Bulto en el paladar: Cómo saber si es benigno o maligno

Bultos en el paladar. ¿Cómo saber si son benignos o malignos? Si te ha salido un bulto en el paladar y estás preocupado, este artículo te va a servir de ayuda, aunque lo que deberías hacer es ir inmediatamente al medico u odontólogo. Causas de los bultos en el paladar Como ya sabemos el paladar […]
Demedicina.com

Bultos en el paladar. ¿Cómo saber si son benignos o malignos? Si te ha salido un bulto en el paladar y estás preocupado, este artículo te va a servir de ayuda, aunque lo que deberías hacer es ir inmediatamente al medico u odontólogo.

bulto paladar

Causas de los bultos en el paladar

Como ya sabemos el paladar es la zona superior que encontramos en el interior de la boca y que se divide por una parte de hueso y otra parte más suave que se encuentra en la zona más alejada de la apertura de la boca. En el paladar hallamos muchos nervios y también glándulas salivales que nos ayudan en el proceso digestivo y que además, muchas veces son la causa del bulto en el paladar porque se inflaman. Normalmente, este tipo de bultos son indoloros pero si se presenta otro tipo de bulto o nos incomoda demasiado, lo mejor es acudir a un médico.

Bultos en el paladar

Granuloma piógeno

Una de las causas más comunes de los bultos en el cuello es el granuloma piógenico que se encuentra en la zona central del área dura del paladar y además presenta un color rosa. Debemos tener cuidado porque si se golpea puede sangrar un poquito.

Aunque no se conoce la causa exacta de por qué se forman, pueden producirse por estas razones:

  • Placa dental
  • Irritación de la mucosa
  • Ulcera
  • Alteración del tejido

Suelen aparecer en mujeres embarazadas pero también en pacientes adolescentes aunque realmente puede extenderse a cualquier edad. Si te encuentras con esta especie de bulto en el paladar, debes acudir a un dentista para que lo extirpa y te aconseje el tratamiento más adecuado.

Mucocele superficial

El mucocele es un quiste mucoso no demasiado común que también es indoloro y tampoco debemos de preocuparnos. El problema es que puede llegar a ser un poco molesto y afecta tanto a hombres como a mujeres y niños.

Este tipo de bultos se produce por una acumulación de material mucoide por desajuste de las glándulas salivales. No hay por qué alarmarse porque no es necesario que un profesional lo extirpe ya que suele desaparecer por sí solo con el paso del tiempo. De tal manera, te recomendamos que no trates de eliminarlo porque podrías causar daños mayores en la zona.

Torus palatino

El Torus palatino también es un bulto que suele aparecer en el paladar y que aparece justo en la línea de la zona intermedia del paladar. Aunque suele aparecer en personas con más de 30 años, también puede aparecer en todo tipo de personas.

Este bulto no presenta ningún síntoma, solo podemos decir de él que tiene una consistencia, es indoloro, no tiene nada que ver con ningún tipo de cáncer y su tamaño puede disminuir a lo largo de los años por reabsorción del hueso. Aunque no necesita ser extirpado ni de intervención profesional, es aconsejable acudir al médico cuando sea demasiado molesto para que nos recete un tratamiento o requiera de intervención.

Papiloma escamoso

El papiloma escamoso es una proliferación benigna del epitelio escamoso estratificado de nuestra cavidad oral.

La consecuencia de esto es un aumento anormal en el volumen papilar. Esta enfermedad generalmente se asocia con los subtipos virales HPV-6 y HPV-11.

Es un bulto suave en la boca que no causa dolor y es muy similar a una verruga. Su color puede ser blanco, con aspecto de herpes labial, ligeramente rojizo o con el color de la mucosa del paciente.

Se parece al condiloma acuminado oral , pero en el caso del condiloma, es ligeramente más grande, mide de 1 a 3 centímetros. El papiloma es más pequeño y presenta solo 0,5 cm.

Pénfigo vulgar

El pénfigo es una anormalidad autoinmune, por lo que no es contagioso. Ataca la piel y las membranas mucosas del cuerpo humano.

Puede aparecer en una sola región o en varias al mismo tiempo. Hay dos tipos de pénfigo: pénfigo vulgar, que ataca la piel y las membranas mucosas, y pénfigo foliáceo, que ataca solo la piel.

Sin embargo, dado que estamos hablando de un bulto en el paladar que afecta la mucosa del paciente, este tipo de lesión se caracterizaría como pénfigo vulgar.

La característica principal de esta enfermedad autoinmune es la aparición de ampollas dolorosas y manchas oscuras en la boca. Esta es una de las patologías que requiere tratamiento médico inmediato.

Hiperplasia fibrosa

La enfermedad consiste en una lesión fibrosa del desarrollo desencadenada por un proceso inflamatorio. Es común que las hiperplasias fibrosas surjan de prótesis dentales utilizadas incorrectamente.

La estructura, cuando se instala incorrectamente, ejerce una presión constante sobre la mucosa oral, causando traumatismos y lesiones, lo que favorece la aparición de hiperplasia fibrosa .

¿Cuales son las causas?

Entonces, las prótesis dentales pueden inducir el desarrollo de hiperplasia en la boca del paciente. Además, los dientes afilados, los diastemas y la mala higiene bucal también pueden provocar el problema.

El síntoma principal de la anomalía implica el crecimiento descontrolado de las células epiteliales de la capa espinosa de nuestra cavidad oral, lo que favorece la aparición de una mancha roja y una protuberancia en el paladar .

Por lo tanto, puede ser que esta expansión conduzca a la aparición de múltiples proyecciones papilares en la superficie de esta región oral.

Adenoma pleomorfo de glándulas salivares

El adenoma pleomorfo de glándulas salivares es un tipo de tumor benigno mixto que tampoco presenta síntomas ni dolor por lo que a veces no se diagnostica. Suele aparecer en personas entre los 40 y 50 años y  también suelen ser mujeres y el bulto aparece rodeado de mucosa oral.

Aunque, como decíamos, no suele presentar síntomas, si el tumor crece puede afectar a la mucosa que le acompaña y provocar algunas alteraciones en la zona que, sobre todo, vienen representadas en la voz o incomodidad al tragar. El problema de este tipo de bulto es que, aunque se extirpe, puede volver a aparecer.

Tumor maligno de las glándulas salivales

Antes hablábamos de un tumor benigno pero un bulto en el paladar también puede resultar un tumor maligno de glándulas salivales. Sin embargo, cuando se trata de este caso es altamente reconocible porque, además del bulto puede provocar una inflamación de la zona y también mucho dolor. Aunque cualquier persona puede padecerlo sí se han observado que tienen más probabilidades que contraerlo aquellas personas que fuman o beben bebidas alcohólicas constantemente.

Algo que debemos tener en cuenta también y prestar atención es a los tumores benignos porque si no se extirpan del todo puede convertirse en tumores malignos. Cuando esto ocurre puede detectarse a través del tamaño porque el tumor o el bulto comienza a crecer rápidamente.

Dentro de los tumores de las glándulas salivales podemos encontrar el carcinoma adeno quístico o cilindroma que es un bulto que crece muy rápido también y que además afecta al tejido nervioso por lo que presenta un desajuste de sensibilidad que le hace reconocible para su diagnostico. En este caso hay diferentes grados de peligro que son las fases por las que pasa el tumor pero su evolución puede ser muy rápida y convertirse en poco tiempo en metástasis. Para reconocerlo podemos compararlo con una úlcera de color morado tendiendo al azul.

Bultos en el paladar: ¿benignos o malignos?

Un bulto en el paladar es incómodo, puede doler al tragar, impedirnos comer con normalidad y, ademas, podría ser el indicador de algo mucho más grave. No te queremos alarmar, pero si notas un bulto extraño en tu paladar lo primero que debes hacer es acudir al médico.

Los bultos en el paladar pueden aparecer por diversas causas, y es imprescindible acudir al odontólgo para determinar su naturaleza. Los profesionales realizarán las pruebas necesarias para establecer un diagnóstico y aplicar al paciente el tratamiento más adecuado.

Los bultos en el paladar se pueden deber a abscesos o quistes, neoplastias benignas, carcinomas o, en los casos más graves, tumores salivares malignos o cáncer de cavidad oral. Para establecer el diagnóstico, normalmente nos someterán a diversas pruebas.

bultos paladar
En primer lugar el médico hará un primer análisis del bulto y le preguntará al paciente sobre sus síntomas, antecedentes familiares o historial médico. En segundo lugar se realiza un análisis clínico y radiológico del paciente. Dependiendo del examen clínico o la localización del bulto, se realizarán radiografías o tomografías en la zona afectada.

Normalmente, para determinar si el bulto tiene una naturaleza maligna, también se debe realizar una biopsia, aunque en algunos casos de cáncer en las glándulas salivales podría no ser un método muy efectivo e incluso repercutir negativamente en el paciente. En algunos casos en vez de la biopsia se puede realizar una citología por punción aspiración con aguja fina (PAAF), una prueba de baja sensibilidad, pero útil para descartar la existencia de tumores malignos.

Cabe destacar que las personas que suelen beber alcohol o que fuman de forma asidua son las que tienen más probabilidades de sufrir bultos malignos en el paladar. En cualquier caso, los tumores malignos en la cavidad oral, como cualquier otro, tienes más posibilidades de ser erradicados cuanto antes sean detectados.

Los tratamientos contra los bultos en el paladar

Bultos paladar tratamientos

Distintos pueden ser los tratamientos contra los bultos en el paladar dado que tal y como hemos visto, varias pueden ser las causas. Veamos entonces cuál es el tratamiento más adecuado en cada caso.

Granuloma piógeno

Un granuloma piógeno generalmente se extirpa quirúrgicamente si reaparece después de extirparlo con un enfoque no quirúrgico.

Alternativamente, el médico puede aplicar una sustancia química, como nitrato de plata, al granuloma piógeno para ayudar con el sangrado.

Mucocele superficial

Al ser un tipo de bulto bastante superficial, ya os hemos comentado anteriormente como tiende a retroceder espontáneamente. Pero si la lesión es grave, se debe realizar un procedimiento quirúrgico para resolver la situación.

Durante la cirugía, además de la ampolla generada por la anomalía, también se extirpa la glándula salival afectada por el problema. El procedimiento es bastante simple y dura una o dos horas.

Posteriormente, el paciente descansa por 24 horas. Solo entonces la persona puede volver a sus actividades habituales y de rutina.

Otro procedimiento que puede usarse es la marsupialización. Es una técnica que consiste en abrir una grieta en el quiste, con el objetivo de drenar los fluidos o secreciones presentes en su interior.

Aún así, hay casos de retorno de este tipo de quiste mucoso, a partir del cual será necesario un nuevo procedimiento quirúrgico. Sin embargo, estos son bastante raros.

Torus Palatino

El torus palatino es un tipo de bulto del paladar cuyo tratamiento suele ser la extirpación del mismo y de hecho, la extracción quirúrgica puede ser realizada por el dentista. Los profesionales recomendados para realizar el procedimiento son: periodoncistas, cirujanos orales y maxilofaciales y dentistas clínicos con experiencia en extracción.

El procedimiento quirúrgico se realiza de manera simple y rápida. El profesional a cargo aplica anestesia local y elimina el «bulto» con instrumentos dentales específicos sin mayores complicaciones para el paciente.

Papiloma escamoso

El mejor tratamiento frente al papiloma escamoso ocurre a través de una intervención quirúrgica.

Lo importante es que el proceso de extracción se centra en toda la extensión de la lesión, desde su parte superior a la inferior. Se puede realizar en el consultorio del dentista, por lo que se clasifica como una mini-cirugía.

Los casos de recurrencia de la lesión son muy poco probables. Por lo tanto, las personas que se han quitado este tipo de bulto, rara vez vuelven a experimentar la lesión.

Pénfigo vulgar

Si no hay un tratamiento adecuado, las ampollas del pénfigo vulgar pueden extenderse fácilmente a otras partes del cuerpo y causar la formación de úlceras, lo que dificulta mucho la higiene oral, la alimentación y otras actividades que requieren la realización de la cavidad oral.

Esto se debe a que estas úlceras, en gran número, son muy sensibles y causan muchas molestias al paciente afectado por el problema.

En general, el tratamiento se realiza mediante el uso de corticosteroides y, en casos más graves, también pueden ser necesarios inmunosupresores.

Hiperplasia fibrosa

Dado que la causa principal de este tipo de hiperplasia es el uso inapropiado de prótesis dentales, el primer paso que se debe tomar para tratarlo es suspender el uso de este instrumento, disminuyendo la lesión oral.

Es posible decir que una forma de prevenir la enfermedad es a través de la verificación y la instalación más precisa de prótesis dentales.

Luego, el dentista debe realizar un procedimiento quirúrgico para extraer parte del tejido dañado en la boca del paciente.

Finalmente, se debe hacer una nueva prótesis. Si el paciente continúa usando el modelo anterior, la lesión puede reaparecer y volverse recurrente.

Adenoma pleomorfo de glándulas salivares

El tratamiento de estas lesiones siempre tiene como objetivo garantizar la eliminación completa de la masa (para evitar la posibilidad de recurrencia) y mantener la integridad de las estructuras anatómicas cercanas , garantizando al paciente los mejores resultados estéticos y funcionales.

En el caso del adenoma pleomórfico, el tratamiento de elección es la cirugía, aunque el riesgo es el de dañar el nervio causando paresia de la mitad de la cara. En el caso de tumores quirúrgicamente no resecables , la radioterapia se usa ampliamente, también es efectiva como terapia adyuvante.

Tumor maligno de las glándulas salivales

Si se produce un tumor maligno en las glándulas salivales, el tratamiento a seguir será  la extirpación del tumor. Sin embargo, si no se trata adecuadamente, este cáncer puede provocar la muerte del paciente.

Por lo tanto, identificar el problema lo más rápido posible es esencial para el proceso de recuperación. Depende del dentista usar técnicas para descubrir la existencia del problema en la boca del paciente.

Para terminar, os dejamos con unos enlaces que os podrían resultar interesantes para complementar la información del artículo.

Enlaces de interés:

En Demedicina tenemos muchos otros artículos que te pueden resultar muy interesantes para saber a qué se deben los bultos que pueden aparecer en el cuerpo:

Y si te ha gustado el artículo, no dudes en compartirlo con tus amigos y contactos en Facebook, Twitter y Google +.

También te puede interesar