Escrito por

Anticoagulantes| ¿Que son?

¿Qué son los anticoagulantes?, ¿cuando se recomiendan los anticoagulantes? En Demedicina.com te contamos más sobre los anticoagulantes.

Anticoagulantes|¿Que son?

Los Anticoagulantes

Son fármacos que impiden la formación de coágulos en sangre.  La coagulación sanguínea la producen las plaquetas que desencadenan una serie de sustancias químicas, producen la trombina. El proceso de coagulación sanguínea protege al cuerpo del sangrado excesivo.  Al formarse un coágulo en una zona donde existe una herida ya sea dentro o fuera del cuerpo.

En algunos casos la coagulación no funciona correctamente y la sangre no forma coágulos como debería. En otros debido a a variación de los factores de coagulación la sangre coagula más fácilmente y se corre el riesgo de la formación de coágulos  en zonas donde no deberían existir. La formación de coágulos puede dar lugar a enfermedades como los accidentes cerebrovasculares o lo ataques cardíacos. Los fármacos anticoagulantes pueden ayudar a prevenir la formación de coágulos.

¿En qué casos se usan los anticoagulantes?

El médico prescribirá estos fármacos si piensa la persona está en riesgo de sufrir coágulos sanguíneos.

Personas que ha sufrido un ataque al corazón. Los ataques cardíacos causados por trombosis o coágulos en las arterias coronarias. Los anticoagulantes pueden ayudar a reducir el daño y el riesgo de futuros coágulos.Anticoagulantes|¿Que son?

Personas que han tenido o tienen riesgo de trombosis venosa profunda o embolia pulmonar. Los anticoagulantes pueden ser necesarios durante varios meses después de una trombosis venosa profunda o una embolia pulmonar.
Personas que llevan una válvula cardíaca artificial. Estas válvulas tienen un alto riesgo de producir coágulos, por eso cualquier persona con una válvula mecánica tomará medicamentos anticoagulantes de por vida.
Personas sometidas a cirugía ortopédica, después de la cirugía la sangre se vuelve más espesa y es más propensa a la formación de coágulos. Además la cirugía deja a la persona  temporalmente menos activa, ha de estar en reposo lo que aumenta el riesgo de trombosis venosa.
Personas que han sufrido un accidente cerebrovascular o ictus. En estos tipos de problemas los anticoagulantes pueden ayudar a reducir el daño.
Personas que han sufrido una angina de pecho, síntoma de un estrechamiento en las arterias coronarias y un mayor riesgo de trombosis coronaria. Los anticoagulantes pueden ayudar que la sangre fluya sin problemas.
Personas que sufren de arritmias cardíacas, contracciones irregulares del corazón pueden llegar a tener coágulos que luego pueden pasar al cerebro y causar un accidente cerebrovascular.
Personas que se someten a procedimientos de cateterismo como la inserción de un stent.

Anticoagulantes más comunes

Anticoagulantes|¿Que son?

La Heparina

–    Se encuentra de forma natural en muchas células del cuerpo, se descubre en 1916 y luego se imita de forma sintética. La heparina actúa sobre la trombina en la sangre y tiene un efecto que dificulta la formación del coágulo. La forma sintética más usada es la heparina de bajo peso molecular. Se puede administrar o por gotero o a través de una inyección.

aspirina3

La Aspirina

A sus propiedades para disminuir el dolor une también las anticoagulantes. La aspirina funciona por su acción sobre las plaquetas, evita que las plaquetas se agrupen e inicien la formación del coágulo, por eso se le denomina agente anti-plaquetas.

Anticoagulantes|¿Que son?

La Warfarina

Un anticoagulante en forma de grageas o pastillas. Actúa al interferir con la vitamina K que es fundamental para la coagulación sanguínea y la fabricación de a protrombina en el cuerpo. La warfarina es el fármaco que se da a las persona que necesitan una anticoagulación significativa a largo plazo. Ofrece mayor protección que la aspirina, sin embargo requiere vigilancia y ajuste constante.

Nuevos anticoagulantes

Han surgido varios fármacos anticoagulantes orales como el dabigatran, y el  riboroxaban. Estos nuevos fármacos tienen la ventaja de proporcionar un nivel estable de anticoagulación en una dosis regular que no requiere vigilancia contante y ajuste como con la warfarina.

También te puede interesar:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos