BLACK FRIDAY de Amazon, no te pierdas sus ofertas, te dejamos un enlace con las mejores rebajas
Escrito por

Bulto en el cuello: Cómo saber si es benigno o maligno

¿Has notado algún tipo de bulto en el cuello y estás asustado porque no sabes lo que puede ser? Tranquilo/a, no te asustes. Lo primero que debes hacer es acudir al especialista. Por si acaso, en Demedicina te adelantamos una información que te va a resultar valiosa: cómo saber si un bulto en el cuello es benigno o maligno.

Por qué salen bultos en el cuello

La aparición de bultos en el cuello se debe a la aparición de nódulos que surgen en la glándula tiroides. Estos nódulos pueden ser de distinta naturaleza. Si son líquidos se les denomina nódulos quísticos; algunos están formados solo por tejido celular; otros, por una mezcla de los dos anteriores. En cualquier caso, el tipo de nódulo no determina si éste es benigno o no.

La mayoría de estos nódulos son visibles a simple vista y se puede palpar, aunque esto no siempre ocurre así. En cualquier caso, si notamos cualquier tipo de bulto en la parte anterior del cuello, es necesario acudir inmediatamente al endocrinólogo para determinar la naturaleza del bulto.

Causas de los bultos en el cuello

La causa principal de que aparezca un bulto en el cuello suele ser un ganglio linfático aumentado de volumen o inflamado. Pero en otras ocasiones puede ser un quiste o incluso tratarse de un problema de tiroides y que se haya inflamado la glándula tiroidea.

¿Por qué aumentan de volumen los ganglios linfáticos?  principalmente por una reacción a una infección como pueda ser la infección de garganta propia de un resfriado o también una infección de un ganglio linfático. También puede deberse a algo más grave como una infección en las vías respiratorias o algo tan leve como una infección dental. Las causas son numerosas porque estos ganglios son muy blandos y en seguida se inflaman pero también vuelven a la normalidad en muy poco tiempo.

Algunas de las enfermedades que presentan como síntoma esta inflamación, son la mononucleosis, el VIH o la tuberculosis, aunque no es lo normal ni lo más común que cuando tengamos estos bultos se trate de alguno de estos problemas. Otra posibilidad más grave pero también poco común cuando entramos un bulto en el cuello es que se trate de neoplastias, es decir, de cáncer. Serían en este caso tumores malignos que podrían haberse producido por la mestástasis de otro cáncer que ha llegado hasta el cuello.

Es importante no confundir los tumores malignos con quistes que son normalmente benignos, tratándose solo de espacios de líquido retenido y que incluso pueden venir de nacimiento al haberse producido una anomalía durante el desarrollo del feto.

Bulto en el cuello: ¿como saber si es benigno o maligno?

La forma más eficaz de determinar si un bulto en el cuello es benigno o maligno es acudir al endocrinólogo para que realice una primera exploración del bulto. En la mayoría de casos, la mejor manera de analizar este tipo de bultos es a través de una simple ecografía.

bulto cuello

Se realiza una punción con una aguja muy fina en la zona donde está el bulto, y se extrae una muestra. Esta muestra puede ser analizada in situ para establecer un veredicto casi instantáneo. Si no es así, en cualquier caso siempre se puede proceder a análisis posteriores más complejos para determinar su naturaleza. Los resultados de radiología son cotejados por el endocrinólogo, quien será el encargado de confirmar el análisis y establecer el tratamiento más apropiado. El paciente sale (en la gran mayoría de casos) de la sala de radiología conociendo el resultado de su análisis.

Cabe destacar que éste es un proceso muy sencillo e indoloro, que se realiza sin necesidad de anestesia, por lo que no hay que tener ningún temor a realizar esta prueba.

Lo último que os podemos recomendar es que si notáis cualquier bulto sospechoso en el cuello, no lo dejéis pasar, y acudáis lo más pronto posible a realizar una ecografía. Ten en cuenta que cuanto antes se detecte un posible bulto maligno, más posibilidades hay de que el tratamiento resulte efectivo.

Signos de alarma de un bulto en el cuello

¿Cuándo debemos alarmarnos por un bulto en el cuello?

  • Cuando se trata de un nódulo de consistencia pétrea
  • Cuando tenemos úlceras en la boca y dificultad para tragar
  • Tenemos afonía
  • Los nódulos dolorosos suelen ser menos preocupantes que los no dolorosos

Diagnóstico de un bulto en el cuello

Si aparece un bulto en el cuello y no desaparece en unos días, lo mejor es acudir a un médico para librarnos de preocupaciones. Y sobre todo, si te tienen otros síntomas como fiebre, lo mejor es acudir cuanto antes.

El médico deberá examinar el bulto y preguntará al paciente por síntomas como dolor de garganta, problema de afonía, etc. Después revisará oídos, garganta y fosas nasales buscando la posible infección que ha causado la inflamación del ganglio. Si el médico ve algo peligroso que vaya más allá de una inflamación, pedirá un hemograma y una radiografía del tórax, para después tomar una muestra del bulto o biopsia.

Tratamiento para un bulto en el cuello

Si se trata de un bulto maligno pero no hay celulas cancerígenas en otra parte del cuerpo, se procede a la extirpación del bulto al igual que los ganglios linfáticos y el tejido graso del interior del cuello. Si el tumor es muy grande se debe quitar también la vena yegular interna y los músculos y nervios que la rodean. También puede llegar a aplicarse radioterapia.

*Información extraída de healthline.com

¿Otro tipo de bulto? Quizás debas leer estos artículos para saber si son benignos o malignos:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos