Escrito por

Consecuencias de la Bulimia: Físicas y psicológicas

La bulimia es sin duda, junto a la anorexia, una de las enfermedades más graves de cuantas podamos padecer. Se suele dar más en mujeres que en hombres, aunque las estadísticas de casos masculinos han crecido en los últimos años. Son enfermedades graves que tienen que ver con un trastorno alimenticio pero no son lo mismo.

sintomas-de-la-bulimia-y-sintomas-de-la-anorexia

¿Qué es la bulimia?

Para saber reconocerla, debemos saber qué es la bulimia. Y es que es fácil confundirla con la anorexia. En este caso, la bulimia supone que el afectado no tiene problemas en comer todo lo que le apetece, incluso por demás para, tiempo más tarde, vomitarlo de forma inducida u obsesionarse con el ejercicio físico para perder peso.

¿Qué es la bulimia? Darse atracones de comida sin medida, sabiendo que esa comida, de una forma u otra, no permanecerá en el interior del organismo durante mucho tiempo. El problema es que obligar a esa comida a salir, puede traer consecuencias muy graves.

Consecuencias de la Bulimia

Las consecuencias de la bulimia pueden venir por varios frentes. Tanto en lo físico, como en lo psicológico, este tipo de prácticas dejan huellas de por vida. En muchos casos, complicadas de curar. Y es que cuando se tienen comportamientos compulsivos, es complicado ser mínimanente coherente. Así las cosas, antes de afrontar las consecuencias de la bulimia, lo aconsejable es ponerle freno a la enfermedad.

Consecuencias Físicas de la Bulimia

Las consecuencias físicas de la bulimia vienen dadas, en su mayor parte, por la falta de nutrientes aportados al cuerpo. Lógicamente, si toda la comida que entra en el organismo, es expulsa, no hay margen para que los nutrientes se distribuyan. Además, al forzarla a salir, también forzamos toda la zona por la que pasa la comida.

Así las cosas, las consecuencias físicas de la bulimia pasan por fragilidad muscular, jaquecas, problemas dentales, caída del pelo, hinchazón de la cara, reflujos, hernias, roturas gástricas, deshidratación, arritmias, infartos, pancreatitis y perforación esofágica. Obviamente, por donde pasa la comida, en forma de vómito, acaba erosionado y quemado de tanto forzar.

Otra de las consecuencias físicas de la bulimia, aunque suene raro, es el aumento del deseo sexual. Un aumento que lleva a muchos afectados por la enfermedad a ser infieles a sus parejas. Una dolencia a medio camino entre lo físico y lo psicológico.

Consecuencias psicológicas de la Bulimia

Las consecuencias psicológicas de la bulimia suelen venir dadas por la baja autoestima de los afectados. Personas que no se ven atractivas, que siempre quieren estar más delgados y que, por lo general, están por debajo de la media en peso. Esta baja autoestima es la que genera las consecuencias psicológicas de la bulimia.

Para empezar, los enfermos de bulimia suelen ser impulsivos y obsesivos. Dos actitudes que se suelen trasladar a todos los ámbitos de la vida, más allá de la comida. Así, una de las consecuencias psicológicas de la bulimia es que tiendan a generar situaciones peligrosas, comenzando discusiones absurdas o con cambios de humor muy marcados y repentinos.

Otra de las consecuencias de la bulimia es la depresión. Para ellos, nunca es suficiente, lo que deriva en una situación depresiva permanente que puede llevar acarreada ansiedad y taquicardias. Otra patología que se suele repetir en las personas bulímicas es el abuso de todo tipo de estupefacientes y alcohol, todo para no comer. La adicción al juego y a los pequeños y medianos hurtos, también es una de las consecuencias psicológicas de la bulimia.

Los Síntomas de la Bulimia ¿Cómo detectar esta enfermedad?

los-sintomas-de-la-bulimia

La bulimia se manifiesta de un modo casi inesperado para quien la padece que se ve cada vez más obsesionado con lo que come aunque eso no le impide darse atracones que luego elimina vomitando.

Al margen de esto, existen otros síntomas que pueden llevarnos a hacer pensar que una persona padece bulimia.

Existen serían los síntomas más claros:

  • Manifestar miedo al aumento de peso
  • Sentirse insatisfecho con su peso, su tamaño, su forma y en general, con todo su cuerpo.
  • Dar excusas para ir al baño tras cada comida
  • Comer solo alimentos dietéticos o bajos en contenido graso (a pesar de los atracones)
  • Tomar  laxantes o medicamentos diuréticos
  • Hacer mucho ejercicio
  • Aislarse socialamente (para evitar festejos con comidas)
  • Sentirse deprimido
  • Sentirse culpable por todo

Los  Síntomas de la Anorexia

los-sintomas-de-la-anorexia

Algunas veces, los casos de anorexian comienzan cuando la persona que la padece intenta perder peso o desea ponerse en forma. Eso se convierte en obsesión llegando a poner en riesgo gravemente, la vida de quien la padece.

Siempre podemos alertarnos ante signos que son evidentes de que existe algún tipo de problema con alguien que esté padeciendo o esté a punto de padecer anorexia.

loadInifniteAdd(44636);

Estos serían los síntomas más claros:

  • Desarrollar obsesión por la comida, y lo que se come
  • Pesar los alimentos
  • Cortar la comida en trozos de manera obsesiva
  • Perde muchísimo peso
  • Pesarse reiteradamente
  • Llenarse de agua cuando visitan a un profesional para pesarse
  • Comer solo determinados alimentos
  • No comer carne, evitar los lácteos
  • Realizar ejercicio en exceso
  • Sentirse gordo/a
  • Aislarse socialmente, (sobre todo para evitar reuniones en las que se sirva comida, con amigos o familia).
  • Sentir depresión
  • Sentir poca energía
  • Sentir frío

Tanto la anorexia como la bulimia pueden venir producidas por un problema de ansiedad con la comida. Aunque lo primero que se debe hacer es acudir al psicólogo, a veces estos problemas vienen producidos por sustancias que le faltan a nuestro cerebro y nos pueden recetar un suplemento vitamínico que nos ayude a que esos niveles se mantengan estables. Por ejemplo, la paroxetina son unas vitaminas utilizadas para la ansiedad y la depresión y que pueden ayudarnos en estos casos.

También te puede interesar: