Escrito por

Alcoholismo y abuso de alcohol

El alcoholismo y el abuso de alcohol son trastornos muy graves y lamentablemente, muy extendidos sobre todo, en el caso de los jóvenes. Veamos a continuación, en qué consiste el alcoholismo, y cómo se trata.

Qué es el Alcoholismo y el abuso de alcohol

El Alcoholismo significa dependencia o adicción al alcohol. Se considera que una persona es alcohólica cuando tienen una dependencia física al alcohol y no puede dejar de tomar, incluso aún a pesar de experimentar las duras consecuencias físicas, metales y sociales que ésta implica.

Alcoholismo

Los alcohólicos no pueden controlar su relación con el alcohol y entre lo que sienten podemos enumerar:

  • una necesidad fuerte y urgente de beber ,
  • pérdida de control , es decir, ya no puede dejar de beber una vez que comienza,
  • dependencia física con síntomas de abstinencia
  • tolerancia , es decir, la necesidad de beber más y más alcohol para sentir el mismo efecto.

Abuso del alcohol

Por otro lado, también se habla de otro término similar que es el “abuso del alcohol”. En este caso, hace referencia a aquellas personas que por su elevado consumo de alcohol han padecido problemas de salud, mentales o sociales, pero sin embargo no han llegado al punto extremo de la adicción física.

El abuso de alcohol se caracteriza por un consumo exagerado que afecta los afectos y / o el nivel profesional y social, sin la apariencia de abstinencia o síntomas de dependencia física.

Cuando una persona sufre de abuso de alcohol, continúa bebiendo incluso cuando sabe perfectamente que el alcohol causa problemas relacionales, de salud, laborales o económicos.

Podemos decir entonces que el abuso del alcohol es una situación intermedia entre el consumo ocasional de alcohol y la dependencia física del etanol; en esta fase, el sujeto -aunque no presenta una dependencia física real- sufre repetidos problemas interpersonales, laborales y sociales derivados del consumo excesivo de bebidas alcohólicas. En estos casos, la dependencia del alcohol es estrictamente psicológica; Así, el sujeto se adhiere a la botella con el fin de sentirse más en forma, eufórico , planteada por los problemas que le aquejan, caer en excesos ocasionales de alcohol o un consumo continuado a pesar de los problemas que conlleva.

Dependencia del alcohol

En la adicción al alcohol o alcoholismo como hemos visto, el paciente ahora ha desarrollado tolerancia al consumo de bebidas alcohólicas y su relación con el alcohol se experimenta como un vínculo casi inseparable, de lo contrario, la aparición de síntomas físicos de abstinencia. La tolerancia, o la reducción del efecto embriagante del alcohol a las dosis habituales, determina la necesidad de aumentar la cantidad de alcohol consumido, alcanzando dosis que causarían alteraciones funcionales graves en el sujeto normal.

Cuando la dependencia física del alcohol toma el control, el sujeto pasa una gran cantidad de tiempo para obtener la sustancia; el equilibrio final es un compromiso serio de la vida social, a las situaciones de peligro para uno mismo y para los demás, junto con los diversos problemas médico-legales que siguen.

Otro problema común que ha surgido en los últimos años es el llamado consumo excesivo de alcohol , que es la ingesta exagerada pero periódica de alcohol (por ejemplo, cada fin de semana), un problema que se da en muchos jóvenes y adolescentes.

Peligros de beber alcohol

Demasiado alcohol es peligroso, siempre:

  • Beber grandes cantidades de alcohol puede aumentar el riesgo de desarrollar tumores diferentes , puede dañar el hígado , el cerebro y otros órganos.
  • Beber durante el embarazo puede dañar gravemente al niño.
  • Incluso el consumo moderado aumenta el riesgo de muerte debido a accidentes de tráfico, lesiones, asesinatos y suicidios.

Cantidades de alcohol que alertan de un problema de alcoholismo

El tipo de alcohol que se consume y la cantidad son un factor determinante. Como referencia se indican algunas cantidades estimadas de lo que se considera un consumo con alto riesgo de terminar padeciendo alcoholismo:

  • 15 o más tragos a la semana para el caso de los hombres.
  • 12 o más tragos a la semana para el caso de las mujeres.
  • 5 o más tragos por ocasión de consumo, al menos una vez por semana, tanto para mujeres como hombres.

La estadística se basa en las siguientes proporciones:

  • Cerveza: un trago equivale a una botella de cerveza de 340 ml,
  • Vino: un trago equivale a un vaso de vino de 140 ml
  • Licor: un trago equivale a 40 ml.

¿Estás bebiendo demasiado?

Es posible que ya estés por encima del límite si:

  • sentir dentro de ti que tienes muchas ganas de beber,
  • otras personas han criticado tu forma de beber,
  • te sientes culpable,
  • necesitas beber en la mañana solo despierto para relajarte,
  • no puedes recordar lo que pasó la noche anterior porque bebiste demasiado,
  • sucede más o menos a menudo que no eres capaz de mantener los compromisos debido a la bebida.

Riesgos por el consumo excesivo de alcohol

El alcohol y el tabaco son la puerta de entrada al consumo de drogas ilegales. Los jóvenes que beben alcohol sin control:

Alcoholismo abuso alcohol
  • Tienen una mayor probabilidad de sufrir accidentes de tránsito cuando manejan. Los accidentes de tránsito provocados por adolescentes bajo los efectos del alcohol son una causa importante de muerte e invalidez permanente.
  • Tienen una mayor probabilidad de ser víctimas o autores de delitos violentos, violaciones, agresiones y robos. El consumo de alcohol es causa de muerte de muchos jóvenes por incendios, suicidios y homicidios.
  • Tienen cuatro veces más probabilidades de convertirse en alcohólicos que los jóvenes que esperan hasta la etapa adulta para consumir alcohol.
  • Las jóvenes embarazadas que toman alcohol pueden tener bebés con graves malformaciones.
  • La mezcla con bebidas energizantes o con cocaína puede ser mortal.
  • El alcohol causa más daños a largo plazo a los cerebros de niños y jóvenes que al cerebro adulto. En los adolescentes que acostumbran emborracharse, el hipocampo cerebral, zona que interviene en el aprendizaje y la memoria, es mucho más pequeño que el de jóvenes que no beben alcohol, alterándose estos procesos.

Los factores sociales que influyen en el consumo de alcohol:

  • A la mayoría de los adolescentes no les gusta el alcohol. Beben para combatir la falta de confianza en sí mismos y el miedo a la gente.
  • Consumen alcohol para construir una identidad social y poder integrarse al grupo de pares consumidores.
  • La publicidad engañosa de las empresas contribuye a esta ficción mostrando imágenes de éxitos deportivos, económicos y sexuales asociados al consumo de determinadas marcas de bebidas alcohólicas.
  • Los padres y los maestros son también los responsables de corregir esta deformación producida por el marketing. La falta de diálogo con los padres o tutores y la insuficiente prevención en los colegios contribuyen significativamente al abuso de alcohol entre los jóvenes.

Síndrome de abstinencia sin alcohol

El síndrome de abstinencia alcohólica se caracteriza por una variedad de síntomas opuestos en comparación con los efectos agudos de la sustancia; estos síntomas de diversa gravedad, pueden afectar de diversas maneras al paciente: rápidos latidos del corazón , sudoración , fiebre , temblores, inquietud , agitación, irritabilidad, falta de concentración, mala memoria, vómitos , diarrea , debilidad, calambres y pesadillas, alucinaciones, paranoia, desorientación espacio-temporal y delirium tremens en los casos más serios.

Alcoholismo sintomas

Según estudios médicos, el síndrome de abstinencia alcohólica incluye dos o más de los siguientes síntomas:

  • Hiperactividad del sistema nervioso autónomo (aceleración del ritmo cardíaco, presión arterial elevada , frecuencia respiratoria acelerada, aumento de la temperatura corporal , sudoración);
  • ansiedad ;
  • insomnio;
  • agitación psicomotora;
  • náuseas y vómitos;
  • temblor;
  • Rara vez: alucinaciones transitorias o ilusiones visuales, táctiles o auditivas;
  • Con poca frecuencia: convulsiones epilépticas

Los síntomas de abstinencia alcohólica pueden ocurrir dentro de las 4 a 8 horas desde el momento en que el bebedor deja de consumir alcohol, con el pico de máxima intensidad el segundo día y sin ninguna mejora hasta el quinto, aunque los síntomas más claros desaparecen después de algunos meses.

El Alcoholismo en las Estadísticas

Alcoholismo sindrome abstinencia
  • El alcohol está presente en más del 50 % de los casos de homicidio.
  • El alcohol está presente en el 40 % de los accidentes de tránsito. 78 % de estos accidentes son jóvenes de 17 – 24 años. Estos accidentes están causados por personas que no son dependientes del alcohol; son bebedores abusivos ocasionales.
  • El abuso de las bebidas alcohólicas es el causante de más del 10 % de los casos que llegan a las guardias hospitalarias (sin contar los casos de violencia doméstica, violencia callejera y accidentes de tránsito provocados por el alcohol).

Si piensas que puedes tener un problema con el alcohol, o conoces a alguien en esta situación, existen muchos sitios donde acudir para obtener ayuda profesional. Os dejamos los enlaces para algunos de ellos:

  • FARE: Teléfono: 915 401 129, e-mail: fare@fare.es
  • Alcoholicos Anonimos. Teléfono: 985 566 345

Artículo de interés:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos