos en Facebook, Twitter y Google +.

Demedicina.com

Newsletter