Escrito por

Cigarrillos Electrónicos: qué son, cómo funcionan, ventajas e inconvenientes

Con aproximadamente siete millones de usuarios solamente en Europa, los e-cigarrillos están sin duda alguna a la moda.

e-cigarette-645x250

Con alrededor de siete millones de usuarios únicamente en Europa, los cigarrillos electrónicos han llegado para quedarse. Pero también están demostrando crear controversia.

Los expertos en salud pública están muy divididos respecto a los e-cigarrillos, ya que algunos arguyen que podrían reducir  substancialmente las muertes a causa del tabaco – de las cuales hay 100.000 anuales en el Reino Unido – mientras que otros advierten que solo le dan glamour al fumar, especialmente entre los jóvenes.

Los eurodiputados aportaron más a la confusión la semana pasada al aprobar una propuesta de la Comisión Europea, apoyada por la autoridad reguladora del Reino Unido, que busca tratar a los e-cigarrillos como medicamentos.

Los e-cigarrillos están formados por una batería, un atomizador y un cartucho que contiene nicotina suspendida en una solución de propilenoglicol (el material del cual se hace el falso humo). Cuando el usuario inhala, la solución es vaporizada (de ahí el “vapeo”), brindando un golpe de nicotina a los pulmones sin el alquitrán y demás toxinas que provienen de los cigarrillos convencionales.

Algunos e-cigarrillos tienen una luz indicadora en la punta del dispositivo, la cual se enciende cuando el usuario inhala, para darle un toque adicional de realismo. Y, a diferencia de las terapias de remplazo de nicotina (TRN) tales como la goma de mascar, los parches y los aerosoles, ofrecen “la sensación del cigarrillo”, observa Jeremy Mean, de la Medicines and Healthcare Regulatory Authority (MHRA). “Los rituales tales como tener algo que sujetar son muy importantes en la adicción”, dice. “Los e-cigarrillos pueden ayudar a algunas personas más que las TRN estándar”.

kit-cigarrillo-electronico_1

Un estudio entre 657 fumadores, publicado en The Lancet  el pasado mes, encontró que los e-cigarrillos funcionaron igual de bien o incluso mejor que los parches de nicotina para ayudar a la gente a dejar el tabaco en seis meses. Con un promedio de abandono de la adicción de un 6%, ningún método funcionaba de forma destacada, pero los e-cigarrillos resultaron todavía mejor para reducir el uso del cigarrillo convencional entre aquellos que no dejaron el tabaco por completo.

En España innumerables fumadores ya son adeptos a la moda de los cigarrillos electrónicos. VAPO.es, una de las tiendas online de cigarrillos electrónicos más visitadas del país, según Alexa.com, asegura que el porcentaje de sus clientes que dejan el tabaco con los cigarrillos electrónicos, está por encima del 80% y están bastante satisfechos con los resultados y beneficios del producto.

Amanda Sandford, gerente de investigación en Action on Smoking and Health (ASH), dice “No podemos decir que sean 100% seguros ya que no existe suficiente evidencia”. “Pero en comparación con los productos del tabaco son mucho más seguros en varios órdenes de magnitud”. A diferencia de los fumadores pasivos de los cigarrillos convencionales, el efecto del vapor exhalado en los demás se cree que es insignificante.

No obstante, hay un problema con el control de calidad – razón por la que la MHRA desea ver que los e-cigarrillos sean regulados como medicamentos. Esto entraría en vigor en 2016, aunque sin una iniciativa que abarque toda Europa, Reino Unido puede actuar de forma unilateral. “Nuestras pruebas muestran que diversos productos varían en la cantidad de nicotina pueden brindar”, dice Jeremy Mean. “Por lo que algunos productos podrían no ayudar a la gente a regular su deseo de nicotina”.

Amanda Sandford reconoce que el potencial de los e-cigarrillos para reducir los perjuicios relacionados con el tabaco es mayor que los riesgos, pero “no constituyen una panacea”. “Nuestra investigación muestra que dos tercios de la gente que prueba los e-cigarrillos los dejan – aunque se desconoce el por qué”.

Conozca más sobre los cigarrillos electrónicos en www.vapo.es

Demedicina.com

Newsletter