¿Qué son los anticoagulantes? Para que sirven, para quienes son, los mas conocidos y los efectos secundarios

Todos sabemos que los anticoagulantes son medicamentos que salvan vidas, pero a menudo no estamos bien informados sobre las interacciones con otros medicamentos y formulaciones más seguras. Veamos a continuación toda la información sobre ¿Qué son los anticoagulantes? Para que sirven, para quienes son, los mas conocidos y los efectos secundarios. ¿Qué son los anticoagulantes? […]
Demedicina.com

Todos sabemos que los anticoagulantes son medicamentos que salvan vidas, pero a menudo no estamos bien informados sobre las interacciones con otros medicamentos y formulaciones más seguras. Veamos a continuación toda la información sobre ¿Qué son los anticoagulantes? Para que sirven, para quienes son, los mas conocidos y los efectos secundarios.

Antioagulantes que son

¿Qué son los anticoagulantes?

Casi uno de cada 100 españoles consume anticoagulantes, a veces sin saberlo. Después de cualquier cirugía o también tras sufrir una embolia pulmonar o un infarto, es posible que el médico recete un medicamento anticoagulantes para hacer que la sangre sea más fluida. Pero eso sí, se debe ir con mucho cuidado cuando se toman ya que no son aconsejables en todos los casos.

La función de los anticoagulantes es interferir con la hemostasia, ese complejo de reacciones fisiológicas que sirven para bloquear el sangrado .

Su utilidad se refiere a las condiciones en que estas reacciones se activan de forma patológica, determinando la formación de trombos ( coágulos de sangre coagulada) dentro de los vasos sanguíneos.

Junto con los agentes antiplaquetarios y los fibrinolíticos, los anticoagulantes entran en la categoría de fármacos antitrombóticos.

Cómo trabajan

La hemostasia es un proceso que consta de dos etapas sucesivas: agregación plaquetaria y síntesis de fibrina (que corresponde a la coagulación real).

La fibrina es una proteína formada por hebras entrelazadas para formar una especie de red, que tiene la función de atrapar células sanguíneas (plaquetas, glóbulos rojos y glóbulos blancos) y es el producto final de la llamada «cascada de coagulación».

Esta cascada es una secuencia de reacciones bioquímicas concatenadas en las que los compuestos específicos (los factores de coagulación) normalmente presentes en la sangre en forma inerte se activan uno tras otro.

Los diferentes fármacos anticoagulantes intervienen en diferentes etapas de la cascada de coagulación, evitando su finalización. 

Antioagulantes que son tipos

Para que sirven los anticoagulantes

Los principales usos de los anticoagulantes orales son la prevención del tromboembolismo venoso, la embolia sistémica y cerebral (accidente cerebrovascular) en pacientes con prótesis valvulares cardíacas o con fibrilación auricular, en la prevención secundaria del accidente cerebrovascular.

Los anticoagulantes, por tanto, se prescriben en muchos casos: flebitis , embolia pulmonar , el uso de algunas válvulas de corazón , o después de un infarto de miocardio .

Los trastornos del ritmo cardiaco son una de las principales razones de tratamiento anticoagulante, un tratamiento con el que viven muchos pacientes aunque siempre evaluados por el médico.

Para quienes son los anticoagulantes

Los anticoagulantes orales se usan en pacientes que tienen un alto riesgo de formación de coágulos y su posible «migración» a órganos importantes como el cerebro, el corazón, etc. y posterior «cierre» de un vaso sanguíneo: técnicamente hablando de un alto riesgo tromboembólico.

Por lo tanto, la terapia con estos medicamentos tiene una gran relevancia social y médica e implica un compromiso considerable tanto para el paciente como para los médicos y las instalaciones de salud que los atienden.

Los anticoagulantes mas conocidos

Hay dos tipos de anticoagulantes orales, los inhibidores de la vitamina K (AVK) y los nuevos anticoagulantes orales (NAO).

Los inhibidores de la vitamina K (warfarina y acecumarol o sintrom) ejercen su efecto al reducir la cantidad de vitamina K disponible para la activación de los factores de coagulación II, VII, IX y X.

Los nuevos anticoagulantes orales (NAO), inhibidores directos de la coagulación, actúan directamente sobre la trombina (dabigatrán) y sobre el factor X de la cascada de coagulación (rivaroxabán, apixabán y edoxabán).

Solo entre estos dos tipos de anticoagulantes cambia la forma de actuar o el efecto y la forma de tomarlos.

Hemos dicho que los inhibidores de la vitamina K (AVK) y los nuevos anticoagulantes orales (NAO) actúan de manera diferente en la cascada de coagulación, y esto también diversifica la forma en que se toman y su efecto.

Por ejemplo, la warfarina tiene un efecto potencialmente muy inestable y debe controlarse cuidadosa y continuamente con una muestra de sangre que evalúa el tiempo de protrombina (TP-INR); esto en la mayoría de los pacientes debe mantenerse entre 2 y 3, valores en los que expresa el máximo efecto protector con el menor riesgo de hemorragia.

Los nuevos anticoagulantes orales (NAO) tienen un efecto más estable y pueden tomarse en dosis fijas. No requieren controles periódicos del efecto antitrombótico (del tiempo de protrombina) como la warfarina, pero están contraindicados en caso de insuficiencia renal.

Antioagulantes

Efectos secundarios de los anticoagulantes

Ya hemos mencionado que a la hora de usar anticoagulantes es importante que vayamos con mucha precaución dado que este tipo de medicamentos tienen efectos secundarios graves y significativos. Es esencial que el médico eduque al paciente sobre el uso correcto de este tipo de medicamentos, y señale que existe un aumento real en el riesgo de sangrado.

Veamos uno a uno todos los riesgos o efectos secundarios que pueden tener los anticoagulantes:

Sangrado

El paciente debe prestar especial atención en caso de traumas, laceraciones, heridas y, sobre todo, traumas en la cabeza. La literatura describe un número muy elevado de pacientes que toman anticoagulantes que se presentan en la sala de emergencias con hemorragias cerebrales secundarias a traumatismo craneal.

El paciente también debe ser educado para una ingesta correcta y regular de este tipo de medicamentos; de hecho, no es raro que los pacientes pierdan la cantidad indicada y tomen una cantidad insuficiente, o incluso peor, excesiva del medicamento.

La ingesta excesiva de hecho conduce a un aumento en el INR, con el consiguiente aumento en la fluidez de la sangre y el riesgo de sangrado.

Interacción con la comida

Otro efecto secundario de la terapia anticoagulante es la absorción inadecuada debido a la interacción con otros medicamentos o alimentos. Dado que es necesario que el medicamento interactúe con la vitamina K, se recomienda evitar tomar alimentos con una alta concentración de vitamina K, como albahaca, brócoli, verduras de hoja ancha y achicoria.

Si hasta hace unos años estaba absolutamente contraindicado tomar este tipo de alimentos si tomabas anticoagulantes, hoy los médicos recomiendan tomar una cantidad regular sin excederla.

Interacción con otros medicamentos

En realidad, no hay medicamentos que tengan contraindicaciones importantes si estás en tratamiento anticoagulante, pero existen medicamentos que, debido a los riesgos asociados con ellos, pueden aumentar el riesgo de sangrado.

Este es el caso, por ejemplo, de los AINE ( ibuprofeno en primer lugar): el uso excesivo puede causar gastritis. Si el problema de la gastritis se asocia con la ingesta de decumarólicos, este último puede causar un sangrado de la mucosa gástrica con hemorragia digestiva secundaria .

También varios antibióticos (penicilinas, tetraciclinas, cefalosporinas) pueden interactuar con los anticoagulantes, ya que alteran la flora intestinal e interfieren con la vitamina K.

Finalmente, la carbamazepina (anticonvulsivo conocido) también puede influir significativamente en la absorción de decumarolics causando una disminución en el INR.

También te puede interesar:

También te puede interesar