Escrito por Tendenzias

Beneficios de la Citrulina

Si bien la citrulina es un aminoácido fitonutriente que se produce de forma natural en el organismo, también podemos beneficiarnos de ella consumiendo determinados alimentos ricos en proteínas como la sandía, la leche, el pescado, las nueces o las legumbres. Además de reducir los niveles de ácido láctico y amoniaco del organismo, la citrulina consigue acelerara la recuperación y aportar otros beneficios tan interesantes como los que detallamos a continuación.

Beneficios de la citrulina

¿Qué es la L-Citrulina?

La citrulina es un compuesto aminoácido biológico no esencial que interviene en el ciclo de la urea, lo que degrada aquellas sustancias nitrogenadas en el organismo y se expulsa a través de la orina y del sudor. Se forma por transferencia del grupo carbamoilo procedente del anhídrido del ácido fosfórico al grupo d-amino de la ornitina. Sus principales funciones consisten en “relajar” los vasos capilares, pero al ser convertida por el metabolismo en arginina, también produce efectos muy beneficiosos en el corazón, aparato circulatorio y sistema inmunitario.

Beneficios de la Citrulina en el hígado

Además de purificar las paredes intestinales y contribuir a la salud de los cartílagos, los huesos, los dientes, las uñas y el cabello, se ha demostrado que la citrulina ayuda a desintoxicar el hígado expulsando el amoníaco y como resultado, mejorando el ciclo de la urea. Hablamos de un fitonutriente que se crea en el mismo hígado (más concretamente, en la mitocondria de la célula) y que después del proceso de oxidación en el cuerpo “arrastra” el amoníaco absorbido.

La importancia de la citrulina para los deportistas

l citrulina
Además de llevar al hígado a una especie de “túnel de lavado”, la citrulina también expulsa el amoniaco de los músculos fatigados. Después de una buena sesión de entrenamiento en el gimnasio, aumentan los niveles de ácido láctico y amoniaco en el organismo. Por eso, consumir alimentos ricos en citrulina ayuda a eliminar toxinas para producir energía limpia y renovada, mejorando como consecuencia la recuperación y el acondicionamiento físico.

Ayuda a personas con problemas cardiovasculares

La citrulina explora la recuperación de numerosas vías metabólicas del cuerpo humano relacionadas con el sistema cardiovascular. La combinación de la citrulina y la arginina proporcionan beneficios para el corazón, el sistema inmunológico, la diabetes, la presión arterial alta o las anginas de pecho. Más definidamente: La citrulina ayuda la segregación de arginina, una sustancia que libera óxido nítrico en el torrente sanguíneo. Esta función es esencial para una correcta vasodilatación (apertura de los vasos sanguíneos), lo que ayuda a la prevención de determinados problemas cardiovasculares y a llevar una vida más saludable.

La Citrulina para aumentar la libido

Las causas que comprometen una disminución en el apetito sexual o de la libido pueden deberse a múltiples factores; falta de sueño, cambios hormonales, estrés, anemia, depresión, etc. Para paliar este problema, muchos/as afectados recurren al poder de la citrulina para recuperar una función sexual saludable. Este compuesto ayuda a la vasodilatación, mejorando el flujo de la sangre y relajando los vasos sanguíneos, lo que evita los problemas de erección.

Dosis recomendadas de Citrulina

Alimentos con citrulina
La L-citrulina se vende en el mercado bajo el nombre de “malato de citrulina”, ya sea en cápsulas de 50, 100 y 120 unidades o como suplemento alimenticio para mezclar con agua o zumo de frutas. Una dosis de 5 gramos diarios es suficiente para promover la producción de energía y cambios en el metabolismo muscular. Sin embargo, en el mercado existen muchos alimentos naturales que sumados a una dieta sana y equilibrada, proporcionan el suplemento de citrulina necesarios para mejorar el organismo. Estos alimentos son:

  • Frutas: Sandías y melones
  • Los vegetales: sobre todo la cebolla y el ajo
  • Legumbres: garbanzos y soja
  • Pescado y carnes: Hígado, salón y carne roja
  • Frutos secos: Almendras, cacahuetes y nueces
  • Dulces: Chocolate amargo

Demedicina.com

Newsletter